martes, 22 de enero de 2013

¿Se estará repitiendo el boom de los 60 con los escritores Indies?

Recibo mensajes de todo tipo, por Facebook, por Twitter y también a través de mi correo electrónico, con preguntas de diversa índole. Siempre termino remitiéndolos a este blog, en donde tengo muchas entradas acerca de casi todo lo que debería saber un escritor que desea publicar por Amazon.

Para facilitar la búsqueda, he copiado los artículos con sus respectivos enlaces, de manera sea más fácil ubicarlos. Y quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a todos los que con sus constantes promociones en Twitter han permitido que una de mis novelas más emblemática no se haya ido al foso del olvido. Me refiero obviamente a LA BÚSQUEDA. Sigue entre las favoritas del top 100 de España, ahora en segundo lugar en Amazon.com; el primer lugar lo ocupa la biografía de una joven actriz ex-esposa de Alejandro Sanz; en Reino Unido sigue mi novela en el primer lugar y en Alemania hasta hace poco ocupé por tres semanas también el N°1, y ahora que acabo de ver está Lola Mariné con "Nunca fuimos a Katmandú", lo cual me alegra muchísimo.

Conversando el domingo pasado en una reunión de escritores aquí en Caracas, Lidia Salas, crítico literaria y un grupo bastante representativo de la vida intelectual caraqueña, hacían una reflexión acerca del boom latinoamericano, aquel de los años 60, en el que Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes y Julio Cortázar introdujeron la nueva narrativa latinoamericana, siguiendo los pasos de precursores como Onetti, Jorge Luis Borges, Juan Rulfo o Alejo Carpentier entre otros, refiriéndose a ese grupo de los sesenta como compacto, unido, es decir, que se leían y se aconsejaban entre ellos, y siendo unidad es como lograron adquirir la fama y la posteridad.

No pude menos que compararlo con lo que estamos haciendo nosotros actualmente como escritores independientes o "indies", y se los dije. Por supuesto de una manera globalizada, pues somos escritores de todo el mundo. Comenté nuestra forma de ayudarnos y tendernos la mano, utilizando herramientas que nos proporciona Internet que para aquella época no existía y todo se hacía basándose en las recomendaciones, y la buena disposición de las incipientes agencias literarias de la época, una de ellas la de Carmen Balcells, conocida como "Mamá Grande".  Tiempos románticos en los que el valor literario era tomado en cuenta.

Por supuesto, en todo grupo existen sectarismos, no todos están dispuestos a colaborar, sea porque se consideran superiores, inferiores, alejados o por razones de pudor. Vaya usted a saber. Pero está visto que quienes más éxito en cuestión de ventas tienen son los que más promocionan. Hay algunos que se limitan a dejarse ayudar. Otros retuitean únicamente los Twitts que tienen que ver con sus obras. Y los hay quienes lo hacen a todas horas sin importarles que aquí o allá estén durmiendo a pierna suelta. Todo eso se observa en las promociones y estoy segura de que cada uno sabe quiénes colaboran y quiénes no lo hacen. Igualmente si alguno tiene una noticia que podría ser de interés para los demás y se la guarda para sí.  Los que lean este post sabrán a quiénes me refiero, no hace falta que diga nombres. Solo deseo que sepan que es público y notorio y que solos no llegarán muy lejos. Tal vez algún día nosotros formemos parte del fenómeno de los años 12, (refiriéndose a este siglo que empieza) y seamos nombrados como los pioneros de una época, así como admiramos el boom de los 60 del siglo pasado.

Aquí dejo la lista para los que deseen saber algo más acerca del mundillo literario digital, así me evito tener que volver a explicar lo explicado:

Lo que los escritores esperan de las agencias y editoriales
Hoy hablaré de CreateSpace ¿Quieres tener tus libros en papel en Amazon?
¿Usamos Twitter con eficiencia?
¿Por qué Amazon se comporta diferente en España?
¿Quién le hace la publicidad a Amazon?
¿Se acabó la luna de miel Amazon-Indies?
Un fuerte competidor de Amazon: Kobo
Lo que Amazon trajo a mi vida
¿Por qué los autores de habla hispana de América somos invisibles en los medios españoles?
Algunos tips para publicar en amazon
¿Qué sucede cuando los libros desaparecen del top 100?
¿Es conveniente tener varios libros a la venta en Amazon?
Posición de los libros en los rankings... y siguen los serruchos
La importancia de las redes sociales para los escritores
¿Qué es un buen libro?
¿Cómo vender un libro de manera eficiente?
¿De qué depende el éxito de un libro?
Agentes literarios vs Autores independientes
¿Por qué son importantes los rankings?
Cómo publicar con relativo éxito
Reflexiones acerca del fenómeno digital y del temor a competir

¡Hasta la próxima, amigos!
B. Miosi

62 comentarios:

  1. Excelente y agudo, Blanca.

    Rafael

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría ver que comience un crescendo creativo con tantos elementos en común pero diferenciados por el estilo, que pueda llamarse Movimiento, Generación o Boom. Por ahora, lo único en común es el medio de publicación: Internet (léase Amazon, Smashwords, Kobo, etc.)

    Sin embargo, la realidad es otra y es triste ver cómo algunos de los que más (y muchos de los que menos) venden lo hacen por que pepenan lectores mediante las redes sociales y la inercia de esas ventas hace el resto. Es verdad que queremos ser leídos, claro, pero de eso a casi rogar una lectura, una compra, un vistazo a nuestras obras, es otra cosa. Casi escucho voces de mercado que en vez de ofrecer pepinos y naranjas, ofrecen novelas en Amazon: "¡llévelo, joven! ¡mire, pruébele, le va a gustar!"

    Los time lines están llenos de la misma propaganda por todos lados a diferentes horas. Está bien, es hasta cierto punto comprensible, pero casi no hay quien escriba también en twitter. No hay ideas ni reflexiones originales flotando en los TL de los autores. Sólo un grito ensordecedor que suplica en imperativo: "compra mi obra... ah, y la de mi amigo también".

    El talento es otro punto flaco. Sobran escritores que escriben bien. ¡Hay tantos como diseñadores que diseñan bien! pero ¿cuántos tienen el talento necesario para crear la curva literaria que soñamos? ¿Cuántos comparables con Márquez, Cortázar, Fuentes y Vargas? Por que si se habla de Boom hay que hablar de genios literarios y no sólo de buenos escritores con buenas intenciones.

    No basta con soñar o querer, también hay que tener los ingredientes necesarios para lograrlo. Y hasta ahora el panorama es desalentador al respecto... aunque en cuestión de ventas e innovación del medio de publicación sea otro el gallo que nos canta.

