martes, 4 de octubre de 2011

Un best seller en Amazon Kindle: Fernando Trujillo Sanz, entrevista.


Una de las personas que está descollando en Amazon por sus ventas de libros en el formato Kindle y también en el de papel, es Fernando Trujillo Sanz. (Nando) Encabeza prácticamente todas las listas, y confieso que fue él quien con una de sus intervenciones en los comentarios del blog, acaparó mi atención en esto de publicar en Amazon.  Es un joven con un ímpetu extraordinario.  Me consta que tiene a sus lectores en espera de los siguientes libros, para muestra solo basta visitar su muro en Facebook.

Hoy me gustaría que lo conocieran un poco más, y aunque él asegura que no tiene nada importante qué decir, creo que valdrá la pena saber de sus proyectos, planes y experiencia.

—Nando, ¿qué fue lo que te convenció de publicar en Amazon?

—Principalmente, se lo debo a los rechazos de las editoriales, lo que no me dejaba muchas más opciones. Llegué a Amazon de rebote, porque hace año y medio no sabía tanto de este mundo, es decir, no fue una decisión meditada. Lo cierto es que ahora me alegro de no haber cedido los derechos digitales de mis novelas, aunque lo hubiera hecho por aquel entonces, por desconocimiento. Entiendo que haya gente que, conociendo razonablemente bien la publicación digital y la tradicional, prefiera este último, pero no es mi caso.

—Sin embargo, he leído tu novela “La prisión de Black Rock” y me ha parecido sencillamente fantástica. Su lectura superó mis expectativas, es una obra casi cinematográfica, los diálogos son perfectos, tu narrativa atrapa desde el comienzo, ¿cómo las editoriales pasaron de ti?  Sé que ahora tienes algunas propuestas, háblanos de ellas.

—En los últimos meses se han interesado por mis novelas tres editoriales y un agente literario, aparte de las ofertas de coedición. Con una de ellas, aún mantengo conversaciones y puede que lleguemos a un acuerdo, nunca se sabe. Pero hasta ahora he rechazado las propuestas. La razón principal es que me exigen los derechos digitales y no estoy interesado en cederlos porque no creo que ellos vayan a hacerlo mejor que yo en el contexto digital. Una de mis novelas se mantiene entre las tres más vendidas en Amazon, en español, en formato kindle, de todas las categorías, ficción y no ficción. Y Amazon es el portal que más novelas digitales vende en el mundo.
Por mi experiencia, sé que el mundo digital y el tradicional no tienen mucho que ver. La prueba más evidente, que no la única, es que mis ventas de libros impresos en Amazon ni se acercan a las cifras que alcanza cualquier autor conocido y respaldado por una editorial. Sin embargo, en formato digital vendo más que la mayoría de los escritores de renombre. Por tanto, son mundos muy diferentes y las estrategias que se emplean en la vía tradicional para conseguir ventas no funcionan en digital.
Cuento con datos de ventas de hace más de un año de varios escritores y varios libros, en diferentes géneros y formatos, en todos los portales digitales importantes, en distintos idiomas (inglés y francés), y un largo etcétera. Por ahora todo me indica que la intervención de una editorial en la venta de libros digitales es innecesaria e incluso perjudicial. Tal vez esa percepción cambie en el futuro.

—¿Crees que en definitiva el libro de papel será sustituido por el e-book?

—Estoy convencido, aunque dudo que yo llegue a verlo. No conozco a nadie de menos de 30 años que se compre vinilos o un tocadiscos, y sin embargo los vinilos se siguen vendiendo. Es una cuestión generacional y eso lleva mucho tiempo.

