miércoles, 16 de enero de 2013

Lo que los escritores esperan de las agencias y editoriales


Una carta abierta de un escritor a una agencia literaria, publicada en Facebook me ha hecho pensar que hay todavía muchos escritores que no tienen una idea muy clara de lo que deben esperar de las agencias o editoriales.

Hay escritores que piensan que una vez que una agencia se interese por alguna de sus obras sus problemas estarán resueltos y no es así. La persona de la carta a la que me refiero ni siquiera había firmado contrato con dicha agencia, de manera que no existía ningún convenio aparte del interés que debió despertar su manuscrito en un momento determinado.

Si un escritor logra ser representado por una agencia, no existe garantía de que su obra o sus obras vayan a ser publicadas. Conozco varios casos en los que la agencia sigue en amable contacto con ellos pero nunca llegan a publicar sus libros. ¿Motivos? Es un misterio.  Así como es un misterio por qué algunos libros mediocres logran éxito.

Igualmente, si un escritor logra publicar directamente por una editorial, tampoco es garantía de que no necesitará seguir haciendo promoción de su obra. En los tiempos que corren, tanto el autor como la editorial deben formar una sociedad, pues ni la editorial tendrá el tiempo suficiente para estar  en las redes sociales, que se ha comprobado son el medio más eficaz para promover un libro, ni el autor puede desentenderse por completo de su libro, ya que si obtiene relativo éxito le lloverán entrevistas, cartas que contestar, presentaciones y pare de contar, de manera que hoy en día un escritor además de ser el creador de la obra debe ser su principal promotor, ser el que dé la cara al público y se involucre en la publicidad.

Yo les diría a los que buscan agente o editorial que se lo piensen muy bien antes de firmar un trato. Las ventajas de la publicación independiente son mayores que las de publicar por una editorial, a menos que sea una de las que llevará su libro a otros países y pueda garantizar de cierta manera la negociación de los derechos de traducción, tan importantes ahora, pues en un mundo globalizado, una obra en varios idiomas es sinónimo de tranquilidad, las ventas mejorarán, y por lo tanto también las ganancias, aunque me temo que el autor también tendrá, si tiene éxito, que viajar, dar charlas, presentaciones, etc.

Lo que digo es producto de la experiencia adquirida a lo largo de varios años de trato con editoriales y agentes, no de elucubraciones o suposiciones.  Y por último:

Si realmente desean triunfar, tienen que asegurarse de que la historia que cuentan en ese libro que desean publicar sea de verdad algo que valga la pena leer. No se conformen con mediocridades, no entreguen manuscritos sin corregir, no imiten a otros, sean originales tanto en el planteamiento como en el tema, y tendrán al menos el 50% del camino recorrido.  Solo eso.  El otro 50% dependerá de las tendencias editoriales, de la suerte, del saber utilizar las redes sociales y del carisma que proyecten, es decir: saber desenvolverse en el intrincado mundo editorial y público.

No se fíen de las recomendaciones.  No conozco a nadie que haya tenido éxito por haber sido recomendado. La mejor recomendación es un buen libro.

¡Hasta la próxima, amigos!

Y si desean escucharme en la Cadena COPE conversando con Neo Coslado pueden hacerlo AQUÍ. Allí hablo de mi novela El manuscrito, y también qué es para mí una novela de éxito, y cuáles son los ingredientes para que un libro sea un best seller.

24 comentarios:

  1. Me gusta tu frase: la mejor recomendación es un buen libro. Lo que pasa, lamentablemente, es que no todos los buenos libros recorren el camino completo para llegar a los lectores. Hay veces que todo es tan complicado que entran ganas de bajarse del tren y dejar que pase, y no hay que olvidar que un escritor es alguien con la sensibilidad a flor de piel.

    Leí esa misma carta a la que te refieres. Nunca me he planteado buscar agente pero leyendo ese texto, se te quitaban las ganas por completo. ¡Dios mío, qué paciencia! Claro que si lo pienso, hace ya ocho meses que una editorial se puso en contacto conmigo y aún estoy esperando a que se decidan a decirme algo. He llegado a asumir que esto es así.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Mayte. El problema radica en que un escritor puede pensar que su obra es muy buena y creer en ella contra viento y marea. Si no sabe escuchar lo pasará muy mal. A veces se preguntan por qué una agencia o editorial no los llama después de los primeros signos de interés y es porque tal vez el tema les haya parecido muy bueno, pero hay demasiado trabajo de corrección o simplemente se presentó a ellos otro manuscrito que cumplía con sus expectativas.

      Yo aconsejo si no se ha firmado contrato con un agente o editorial, enviar el manuscrito o la sinopsis a varias sitios de manera simultánea. Lo contrario es perder el tiempo.

      No es correcto que asumas que la espera es normal. Yo nunca he tenido que esperar más de quince días por una respuesta afirmativa. Cuando ellos se interesan lo hacen y punto.