    Un fuerte abrazo desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel Reyes, tienes razón, no conozco tu nombre, ni como escritor ni como participante en redes sociales, es probable que utilices seudónimos, nicks o dejes tus opiniones bajo algún nombre supuesto, tampoco aparece tu fotografía en el mensaje, aún a pesar de todo esto deduzco que eres un escritor, porque dices: "Es verdad que queremos ser leídos, claro, pero de eso a casi rogar una lectura, una compra, un vistazo a nuestras obras, es otra cosa".

      Si echamos una mirada al pasado y hasta un no muy lejano pasado, ¿No es lo mismo ver a un escritor con un manuscrito bajo el brazo recorriendo editoriales, agentes literarios, pidiendo, rogando, esperando, ser leídos? La diferencia es que ahora lo hacemos por un medio mucho más eficaz y directo. Tratamos directamente con los probables compradores.

      Y te lo digo yo que he publicado y sigo haciéndolo a través de editoriales de relativa importancia, lo cual es fácil de comprobar. Hago publicidad de las novelas que publico de manera independiente y también de las que me publican las editoriales, porque si no lo hago yo ¿quién la hará? Ah... también me hacen publicidad los miles de lectores que tengo a lo largo y ancho del mundo, que agregan palabras grandilocuentes de mis obras y en las que nada tengo que ver.

      Creo que "pepenan" es un término bastante desagradable, pues nosotros no recogemos de la basura nuestras obras. Al menos yo corrijo las mías durante años, y espero que algunos otros también hagan lo propio.

      Es cierto que el time line está lleno de propaganda, pero si te pones a ver, también está lleno de toda clase de basura. Tonterías que no interesan a nadie o citas de autores que ponen personas que no tienen cerebro para pensar las propias. Yo de vez en cuando publico contenidos políticos, y ya te quisiera ver a ti hacerlos en un país donde por "quítame esta paja" pueden venir a tu casa y meterte en la cárcel como político preso y no como preso político.

      Cuando hablo de un boom al estilo de aquel de los años 60-70 me estoy refiriendo más que a la genialidad de los autores, pobres de nosotros, sin el menor talento comparativo a los que nos precedieron; según tú, al espíritu de colaboración y de unión que se tuvo en esa época. Y no te hablo por hablar. Lidia Salas es de aquella generación, amiga de los García Márquez y que sabe muy bien cómo se cocían las habas también en aquella época. Y si se trata de edades, puedo decir que también lo soy.

      Somos escritores con buenas intenciones y muchas esperanzas, las que la mayoría de las editoriales han negado. (No a mí, aclaro, que hasta ahora tengo libros publicados y muy buenas ofertas), pero no me doy el lujo por ese motivo de criticar y decir alegremente que entre los escritores de hoy no existe genialidad.

      Otro abrazo desde Venezuela.

      Eliminar
    2. Blanca, no conoces mi nombre por que no existo en las redes sociales. De hecho, son los primeros comentarios que dejo en este círculo de escritores.

      Estoy de acuerdo en que hay que buscar lectores ["está bien, es hasta cierto punto comprensible"] pero en lo que no estoy de acuerdo es en la forma en la que he visto cómo algunos -ok, muchos- lo hacen. Cada quien sus métodos, perfecto, pero mi opinión como lector es que resulta -como escribí en el primer comentario- triste. Así nada más.

      No dije que los autores pepenen sus obras, lo que pepenan son lectores. Lo dije con la imagen mental de escritores hurgando entre un mar de posibles lectores, con la desesperación de encontrar algo, alguien, que advierta que sus obras existen.

      Dices "Es cierto que el time line está lleno de propaganda, pero si te pones a ver, también está lleno de toda clase de basura. Tonterías que no interesan a nadie o citas de autores que ponen personas que no tienen cerebro para pensar las propias" ¡Y es exactamente a lo que me refiero! Creo que sería mejor tuitear líneas originales, personales, reflexiones que atraigan a los lectores, que den una idea del estilo del autor.

      Está muy bien que publiques contenidos políticos con el riesgo que ello implica en tu país, admiro tu valor, pero mis comentarios no están centrados en ti o lo que haces, ojo, son en general, son sobre lo que he visto a muchos autores hacer y fui bastante claro al respecto. No lo tomes personal, no va por ahí, te lo aseguro.

      No dudo que el espíritu de colaboración sea comparable al de aquellos sesenteros, reconozco la importancia de eso y lo aplaudo, el detalle está en que mi comentario comenzó con un deseo personal, un "me gustaría", que nació a partir de la línea final de tu post:

      "Tal vez algún día nosotros formemos parte del fenómeno de los años 12, (refiriéndose a este siglo que empieza) y seamos nombrados como los pioneros de una época, así como admiramos el boom de los 60 del siglo pasado."

      Y, una vez más, mi opinión personal, que por supuesto puede estar equivocada, es que para que eso suceda se necesita algo más que el tema que he visto muy común entre muchos autores: los números de ventas, los números de descargas, el número de países donde son leídos, los números en la tabla de posiciones y no puede faltar lo obvio: el número de lectores que ello acarrea. Números, números, números. Y son buenos escritores. Lo dije y lo sostengo.

      La genialidad es algo que como lector echo de menos. Creo que esa también es una opinión válida pues no agredo ni falto al respeto. Decir que no hay genialidad entre los autores indie sólo puede herir a egos demasiado inflados y asumo que aquí, entre los que leen este comentario, nadie padece de ese mal. Y no lo critico ni lo digo alegremente, al contrario, me parece triste y un poco preocupante pero estoy consciente de que es demasiado pronto para tirar la toalla. Uno nunca sabe cómo puede evolucionar cada autor.

      Entonces, termino como empecé: me gustaría que existiera un boom, claro que sí, pero el otro boom, no sólo el de ver quién tiene más clientes sino el creativo, el de la propuesta estética, el de la vuelta de tuerca en la narrativa, el que creo que sería recordado como parte de esta generación de escritores. Y en verdad, de corazón lo digo, espero que suceda.


      Eliminar
    3. Comprendo tu punto de vista y tu gran preocupación por lo que pudiera suceder a los escritores de esta generación de la era de Internet a quienes solo les interesa los números, llámense estos dólares, rankings, listas, posiciones, lectores, comentarios, etc. Pero si nombré a Lidia Salas es porque ella es amiga personal de Gabriel García Márquez, y lo conoce tanto a él como a su hermano desde sus comienzos.
      Por ello sé que cuando una editorial aceptó publicar a GGM, lo primero que hizo fue una brutal promoción a todo nivel, y como entonces no existía Internet, podrás imaginarte que acudió a panfletos, avisos, cartelones, diarios, entrevistas, revistas y lo que se utilizaba como herramienta en aquellos tiempos. De manera que todo genio tiene comienzo. Supongo que apabullar de publicidad por radio y prensa en esa época equivaldría a lo que ahora nosotros hacemos en forma modesta en Twitter o Facebook. El resultado fue que una novela que muchas editoriales habían rechazado por considerarla en algunos casos sin pies ni cabeza, se convirtió en el boom latinoamericano.

