viernes, 5 de junio de 2015

EL RASTREADOR, mi nueva novela


"El rastreador se mueve entre la pasión por un amor imposible y el apego al deber en un escenario conflictivo en el que luchan dos religiones, dos pensamientos y formas diferentes de ver el mundo. Si alguien piensa que la lucha contra el terrorismo está terminando, cambiará de idea. Acción, intriga, odio y amor son los ingredientes que acompañarán al lector desde el principio al final. 
Kevin Stooskopf, un ex miembro de las fuerzas especiales norteamericanas. Habla árabe, pashtún, inglés y francés. Su apariencia facilita su adaptación, según Charles Day, la mano derecha de Jonh Brennan, es el único capaz de llevar a cabo la misión. Lo convierten en terrorista y es encarcelado en Belmarsh, puesto en libertad y lanzado a la aventura."


Es la sinopsis de El rastreador que aparece en Amazon

Toda la vida he sido lectora de novelas de aventura, me inicié leyendo a Salgari, Verne, Dumas... y después proseguí con Forsythe, Morris West, Grisham, Archer, Connelly... creo que fueron mis influencias y aunque no sea tan buena como ellos disfruto una enormidad escribiendo argumentos enrevesados, historias que hacen viajar de un extremo a otro del mundo para tratar de solucionar los problemas que la trama va gestando.

Algunos dicen que lo hago bien, otros quizá no estén de acuerdo. Lo importante para mí es entretener, comunicar, informar, y deseo hacerlo a través de mis novelas. Durante muchos años solo fui lectora apasionada, admiraba a los escritores capaces de hacer que me abstrajera del mundo, me asombraba su capacidad para entretejer historias, y cuanto más complicadas, más era el goce que sentía al ser llevada de la mano del autor hacia el desenlace final, ¡Ah... qué delicia es la lectura!

Hoy sigo leyendo y al igual que antes lo hago con la misma fruición.

Pero hace unos años me atreví a incursionar en la escritura. Al principio con timidez, recuerdo la primera novela que escribí. Una romántica, cursi, ahora que la recuerdo... en la que intenté poner todo lo que me parecía interesante hasta hacerla parecer una guía para un turista perdido. Por suerte no salió a la luz. Con los años aprendí que menos es más. Que el arte de escribir consiste en utilizar la menor cantidad de palabras con el mayor significado posible. Aprendí que tres páginas pueden reducirse a una sin perder su esencia.

Así escribí La búsqueda, El legado, El manuscrito... y ahora presento El rastreador

En menos de diez días está en el top 10 de los más vendidos en Amazon.com lo cual me regocija, porque era un tema nuevo para mí y pensé que no podría con él. Dejo a su criterio opinar si es buena, mala o mediocre. Como sucedió con todos mis libros, cada minuto que pasé escribiéndola fue de una intensidad extraordinaria. Ahora ya no me pertenecen esas sensaciones, ahora son los lectores quienes decidirán si acompañan a Kevin Stooskopf a llegar al final.


¡Hasta la próxima, amigos!

A la venta en relinks.me/B00Y1LRWBO 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.