lunes, 15 de marzo de 2010

Hijos de Heracles: El nacimiento de Esparta, por Teo Palacios


He terminado de leer Los hijos de Heracles, y debo admitir que ha dejado una profunda impresión en mí. Más que una novela, podría afirmar tal vez por mis escasos conocimientos del mundo griego antiguo, que se trata de un documento referencial, hasta podría decir testimonial de la historia de Esparta, la tierra de los descendientes de Hércules.

Teo ha sabido mezclar con maestría las leyendas griegas con la cotidianidad de los habitantes de Esparta, sus creencias en los dioses, el nacimiento de sus mitos, sus costumbres, su comportamiento, sus leyes y el aporte cultural que el espíritu de sus poetas dejó como legado para el mundo actual.

El personaje principal, Anaxándridas, hijo del rey de Esparta, Teopompo, a su vez hijo de Nicandro, de la dinastía euripóntida, en un prefacio habla en primera persona, justo antes de la batalla que significará la gran victoria espartana ante los mesenios dirigidos por el escurridizo Aristómedes. La novela está entretejida tan inteligentemente, que a medida que pasaba las páginas me adentraba en un mundo del que solo nos han llegado fragmentos. Lo que antes era un rompecabezas con las piezas mezcladas, empezaba a tomar forma: desde el origen de las fiestas a los dioses que son recordadas hasta nuestros días, hasta las Olimpíadas. Teo Palacios supo sacar partido hasta de las derrotas, como es el caso de la derrota de Hisias, a partir de la que se creó el festival de las Gimnopedias, o festival de los niños desnudos. A propósito de esto, es interesante ver que los espartanos veían el cuerpo humano de diferente manera a como se acostumbra ver en nuestro días. Hombres y mujeres hacen uso de su desnudez con naturalidad, así como costumbres que pudieran parecernos detestables, como la excesiva rigidez en la crianza de los niños, que para ellos significaba la supervivencia del más apto, o que en algunos casos algún espartano prototipo del hombre perfecto, actuase como semental; con el consenso del marido, para de esa manera contribuir a prolongar con sus genes una raza llena de atributos. O que se instaurasen las leyes de eutanasia, garantizando de esa manera una población libre de defectos congénitos.

Curiosamente, Anaxándridas, siendo el hijo menos amado de Teopompo fue quien dio la gloria final a Esparta, mientras que su hermano Arquidamo, tal vez más apto físicamente que él, optó por el camino del odio y de la venganza. La relación entre padre e hijo, me refiero a Teopompo y Anaxándridas, estuvo desde un principio muy bien definida, se podía sentir la frustración del hijo y el desprecio del padre, sin embargo, lograste que al final sintiera admiración por el padre, consecuencia de la propia admiración que sentía Anaxándridas por él. Le diste una personalidad humana, inteligente, y justiciera.

Me han gustado en especial las descripciones de los sentimientos: unas veces de dolor y de impotencia, otras de rabia y desilusión, y me ha parecido ver ante mis ojos esos hombres enormes, fuertes y valerosos, acostumbrados a la vida dura, en la que su principal meta era la defensa de su pueblo. No obstante, existe una parte oscura en toda historia, y en ésta se trata del sometimiento al que fueron víctimas los esclavos o hilotas, que a los ojos espartanos eran esclavos porque tenían que serlo, y por tanto, tratados como tales de por vida.

Hay partes preciosas, como el relato que Anaxándridas hace a su hijo Arquidiamo cuando estaba pequeño, por medio del cual, nos enteramos de la historia de Menelao y Helena, de una manera más fidedigna que las que nos ha mostrado la película Helena de Troya, por poner un ejemplo.

La novela es una delicia para los amantes de los dioses del Olimpo, de las costumbres griegas y de las leyendas que en esta obra aparecen con naturalidad, con unos diálogos bien llevados, con conversaciones inteligentes, que van respondiendo a las preguntas que uno como lector se va haciendo.

Comprendo ahora las dificultades para documentar la novela, como relataba Teo en su blog, ya que es un pedazo inolvidable de la historia.