      ¿Es Gabriel García Márquez un genio? no lo sé. Pero sí sé que él no fue el creador del famoso realismo mágico que lo hizo tan famoso. El realismo mágico tiene sus inicios en tiempos tan lejanos como 1532, con François Rabelais, un escritor francés, ex-monje franciscano que escribió Pantagruel. Trata de la vida de un gigante dotado de una fuerza increíble y de un apetito voraz. Tres años más tarde escribió La vida inestimable del gran Gargantúa; la historia del padre de Pantagruel, ambos libros publicados bajo el seudónimo de Alconfibras Nasier, y tuvieron gran éxito pero fueron condenados por La Sorbona por heréticos y obscenos. Los académicos no estaban tan preparados para el realismo mágico como los lectores. Lo contrario de lo que sucede ahora, cuando son los académicos los que indican cuáles libros son valiosos y cuáles no. Pero siempre son los lectores los que marcan la diferencia.

      Lo que no ha cambiado es el marketing, y nos guste o no, para los los escritores menos favorecidos existe Internet. ¿Serán algún día considerados genios? no lo sé. Pero si yo puedo ayudarlos promocionándolos, lo seguiré haciendo.

      Dudo mucho que podamos exponer ideas profundas en Twitter en menos de 140 palabras. Para eso están nuestros libros y las marcas que hacen de de algunas frases que para algunos de nuestros lectores son interesantes y se publican en amazon. Y para hacerlas conocer tengo que invariablemente acudir a Internet. Es es la única vuelta de tuerca que podemos hacer los escritores. Esa y el contenido que publicamos en nuestros respectivos blogs.

      Eliminar
  3. Sería bueno que nos compararan con esos grandes, Blanca. Hay escritores con mucho talento entre los "indies". Una de ellas eres tú, sin lugar a dudas, pero yo salto de alegría en alegría mientras voy descubriendo a otros, y sobre todo a "otras", si se me permite decirlo. En cuanto a la promoción y Twitter, tú lo has dicho: todo es público y todos sabemos de qué pie calzamos cada uno. ¡Un abrazo desde Bali!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Carmen,
      Tu comentario había salido porque por motivos incomprensibles fue a dar a la bandeja de spam, si no me lo dices por Twitter no me entero. Claro que sería bueno que algún día seamos referentes al igual que ahora lo son aquellos que iniciaron el movimiento de los años 60-70, a mí también me parece que entre los indies actuales hay muy pero muy buenos escritores que aún no han sido descubierto. Ojala tengan su lugar algún día. Te deseo buena estancia en Bali!

      Eliminar
  4. Que lástima me da de verdad el seguir asistiendo sistemáticamente al típico "pica-piedra" (Llamémosle por su nombre); envidiosos. Que de lo único que se preocupan, en vez de mejorar, no ya como escritores, que también, sino, como personas. Se dedican una y otra vez a apedrear la carrera de los que además de buenas personas, son mejores autores que él. Es curioso que con toda la porquería que hay en el mundo, lease -corrupción- estos "señores de lo único que se preocupan es de denostar a sus propios compañeros, ya sea por ser mejores o haber triunfado en lo que ellos no podrán ser nunca; buenas personas.
    no digo más, en definitiva, Blanca, no debíamos ni hacerles ni puñetero caso (es lo que buscan, publicidad, eso sí, siempre con seudónimos para que no se les reconozca lo cobardes que son).

    ResponderEliminar
  5. A veces hemos comentado la conveniencia o no de esa promoción constante que hacemos en Twiter, yo misma siento un cierto pudor por hacerme pesada, pero lo cierto es que, como bien dices, quien más vende es quien más se promociona.

    En Alemania nos vamos turnando, Blanca, y ahora se ha apuntado Fernando Gamboa con su Cripta, jeje.

    Bueno, yo me voy esta noche, que sea lo que los lectores (y mis compañeros) quieran.

    BEsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya está comprobado a todo nivel, Lola, el que más promoción tiene, obviamente vende. Te deseo un maravilloso viaje a Katmandú, Lola, toma muchas fotos!

      Eliminar
  6. De verdad que por mucho que lo intento, no llego a comprender a este tipo de personas, será que no estoy a su altura intelectual o vivo en la indigencia de la misma. Pero es que estas personas no piensan en nadie más que en ellos y si para conseguir algo tienen que pisotear y menospreciar el trabajo de sus iguales, pues lo hacen y se quedan tan tranquilos. Y luego están los que piensan que ellos son auto suficientes, los que opinan que vendemos nuestros libros como si estuviéramos en la pescadería, los que nunca ponen un enlace de sus novelas y se molestan que les hagas tú un twit haciendo promoción de las suyas ( a mí me ha pasado). A todos esos y esas decirles que no saben lo que se están perdiendo, que además de apoyarnos entre nosotros, estamos aprendiendo cosas nuevas porque cada uno aporta lo que sabe, puede o quiere, y que estamos conociendo personas con valores positivos y gente estupenda. Y por último les diría que la unión hace la fuerza y que puede que sean auto suficientes (o eso creen) pero se están dejando un montón de cosas por el camino como el compañerismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Alguien se ha enfadado contigo porque publicitaste alguna de sus novelas? es alucinante, Puri. Pero de todo hay.
      También hay genios que no necesitan publicitarse porque consideran que lo que escriben no es para la mayoría. Y bueno, yo respeto todos los credos. Estoy de acuerdo en que la unión hace la fuerza y que el compañerismo no daña a nadie.

      Eliminar
  7. Participo poco estos días porque, entre otras cosas estoy yendo al dentista y no me queda humor entre miedo y miedo. Sin embargo, hay cosas que claman al cielo y el comentario de Manuel Reyes es una de ellas. Además de mala fe,mala idea, para que se entienda bien, refleja resentimiento. Pues mire usted, señor Reyes, si tanto le escuece que usemos twitter, facebook y cuantas redes sociales nos ofrezca Internet, con solicitar la baja lo tiene usted solucionado. Pero ya ve, a nosotros, los Indies, no nos molesta, nos gusta que algún compañero nos cite, nos gusta cuando alguien recomienda nuestra obra, y, para su buen saber, nos gusta también como escriben muchos de ellos. Así que... Tiene varias opciones y todas quieren decir lo mismo: hacer mutis por el foro, marcharse, tomar las de Villadiego, esfumarse y alguna que otra y si no... ¿Qué hace usted en el blog de Blanca Miosi? ¿Es puro morbo?
    Muy buenas tardes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Error: no me escuece que usen twitter ni facebook ni otra red social, me parece triste la forma en la que muchos lo hacen. "Triste" lo dije desde el principio. Creo que el significado es el mismo en todos los países de habla hispana.

      Y a mí también me gusta cómo escriben muchos de los indies, desde el principio reconocí que hay buenos escritores. Entonces, sigo sin comprender el punto de estar a la defensiva.