Lo que sí creo que veré es cómo el formato digital se impone al físico. Para eso no hace falta tanto tiempo. Estamos solo ante el inicio de este nuevo modelo, pero ya hay síntomas evidentes. Yo compré el periódico para buscar mi primer trabajo entre las ofertas de sus páginas, mientras que ahora recurro a portales especializados en Internet. Antes también consultaba enciclopedias de tomos inmensos o atlas para mis trabajos en el colegio, y no conozco una sola persona que hoy compre enciclopedias. Lo mismo podría decir de las guías telefónicas, los callejeros o los mapas de carreteras, que han quedado obsoletos ante el empuje de tecnologías muy innovadoras, como el GPS o Google Maps.
Conozco a muchos detractores de los libros electrónicos. Argumentan mucho sobre el olor y el tacto del papel, pero cuando se trata del futuro y la educación de sus hijos, prefieren que dominen cualquier cosa relacionada con la informática, la electrónica o lo digital. Y se alegrarán cuando descubran las infinitas posibilidades que el libro electrónico plantea para la educación. Por ejemplo, los manuales de idiomas reproducirán el texto con la voz de un nativo, los de música interpretarán las partituras con diferentes instrumentos, los de cualquier materia incluirán enlaces a miles de ejercicios extra, o vídeos y modelos en 3D que superan en detalle a una fotografía estática. Los libros digitales también serán una ventaja para las empresas cuando tengan que explicar unas instrucciones de uso, para los lectores que quieran compartir opiniones con otros, aumentar el tamaño de la letra o comunicarse con el escritor.
Las posibilidades son innumerables, y solo estamos empezando. A saber qué irán inventando en los próximos años.
Renunciar a todo eso (y a todo lo que no he mencionado) por el olor y el tacto del papel, y el resto de sensaciones románticas que tenemos todos los que nos hemos criado con libros, me parece que sencillamente no va a ocurrir. Sería como olvidarse de los teléfonos móviles por el placer de marcar en la rueda de un teléfono analógico. O privarse de la fotografía digital o el correo electrónico.
Estoy firmemente convencido de que las generaciones venideras no lo harán. Se criarán con libros electrónicos y verán los libros impresos como un formato obsoleto, del pasado, incómodo y pesado, que si lo prestan se quedan sin él, que es caro y lleno de inconvenientes. En suma, pensarán lo mismo que si nosotros tenemos que escribir una novela con una máquina de escribir, y luego fotocopiarla para enviarla por correo postal a quien queramos que la lea.  

—Sé que en Amazon existe la posibilidad de publicar en papel.  Y que los libros pueden venderse por Internet y también en tiendas de Estados Unidos, ¿has hecho uso de ese servicio, y cómo fue tu experiencia?

—Sí, hago uso de ese servicio actualmente. Me parece una opción más para vender, especialmente enfocado a las personas que quieren un ejemplar impreso. Es un servicio muy cómodo y fácil de utilizar. Las ventas son mucho más reducidas que en formato digital y varían de un libro a otro, pero esas ventas representan alrededor de un 10% de mi facturación digital. No sé si ese porcentaje será el mismo para otros escritores.

—Sé que es embarazoso lo que voy a preguntarte, pero he visto en tus intervenciones que eres una persona muy franca, ¿nos puedes dar un aproximado de tus ventas en Amazon?

—Empecé a vender en Amazon en junio de 2010. Desde entonces he vendido más de 15.000 libros. El día que más vendí fue el 28 de diciembre de 2010: 104 libros en un día, es mi récord. El mes que más he vendido fue el pasado mes de agosto, cuando superé los 1.900 libros.

Estas son las ventas de ebooks. De otro lado, están las ventas del servicio de impresión bajo demanda de Amazon, las descargas de los libros que ofrezco gratis, las ventas en otros portales como Barnes & Noble o Kobo, y la exposición de las novelas que tengo en 24symbols.

—Y ahora hablemos de tu vocación de escritor, ¿desde cuándo, cómo, qué fue lo que hizo que empezaras a pensar en escribir novelas?

—Fue por un amigo, César García, con quien he escrito varias novelas. Hace unos cinco años me propuso escribir un libro de un modo inocente y descubrí que me divertía inventando historias y personajes. Desde entonces seguimos escribiendo juntos y por separado, compartiendo nuestra afición y divirtiéndonos.

