miércoles, 16 de marzo de 2011

Adiós PROSÓFAGOS, se cierra el foro


Hay días en los que no vale la pena salir de la cama.  Hoy fue uno de ellos. Me desperté más temprano que nunca porque debía ir a renovar la visa americana. Sí, por estos lares, todavía utilizamos ese método para entrar a Estados Unidos.  

Como siempre, lo primero que hago muy temprano es encender el ordenador, mientras tomo una cucharadita de aceite de oliva y el jugo de dos limones, con un poquito de agua tibia, antes de desayunar (lo hago por lo del colesterol que me encontró mi querida doctora Landaeta)

Abro mi correo, casi lo mismo de siempre: trabajo, algunas amistades; paso a Prosófagos y casi me infarto.  Se cierra el foro. No tardé en leer los motivos y darle la razón a Esther.  Apenas tuve tiempo de postear un mensaje, pues debía desayunar y salir antes de las siete para llegar a las nueve a la embajada, pero mi presión arterial llegó a 158/9.  El tensiómetro que me regaló mi querido Henry es una maravilla, cuando lo uso, de solo mirarlo se me eleva más la presión.  Llevé mis pastillitas de repuesto por si me daba un “yeyo” en el camino y proseguí con este día que empezó muy mal.  Por fortuna, no tuve problemas con la visa porque hubiera sido el acabóse.   Después de pasar por el taller y resolver un par de cosas, regresé a casa y el aviso en Prosófagos seguía allí.  No había sido producto de un amanecer tempranero, es verdad que el foro, cierra.

Los motivos son de índole diversa, pero más que nada se trata de la falta de seriedad y compromiso que un grupo de personas asumen cuando forman parte de una comunidad.  En este caso un foro literario, el mejor que yo haya conocido y en el que he aprendido más que en cualquier taller literario.  Formado en su mayoría por gente seria, dedicada, que conocí en otros foros y decidieron que Prosófagos valía la pena.  Tanto valía, que logramos sacar una revista literaria: Prosofagia, y no solo fue una revista virtual: salieron varios números impresos y fueron repartidos gratuitamente vía courier a todos los países de los que participaban y deseaban la revista, ejemplares dignos de figurar en cualquier editorial de renombre.

La promotora de todo fue Esther, la administradora del foro, que junto a Pepsi, a Boris, a Elisabet (Montse de Paz), Gabi, Plásido, Nelo, José Luis Jaime Cortés con sus secciones fijas, con su ahínco, dedicación meticulosidad en la edición, redacción y presentación de la revista, llevó a cabo una tarea titánica, pues no es fácil editar 86 páginas de temas, cada cual más interesante.  En pocas palabras: el foro literario Prosófagos cierra porque algunos de sus participantes se dieron a la tarea de desacatar los lineamientos que en toda comunidad de este tipo deben aprobar antes de suscribirse.

Realmente es una pena, porque la mayoría sale perjudicada por unos pocos. Solo me queda agradecer el haber participado en ese lugar tan especial, donde he conocido gente maravillosa y me he reunido con otra que ya conocía de otros lados.  Se había convertido en el lugar donde podía pasar mis momentos oscuros y olvidarme de los últimos golpes que me dio la vida, pero así es, nadie es dueño de nada, solo de sus propios pesares o triunfos. 

Me toca entonces despedirme de Prosófagos, una despedida más en estos tiempos que me toca vivir.

B. Miosi

29 comentarios:

  1. Una pena y una pérdida terrible, Blanca. Yo fui miembro de Prosófagos durante un breve tiempo (demasiado breve, pero los foros me roban demasiado tiempo), y puedo afirmar que en ese escaso tiempo aprendí mucho. ¡Y te conocí!
    No entro en valorar los motivos porque hace mucho que no pasaba por allí, así que no sé quién tiene razón y quién no (ya se sabe, cada bando tendrá su versión). Pero me apena que un lugar repleto de grandísimos escritores deje de existir, especialmente por motivos de rencillas entre miembros.
    Pero bueno, debemos tener la esperanza de que el camino que se abre ante nosotros sea incluso mejor que el que dejamos a nuestras espaldas.

    Besos y abrazos, amiga.

    PD: Respondiendo a tu comentario en mi blog, sí, por desgracia tengo un poco abandonadas las visitas a los blogs amigos. El tiempo, que me falta... Pido un millón de disculpas.