      Buenas tardes.

      Eliminar
    2. Creo que fue porque dijiste en tu primera intervención: "pepenan lectores" lo cual tiene un significado altamente peyorativo, Manuel. No me ofende si me dicen que mis libros no gustan. Es probable que sea la menos genial de todos los escritores que existen y eso me preocupa, claro, pero no me ofende. Ojala pudiera aprender a ser como los grandes, pero la genialidad no se aprende, se nace con ella.

      Eliminar
    3. Lamento que dos palabras, aunque ya expliqué todo su contexto, tengan la contundencia que están teniendo. Con ello no intento ofender sino dejar claro que es evidente la desesperación en muchos, no en todos, y cada quién sabe si sí o si no.

      Pensé, error de mi parte, que estando entre escritores se entendería el uso del recurso.

      Pido una disculpa a quien haya ofendido y puedo asegurarles que en mis próximas intervenciones me abstendré de utilizar imágenes parecidas.

      Un abrazo a todos desde México.

      Eliminar
  8. ¿Sabes Blanca? Planteas un tema muy interesante, el hecho de que en todas las generaciones literarias consideradas como tales en los libros de texto, hay un denominador común: relaciones de amistad entre sus miembros. Cuando todo esto comenzó, ¿cuántos éramos y cuántos nos conocíamos?

    Ahora, tiempo después, algunos hemos compartido charlas, cenas e incluso fines de semana en los que los libros se convirtieron en el centro de nuestras conversaciones, donde planteamos ideas nuevas, en los que incluso se nos fue el tiempo señalándonos, los unos a los otros, una coma traviesa que se había movido por su cuenta en la novela de otro. Y eso sin contar con el contacto diario en las redes.

    No trataremos géneros similares, no tendremos edades parecidas, pero empezamos a ser un grupo. Como tal, empezó siendo amplio y va acotándose, por afinidades personales, o por lo que sea. Y, si os habéis dado cuenta, tenemos algo mucho más poderoso en común: hablamos la misma lengua.

    No quiero entrar en discusiones, en si molestamos con el marketing o no. Yo tengo televisión y siempre me han resultado molestos los anuncios de lejía, pero no voy a escribir al departamento de publicidad de las cadenas para expresar mi opinión. Habrá a quien no le molesten. Como hay (y si no leéis lo que me pusieron en mi muro la semana pasada) a quienes no solo no les importa que spamee al personal, sino que se alegran cada vez que les cuento algo nuevo. Mío o vuestro. En mi muro, por supuesto.

    No quiero entrar en discusiones porque el tema que planteabas en la entrada me parece infinitamente más interesante. Me gustaría mirar por un agujerito del tiempo y saber qué se contaban García Márquez y Julio Cortazar, por ejemplo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Mayte, a mí el símil de Lidia Salas me pareció genial, por eso escribí la entrada, somos muchos, somos indies y vamos juntos, de edades, clases sociales, países y costumbres diferentes, y sin embargo nos une el amor a las letras. ¿Unos venden más que otros? Sí, es verdad, por eso tenemos el ánimo de ayuda, porque si te pones a ver, no tengo ninguna necesidad de tuitear o retuitear nadie para que lo hagan conmigo, lo hago porque me gusta y es un reto a la creatividad lograr que alcance en menos de 140 palabras el contenido de una novela.

      Espero que algún día podamos relatar a nuestros nietos a qué nos dedicábamos después del trabajo.

      Y también espero que alguno de nosotros perviva y se le reconozcan sus méritos.

      Un beso, Mayte.

      Eliminar
  9. Me sigue pareciendo una buena buena y linda propuesta.
    Por otro lado, no veo que Manuel Reyes haya insultado a nadie. Vamos, yo no me siento ofendido, la verdad; puede decir lo que convenga mostrando educación. A él le parece triste, vale; a nosotros nos parece nuestra más valiosa herramienta.
    A mí no me gustan las lentejas, pero no me molestam que las coman otros.

    El Presidente USA Obama dijo hace un par de días a su pueblo, en la toma de posesión: "Los tiempos están cambiando, nosotros también tendremos que cambiar".
    Seguramente no podremos aspirar a una Generación tal como se hacían o se entendían antes. Ahora es otra época, el concepto de Generación adquiere nuevo campo semántico; como apuntan arriba, no vivimos en los mismos sitios, somos de edades diferentes, cada cual escribe como sabe, puede o le parece.
    Y, por mi parte, hasta los Manuel Reyes tienen cabida.

    Suerte a todos

    Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rafael, los tiempos están cambiando y debemos cambiar con él. La generación de escritores unidos que hemos logrado será recordada, estamos sentando precedentes, tanto en la escritura como en la manera de vender y comercializar nuestras obras. Y sobre todo en el dar la mano a quienes empiezan utilizando las redes sociales, que para eso están.

      Gracias por tus buenos deseos,
      Blanca

      Eliminar
  10. Estoy contigo Blanca, desde el punto de vista de lectora y ahora consideró que es un buen momento para decir que a mi no me entusiasma Gracia Marquéz , aunque muchos se lleven las manos a la cabeza: He leído mucho, El Quijote, lo leí con 14 años, y ya sabes los que tengo y no he parado.Tienes razón en tu exposición, siempre he dicho que habéis sido una gran sorpresa para mi.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Y se me olvidaba deciros a todos, que ese de no estar a la misma altura es una tontería; hoy día se escriben en papel infinidad de libros con un contenido muy escaso; yo compro mucho libro clásico y sobre todo siglo diecinueve y hasta 1970 mas o menos, después para mi, hay que saber encontrarlos, porque siempre hay buenas sorpresas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi todos los que nos dedicamos a la escritura hemos sido en primer lugar lectores, Mercedes. Creo que llegado un momento decidimos "probar" a ver qué tal. Y en algunos casos, como en el mío, ese "probar" se queda como algo permanente. A mí me ha dado muchas satisfacciones la escritura, aunque no es tan fácil como al principio pensaba. Tampoco admiro a todos los que otros llaman grandes escritores, por fortuna tengo criterios propios.
      Mencioné a García Márquez como un ejemplo de la época del boom latinoamericano, pero estoy segura de que sin el apoyo y la enorme promoción que le hicieron en su tiempo tal vez no habría llegado muy lejos. Como todo en la vida, la suerte cuenta mucho.

      Eliminar
  12. Quiero dejar esta frase en tu blog estimada Blanca. Sucede que toda época de cambio trae consigo, quienes quieren dejarse llevar y hasta proponen innovaciones y quienes aún son ajenos a ese cambio. Alan Lafley CEO de la famosa compañía Procter & Gamble lo dijo así y es desde ya la frase que menciono al principio de mi reciente libro de negociación con editoriales:

    «Hay que enfrentar la realidad del cambio y adoptarla; o por lo menos, aceptarla.
    La historia demuestra que resistirse al cambio es, casi siempre, una estrategia perdedora»
    Alan Lafley – CEO de Procter & Gamble (P&G)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenidos los cambios, Dante, ya me ves yo una mujer madura por no decir otra cosa, adaptándome continuamente a los cambios.

