viernes, 24 de junio de 2011

24 symbols: libros electrónicos a la carta

Sus promotores lo definen «como un punto de encuentro entre usuarios, editoriales y anunciantes». ¿Las novedades? Es gratis para el lector, es una fuente de ingresos para el editor (a través de la publicidad y las suscripciones) y, para tranquilidad de los autores, evita la posibilidad de copia ilegal.


Un proyecto con sabor cántabro
Al frente de 24symbols está el informático Aitor Grandes, quien hasta hace un año residía en Loredo y ejercía como asesor de la Dirección General de Desarrollo Tecnológica del Gobierno de Cantabria (DGDIT), hasta que se trasladó a Madrid, para empezar con el proyecto en mayo de este año. Sus socios en esta aventura son Ángel Luengo, David Sánchez y Justo Hidalgo. Al equipo hay que sumar dos nuevos ingenieros recientemente contratados, y varios colaboradores free-lance para las tareas de diseño y asesoramiento editorial. Y nos encontramos con otro cántabro en la parte financiera de la aventura: David Cantolla, el creador de 'Pocoyó', la exitosa serie de dibujos animados, y de Zinkia Entertainment y otras muchas empresas de éxito. Cantolla es uno de los cuatro socios de Sidkap, la firma inversora que apuesta por esta plataforma, dentro de lo que los especialistas definen como 'capital semilla'.

El Spotify de los libros
Con la divisa 'Lee y Comparte', 24symbols se presenta como un software para leer y compartir libros digitales, que funcionará en cualquier lector de ebooks con conexión a Internet y «que permitirá a cualquier usuario disponer de un catálogo internacional y multi-editorial de contenido de calidad».
Para explicar mejor su funcionamiento, Aitor Grandes lo compara con Spotify, la plataforma de suscripción musical: igual que el usuario accede a la música mediante streaming, sin necesidad de descargar nada, el lector tendrá a su disposición, mediante su dispositivo de lectura, todos los libros disponibles, que podrá leer íntegramente en su pantalla.
Como en Spotify, habrá también dos modalidades de suscripción: gratuita y premium. Este modelo 'freemium' permite que, en la modalidad free, se puedan leer gratis los libros -aunque, a cambio, se reciba publicidad-, pero sólo cuando se disponga de conexión a internet, mientras que en la de pago es posible la lectura offline y sin anuncios, con una cuota mensual que estiman no alcanzará los diez euros.

Así, los usuarios podrán acceder, a través del ordenador, su ebook o incluso su móvil, al listado de libros disponibles, hojear las reseñas, valorarlos y recomendarlos a otros usuarios. Todo ello sin complicaciones para el profano, pues es accesible desde cualquier navegador, al utilizar tecnología web convencional. Y, respecto a qué encontrará el lector, no sólo se ofrecerá literatura, sino también obras de referencia, manuales y, lo que resulta más novedoso, pretenden ofrecer manuales de usuario de productos de consumo.

Leer sin descargar
El ejemplo de la industria musical y el mp3 sirve también a Aitor Grandes para explicar la gran ventaja comercial de 24symbols: «Pensemos en el último libro de Ken Follet, por ejemplo. La edición en papel son más de mil páginas y cuesta veinticinco euros. Pero, además, se trata de una trilogía, lo que no sólo significa que me va a costar setenta y cinco euros, sino que serán tres volúmenes que no me van a caber en la estantería. Y podría optar por comprar la edición digital, pero cuesta dieciséis euros; los ebooks son carísimos porque ahora el sesenta por ciento se lo lleva el distribuidor. Si resulta que el mismo libro está disponible en las redes p2p ¿realmente la gente va a pagar tanto o va a piratearlo? Estoy convencido de que, si lo ofreces de modo económico, la gente no va a recurrir a las descargas ilegales, porque con nuestro sistema resulta hasta más sencillo acceder al libro».

Piratería
Pero, ¿cómo impide este sistema la piratería? La idea es, en lugar de levantar barreras y diseñar costosos mecanismos de protección, como los DRM y demás intentonas que terminan por convertirse en retos para hackers, esta plataforma simplemente evita la copia porque no existe un documento que se transmita, sino que el lector visualiza en su pantalla las páginas, pero sin almacenar el libro, que no es descargado en ningún momento.

