miércoles, 21 de enero de 2009

Los alcances de un escritor



Ayer 20 de enero de 2009 Barak Obama tomó posesión de la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, y llegó el momento más esperado por todos los que seguían el suceso: el discurso presidencial de toma de posesión. El más importante de su vida.

Cada presidente norteamericano ha dejado una frase de su discurso
El presidente Lincoln, partidario de la abolición de la esclavitud, finalmente fue el que logró liberar a la población negra de su país. En el discurso de toma de posesión de su segundo gobierno al final de la Guerra Civil, dijo:

Sin maldad hacia nadie y caridad para todos, luchemos para acabar la tarea en la que nos encontramos y curar las heridas de la nación. Su mensaje de unidad adorna hoy el monumento en su honor en Washington.

En varias oportunidades Barak Obama ha afirmado que el discurso dado por John F. Kennedy fue extraordinario:

Pregunta no lo que tu país puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer por tu país.

Ronald Reagan, en 1981:

El Gobierno no es la solución a nuestros problemas, el Gobierno es el problema.

¿Cuál podría calificarse como la frase más preponderante, más significativa del discurso de Obama?

Tal vez:

A los que se aferran al poder mediante la corrupción y el engaño silenciando la disensión, sabed que estáis en el lado equivocado de la historia, pero que os tenderemos la mano si estáis dispuestos a abrir el puño... En clara referencia a los regímenes autoritarios.


Fue la parte que más llamó mi atención, pues vivo en un país donde la disidencia es duramente reprimida por los organismos del estado, y donde los derechos civiles son pisoteados por todas las instancias con la venia del gobierno. Un presidente que desea reelegirse indefinidamente y que más que un gobernante es un agitador.


Pero esta entrada no tendría la debida importancia si no hago referencia a Jon Favreau, joven escritor de veintiocho años, quien es el que escribe los discursos de Barak Obama. El que pronunció ayer en la toma presidencial le tomó a Favreau escribir dos meses. Nos da una idea de la importancia de la palabra escrita, de cómo un pensamiento bien redactado puede tener trascendencia mundial, sobre todo en un país donde los discursos presidenciales poseen rango de género literario. Si bien Obama, reconocido como un buen orador, también es escritor: ha publicado dos libros, ambos autobiografías éxitos de ventas, reconoce que para dirigirse al público no es suficiente saber escribir. Se debe saber decir lo apropiado en el momento oportuno.

¡Bien por el joven escritor Jon Fabreau, que eleva la profesión de escritor a sitiales de verdadera importancia!, y ¡bien por el presidente Barak Obama!, que contra todos los pronósticos logró llegar a la Casa Blanca como el primer presidente afrodescendiente.
Impresionante. Ahora sólo queda esperar para ver si los cambios ofrecidos en su discurso van más allá del poder de la palabra.

28 comentarios:

  1. Pude seguir parte del discurso a través de los noticieros, que seguían en directo, cobertura especial, lo que supone ser, el acontecimiento milagroso.
    Mi padre era venezolano, mi hermano lo es, y tengo familia por los pagos de Chavez, y los tuyos también, aunque esté en manos de un dictador y se note tu disgusto al hacer referencia los gobernantes de tu hermosa patria.
    No puedo esperar oir las declaraciones de Chavez en alusión a Obama, si es que ya no ha abierto su bocota, cosa que sinceramente, dudo.
    Y se podría decir que ya me ha decepcionado el nuevo presidente del planeta, ya que no fue el autor de su propio discurso.
    ¿Jon Favreau, a la Casablanca?
    Saludos, y como siempre interesantes tus post.

    ResponderEliminar
  2. Blanca, esplendida tu investigación y tu postura.
    Un abrazo con pocas palabras.
    Sergio Astorga

    ResponderEliminar
  3. Vanidoso: ¡Cuántas novedades de una sola vez!
    ¿Tu padre era venezolano? ¡vaya sorpresa! entonces debes saber cómo está esta tierra que era hermosa.
    Respecto al discurso: Todos los presidentes, incluyendo Kennedy, tuvieron escritores que se ocupaban de sus discursos. Creo que no es para desilusionarse, veamos el asunto desde su parte positiva: Es preferible un presidente que acepte leer un texto escrito por otro y que ha estudiado detenidamente, que uno que hable lo que se le ocurra en cuanto se ponga delante de un micrófono.