      Es absurdo pensar que enclaustrada en una torre alguien me vaya a leer, porque, ¿para quién escribimos? para ser leídos por otros, al menos es mi aspiración. Y de la única manera que puedo lograrlo es publicitando lo que escribo y de paso ayudando a otros a cumplir sus sueños.

      Alan Lafley tiene razón, al menos si no la adoptamos, debemos aceptar los cambios.

      Eliminar
  13. Con todo el cariño del mundo, que es mucho, no creo que esta comparación se pueda hacer. Si salvamos el que nos ayudemos en la promoción unos a otros (ya tengo más dudas si en la compra también...) de acuerdo, ahí andamos entre la supervivencia y la buena fe, pero más allá de este aspecto no veo ni siquiera posibilidad de parecido.
    Esta gente que nombras cambió el mundo literario, no sólo en español, sino que cambiaron la forma de escribir, de publicar, de vender, de leer, uf, son palabras mayores.
    Yo por lo menos me veo a siglos luz del peor de todos ellos.
    Un beso grande !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jordi, nos hemos acostumbrado a ver a algunos escritores como lo máximo e inalcanzables. Yo he leído a Vargas Llosa y no me ha impresionado más que algunos otros buenos libros que he leído. Es más, diría que habla mejor de lo que escribe. No todos los libros de García Márquez son excelentes. A mí me gustó un poco más "El amor en los tiempos del cólera" que su legendaria "Cien años de soledad" que la primera vez que la leí me dejó un gusto agridulce. Después de unos años la volví a leer y fue mejor.
      Con esto no quiero decir que menosprecie a esa generación. Fue una de un grupo de escritores que crearon una tendencia, y de eso es de lo que hablo, nosotros estamos creando una tendencia. Algunos seremos pésimos tal vez, otros geniales, pero estamos sembrando una generación que será recordada.
      Otro beso para ti, Jordi

      Eliminar
  14. Hola Blanca, yo sí creo que estáis creando tendencia, como el primer grupo de autores hispanoamericanos globalizados digitalmente. Formáis la primera generación que explota una serie de herramientas que han concurrido en el tiempo, todas ellas casi a la vez: redes sociales, internet, correo electrónico, blogs. Luego vendrán más generaciones, pero ahí estaís, en el primer puesto (y de ahí una responsabilidad, quizás: servir de referencia para los próximos).

    Si hablamos de solidaridad literaria, creo que en general existe, no sólo en el ámbito digital. Escribir es un acto solitario y con compañía afín se avanza mejor. Algún garbanzo negro hay en el puchero, no lo niego; pero como en todos los oficios, supongo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que estemos de acuerdo, Blas, si algo tengo claro es que no hubo antes del boom aquel, más cantidad de escritores solidarios, y esta vez reunidos de manera invisible (y algunas veces visible) tirando todos de un mismo carro, como lo es la autoedición, que ha dejado de ser simplemente una edición de vanidad para convertirse en una fuerte competidora editorial. La prueba está en las listas y los rankings. Y también en la atención que están prestando las editoriales a los que destacan en ellas.

      Es una responsabilidad, como dices, seremos referencia para los que vienen.

      Un abrazo, Blas!

      Eliminar
  15. Es curioso, Blanca, pero me parece tan acertada tu entrada como el punto de vista de Manuel Reyes. Su primer comentario y las siguientes réplicas me parecen tan reflexivas, interesantes y objetivas como las tuyas, y no entiendo que nadie pueda sentirse ofendido por eso. Al menos yo no lo siento, porque creo que lo único que nos distingue como generación, o como posible generación, es que nos ayudamos unos a otros, o comentamos nuestros libros en encuentros cada vez más gratificantes, como dice Mayte, pero nada más.No creo,sinceramente, que estemosmarcando tendencia, entre otras razones porque utilizamos las redes sociales, sí, pero de una forma tan rupestre, tan lenta y tan arcaica si la comparamos con las conversaciones quemantienen chavales de 18 años, por ejemplo, que por mucho que queramos no vamos a descollar por ese lado, nos guste o no.

    Convéncete, Blanca. Si estás ahí es por tu forma de escribir, por LA TUYA, y no por la que te sugiera esa hipotética generación. Por eso destacaron Vargas Llosa, Cortázar, Borges, por su forma de escribir, no nos engañemos, y Reyes tiene mucha razón al decir que hay muchos escritores que son capaces de vender a su madre por conseguir lectores en amazon. Joder, Blanca, tú y yo conocemos unos cuantos y unas cuantas, y hemos hablado muchas veces en privado de ellos. Autores a los que les reímos las gracias en público y a los que vamos dejando de lado por la mala calidad de lo que escriben. Sí, es posible que haya un boom de unos cuantos privilegiados, que se puedan contar con los dedos de unamano, pero te digo una cosa: probablemente no sean los que más se vendan gracias a estrategias en amazon o en TW, sino los que consigan escribir una obra que perdure en el tiempo, porque esto de escribirno esmás que una carrera de fondo, y el que no lo vea así, y sobre todo, el que no tenga la humildad de aprender a cada paso, de compañeros, amigos o lo que sea,está perdido, por mucho TW y FB que utilice.

    Sinceramente, intentar comparar a cualquiera de los que conozco, o los que conocemos tú y yo, incluyéndome a ti o a mí los primeros, con Borges o Cortázar... Uf, cuando menos me parece de un pretencioso que me apabulla el sentido, qué quieres que te diga. No sé si con el tiempo se llegará a eso, pero después de leer los dos cuentos de Borges que precisamente he leido hoy... No nosengañemos, falta mucho camino por recorrer, y compararnos con algo o alguien no me parece ni positivo, ni objetivo ni real. Que cada uno viva en su mundo de yuppie que quiera, por supuesto, y si se quiere considerar el fénix de los ingenios, allá él, o ella, que de todo tiene que haber en los campos del señor, pero engañarse a uno mismo es la mayor gilipollez que puede cometer un ser humano.

    Felicidades por la entrada. Es genial que dé quepensar y provoque intervenciones tan interesantes, ya procedan desde la pasión o desde la reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, Félix. No existe tal generación, no hay tendencias, no estamos creando nada. Parece que no me explico bien cuando no me refiero a la calidad de los autores si no a la tendencia de la manera como nos hemos organizado sin habérnoslo propuesto. Para mí es hermoso que haya surgido todo de manera casi providencial. Nadie exige a los demás que hagan retuits, excepto algunos cuantos que no saben los protocolos de las redes sociales, pues pedir un RT es muy mal visto en Twitter. Eso sí es "mendigar" y nosotros no lo hacemos. Nos publicitamos unos a otros de manera voluntaria, tampoco es obligatorio.