    ResponderEliminar
  2. Blanca como tú a veces me dices este mundo virtual es de idas y venidas...Es una lástima que desaparezca lo que parecía era un foro muy RICO...pero es la vida. Ya últimamente te está golpeando de diversas formas. Un beso y fuerza AMIGA

    ResponderEliminar
  3. Querida compañera de letras y amiga:
    me encantan tus entradas, debería ponerte un comentario todos los días, todas las horas, si no lo hago es porque el tiempo no me da, pero que sepas que te leo.
    Esta me ha gustado especialmente porque expresas muchas cosas en poco espacio y lo haces de una manera certera. Ay! los foros, las rencillas... también sé de esos dolores, de esos pesares y me duelen como a ti. En nuestro mercado, como en el resto siempre hay gentes que gozan destrozando las casas ajenas, arañando los sentimientos... pero es algo contra lo que apenas podemos luchar porque en la lucha perdemos mucha fuerza y, sobre todo, nos daña demasiado, como es el caso que tú cuentas, cuando lo único que persigues es el buen rollo y el dar a los demás lo que te gustaría te dieran a ti.
    Creo que, como dices, lo mejor es ponerte a tus letras y rodearte de buenas vibraciones. En eso estoy yo, aunque todavía ando retrasada, por mi espalda que me tiene de pena.
    En cuanto a tu tensión, cuídatela, yo llevo con tratamiento años. Mientras que la baja no suba por encima de los 10 no pasará nada, tranquila.
    Ya sabes, te debo un correo, que voy a ver si ahora mismo te pongo.
    Un beso enorme, y no dejes la frescura que acompaña tus letras nunca, es estupenda, me encanta.

    ResponderEliminar
  4. Imposible. No se cierra Prosófagos, sólo culmina una etapa. Quizá, espero, anhelo -a pesar de saber que no puedo apenas disfrutarlo, por falta de tiempo-,un nuevo foro, menos utópico y más práctico (sin Dios, que soy ateo), ¿por qué no con los mismos ingenieros? (que tan bien lo hicieron, a pesar de ser humanos)
    Abrazos
    Hasta pronto, compañer@s
    Nelo

    ResponderEliminar
  5. Qué cosas. Se desmonta todo. Maldita Crisis.

    ResponderEliminar
  6. Ya sé, que la Crisis a lo mejor no tiene nada que ver. En la Bolgsfera se ve menos actividad cada día. Yo creo que se debe a que cada vez la gente es menos optimista, tiene cada vez más preocupacines en la cabeza y cuesta más pagar la conexión a la Red.

    ¿Se apaga el optimismo en la Blogsfera? No hay que rendirse. Si nos rendimos, estamos perdidos.

    O desconectados. Del todo.

    ResponderEliminar
  7. Hola.

    Se cierra la revista pero queda tu imaginación y tus letras para seguir escribiendo.

    El mundo sigue y hay que seguir con él, no te rindas.

    Como dice Blas Malo, líneas arriba, si se rinden, están perdidos o estaremos perdidos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Comparto tu tristeza, amiga, ayer fue también mi pero día.He aprendido bastante en Prosófagos y de mantenerse en firme la decisión de su cierre lo lamentaré.Espero con ansias que suceda un milagro y el foro continúe.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Sí, recuerdo que ahí fue donde leí tu precioso cuento de la biblioteca. Creo que los motivos son cansancio y que se salió de control.

    Mientras tanto, me dedicaré a lo que realmente debo hacer: escribir.

    No tienes que disculparte por la falta de visitas, Javier, es bueno que estés tan involucrado en diversos proyectos literarios además de tu trabajo, es impresionante.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  10. ¡Uf! después de tanto, uno se va curtiendo, amiga, quise dejar por sentado en esta entrada mi agradecimiento a las personas que se portaron bien conmigo y lo bien que la pasé allí.

    Muchas gracias por pasar, Winnie!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pero que mensaje más bonito, Antonia, y viniendo de ti, la escritora de "En un rincón del alma" que hizo llorar a Paco Escribano, que me digas que te gusta la frescura de mis entradas, es ya mucho decir!!

    Cuídate esa espalda Antonia, los que escribimos sabemos que la postura es muy importante, pero una cosa es decirlo y otra hacerlo. Mi tensión está controlada felizmente, lo que todavía no termino de controlar es mi estado de ánimo, pasará mucho tiempo antes de sentirme casi tan bien como antes.

    Espero ese correo con ansias!
    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  12. Ay, Nelo, no crees en Dios pero sí en milagros. Un foro equivale a tener la mente abierta, a ser condescendiente, a dejar libertad de pensamientos, que la gente discuta si es por alguna razón. Dudo mucho que una secuela pueda lograrse.

    Mejor nos ponemos a escribir novelas, que es lo nuestro.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  13. Blas, la blogsfera siempre seguirá existienda, siempre que los propietario de los blogs lo permitan, claro, y soy de la idea de que es un medio incomparable para expresarnos.