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Sergio.
    Otro abrazo para ti,
    Blanca

    ResponderEliminar
  5. El acontecimiento vivido ayer en Washington (y creo que en el mundo entero a través de la televisión) no tiene parangón y bien merecía una entrada estupenda como ésta. Curioso que los discursos estén confeccionados por escritores que están a la sombra de las cabezas gobernantes, da que pensar quién pone en realidad más intención y más córazón en las palabras escritas. Sin duda se abre una nueva era y lo ocurrido ayer se convierte en uno de los más importantes acontecimientos históricos de este siglo. Me sorprendió, por otra parte, y un poco ya en plan frívolo, la escenificación. En ocasiones parecía una película. Los Obama bailando por aquí y por allá, eso en Europa me parece impensable. Gracias, Blanca, por esta maravillosa información.

    ¡Ah! Y también te digo que tengo una cuñada venezolana (como lo es toda su familia).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ayer te leei pero no te ocmenté, así que lo hago hoy

    me parece magnifico lo de este escritor, y la verdad, es preferible a que se lea un discuros escrito por otra persona que sabe escribir y expresarse, a decir lo que primero viene a la mente.

    Respecto a Obama, decirte que desde luego pone un punto y aparte en la historia no solo de América, si no del mundo y que me siento orgullosa de vivir ahora y poder decir en un futuro que viví en los tiempos en que un hombre de raza negra llegó a la presidencia de los Estados Unidos.

    Por otro lado, también tengo que decirte que habría que esperar para opinar, pues no siempre tener buenas intenciones es suficiente, hay mucha gente detrás de esas buenas intenciones y esos bellos deseos, no siempre ellos tienen los mismos pensamientos, pero tampoco hay que perder la esperanza, pues se empieza con buenos deseos para terminar con buenas acciones.

    Gracias por esta entrada que es muy interesante y está muy bien redactada, te felicito por ella y por que además, demuestras que sabes de lo que escribes.

    besos

    ResponderEliminar
  7. Maribel, yo no iba a hablar de Obama, porque ya muchos lo han hecho, pero me enteré del detalle del discurso y siendo este un sitio para escritores, creí oportuno mencionarlo. Según parece, el escritor de discursos además de saber escribir tiene que ser un psicólogo, pues el discurso debe adecuarse a la personalidad del presidente. En este caso, las ideas de Obama están reflejadas en un discurso escrito por uno y leído o aprendido por el otro.

    A pesar de vivir en esta parte del mundo, estoy de acuerdo contigo acerca de la frivolidaad de la toma de estado. Un Obama aplaudiendo al son de la música o una primera dama siguiendo el ritmo es un poco chocante. Pero no debemos olvidar los genes. Algo inevitable.

    Gracias por tu participación, amiga,

    Blanca

    ResponderEliminar
  8. Tienes toda la razón, Arwen, estamos viviendo un momento histórico, tal vez se repita el suceso, pero el primero lo vivimos nosotras.
    Y claro, los discursos y las intenciones pueden ser muy buenos, pero es en la realidad del día a día que veremos cómo Obama desarrolla sus intenciones.
    Gracias por tus amables palabras, amiga Anne,