Mis felicitaciones a Teo Palacios, por una novela que bien merece un premio, pues es toda una tesis basada en la historia de Esparta, que al mismo tiempo que entretiene, nos da toda una lección de historia.

B. Miosi

30 comentarios:

  1. ´He leido ya varias críticas fantásticas de este libro...Lo tengo en mi reserva para cuando tenga tiempo.....Desde luego parece ser que está muy bien contado.....Besos Blanca

    ResponderEliminar
  2. Blanca, has hecho una crónica muy completa de esta novela. Trata un tema que resulta muy atractivo para muchas personas, entre las que me encuentro; me parece muy interesante de lo que te he leído. Tengo una lista de espera algo abultada, soy lenta leyendo, pero creo que la incluiré en ella.

    Ah, ese collage de la cabecera está genial, y tú ¡guapísima, amiga!

    Un abrazote y un beso,

    Margarita

    ResponderEliminar
  3. No conocía el libro Blanca, así que gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  4. Una reseña estupenda. El libro de Teo es uno de los que tengo en mente para leer, claro que, primero tengo que salir a comprarlo, por supuesto. Pero seguro caerá, tarde o temprano; el tema me atrae no sabes cuánto.

    Besos, amiga.
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  5. Qué buena reseña, Blanca. En su justa medida, rescata una variedad de elementos que permiten llegar a una idea de la complejidad e interés de la novela.

    Ya la leeremos, jejeje.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Me apasiona el tema, ya lo estoy apuntando!

    BESOTES BLANCA!!

    ResponderEliminar
  7. Hijos de Heracles es una grandísima novela. Yo la leí hace un par de semanas para realizar una entrevista a Teo Palacios, y me encantó.
    Estoy de acuerdo con tus apreciaciones, Blanca. De hecho, mi personaje favorito de la novela, sin desmerecer a Anaxandridas, fue su hermano. ¡Qué escena tan dura la del momento de su corrupción! Escenifica perfectamente la dureza espartana (en este caso más bien crueldad).
    Una novela que ningún buen lector puede dejar pasar.
    Por cierto, el autor de Hijos de Heracles aparecerá el mes que viene en la entrevista que realizo para la revista Ilike magazine.

    Un abrazo, Blanca.

    ResponderEliminar
  8. Cuando uno se encuentra con comentarios como estos, la verdad es que se queda sin palabras.

    Es un placer descubrir que algunos lectores disfrutan tanto con tu trabajo.

    Sólo puedo darte las gracias, Blanca, por valorar tan bien la novela. Tenemos que quedar un día para intercambiar firmas en nuestros respectivos libros.

    Al resto, pues deciros que agradezco el interés y que espero que, si os animáis a leerla, disfrutéis al menos la mitad que Blanca con su lectura.

    Mil besos,
    Teo

    ResponderEliminar
  9. Una buena reseña, Blanca, que le deja a uno con muchas ganas de leer un libro, que, dicho por todos es magnífico. La portada es muy llamativa e invita a cogerlo y llevártelo a tu casa (pagando, claro).
    Lo dicho, unas impresiones muy hermosas las que has sacado de la novela de Teo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. je,je, te me has adelantado, Blanca, he acabado la novela e iba a comentarla en mi blog esta semana, después de pedir permiso a Teo, claro.
    Estoy de acuerdo con lo que dices en muchos puntos, mis conocimientos sobre la sociedad de los espartanos eran bastante nulos, y me costó al principio asociar todos los nombres, pero la verdad es que también he disfrutado con la lectura (eso sí, cortita, me he quedado con más, que en semana y media me he fundido el libro, je, je).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Queridos amigos, como saben suelo comentar acerca de algunos de los libros que leo, más que de los libros, de la trayectoria de los autores, pues me parece que la crítica literaria no se me da muy bien.
    En este caso, muchos de ustedes conoce el camino recorrido por nuestro amigo Teo Palacios, así que no agregaré nada a este aspecto. Me dediqué a su primera novela publicada, que no será la única, estoy segura, y traté de hablar de algunos aspectos que me parecieron importantes darlos a conocer. Espero haber despertado esa inquietud por leer el libro, que era mi intención al hacer esta entrada.
    Es un libro que vale la pena que forme parte de nuestra biblioteca.