      ¿Algunos no tenemos la capacidad intelectual o literaria para pasar a la historia? Lo más seguro es que ninguno de nosotros pasemos a la historia como grandes autores, pero lo que sí está claro es que seremos los referentes como los primeros de una generación o tendencia de escritores que optaron por publicar en formato digital, libres de editoriales y haciéndolo todo por nosotros mismos.

      Mira que hemos cambiado la tendencia, que ahora no es una vergüenza o una ignominia ser autopublicado. Hasta hay un nuevo nombre: Indies, de independientes.

      Nadie aquí y mucho menos yo me estoy comparando con los genios de la literatura del boom de los 60-70, que si te pones a ver, bueno, no tú, porque les rindes pleitesía, pero si me pongo a leer toda la obra de Vargas Llosa encuentro que lo único bueno que escribió es una novela cuando ya era un escritor maduro, "La fiesta del chivo", bastante política, que es lo que más le gusta, pero "La ciudad y los perros" que lo hizo famoso la tengo desde hace 30 años en mi biblioteca y no he sido capaz de terminarla. Algo similar podría decir de los otros.

      No sé si mis novelas perduren en el tiempo, lo que sé es que gracias a la tecnología que personas como yo logramos utilizar, (no me refiero a los juegos y alta tecnología de los chavos, que son unos cráneos, yo utilizo Internet básicamente para trabajar, porque esto para mí es un trabajo como cualquier otro), escribo, publicito, vendo, cobro; bueno, decía que gracias a ella puedo vender mis novelas, los lectores las pueden leer, y es lo que me da el envión para seguir escribiendo. Y sabes bien que no soy de las que soñaron desde que eran niñas con ser escritoras, empecé de vieja, así que lo mío es probable que esté en pañales en comparación con los que verdaderamente saben escribir porque lo hicieron desde toda la vida.

      Eliminar
    2. Estimado Félix, voy a tener que recomendarle algunos libros que pasarán a la historia en mi opinión y que posiblemente no conoce, ya que se expresa de esa manera: "La búsqueda", "En un rincón del alma", "La interpretadora de sueños", "La rastreadora", "Pretérito imperfecto", "Sucede a diario", "El hombre de Grafeneck", "La herencia de Jerusalen".
      Lamento que esté tan asqueado de la vida como para utilizar expresiones como "vender a una madre".

      Eliminar
    3. También le recomiendo "Amantia y Fanatia" y disculpe que haya juzgado su estado anímico; es que me pareció un poco fuerte la expresión.

      Eliminar
    4. Manuela, me temo que Félix conoce esos títulos y algunos más, porque además es el autor de uno de los que citas, "El hombre de Graffeneck". En lo esencial, estoy de acuerdo con él y con Jordi Díaz. Parafraseando al bueno de Paco Gómez Escribano, no somos ná ;)

      Eliminar
    5. ¡No me digas Marta! Pues sí que estoy yo despistada.

      Eliminar
    6. Casi lo olvido "No todos moriréis" tiene la narrativa más alucinante que he leído en mi vida.

      Eliminar
  16. Yo sí creo que entre los autores que Blanca engloba en la generación de la que habla SÍ hay algunos escritores o escritoras extraordinarios. No he leído las obras de todos ellos, sería injusto mencionar si con ello excluyo a alguien, además tampoco soy la más adecuada para calificar a quien considero GENIAL, ESPECIAL, o quien creo que ha roto moldes. Tendrán que leerlos para descubrirlo.

    ResponderEliminar
  17. A mí sí me parece insultante la forma de Manuel Reyes de definir como "desesperados" de encontrar algo, alguien, que advierta que sus obras existen, a los que sólo intentan darse a conocer y que en su inmensa mayoría lo que menos están es desesperados porque ni viven de esto ni creen que vayan a vivir de sus libros. También es cierto que ha intentado disculparse.

    ResponderEliminar
  18. Con todo el ánimo de polemizar del mundo, me adentro en las turbias aguas de la discrepancia, jejeje, contigo, mi querida amiga y gurú !!, y te contesto, al más puro estilo epistolar, adapatado al siglo XXI, en mi blog. Allá te espero!!!

    http://iamxa.blogspot.com/2013/01/he-venido-hablar-de-mi-libro.html

    Un beso grande!

    Por cierto, suscribo las reflexiones de Manuel Reyes, de Félix y agradezco la respuesta de Blanca a este último..., si la hubiera leído antes no habría polemizado, jejeje, pero qué sería del mundo sin polémica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jordi, ya te respondí en mi siguiente entrada, ¡muchas gracias por tus reflexiones! son muy lúcidas e inteligentes.

      Un beso!

      Eliminar
  19. Sinceramente no veo por qué se ha armado tanto revuelo con las opiniones de Manuel Reyes, él simplemente ha expuesto su punto de vista de manera formal y exquisita y en algunas cosas estoy muy de acuetdo con él. Deberemos esperar un tiempo para saber si este boom aporta algo a la historia de la literatura; no olvidemos que lo que nos une es una empresa que vende también zapatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, es Juanjo Amazon vende de todo, además de libros. el revuelo fue por una infortunada palabra. Fue todo. Claro, no soy lo suficientemente culta para darle la acepción que él le dio.

      Eliminar
    2. Juanjo, fue por una sola palabra. Una. Y si contamos sus letras veremos que tiene menos de 140 caracteres. Sirve de ejemplo para cuando digo que en Twitter se puede escribir algo más que propaganda (que no me disgusta que se haga sino que, como lector, considero que se abusa de ella) pues generalmente el peso de una idea recae en muy pocas palabras.

      Ustedes, como escritores, pueden encontrar con facilidad las expresiones que tengan una contundencia positiva y con ello ampliar la lista de seguidores que, a su vez, se reflejará en redireccionamiento hacia sus obras.

      Por eso digo que pocos escriben en Twitter. Y sí, considero que sí es posible hacerlo.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Qué te puedo decir, Manuel Reyes, tienes razón en todo lo que has expuesto y agradezco tu participación, más si como dices, estás alejado de Internet y sus redes sociales. Nos vemos en Twitter, y espero que aprecies los cambios. Me has dado buenas ideas.

      Saludos,
      Blanca Miosi

      Eliminar
    4. Al contrario, Blanca, gracias a ti por el espacio de expresión. Siempre será interesante intercambiar puntos de vista con personas tan diferentes y a la vez con tanto en común.

      No existía en Twitter con mi nombre debido a que estaba en transición de una cuenta a otra. Larga historia. El cambio se concretó ayer.

      Nos leemos pronto.

