sábado, 22 de marzo de 2014

Publiqué mi libro en Amazon, ¿ahora qué hago?

Algunos escritores que piensan iniciarse en el proceso de la publicación independiente me escriben preguntando qué hacer una vez que tienen el libro en Amazon. ¿Cómo hago para que mi libro sea visible? Es la pregunta más frecuente.  A veces tengo tiempo de contestar de manera individual, pero como comprenderán, el tiempo es implacable y dura igual para todos, de manera que no puedo hacer todo lo que quisiera, como leer manuscritos que me envían, dar consejos de mercadeo, echar una mano para promocionar sus obras… Es como demasiado. Así que voy a dar aquí unos cuantos tips para los que se inician en redes sociales como Twitter.

Las redes sociales no son la panacea. No quiere decir que por tratarse de un acceso libre y digital las cosas van a ser más fáciles que promocionar a través de la televisión, radio o con pancartas. La única diferencia es que es gratis. En las redes sociales se requiere de más tiempo, persistencia, constancia y sobre todo mucha intuición, pues estás tratando con personas al otro lado de la pantalla, seres de carne y hueso que te pueden responder al instante así como te pueden ignorar.

Si lo que tratas de vender es un libro (o varios) lo primero que tienes que hacer es conseguir seguidores.  Si no lo haces tus avisos quedarán confinados a un círculo reducido de personas que se hartarán de ver siempre lo mismo.

Para encontrar seguidores tienes que investigar. Empieza por seguir a los escritores que conoces, ayúdalos a promocionar sus libros de manera creativa, no solo retuiteando sus mensajes, que también se vale, pero se nota de inmediato cuándo alguien es un oportunista y cuándo es una persona que puede convertirse en un aliado. Porque los seguidores deben ser nuestros aliados, cuantos más tengas, mejor. No por el volumen sino por la calidad.

¿A qué me refiero con “calidad”? A que no se trata de seguir a cualquiera. Debemos fijarnos bien a quién seguimos y si esa persona está dentro de nuestro ámbito de lo que deseamos lograr.  Un ejemplo: cuando tomé la decisión de publicar en inglés mi novela Waldek, theboy who defied the Nazis, un año antes empecé a estudiar y a seguir a escritores anglosajones, ingresé en sus enlaces, vi lo que publicaban y si estaban dentro del target de lo que yo iba a publicar, pues muchos de sus lectores podrían convertirse en mis lectores.

Me tomé el trabajo de entrar a sus blogs, y de fijarme en Amazon en qué posición estaban, para saber si podrían ser buenos aliados. También en la cantidad de RT que producían cada vez que yo lanzaba un Tweet promocionándolos. Después de varios meses de iniciar “amistad” con muchos de ellos, teníamos más confianza, sabía quién era fulano o qué acababa de publicar sutano. Quiénes eran los que más vendían y qué efecto tenía cada uno entre sus seguidores. 

Porque Twitter y cualquier lugar de encuentro digital tiene sus líderes, los que se intuye que pueden ser buenos para nosotros, así como también los que simplemente son neutrales. Es a los importantes a quienes debemos dirigir nuestra atención, pero de manera recíproca, no se trata solo de ver la utilidad de los demás, se trata de constituir aliados, que ellos sepan que nosotros también podemos ayudar a incrementar sus ventas.

Lo que estoy diciendo vale para cualquier idioma, si publicas en español será relativamente más fácil, pues comprenderás mejor el idioma, al menos es mi caso; hay mucha jerga anglosajona que muchas veces no entiendo y que se utiliza con frecuencia en las redes.

Otro punto importante es no conformarte con Twitear siempre los mismos libros de las mismas personas. El resultado es que tus anuncios se volverán repetitivos y cansones. Busca siempre nuevos escritores a quiénes seguir, contesta en lo posible a cualquiera que te pida un RT. Investígalo, ve a su blog, entérate quién es.  Así podrás hacer un mejor servicio y las recompensas pueden ser increíbles. Yo he encontrado magníficas personas de esa manera.

Como la función que tengo en Twitter es promocionar libros, rara vez me verán haciendo anuncios insustanciales como: “Hoy he comido paella”; por poner un ejemplo. A nadie le interesa qué comí. Puedo dar alguna opinión siempre sin entrometerme en las conversaciones a menos de que haya sido mencionada con mi nick, eso sí.

Hay ciertas etiquetas que se deberían guardar como si tratásemos a los demás en persona, y ante todo, ya que somos escritores, no cometer faltas ortográficas en los anuncios, pues estos son nuestra mejor propaganda.

Tener presencia en Twitter toma tiempo pero vale la pena. Cada mensaje dependiendo de la calidad de seguidores que tengas puede llegar a los lugares más recónditos del planeta.

Algo de lo que debemos cuidarnos: De los mensajes directos. Son los mensajes que recibimos en forma privada. Hay personas inescrupulosas que ponen un enlace que llevan directamente a un virus que podría infectar tu ordenador. Antes de abrir cualquier enlace que podría ser importante, lo mejor es ir directamente al usuario. Estos mensajes se reconocen porque generalmente no tienen seguidores, son cuentas que están en cero, abiertas para causar un daño específico.