    Un abrazo, y muchas gracias por la receptividad, y a ti, Teo, te deseo muchísimo éxito en tu carrera como escritor.

    ResponderEliminar
  12. Estupenda reseña, Blanca, ya tengo ganas de leer la novela de Teo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Blanca:
    Mira ANIKA entre libros tendrás una sorpresa.
    Te han devuelto todos los comentarios de tu libro.
    ¡Espero que no te los vuelvan a borrar!
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Anónimo:

    Acabo de pasar, pero lo único que veo son unos cuantos reclamos exigiendo que se devuelvan los comentarios borrados.

    Una pequeña sorpresa, pues no sabía nada de esto, gracias por avisarme!

    Blanca

    ResponderEliminar
  15. Hola blanca:
    Acabo de pasar por la página hi hay unos 20 acomentarios aproximadamente, después va la reseña de Sergio y detrás unos cuantos comentarios de protesta.
    A lo mejor hay dos páginas.
    Te diré como he llegado a la página:
    Pongo el nombre Anika entre libros (reseñas, comentarios,etc.), después busco el apartado donde pone alfabetico libros, pico en la E y busco el Legado, vuelvo a picar y me sale la página con todos los comentarios.

    Te dejo el primero de los comentarios:
    Invitado
    No estoy de acuerdo con este análisis. Creo que la fuerza de El legado es, precisamente, esa amalgama entre ficción fantástica y realidad. La historia es un claro "¿Y si...?", en el que la autora nos muestra con gran acierto qué hubiera pasado si Hitler hubiese tenido descendencia. No hay nada que creer porque decidamos creerlo, no hay que hacer ningún sacrificio a la hora de "creernos la magia". Porque no se trata de magia, si no de ocultismo, que es muy diferenteY no se abruma al lector con fechas y sucesos (que los hay), incluso los que no saben mucho de historia pueden disfrutar perfectamente de la historia. Es una trama apasionante que, en eso estoy de acuerdo, engancha desde el principio. Y para hacerlo, debe contar con buenos personajes. No concibo que una historia me atrape si sus personajes son insulsos, como es tu opinión (respetable pero con la que no estoy de acuerdo). ¿Cómo va a atraerme una historia si los que la mueven son malos personajes?
    A mi modo de ver, los personajes no sólo son creíbles, si no también cercanos y muy humanos. Dices que a veces parecen muy ingenuos y en otras superlistos. Yo no he tenido esa sensación en ningún momento: Hannnussen es misterioso y actúa del mismo modo durante toda la historia; Hitler, con su doble personalidad, es fiel a los caminos que le marca la autora; Sofía, igualmente, actúa con madurez a pesar de ser una niña porque es de mente despierta (pero a veces sigue siendo una niña, normal que también razone como una niña)... Me ha encantado la cara humana de Hitler que la autora nos muestra, el misterio en torno a Hannussen, por ejemplo. No me parecen personajes irreales.
    En definitiva, El legado es una muy buena novela. ¿Que no es perfecta? ¡Ninguna obra lo es! Pero en conjunto El legado es una magnífica historia, compensada en todos sus puntos. Yo, como lector, la recomiendo.

    Javier.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Blanca hay dos páginas de reseñas. (Sigue los pasos que te he dejado anteriormente)

    Aquí están los comentarios de tú libro: (tengo que decirte que hace unos días NO ESTABAN).

    Anika Entre Libros - Reseñas de libros - Comentarios - Libros

    Tú debes de mirar la página por aquí (los comentarios no están)

    El legado. La hija de Hitler - Anika entre Libros

    Si por lo que fuera no los encuentras, yo los he copiado.
    Un abrazo de una lectora.