      Eliminar
  20. Creo que si se formará una generación con todo este movimiento literario que se está produciendo en estos años. Estoy seguro de ello porque ha sido una revolución tecnológica que ha servido para producir una revolución en el mundo literario. Lo que ocurre es que estamos empeñados en dar nombre a esta generación, a decir quienes son lo integrantes, etc, y creo que todo eso escapa de nosotros. Cuando la generación del 27 o la del 98, no fueron los autores quienes se autobautizaron, ni fueron ellos los que decidieron quienes integrarian esas generaciones, fu el tiempo quien a través del mundo de la cultura bautizó a ese elenco de grandes escritores y tambien quienes decidieron qué autores eran y quienes no. Nosotros tenemos que escribir, hacerlo lo mejor posible y aprovechar al máximo todas las herramientas que la tecnología pone a nuestra disposición. Y como nuestros antepasados, tengamos relaciones, hablemos de literatura y publiquemos nuestros libros, que puede que el lider de esta nueva generación aun ni siquiera se plantee ser escritor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí no está en discusión el nombre de un movimiento ni quién fue el padrino de ella, Antonio. Lo que se discute es la revolución editorial que supone el que millones de escritores puedan tener acceso por medio de la calidad de sus libros a un público que antes permanecía secuestrado por las tendencias que creaban las editoriales.

      Ahora somos libres y capaces de crear nuestras propias tendencias y tener la seguridad de que nuestro libro será publicado, leído y promocionado por un grupo que se ha unido voluntariamente, sea por conveniencia o por amistad y hace uso de las redes sociales para dar a conocer sus obras al mundo.

      Yo paso de esa discusión bizantina de quién fue el padre de la criatura, el movimiento existe y funciona. Es lo importante.

      Eliminar
  21. A, pues yo sí que he mendigado muchas veces un RT en Twitter para promocionar mis libros. Es como un juego. Eliges a alguien que tenga más de 100.000 seguidores, le dices "Anda, porfa, retuitéame esto, ¿qué trabajo te cuesta?", y la mayoría de las veces te manda a la mierda, pero cuando alguien así te retuitea...Ufffffff, menudo subidón, amigos. ¿Y sabéis cuanta repercusión tiene eso en las ventas de amazon, al menos en mi caso? nada, cero, niente. Cuando más he vendido ha sido precisamente cuando menos publicidad he hecho de mis libros, y eso lo he comentado en FB precisamente hace poco.

    Lo único que he tratado de decir es que no son las HERRAMIENTAS para darse a conocer lo que debe dar entidad a una generación, sino el PRODUCTO. Sólo eso, querida amiga.

    No sé por qué me tratas de repente de usted, Manuela, pero "vender a una madre" no es más que una expresión, más o menos literaria, y no creo que represente un estado de ánimo. Precisamente ahora, lo que es "asqueado de la vida" no creo que me encuentre,gracias.

    Blanca, no creo que nadie haya considerado una vergüenza o una ignominia autopublicar, ni ahora ni antes. Cuando no existía Amazon estaban Lulú o Bubok, y la mayoría de los que publicamos ahora en amazon hemos tonteado alguna vez con ellas. Reconozco que amazon tiene mucha más difusión, eso sí, pero nada más.

    Y decirte por último que yo conocí "La búsqueda" en papel, antes de que empezáramos a usar TW y FB, y por supuesto antes de que apareciera Amazon, y me gustó mucho, ya lo sabes. Vuelvo a decir que no son las herramientas lo importante, sino la calidad de lo que escribamos.

    Un abrazo a todos, y a seguir polemizando, porque la polémica sólo existe cuando aquello sobre lo que se polemiza provoca interés, y las entradas de Blanca siempre lo tienen.

    ResponderEliminar
  22. Muy claros tus puntos, Blanca. Coincido en cómo ves la comercialización de los 60's y el momento actual.
    Manuel hace ver su punto de vista y creo que, en lo posible algunos de nosotros, podríamos ser un poco más creativos al mandar nuestro twitts.
    Por lo que respecta a la expresión "pepenar", no cabe duda que fue una expresión desafortunada que le resta seriedad a su comentario.
    Excelente entrada, Blanca¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece, Adrian, que Manuel no ha leído nuestros Twitts, de lo contrario se habría dado cuenta de que nosotros nunca rogamos ni pedimos que nos compren. Creo que más creatividad en menos de 140 caracteres no se puede tener y creo que los usamos muy bien cada uno de ellos. Y la palabreja que él eligió utilizar, según parece es lo que hace la gran diferencia entre saber utilizar bien las palabras para llamar la atención o pasar como vendedores de verduras al detal. Lo cierto es que ya no quiero polemizar más con visitantes que desean dejar sus opiniones, así que les doy la razón.
      Muchas gracias, Adrian, nosotros sabemos hacia dónde vamos y quiénes van con nosotros.

      Eliminar
  23. Blanquita: siempre existen los sujetos narcisistas. Para ser entendido mejor.

    El narcisismo es una forma patológica extrema de algunos desórdenes de la personalidad, como el trastorno narcisista de la personalidad en que el paciente sobreestima sus habilidades y tiene una necesidad excesiva de admiración y afirmación.

    Estos desórdenes pueden presentarse en un grado tal, que se vea severamente comprometida la habilidad de la persona para vivir una vida feliz al manifestarse dichos rasgos en la forma de egoísmo agudo y desconsideración hacia las necesidades y sentimientos ajenos.

    En su uso coloquial designa un enamoramiento de sí mismo o vanidad basado en la imagen propia o ego. La palabra procede del antiguo mito griego sobre el joven Narciso, de especial hermosura, quien se enamoró insaciablemente de su propia imagen reflejada en el agua.

    La psicología humanista considera que el narcisismo patológico coincide con autoestima baja o errónea.

    Pero esto se complica más, cuando el sujeto no puede aceptar que una mujer, sea mejor que él.

    Señores yo no me "chupo el dedo" ¿Que el tal Manuel Reyes es mexicano? Cuando muestre su pasaporte le creeré. Es un narcisista extremo que nunca aceptará que una mujer o las mujeres en general lo superen. El sujeto considera que el propio acto de vender es una faceta despreciable. Lo que hoy se hace en las redes sociales, lo hacen también los Indies de USA y UK. Lo que ese sujeto necesita es tratamiento psicológico y nada más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué te puedo decir, Dante, amigo, no sé quién sea Manuel Reyes, ni de dónde sea, por el término que utilizó deduzco que es mexicano, y la verdad, aunque no esté de acuerdo en su manera de ver nuestra forma de propagar nuestras obras, no me siento capacitada para hacerle un examen psicológico. Si odia a las mujeres que venden, será su problema. Más bien creo que su problema es que se preocupa que nosotros vedamos nuestros libros "gritando a voz en cuello" en Twitter, pero la verdad, ni me siento como una verdulera ni lo hago como tal, aunque no me avergüence ser una verdulera, pues creo que doy a conocer mi obra y la de mis amigos con bastante recato.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Manuel no he sido yo quien ha eliminado tu respuesta, pero como sabes, todo queda registrado en mi correo. Creo que esa respuesta la deberías haber dado a Dante Romero, no a mí, porque él fue el de la idea. Sin embargo, en lo que estoy de acuerdo de lo que acabas de leer en mi respuesta a él es que no me siento como una vendedora de mercado gritando o pepenando en Twitter compradores de mi novela. La anuncio con cortesía e inteligencia. Algunos no necesitan hacerlo, lo reconozco, como Félix Jaime, porque sus libros se venden solos, pero ese no es mi caso. Y te digo a ti lo que siempre digo a las personas que se aburren de mi publicidad, la que hago para mí y para mis amigos: si no quieres verme en Twitter no trates de modificar mi forma de actuar, bloquéame y te liberarás de mi martirio. Y que quede bien claro NO HE BORRADO TU COMENTARIO, LO BORRASTE TÚ MISMO. no lo copio porque respeto el libre albedrío de cada cual.