    Los foros nacen, crecen y languidecen, y no generalmente por los participantes, sino por sus propios creadores. El caso de Prosófagos es triste, unos pocos tienen más fuerza que la mayoría... en fin.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  14. Hola Mal querida, me siento triste, pero de ninguna manera abandonaré las letras, tengo mucho que escribir y ahora es cuando. Muchísimas gracias por visitarme, Ahora mismo pasaré por tu sitio.
    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay Antony! hijo mío, pídele a Dios, entonces que vuelva a hacer milagros,

    Es lamentable, sí, pero ya encontraremos la forma de seguir viviendo.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  16. Hola Blanca:
    La verdad es que sí es una pena que un foro como Prosofagos desaparezca. Reconozco que he aprendido mucho en él con los comentarios e indicaciones que se realizaban, así como de las lecturas de textos de otros compañeros. Aunque mi experiencia es poca si ha influido para que me lance a hacer cosas relacionados con este mundillo de la literatura, como ya sabes por mi blog. Uno se queda con la duda de cual ha sido su porcentaje de culpa, pero como le contestas a Antony, la vida sigue, y hay que sacar provecho de lo aprendido por donde se va pasando y alegrarse de haber conocido a gente tan estupenda como tú. (Antony, tú también eres estupendo, jaja).

    Espero seguir manteniendo contacto contigo a través de los blogs o facebook, y sinó, siempre será un placer seguir leyendo tus novelas y estar en contacto contigo a través de lo que cuentas. O como dice creo que Clark Gable en Casablanca "siempre nos quedará Paris".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Jecobe, gracias por la visita, claro que Prosófagos fue una buena escuela, y es una pena que se cierre, pero al parecer la idea era proseguir con otras normativas, así que no te desanimes, que tendrás foro para rato.

    Ya te enlacé en mi blog, me ha gustado visitarte.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  18. Hola Blanca,
    Pasé buenos momentos leyendo la revista; qué pena el cierre. Bueno, que le vamos a hacer. Toda sociedad lleva su riesgo. Esperaremos mejores vientos.

    Pues nada, sigamos escribiendo.

    Un abrazo, amiga.
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  19. Siento mucho que se cierre Prosófagos, Blanca. Sé el esfuerzo y las horas que le habéis dedicado, tanto a los diferentes hilos del foro como a las fabulosas revistas que habéis sacado a la luz.

    yo no participa mucho, pero sí entraba de vez en cuando, aunque fuera sólo como lector. Esperemos que esto sea sólo un paréntesis, cosas mejores tienen que venir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Así es Mián, es una pena que su cierre se haya anunciado de manera abrupta y sin preaviso.

    Un beso,
    Blanca

    ResponderEliminar
  21. Armando:

    En la vida quedan cosas por hacer, que a veces dejamos de lado por otras, en este caso, creo que me ayudará a dedicarme a lo que debo: mis novelas, que las tenía un poco abandonadas. Y no es que me dedicara del todo al foro, es que las horas avanzan sin que te des cuenta...

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  22. Buenos días

    A ver si ahora me deja.

    Te decía en un comentario que se perdió porque me falló el navegador, que lamentaba mucho el cierre de Prosófagos. Leía regularmente la revista que publicaba.

    Yo estuve muchos años (desde 1997) participando en un foro literario, que acabó cerrando hace un año o así, y aún me acuerdo mucho de todos los buenos momentos, de la gente que conocí allí, de todo, así que te entiendo.

    Animo y un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  23. Es una lástima, Blanca. Si bien no participé en Prosófagos, me gustaba leer la revista Prosofagia. ¿Dejará esta también de existir?

    Un saludo,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  24. Conocí el foro por tu medio hace tiempo, y estuve por ahí merodeando una cuantas veces.
    Me da mucha pena que se cierre, así son nuestros egoismos cuando salen a relucir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Es lamentable que el mundo virtual sea así, que no es tan sorprendente que se cierre el foro. Pero todo cesa, excepto el ímpetu de las almas creadoras que participaron, y que seguirán contribuyendo con pizcas de belleza aquí y allá.

    Espero seguir encontrando a menudo esos destellos creativos tuyos en esta amplia oscuridad virtual.

    Saludos,
    D

    ResponderEliminar
  26. Hola, Juan, pes sí, los foros son buenos, tanto para intercambiar literatura como para hacer buenas amistades, que al final son las que se conservan. Yo he conocido muy buenas personas en la red, en los blogs, y también Facebook, este mundo virtual es ancho y ajeno, como decía César Vallejo.

    Un abrazo, y gracias por pasar,
    Blanca

    ResponderEliminar
  27. Hola Alejandro, creo que si pasas por el foro ya no podrás encontrar la revista, pues el sitio lo ocupa un cartel de cierre. Pero es probable que los actuales administradores vuelvan a reabrir el foro con las personas que deseen seguir participando. Cosas de la vida. Entonces, sí, es probable que siga saliendo la revista.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  28. Hola Dean, tu página debe tener algún problema, pues las veces que intento entrar me sale un mensaje de suscripción.

    Prosófagos cierra, según dijo la administración. Lo que no sé es por qué, exactamente, si más adelante dice que tal vez se vuelva a abrir.

    Son esas inconsistencias las que hacen que una se aleje a buscar otros horizontes.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  29. Daniel, gracias por lo de destellos creativos, y es literal, son solo destellos, que se apagan a la velocidad de la luz.

    Felizmente en esta oscura inmensidad nos podemos encontrar amparados por la luz de las pantallas las veces que queramos,

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.