Editores
La cuestión, ahora mismo, es dotar de contenido al sistema. Desde hace semanas, 24symbols está negociando con editores para recibir los libros que pronto estarán a disposición de sus suscriptores. Una tarea lenta y ardua, pues como apunta Grandes «la venta se organiza mucho más rápido que los sistemas de suscripción: Spotify tardó en aparecer cinco años más que iTunes», mientras recuerda que el Kindle o el Books de Apple son todavía realidades muy recientes, «pero que no se engañen los editores: aún no ha llegado la gran ofensiva de los dispositivos lectores. El iPad ha demostrado que las pantallas de los tablets son tan cómodas o más que la tinta digital, y cuando se inunde el mercado de lectores, la piratería se extenderá tanto como ocurrió con los mp3». Para estar preparado, 24symbols ofrece a las editoriales no sólo acuerdos de distribución, sino incluso incorporarse como inversores, al igual que sucede con Spotify, cuyas acciones están en buena parte en manos de compañías discográficas.

¿Y los autores?
24symbols no se plantea como una plataforma promocional de nuevos valores, ni como una conexión directa entre autores y público, sino que apuesta por la mediación editorial, pues su pretensión es «ofrecer un fondo de calidad contrastada, y esa labor ya la realizan las editoriales, y muy bien». Así pues, no estarán disponibles obras de autor-editor, porque «no somos un sistema alternativo de publicación, que es lo que ofrecían hasta ahora otras plataformas de libros», aclara Grandes.

Nota de Blanca Miosi: Aquí creo necesario hacer una aclaratoria. Si acceden a la página, encontrarán en la parte de abajo, a la derecha, un DOC con el modelo de contrato para agentes/autores, en el cual se entiende que los autores directamente también pueden contratar los servicios de 24symbols, siempre y cuando hayan tenido cierta trayectoria como haber ganado algún premio literario, entrevistas y publicaciones que hayan tenido relativo éxito y por supuesto, calidad, porque ellos no son co-editores, es decir, no revisan ni corrigen textos. (Esto último lo sé porque David Sánchez, vocero de la empresa, me lo dijo directamente)
El material se debe enviar con el diseño de la portada, pues ellos publicarán todas las obras con una portada estándar a menos que el trato se haga directamente con las editoriales. Y algo que me parece importante y que le dará al autor libertad de movimiento para seguir presentando su obra a agentes y editoriales es que 24symbols no tendrá la exclusividad del material presentado.  http://www.24symbols.com/

La competencia
A primera vista, los competidores de este proyecto serían Google y su portal de libros, Google Books. También allí es posible acceder y leer un gran número de obras, aunque muchas de ellas sólo se pueden consultar fragmentos. Y, como no, también la gran amenaza para todo el sector, el futuro Google Edition.

Sin embargo, la filosofía de ambas plataformas es muy distinta de la de 24symbols: mientras Google piensa en vender contenidos -bien el libro físicamente, bien libros digitales, o bien el acceso a determinadas páginas-, este nuevo proyecto se aleja de ese esquema comercial clásico de venta, que no se diferencia demasiado de lo que ya hace Amazon o el funcionamiento de iTunes; el sistema que propone Grandes se inspira directamente en las redes sociales y procesos de intercambio más actuales y más del gusto del consumidor actual, para el que 'gratis' es una palabra talismán, y que a menudo no distingue demasiado los límites de lo legal, en cuanto a contenidos digitales se refiere.

Interés desatado
Desde que hace unos días se difundiera la noticia de esta nueva plataforma, las muestras de interés están desbordando a los responsables del proyecto. Primero, la novedad corrió por las redes sociales -especialmente, en Twitter- y medios digitales como Papel En Blanco, pero también medios convencionales como CNN+ o el diario Expansión les han dedicado páginas y minutos. Por el momento, todavía no han abierto las suscripciones ni la lista de betatesters, pero se pueden seguir todas las novedades del proyecto a través de su blog.

Fuente:

Este artículo fue publicado hace ocho meses.  En la actualidad el proyecto ya es una página web que está en funcionamiento en forma beta.  Su lanzamiento definitivo será a partir del 30 de junio de 2011 y dos de mis novelas: EL LEGADO y DIMITRI GALUNOV, esta última inédita, serán digitalizadas y publicadas en esa plataforma, a través de mi agencia literaria.


B. Miosi


22 comentarios:

  1. Caramba blanca ahora estas tan "activada" con entraadas tan seguidas que nisiquiera me da tiempo a comentarios, je, je,je.

    Siempre nos traes noticias importantes del sector, y esto que transcribes aqui luce muy prometedor. Y para sorpresa nos cuentas tambien que ya tu última obra empieza a caminar!!! Felicidades pues!!!