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado tu extenso comentario, Blanca. Esta es una novela que me atrajo desde un principio: El título, el nombre del autor, y por fin la portada, que es magnífica. Sorprendentemente, destaca entre muchas otras con el mismo tema: un gladiador en la arena.

    Lo tengo en mi lista de pendientes, pero después de leerte creo que le toca ya.

    Muchas gracias, preciosa. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  18. Hola lectora anónima:

    Muchísimas gracias por todas las molestias que te estás tomado, de veras, te lo agradezco. Volví a pasar por allí y sí, encontré los comentarios. El de Deusvolt y los otros aparecen como pendientes de publicar, aunque el de Deusvolt está allí desde el 3 de noviembre del 2009. En fin...
    Arriba aparecen los "comentarios perdidos".

    No sé cómo sucedió y la verdad, no quiero darle mucha importancia. La página y su actuación habla por sí misma.

    Muchas gracias, amiga,

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  19. Ángeles,

    Me gustaría que leyeses el libro, aunque no se trata de gladiadores precisamente, pero sé que te va a gustar.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. La leeré sin ninguna duda, Blanca.

    Lo de gladiadores lo decía porque cuando la vi (y la tanteé) en La Casa del libro, estaba en la mesa de histórica junto a otras con portadas de aspecto muy similar, aunque eran gladiadores en la arena. La primera impresión al verlas todas juntas era de “¿es que se han puesto todos de acuerdo?...

    …pero la vista, irremediablemente, iba hacia la portada de Hijos de Heracles.

    Un abrazo enorme, preciosa.

    PD: Disculpa, porque mi comentario ha salido tres veces. He borrado dos. Cosas de brujas ¡jejeje!

    ResponderEliminar
  23. Esta reseña es tan buena como la novela que comentas. Estoy esperando a tener algo más de tiempo para leer Hijos de Heracles porque hasta ahora todo lo que he oído han sido buenas palabras.

    ¡Gracias por una información tan detallada!
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Querida Ángeles,

    No hay problema, parece que en las liberías juntan todas las portadas similares, ja, ja, pero con o sin gladiadores, la novela de Teo es enriquecedora. Además, creo que fue el nacimiento de lo que después fueron los gladiadores.

    Besos, preciosa,
    Blanca

    ResponderEliminar
  25. Natalia,

    Creo que es un buen libro que vale la pena tener en casa, pienso que con el tiempo puede convertirse en un libro referencial. Los de Edhasa sabían lo que se traían entre manos.

    Besos, linda,
    Blanca

    ResponderEliminar
  26. Me interesa mucho la historia y esta clase de libros son mis favoritos, gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  27. No es la primera vez que leo sobre éste libro. Resulta muy interesante tu crónica y como siempre me dejas con ganas de saber más. La novela histórica tiene todos los ingredientes necesarios para atraer al lector. Lo añado a mi lista larga de recomendaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Esa lección de historia que refieres, Blanca, a mí me vendría de perlas, porque ando un poco pegada en estos temas.
    Ya conocía algo de esta novela a raíz de la entrevista que le hiciste a Teo Palacios, al que le deseo todo el éxito del mundo, y recuerdo que me alucinó el proceso de documentación, porque tuvo que ser largo y riguroso.
    Gracias por hablarnos de "Hijos de Heracles".
    Un abrazo.
    (Por cierto, no sabes lo que me ha costado dejarte el comentario, lo he intentado más de diez veces y no podía acceder a la plantilla de dejar comentarios, espero que éste entre y te llegue).

    ResponderEliminar
  29. ¡Hola Blanca!

    He leído alguna crítica más del libro de Teo y lo ponen por las nubes, por algo será.

    ¡Un besazo Blanca!

    MIGUEL

    ResponderEliminar
  30. Gracias por leer la reseña, lo único que hice fue dejar mis impresiones, ojalá puedan comprarla y leerla, como dije antes ¡vale la pena!

    Maribel: Es preocupante lo que dices, espero que no sea un error permanente, no sé qué puedo hacer para mejorar la entrada a los mensajes. Yo entro bien, tal vez sea error del blogger.

    Besos!

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.