—Tu especialidad es el thriller,  ¿tienes algún autor al que hayas tomado como ejemplo?

—De una manera consciente no, pero imagino que todo lo que leo y me gusta me influye de algún modo. Lo curioso es que la mayoría de las novelas que más me han gustado no son thrillers, sino de ciencia ficción. Cuando lo pienso, llego a la conclusión de que hay cosas que me gusta leer pero no escribir. Al contrario no sucede lo mismo; sí me gustaría leer lo que escribo.

—¿Qué piensas de los escritores que escriben para sí mismos?  Me refiero a aquellos que afirman que no les interesa lo que el público prefiera, sino lo que ellos desean escribir.

—Es una postura que entiendo perfectamente. Yo envidio a todo el que hace lo que desea. Lo único que me desconcierta de esos escritores es verles preocupados por las ventas, o disgustados porque una novela que ellos consideran mala vende más que las suyas. Si no les interesa lo que el público prefiera, no debería importarles que el público no compre su novela. Después de todo la han escrito para sí mismos.

—Decía Gabriel García Márquez en una de sus entrevistas que cuando él escribe lo hace pensando en el lector. ¿Tú piensas igual?

—Desde luego, yo pienso en el lector continuamente. Mi mayor temor es que la novela aburra al lector, así que trato de contar la historia de modo que resulte amena, que intrigue y, sobre todo, que sorprenda en el final.
Igual que no tengo noticia de un músico que componga canciones para que nadie las escuche, ni un pintor que componga cuadros para que nadie los contemple, ni un cineasta que ruede películas para que nadie las vea, yo escribo con la esperanza de que me lean, y en ese sentido sí pienso en ellos mientras escribo la historia.

—Tienes trece novelas publicadas en Kindle ¿Desde qué edad escribes?

—Desde hace unos cinco años. Ese número de novelas tiene una explicación.

Para empezar, 4 de ellas son traducciones, al francés y al inglés, así que el número ya se ha reducido un tanto. No todas son novelas largas. La de mayor extensión está en torno a las 480 páginas; la menor, en torno a las 110. Y hay una que la estoy escribiendo por entregas.

También cuento con un apoyo muy especial. Algunas de las novelas están escritas con César, con quién empecé en mi afición a la escritura. La última la escribí con mi hermano. Mi chica se encarga de la edición, con lo que me descarga mucho de la tarea de corregir. No suelo encargarme de los títulos, ni de maquetar las novelas, ni de las sinopsis o las portadas. Y lo más importante de todo, las personas mencionadas me ayudan y comparten la parte que en mi opinión es la más difícil: la creación de la novela y el desarrollo de la trama y los personajes.
Al final es como si fuera el redactor de la labor de un equipo. Tengo una ayuda increíble, sin la que yo no sería capaz de hacerlo. Me siento muy afortunado en ese aspecto.

—Ahora te dejo libre para que expongas tu punto de vista como escritor que publica en Amazon.  Algunos dicen que no es válida la publicación por ese portal, que no lo harían jamás. Hace poco lo leí en un comentario en Facebook.