      Eliminar
  2. Excelente resumen de tu experiencia como promotora de tus libros.

    Sabemos que tienes la experiencia de haber sido editado, así como ser autora independiente y, por las razones que expresas, se te ve tan activa en redes sociales.

    Un abrazo, Blanca¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablo desde la experiencia de haber tenido agente, de la haber publicado y seguir publicando con editoriales. Y las tres bastante importantes, Adrian. Pero esa misma experiencia me ha enseñado que si tú no promueves tus obras nadie lo hará por ti.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Tu experiencia siempre es nuestra puerta abierta hacia el conocimiento, Blanca, muchas gracias por ser como eres y regalarnos tanto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que les sirva de algo. A veces no se aprende con la experiencia de otros, Frank.

      Un abrazo,

      Eliminar
  4. Muy buen comentario Blanca; me encantaría tener tu habilidad para moverme por la red, te lo digo con sinceridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moverte por la red no es difícil, Juanjo, lo difícil es obtener el tiempo para hacerlo y no ser egoísta. Son dos puntos que hay que tener en cuenta. Lo demás viene por inercia.

      Eliminar
  5. Sin duda "el libro" hablará y se recomendará por si solo si vale....Un abrazo Blanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he pensado eso, Winnie, los lectores son los que nos dan la oportunidad.

      Besos,

      Eliminar
  6. Acertada como siempre, querida Blanca.
    A mí me dio un poco de vértigo rechazar hace unos meses una oferta pensando que quizá estaba tirando piedras contra mi propio tejado, pero, pasado el susto inicial, comprobé que no fue así. Nada malo puedo decir de la agencia que me representa, que me tiene puntualmente informado de sus gestiones y en cuya palabra confío plenamente, pero tampoco le concedo más relevancia que a una agencia inmobiliaria que estuviese intentando vender mi casa: si lo logran, bien para todos; si tardan, mala suerte; si no lo consiguen... pues ya vendrán tiempos mejores. Pero en absoluto ceñirme a la esperanza en sus gestiones, cuyos resultados tampoco dependen necesariamente de las mismas.
    Y si esto sigue así, cada vez va a ser más corriente que nos autopubliquemos a través de las innúmeras herramientas que la altotecnología pone a nuestra disposición y hagamos de nuestro trabajo nuestra propia marca comercial.
    Un beso y enhorabuena por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dices tiene mucho sentido, Francisco, pues una agencia es simplemente una representante de tu obra o tus obras, las que les hayas confiado. Ellas no son mágicas, son tus libros los que harán que las editoriales se interesen por ellos. A veces se espera más de la agencia sin fijarse que si el tiempo pasa es porque existe algún motivo. Toda agencia desea ganar, no perder dinero. A veces es bueno revisarse y pensar si nuestra obra realmente vale la pena o hay que renovarse o empezar una nueva. Yo todavía me asombro al ver que hay escritores que tienen una sola novela. Un escritor debe estar siempre escribiendo, es su tarea, publique o no.
      Y ahora con las facilidades absolutamente gratuitas que hay para publicar en tantos sitios no hacerlo ya depende de cada cual.

      Eliminar
  7. Como ocurre siempre, querida Blanca, tus palabras son fuente de inspiración: nos revelan verdades que nos negamos a ver.
    Tu entrada me ha hecho reflexionar, pues yo también soy uno de esos autores que piensan que, de conseguir una buena editorial o un buen agente, el trabajo ya está hecho. Llevas toda la razón: ni de lejos es así. La promoción de una obra por parte del propio autor es fundamental. Yo mismo sufro la imposibilidad de promocionarme como debiera, pues mi tiempo libre, aquel que puedo dedicar a la promoción, es escasísimo. Quizás por eso confíe en que, algún día, y de conseguir que una editorial o un agente se fije en mi trabajo, hará las labores de promoción y yo podré quedarme tranquilo. Puede que esté en un grave error.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco, los grandes autores también se quejan del poco tiempo que les queda para escribir después del lanzamiento de una novela. Son momentos preciosos, pues por ejemplo a mí me sucede que cuando termino una novela ya tengo en mente la próxima y si no empiezo de inmediato se pierde el impulso inicial. Obviamente mi caso no es el de los escritores famosos, pero si hasta ellos deben promocionar sus obras, es fatuo decir que nosotros no tenemos que hacerlo, y que el libro se vendrá por el boca-oreja. Para llegar al boca-oreja se requiere antes que se haga conocido aunque sea medianamente, y las editoriales no siempre tienen el cuidado al final de la cadena que es la distribución. En ocasiones el libro recién salido del horno está sepultado por nuevos lanzamientos y eso no depende de la editorial sino del distribuidor.
      A menos de que tengas una obra monumental, es decir una que se convertirá en best seller y estés seguro de ello, no creo que sea conveniente firmar tratos con nadie, pues las ganancias las verás solo a la firma del contrato, y si no eres un escritor cotizado, la cifra será ínfima y tu novela quedará en manos de una empresa por varios años.
      Un abrazo!