      Eliminar
    4. Blanca, así es, yo lo borré. Era en respuesta a Dante aunque salía justo debajo de la tuya pero después sentí que era ir demasiado lejos con esto, dar vueltas a lo mismo y salirnos del tema. Era dar pie a confrontaciones y es justo lo que no quiero.

      Sólo debo decir que sí soy mexicano (vivo en Cancún, México [lo cual es fácil de comprobar con mi dirección IP]), que no soy narcisista (nunca hice de mí un tema) y que jamás odiaría a una mujer con mayores logros que los míos.

      Anoche entré a tu biografía en Facebook y me quedó claro el porqué estás (y están) más o menos a la defensiva sobre los comentarios que les parecen poco positivos respecto a la publicidad constante en twitter. Tienes detractores tan directos que rayan en la agresión. Poniendo eso en contexto, entiendo mucho mejor que mi comentario haya creado tanta polémica con la palabra "pepenan" y las líneas sobre la genialidad.

      Creo que no importa cuántas veces lo escriba, mi opinión (que es sólo eso, una opinión) se interpretará de muchas maneras negativas y pocas veces como una observación personal y como la simple aceptación a la invitación que tú misma haces: "Me gustaría saber tu opinión, no modero los comentarios".

      No puedo bloquearte en Twitter ni en Facebook por que no te tengo agregada, Blanca. Y como te dije en mi segundo comentario: no lo tomes personal, no va por ahí.

      Sobre ti, me interesa lo que escribes en tu blog, tus observaciones y reflexiones pues ya llevas un poco de camino recorrido. Haz la publicidad como gustes, eres libre de hacerlo, al igual que todos los demás escritores. No trato de modificar sus comportamientos, sólo dije cómo veo esa publicidad y qué otra alternativa existe, nada más. Como comenté en la segunda intervención: cada quién sus métodos.

      Que tengas un excelente día.

      Eliminar
  24. Julio García Castillodomingo, 27 enero, 2013

    Esta tarde-noche del domingo en España, he asistido con asombro a las descalificaciones e insultos de dos presuntos escritores (ambos participan en una cosa llamada "Tiempo de Héroes", o algo así).

    Algo que ver con el comic, tebeo como lo llamábamos de niños. Un género respetable, por cierto.

    Los ataques se dirigían a ti, Blanca. Aunque procuro eludir las riñas internáuticas, no he podido por menos que dejar mi comentario.

    Al principio de mi estancia en facebook, tuve un encontronazo con ambos personajes. Se dedican a armar gresca, quizás porque sus proveedores de cocacola, o lo que beban, les proporcionan una mercancía adulterada. O tal vez para liberar bilis.

    En fin, que reproduzco mi comentario en el hilo:

    "Como cada cual debe hablar de su circunstancia, y sin entrar en podredumbres danesas (cosa que inventó un tal Shakespeare y se repite hasta la naúsea con cualquier excusa), esta es mi opinión sobre Blanca Miosi. Gran trabajadora, simpática mujer, excelente comunicadora, autora de éxito, siempre informada, transmisora de sus experiencias. ¿Que tiene muy alta la autoestima? Mejor para ella. No pertenece a la categoría de autor@s acomplejad@s que dedican parte de su existencia a poner a parir a los colegas".

    Lo de las "podredumbres danesas" viene a cuento de que el agresor principal reproducía la frase shakesperiana, demostrando su gran originalidad.

    No me gusta hacer la pelota, ni lo anterior tiene que ver con ello. Es mi opinión sobre una escritora a la que aún no conozco personalmente, y que jamás me ha pedido nada.

    Añadiría a tus cualidades, Blanca, cierta dosis de ingenuidad. No merece la pena que entres al trapo con esos mediocres alborotadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos dos escritores que entraron a mi muro o como se le llama ahora biografía en Facebook, ya anteriormente han tomado mi nombre para descalificarme, Julio. El error que cometí es no haberlos bloqueado, pero ya lo hice y espero no tener más problemas con ellos. No tengo idea qué clase de literatura escriben o venden, pero por la enorme cantidad de publicidad que hacen en varios grupos de Facebook sé que uno de ellos es escritor. Si vende o no, la verdad no lo sé ni jamás me ha interesado, pues yo me ocupo de mis asuntos. Sé cuánto vendo yo y es lo que me interesa, allá ellos si piensan que no vendo nada y Amazon tiene un pacto secreto conmigo para mantenerme en el primer lugar durante un año.
      Sé que no merece la pena que entre al trapo con ellos, y agradezco tu intervención, que la leí allí, Julio, tampoco te conozco pero sé cuando una persona actúa de buena fe. También sé reconocer a los amigos que se disfrazan de ovejas y resultan ser unos lobos. Otra cosa es que no diga nada y me quede callada.
      En la vida hay momentos en los que es mejor guardar silencio. Ya hay demasiados sabios.
      Un gran abrazo amigo, y muchas gracias,
      Blanca

      Eliminar
  25. Mira Blanca. Tus lectores esperan tu próxima novela. No pierdas el tiempo con tipos como estos. Están enfermos psicologicamente. Necesitan terapia, pero ellos lo ignoran. Lo mejor, bloquearlos y seguir adelante. Bonita semana, nos leemos :)

    ResponderEliminar
  26. La verdad, existen muchos autores y lectores que piensan que si uno no ha leído "su literatura de origen" uno no se encuentra en nada. "La Rayuela" de Coltazar es una obra insoportable que pertenece a otro tiempo y otra tecnología (en internet con hypertexto ahora sería mucho más fácil de leer). Así mismo, muchos de los autores de los sesenta tardaron tiempo en establecerse. Aunque considero que todavía estamos muy lejos de considerar que estamos ante un boom. Pero hay que seguirlo intentando. Gracias por tus palabras, ánimo y "a palabras necias, oídos sordos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos. Hay tantas opiniones como escritores y lectores existen, pero de allí a descalificar a unos o a otros sin razón es ir demasiado lejos. Y gracias otra vez por los ánimos.

      Eliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.