—Trato de no hacer caso a los que dicen lo que es o no válido para los demás. En mi opinión todas las formas de publicación son válidas, cada uno escoge la que le parece mejor.
Hace un año intentaba explicar a quien me consultaba la increíble oportunidad que existe ahora en Amazon para los escritores desconocidos. Un portal con millones de lectores en el que no están presentes los escritores de renombre, sin exclusividad, con total libertad... Una oportunidad irrepetible que mucha gente se va a arrepentir de no haber aprovechado cuando dentro de unos años se imponga el nuevo modelo y publiquen sus novelas en un mercado en el que ya habrá cientos de miles, en vez de solo miles como ahora.
Pero eso era hace un año. Ahora animo a todo el mundo a publicar en una editorial tradicional, a perder los derechos de su novela durante diez años para conseguir una tirada de 2.000 ejemplares, con una tasa de devolución del 35%, en un mercado que cada vez vende menos desde hace tres años, y que seguirá vendiendo menos. Cuanta más gente lo haga, menos competencia en el mercado digital, porque aunque las editoriales publiquen ebooks lo hacen a precios que está demostrado que el público no aprueba. Solo así se explica que yo pueda vender más libros digitales en español que Zafón o Pérez-Reverte. Así que espero que el modelo tradicional dure mucho tiempo, cuanto más mejor, y cuantos más escritores cumplan su palabra de no publicar jamás en Amazon, mucho mejor para los que sí lo hacemos. En cierto modo, les estoy muy agradecido por la oportunidad que me están dando.
Así que a los que afirman que jamás publicarán en Amazon, yo les mando desde aquí todo mi apoyo, y espero de corazón que su determinación no flaquee nunca.

—Muchas gracias por esta oportunidad de conocer de ti, Nando, estoy segura de que muchos de los que leerán esta entrevista verán cubiertas todas las interrogantes que plantea la nueva manera de publicar que nos ha brindado Amazon.

Gracias a ti por la entrevista y la ocasión que me brindas de darme a conocer a tus seguidores.

33 comentarios:

  1. Magníficos los dos (entrevistado y entrevistadora). Me gustan muchas de esas respuestas de alguien que se ve que avanza con los tiempos en su vocación. Tengo que leerle. Gracias Blanca y un beso

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante la entrevista Blanca, Fernando es otro de los autores que tengo entre mis pendientes así que espero disfrutar pronto de uno de sus libros
    un beso!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la entrevista y las respuestas.
    Para mí, Fernando trujillo es ya una marca de garantía, si se me permite la confianza de hablar en estos términos de mercadotecnia. Además es un gran conocedor de los entresijos de la edición, lo que le capacita seguramente para moverse con soltura en ese proceloso mundo.

    ResponderEliminar
  4. Una entrevista que no tiene desperdicio. Genial la entrevistadora. He podido intercambiar impresiones con Fernando, y, además de accesible y tener las cosas claras, es una gran persona. Le agradezco muchos de sus consejos.
    Un abrazo a ambos.
    Sergio

    ResponderEliminar
  5. Winnie, creo que vas a tener que hacerte con un e-book, ja, ja,

    Besos, amiga!

    ResponderEliminar
  6. Te lo recomiendo, Tatty. Leerlo para mí ha sido una grata sorpresa.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola dafd, bienvenido!

    Fernando no solo es un experto. Es un escritor de estos tiempos. Tiene un equipo detrás que ha transformado el hecho de escribir en toda una fórmula de éxito, como decir: una maquinaria perfecta.

    Admirable desde mi punto de vista.

    ResponderEliminar
  8. Así es, Sergio, Fernando interviene en algunos blogs y aporta su conocimiento en este campo. No es egoísta y eso es de agradecer en este mundillo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Magnífica entrevista, Blanca!! Mis felicitaciones a los dos por tan estupenda charla, enla que se puede aprender mucho de temas muy interesantes.

    Gracias a otra entrada tuya conocí hace tiempo a Fernando. Yo también he tenido la oportunidad de charlar con él sobre todos estos temas y es cierto que tiene las cosas muy claras. Al principio me chocaban algunos de sus planteamientos, pero una vez dentro del mercado digital y mirando en perspectiva, no me duelen prendas en asegurar que acertó con todo lo que me dijo y lleva toda la razón.

    En su posición actual, como uno de los autores que más libros vende digitales en español, creo que entiendo eprfectamente su postura. Si alguien quiere publicarle o hacerse con sus derechos tendrá que ofrecerle algo más que una simple tirada de libros que nunca sabes cómo va a terminar. No, él está ahora en una posición de privilegio, vendiendo una gran cantidad de libros en todo el mundo y en varios idiomas. Y ahora mismo es muy difícil que alguien peuda asegurarse eso, y menos con la eficacia e inmediatez que nos da Amazon y resto de plataformas digitales.