¿Cómo puede sernos de utilidad Facebook? Como sabemos, Facebook es un lugar de encuentro, más que de promoción. Allí los escritores se reúnen en grupos conformados por escritores de cualquier parte del mundo, para los que no somos completamente bilingües lo más probable es que encajemos mejor en el de habla hispana. Encontraremos gente con nuestras mismas aficiones y de vez en cuando se asomará a nuestro perfil algún lector o alguna persona que se interese en comprar nuestro libro. A mí me siguen unos cuantos lectores que me conocieron en Twitter o que primero leyeron mis libros.

Facebook no es el mejor sitio para promocionar libros para la venta. Yo lo veo más como un lugar para lucir nuestros libros de manera más permanente que en Twitter o para intercambiar ideas o noticias con otros escritores. También para satisfacer nuestra autoestima publicando los lugares del ranking que ocupamos; algunos lo llamarían para satisfacer nuestro ego, y les doy la razón. No tiene nada de malo decir al mundo qué estamos logrando con nuestros libros, y estoy segura de que aquellos que se quejan de este tipo de anuncios harían lo mismo de ocupar buenos lugares en el ranking.

Sin embargo, puedo decir que he forjado unas amistades preciosas en Facebook que a lo largo de los años he conocido mejor, amigas y amigos sin que prive de por medio ninguna clase de trasfondo sentimental o con la intención de “ligarla”, como piensan quienes creen que se entra a Facebook únicamente para encontrar pareja. Es asombrosa la cantidad de hombres y mujeres dedicados con pasión a la escritura, he aprendido mucho de su calidad humana, tanto como si los conociera en persona. No digo que no existan sitios con fines estrictamente románticos, pero como lo mío es la escritura no los conozco.

Las Páginas en Facebook, o las Fanpage, son lugares a los que no les encuentro mayor sentido. Apenas me alcanza el tiempo para ocuparme de mi biografía o muro y de este blog, por lo que una página me parece inútil, aunque hay usuarios que consideran que puede ser de gran utilidad si se tiene una enorme cantidad de seguidores. La verdad es que no la recomendaría a menos de que alguien me convenciera de lo contrario. Sin Página he logrado vender más libros que cualquiera de los que tiene una página específica para cada novela.

Espero que estos pequeños tips les haya alumbrado un poco el camino iniciático hacia la formidable maraña que es la red social más efectiva que he conocido: Twitter.

¡Hasta la próxima, amigos!


10 comentarios:

  1. Estoy muy de acuerdo contigo en especial el tema de las "Fan Page". Al final puedes entablar un "diálogo" con tus lectores desde tu mismo muro. En todo caso, la idea de dejar consejos o tips con tu experiencia se agradece. Un abrazo y que sigas vendiendo muchos miles de libros más.
    KR.

    ResponderEliminar
  2. Considero que las Fapage son más complicadas de manejar, pues los post de otras personas quedan confinados a una línea. Habrá a quienes les resulta muy útil, pero a mí no me ha resultado. Me parece que para fines de contratar promoción pagada sí podría servir.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo, ni me he planteado ni una página web de autor porque creo que con la de Facebook y el blog apenas me queda tiempo. Relegaría aún más las horas a pasear por otros blogs que se reducen considerablemente cuando estás escribiendo y a mí, personalmente, me aportan más.

    Una cosa que estoy descubriendo ahora que el libro está en papel, a través de Twitter, es que la mayoría de la gente que se acerca a hacerme comentarios, a través de menciones, no tenía ni idea de que yo existía hasta que vieron la novela en las librerías. Cuando pase un tiempo analizaré lo que voy percibiendo pero tengo la sensación de que el lector de papel se comporta de un modo muy diferente al digital.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pienso que por ahora, al menos en algunos países donde el ebook no está generalizado, el comportamiento de los lectores respecto a uno y otro formato es diferente. Llegará el momento en que se iguales las tendencias para bien de todos.

      Eliminar
  4. Maravillosos consejos Blanca. Como todos los que leo de ti.
    Besos, y nos vemos por las redes.

    ResponderEliminar
  5. Hola Blanca,acabo de darme un largo tour por tu blog y he encontrado muy buenos consejos. Me has aclarado muchos puntos a la hora de intentar promocionar una novela. El Twitter, por lo que estoy descubriendo, es una buena herramienta, pero hay que saber ponerla en función de unos objetivos claros. Recién he comenzado a usarlo y, la verdad, andaba un poco perdida. Gracias por compartir tu experiencia y darnos tan buenas ideas. Es un placer saludarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Janet, espero que des buen uso a esa herramienta gratuita tan desaprovechada por algunos escritores.

      Eliminar
  6. Hola, Blanca, estupendos consejos.Coincido contigo que Twitter es mejor - me he encontrado allí con gente estupenda, a algunos he tenido incluso el placer de poder verles cara a cara. Pero Facebook a mi tampoco me parece muy útil... y menos cuando está manipulando las búsquedas, como se ha publicado recientemente.

    ResponderEliminar
  7. me ha ayudado mucho tus concejos .Muchas gracias...saludos.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.