    ResponderEliminar
  2. Magnífica entrada, Blanca. Creo que más de uno nos vamos a encontrar en 24symbols. Me apetecía mucho que mis obras se leyesen gratis en España (puesto que luego son traducidas) y creo que es una estupenda iniciativa frente a la crisis económica porque hace accesible el producto al lector.
    Los libros electrónicos, tal y como los ofertan algunas editoriales minoritarias, son fácilmente pirateables y, a pesar del bajo precio, incluso ni por esas...
    Estoy en contacto con 24symbols, siguiendo su trabajo desde hace meses y, desde luego, se lo están currando con mucha inteligencia.
    Lo dicho, en breve nos veremos en 24symbols.

    ResponderEliminar
  3. Mucho éxito para esta plataforma, es lo que mucha gente ha estado esperando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Blaca, felicidades. No paras.
    Un abrazo que te encuentre
    Sergio Astorga

    ResponderEliminar
  5. Lo que pasa, Vicsabelle, es que aquí es feriado, así que tengo más tiempo que el acostumbrado.

    Dimitri Galunov no es mi última novela, la escribí hace unos tres años, pero como es inédita, la agencia la propuso para el catálogo de 24symbols.

    Mi última novela es El manuscrito 1 - El secreto. Y espero recibir noticias, ojalá pronto, para su publicación.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  6. Claro que sí, Francisco, creo que allí estarán casi todos los escritores, es una buena manera de difundir los libros.

    ¡Nos vemos!

    Blanca

    ResponderEliminar
  7. Hola Dan! un placer verte por aquí de nuevo.

    Sí, dicen que será un lanzamiento muy exitoso, espero que así sea.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Sergio Astorga!

    Hace siglos que no te veía, ¿cómo estás? pasaré a visitarte.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  9. A mi todas estas "moderneces" me marean un poco, pero supongo que es hacia donde vamos.
    Veo que ultimante estas que no paras. Me alegro.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Mas posibilidades parea los escritores que empiezan, que bien.
    Blanca, me alegro que estés tan activa en tu blogs.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Blanca,

    La idea parece muy interesante, bastante mejor que los libros electrónicos tradicionales. Sobre todo porque el costo es accesible, y cuenta con una modalidad pagada por publicidad. Así pierde sentido el pirateo.

    Veremos qué dice el tiempo.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Lola, no creas que esto no me marea también, pero como dices, es el futuro ya presente.

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Sí, Antony, la inactividad, me activa, tenemos cuatro días de puente y estaré escribiendo como nunca. ¡Ah! ¡qué felicidad!

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Hola Alejandro,

    En Internet hay miles de sitios para bajar novelas de todo tipo, pero si tienes un lugar legal, donde además, lo puedes hacer gratis, es preferible.

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Que interesante Blanca este artículo. Nos has dado muchísima información.
    Te mando un beso enorme!

    ResponderEliminar
  16. Qué cosas, Blanca. Nuevas ideas para nuevos tiempos difíciles. Sin embargo, no creo que puedan evitar la piratería; todo lo que se vea en una pantalla es susceptible de copia, ya que no se trata de un soporte físico, sino de información.

    De todas formas estaré atento a cómo avanza este nuevo formato. Nunca se sabe.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola Carla!

    Pues sí, la información acerca de esto corre por la red y es inevitable que llegue el momento!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  18. Blas, según parece la piratería en este caso no existiría, puesto que los libros no se descargan, se leen en línea.

    Al menos es lo que dicen...

    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Blas tiene razón en su observación.
    Todo es susceptible de copia. El tema es que eso les tiene que preocupar mucho más a los propietarios de derechos de los grandes títulos que pueda ofrecer su catálogo (best sellers, por ejemplo).
    En Estados Unidos protegen el contenido de descarga con encriptamientos e historias, pero cualquier informático avezado imagino que podrá saltarse el tema, aunque también pienso, me da a mí, intuyo... que los piratas están a otros menesteres. No me imagino un top manta de libros, la verdad, y menos cuando puedes pagar un precio casi simbólico o leerlos gratuitamente.

    ResponderEliminar
  20. Es verdad, si un artículo carece de valor comercial no veo para qué robarlo, porque cada descarga es un robo, ¿no? 24symbols sacará ganancias de la publicidad. Claro, me imagino que dependerá de cuántos libros se descarguen. Igual sucederá con los agentes, las editoriales y los escritores.

    ResponderEliminar
  21. Hola,Blanca, muchas gracias por la información. Miraré esa página. uN abrazo.

    ResponderEliminar
  22. A mí me parece una opción interesante, creo que con tu historial fácilmente podrías publicar en 24symbols.

    Besos, Felisa!

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.