    Seguro que más tarde o más temprano veremos los libros de Fernando en papel, pero mientras tanto bueno es saber que el duro trabajo y el creer en lo que uno hace, aunque se salte las reglas preestablecidas, a veces tienen recompensas tan justas como esta.

    Gracias de nuevo a los dos por brindarnos la oportunidad de saber más de este mundo que estamos empezando a conocer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Un saludo a todos.

    Contestando a Armando, no sé sí mis libros saldrán algún día o no en papel, la situación debería cambiar en el futuro.

    Yo intentaba explicar que en las condiciones presentes no me parece rentable publicar en papel si es a costa de ceder los derechos digitales. Y aún así, si tuviera una oferta importante, de una editorial grande, con una tirada de mínimo 5000 libros y un adelanto, por poner un ejemplo, me tragaría todas mis palabras, una detrás de otra, y firmaría, pero ese escenario me parece tan poco probable para un autor desconocido que ni lo contemplo.

    De todos modos todo va cambiar. El mundo digital se llenará de novelas antes o después, por más que intenten retrasarlo. Las editoriales cambiarán su modo de trabajar. Algunos autores consagrados publicarán por su cuenta un libro, o negociarán otras condiciones... Sea como sea cambiará. Ya está sucediendo en inglés, donde están cerrando cadenas de librerías, y cuando suceda a saber cómo nos afectará. Nos esperan años interesantes y lo mejor es ser flexibles, adaptarse, experimentar y ver qué funciona, mucho mejor que esperar a que una editorial te cuente lo que cree que funciona.

    En el modelo tradicional son expertos, en el digital somos todos novatos.

    ResponderEliminar
  11. A eso me refería, Fernando, a que lo normal es que dado tu éxito y trayectoria alguna gran editorial se dé cuenta y te ofrezca unas condiciones como las que describes, o por lo menos parecidas.

    Si eso no es así demostrará que los gurús editoriales son más obtusos de lo que creía. Estoy siguiendo por Twitter el desarrollo del Liber, el evento sobre el libro digital en Madrid, y la verdad es que aunque hay avances, siguen todavía en la parra pensando que nada ha cambiado.

    Por supuesto que entiendo tu postura y yo haría lo mismo. Y claro, si surge una oportunidad como la comentada con una gran editorial aquí nos la envainamos todos, faltaría más. Pero mientras tanto como bien dices nadie conoce mucho de como evoluciona lo digital, pero tú eres de los que más tiempo lleva con todo esto.

    Felicitaciones de nuevo por tus éxitos y por abrirnos un poco los ojos a todos los que vamos por detrás. Y enhorabuena por una entrevista tan clara y contundente, tanto a Blanca como a ti.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. QUE BUENO POR Fernando, es un ejemplo para los que todavía tienen duda sobre publicar en forma electrónica, y también te felicito a ti, amiga, por lo bien que llevaste la entrevista.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por participar, Antony. Fernando tienes las ideas bien claras, creo que sus respuestas tienen todo el mérito de la entevista.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  14. Felicidades a los dos!!! Muy interesante todo lo que comentas, Fernando.

    ResponderEliminar
  15. Como para no tomar nota y entregarse a la lectura. No le conocía, pero me ha encantado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Quizá intentar tener los libros en ediciones diferentes (ebook, papel) sea lo mejor; de momento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho la entrevista. Interesantes tanto las preguntas como las respuestas, de dos personas que conocen el mundo de la publicación digital. De hecho, yo creo que sois un poco los pioneros (junto a personas como Armando Rodera o Marta Querol), que vais abriendo camino. Un camino que tarde o temprano tendrán que seguir muchos otros. Enhorabuena por la entrevista, Blanca, y mis mejores deseos de éxito digital para Fernando.