      Eliminar
  8. Das en el clavo, Blanca, en dos aspectos que nos afectan a los escritores: uno, que una agencia literaria no es garantía de publicación y dos, que una editorial no es garantía de promoción (esto ya lo he vivido). De manera, que estoy muy de acuerdo con tus consejos. Hay que estar al loro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La experiencia nos va formando como escritores, José Antonio. Es muy agradable ser tomado en cuenta por una editorial, pero a veces los resultados no son los que ellas ni nosotros esperábamos. Es un juego de lotería.

    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  10. Muy cierto lo que dices, Blanca: tener una agencia detrás no es garantía de nada, a veces incluso es contraproducente porque te encuentras atado cuando podrías estar haciendo lo que ellos no hacen.
    Es verdad que si las cosas funcionan como deberían es una tranquilidad que te permite dedicarte a escribir sin preocuparte de nada más, que es lo que deberíamos poder hacer los escritores.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, tú mejor que nadie puedes corroborarlo. Y el asunto a veces no se trata de que la editorial no te apoye, sino que simplemente las editoriales algunas veces no tienen "el olfato" que deberían tener. Ocurrió con El manuscrito (en mi caso), y mira todo lo que ha ocasionado ese libro.

      Como dices, no es justo que uno haga el trabajo por ellas, pero a veces no queda más remedio.
      Besos

      Eliminar
  11. Mi escuálida experiencia con agentes y editoriales ha sido mala. Puede que lo que uno haya escrito también haya sido malo y todo se reduzca a este hecho. Pero no entiendo (ni entenderé) el maltrato. El maltrato en el sentido de que pase el tiempo y te ignoren, que ni siquiera te manden un mensajito para decirte por donde andan las cosas o que las cosas ya no andan. Entonces uno cae en ese limbo donde esperar se convierte en la norma... En la norma del maltrato, pienso yo.

    Pero bueno, a lo que íbamos. Agradezco mucho estas entradas de Blanca donde ella explica con toda claridad como funcionan los mundos misteriosos de agentes y editoriales. Son buenos consejos los de Blanca que, además, habla con sinceridad, sin tapujos y desde su propia experiencia, muy importante este último aspecto. Siempre le he comentado que es una persona bondadosa. Muestra mucha bondad cuando comparte sus experiencias. Gracias Blanca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Maritza, cada vez será más difícil para las editoriales apostar por desconocidos. Mi sugerencia es probar por tu cuenta en Amazon y si tu libro funciona te comprobarás a ti misma que tu nivel es bueno. Entonces tal vez alguna editorial te pondrá en sus filas, si es lo que realmente quieres. Todavía lo siguen haciendo, acaban de reclutar a unos cuantos, y siempre andan a la casa de algún talento.
      El problema es que ya son muchos los escritores que prefieren ir por libre.
      Yo no me preocuparía si una editorial no desea alguna de mis novelas. Creo que en realidad me harían un favor si no se fijan en ellas.

      Besos,

      Eliminar
  12. Buenas noches Blanca. Antes que nada agradecerte tu excelente disposición. Mi pregunta es la siguiente. Por lo que he estado viendo, cuentas con libros en la plataforma 24Symbols, donde son gratis, y en Amazon, donde tienen un precio, a veces incluso el mismo libro. ¿Podrías comentar brevemente a qué obedece este solapamiento?
    Muchas gracias y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros que tengo en 24symbols son gratis es verdad, pero es un arreglo que hicieron las editoriales directamente con esa plataforma. Se supone que yo siga ganando igual, pues ellos ganan con la publicidad que genera esa página, aunque a decir verdad, hasta ahora no he recibido un cobre. Es lo malo de no tener los derechos, una vez que los tienen las editoriales, son ellas las que deben seguirles la pista a los libros, cosa que no siempre hacen.

      Eliminar
  13. Estoy de acuerdo con todos y cada uno de los comentarios. Sin embargo, no olvidemos a los escritores que se amparan detrás de un seudónimo, pues no quieren renunciar a su vida privada, ni exponer su vida familiar a los ojos de curiosos y envidiosos. En tal caso, debe depender de un agente ¿o existe otro medio?
    No todos los escritores buscan la fama y reconocimiento, lo que quieren es que sus textos sean leidos y puedan -ojalá- servir de algo.
    Blanca Miosi, su éxito no fue un golpe de suerte, sino un merecido reconocimiento a su talento. Mis respetos.

    ResponderEliminar
  14. La autoedición es la opción que por ahora está dando resultado, ya sea en libro físico o digital. El oficio de escritor es eso...un oficio, no es una profesión no puede dar para vivir, lograr el éxito es el objetivo de muchos, alcanzarlo el sueño de todos. Un saludo.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.