    ResponderEliminar
  18. Felicidades a Fernando, este chico vale mucho.
    Y a ti también, Blanca, por acercarnos la visión de un escritor de éxito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Genial la entrevista y las respuestas. Este blog se ha convertido en imprescindible.
    La experiencia de Fernando es alentadora y valiente (por lo pronto que se lanzó al ruedo digital). Otros hemos sido un poco más cobardes y nos ha costado más (hablo por mí).
    Me imagino que más de un editor y un agente se estará tirando de los pelos, y sería bueno saber qué fue lo que les echó atrás de dejar pasar la oportunidad de publicar novelas de éxito. Pero no creo que se llegue a saber.
    Respecto a los derechos digitales, lo bueno es que en los años pasados no se incluían en los contratos. Ahora las editoriales lo intentan pero los autores se han vuelto más precavidos en ese sentido. Comentaba un autor superventas que no había salido la novela en formato electrónico porque no llegaban a un acuerdo con la editorial. Imagino que prefiere hacerlo con ellos por la buena marcha de su libro en papel, pero las condiciones que le ofrecían eran absurdas. Eso tendrá que cambiar. Y como dice Fernando se avecinan tiempos interesantes.
    Mi sincera enhorabuena y muchos éxitos más.

    ResponderEliminar
  20. Ana, Dean, muchas gracias por pasar y dejar su comentario!

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Pilar, esa es la idea, ambos formatos, hasta que en definitiva uno prevalezca.

    Besos1

    ResponderEliminar
  22. Aquí el único pionero es Fernando, Magnus, yo lo seguí a él mucho después.

    Muchas gracias por tu participación, siempre valiosa.

    Besos,

    ResponderEliminar
  23. Hola Maribel! sabes que para mí siempre será un placer promocionar a la gente que vale. Y Fernando se lo merece.

    Besos! amiga, y tenemos que hablar de tu próxima publicación.

    Blanca

    ResponderEliminar
  24. Así es, Marta, el asunto de los derechos digitales ahora es lo que está dando guerra en los contratos, pues ya hay muchos publicando en Amazon, y aunque los precios son muy bajos, se gana tanto o más que con un libro de papel.

    Y aunque solo sea por el placer de estar vigente, porque como bien sabes, los libros en las grandes superficies o en librerías pequeñas tienen un tiempo de vida muy corto, en cambio en Amazon cuanto más tiempo pase, más conocido será tu libro.

    Trato de compartir todo lo que pueda beneficiar a los compañeros, Marta, es una labora que me produce satisfacción.

    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Hola, Marta.

    Yo también he oído casos como el que comentas de ese autor superventas, y le comprendo perfectamente. Tiene que haber muchos escritores con muchos libros atados a contratos editoriales, y no les conviene llevarse mal con una editorial que tiene los derechos de todas sus novelas en el formato que a día de hoy, y por mucho tiempo aún (sobre todo en España) es el dominante.

    De eso se aprovechan las editoriales para retrasar el cambio de modelo. y también las comprendo. El cambio no las conviene. Es mucho mejor para ellas seguir haciendo creer al mundo que solo los editores saben qué es lo que los lectores quieren leer, que son imprescindibles, y que sin su aprobación no se puede llegar a nada.

    Dentro de 5 o 10 años se conocerán muchos casos de autores independientes con ventas digitales impresionantes, otros no, por supuesto, pero tampoco venden grandes cantidades todos lo que publican en papel. Los autores nuevos de dentro de unos años, que no tengan ninguna obligación con ninguna editorial, se darán cuenta de que no las necesitan para nada, de que si firman con ellas están cediendo una parte de sus ganancias por un trabajo que podrían hacer ellos mismos en una horas.

    Yo creo que algún día el trabajo de edición de una novela, que considero indispensable, será como el de un traductor o el que diseña una portada. Tendrá un precio fijo, por número de palabras, pero se acabó el cobrar toda la vida. De hecho ya sucede así en algunos casos. Las editoriales subcontratan esos servicios.

    La pregunta que con el tiempo se hará más gente es ¿para qué necesito una editorial en el mundo digital? No hay posiciones privilegiadas en las librerías que puedan comprar, la distribución es igual para todos... Y hay autores que venden más que ellos sin ceder los derechos, conservando el control total sobre su obra, sobre la novela que tanto tiempo le ha llevado escribir.

    De hecho, llegará el día en que suceda al revés, como en el mercado anglosajón. Las editoriales buscarán a los autores que más vendan en digital y se pelearán por los derechos de sus obras.

    Es sencillo adivinar el futuro. Solo hay que ver lo que está sucediendo en el mercado inglés (Rowling publica HP en ebook por su cuenta, hay autores que han rechazado adelantos de 500.000$ para publicar ellos en Amazon, cadenas de librerías cerrando...). A menos que se crea que en español nunca va a pasar algo parecido.

    Yo creo que sucederá más tarde, pero que es imparable. Y mejor entrar ahora, que es increíblemente fácil por los pocos libros que hay en español.

    ResponderEliminar
  26. Por cierto, había otros antes que yo, bastantes. No sé quién será el pionero, pero yo no.

    Claro que en realidad, da lo mismo. No se puede volver atrás. Lo importante ahora es si se prefiere entrar ya o esperar a que haya miles y miles de escritores, porque los habrá, eso seguro. La situación va a ser cada vez más complicada para los autores desconocidos.

    Yo no tengo la menor duda de que no me iría tan bien, ni de lejos, si estuvieran publicados en digital todos los libros que deberían estar. Ni me quiero imaginar lo que sería tratar de sobresalir entre los libros de S. King, Dan Brown... La lista es interminable.

    Y creo que mucha gente se va a lamentar de no haber aprovechado esta situación ahora.

    ResponderEliminar
  27. ¡Hola Blanca! pues mira que no conocía de nada a este autor, pero debo admitir que sus novelas pintan muy bien.

    Espero tener la oportunidad de leerlo pronto.

    Muy buena entrevista.

    ResponderEliminar
  28. Estoy segura de que cuando empieces a leer la primera novela, seguirás leyendo todo lo que él escriba, Deigar. Un placer tenerte por aquí.

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  29. Conocí a Nando desde que dio a conocer su primera novela a nivel de foros y desde que empecé a leerle se convirtió en un imprescindible. Tenga lo que tenga entre manos queda relegado cada vez que un nuevo título suyo aparece en el mercado. También le dije desde el principio que de alguna manera tendría que llegarle el éxito y gracias a Dios he tenido razón, jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Me admira la tenacidad de algunas personas que no se rinden nunca. Trujillo será el próximo autor que lea, aunque no tengo todavía lector, pero está en pendientes.
    Me encantan tus entrevistas Blanca. Logras que los escritores se muestren cercanos y muy naturales en sus respuestas.
    Y me alegro que tanto talento encuentre su hueco en el mundo literario, aunque sea digital y tan denostado por grandes críticos del arte.
    De verdad que he disfrutado de la lectura.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Blanca, mi mensaje anterior ha salido con una identidad que desconozco, Pólvora. Estoy atónita. Que conste que soy Arlette Geneve...;)
    Y espero que haya sido un lapsus.

    ResponderEliminar
  32. Tienes toda la razón, Velkar, Fernando es un buen escritor por donde se mire. He leído dos libros suyos y voy por el tercero. Además, es un buen compañero, no es egoísta, comparte lo que sabe y eso habla mucho de su persona.

    Besos,

    ResponderEliminar
  33. Arlette: ¿Así que Polvorá eh? ja, ja, qué nombre más peculiar!

    Pues sí querida amiga, fue para mí un placer entrevistar a Fernando, conoce mucho el teme y tiene mucho empuje y entusiasmo. Te recomiendo que leas algunos de sus libros, son muy buenos!

    Muchos besos y saludos a Arlete hija!

    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.