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  9. Leí ayer el discurso de Obama en varios periódicos y según la ideología del rotativo criticaban más o menos según que partes. Pero en el fondo creo que ha sido un buen discurso, sereno, conciliador, pero dejando bien claros sus puntos de vista y el estilo de vida americano, que no cambiará nunca, ni claudicarán ante nadie.
    Desde luego que hemos vivido un momento histórico y esperemos que dejen trabajar a este hombre, para sacar adelante esta horrenda situación con ayuda de todos. No sabía el nombre del escritor que anda detrás, aunque conocía que en USA siempre hay expertos en debates y discursos. Es un chico joven con una gran responsabilidad detrás, pero creo que no lo ha hecho nada mal.
    Imagino que la situación en Venezuela no es la mejor, y menos gobernados por ese tipo de personajes, que deberían desaparecer de la faz de la Tierra. Una vergüenza que en pleno siglo XXI se den casos como éste y otros que a todos nos vienen a la mente, pero sólo con la ayuda de todos se podrán solucionar los problemas globales.
    Gracias por hacernos reflexionar con tu entrada, genial una vez más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta Obama y me gusta que haya dejado su discurso en manos de un joven escritor de 27 años. Me gusta la ilusión que ha puesto en los ojos de mucha gente. Me gusta que un hombre de piel negra haya llegado a la casa blanca porque me gustan los imposibles. Sobre todo, los que se hacen posibles.

    Un saludo, Blanca!

    ResponderEliminar
  11. Buenas reflexiones Armando. También pienso que el discurso estuvo en un tono cordial, conciliador, pero poniendo algunas cosas en claro. No debe ser fácil ser escitor de discursos, por lo tanto la labor de Jon Favreau es admirable, más siendo tan joven.
    Esperemos que Obama lo haga bien, pues aunque muchos piensen que EEUU no debe ser el policía del mundo, ¡cuánto influye en el resto del planeta lo que allí sucede!

    Gracias por tu comentario,
    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  12. Hola Martikka, a mí también me gusta que se cumplan los sueños, especialmente los difíciles. Eso nos da ánimo para pensar que todo se puede lograr.

    Un abrazo, compañera!

    ResponderEliminar
  13. hola, gracias por visitar mi blog, este parece también interesante.
    Hay una cosa, un premio que tienes colgado en el blog, que pone que te lo ha otorgado Arwen. debe haber un problema porque es un premio que creé yo, por lo que no puedes tenerlo. Se llama Musa de la Inspiración. Ya lo he hablado con ella para que te cambie al menos la imagen porque te agradecería que lo cambiases, ya que lo cree yo.
    Muchas gracias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por pasar por mi blog, Proyecto de Escritora, en realidad, no soy de la idea de ir coleccionando premios, pero me pareció que sería un desaire si no lo hiciera. Puedas estar tranquila, ya quité el Premio, y todos los demás, por si hubiera algún otro malentendido.
    Fuiste muy amable al advertirme que el premio lo habías creado tú.
    Disculpa mi osadía, debe haber algún error.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Blanca. Me ha parecido maravilloso "tu mundo". Es un blog muy interesante e instructivo.
    Me parece un buen discurso el de este joven escritor, soy cubana, y ojalá la presidencia de Obama como dices, ofrezca cambios que vayan más allá del poder de la palabra.
    Ha sido un gusto visitarte.
    Saludos cordiales.
    Bye

    ResponderEliminar
  16. Hola Letraweb, bienvenida a mi mundo, creo que la presidencia de Obama empezó sus cambios, ya se habla de que en Cuba suspendieron los juicios en Guantánamo.
    También le deseo lo mejor.

    Muchas gracias por tu comentario, haré una visita a tu blog.

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  17. Por si no leyeras la contesación que me diste en mi blog,no muy amable, por cierto y no se a cuento de que, te digo que solo te pedí que cambiaras la imagen, incluso puedes poner la misma sin el retoque ni el titulo, y ya está. Ese premio se lo di a mis amigos blogueros y tiene ese valor de amistad, simpemente, ni voy coleccionando premios ni mucho menos.
    Por cierto, espero como yo, que publiques este mensaje como lo he hecho yo con el tuyo, para predicar con el ejemplo.
    Pensaba que con decirte esto estaba soluconado, pero te lo has tomado a mal y no era mi ntención. Lo que te decía, si quieres hacerme mala publicidad tu misma, no tengo nada que ocultar porque no he hecho nada malo, sino solo decirte que ese premio lo habia dado yo y a ti ni siquiera te conocia. No creo que la forma en que me has contstado en mi blog, sea la mas adecuada.

    ResponderEliminar
  18. Proyecto de Escritora:
    Por tu respuesta anterior:
    ¿Me has estado reclamando por un dibujo que ni siquiera creaste tú, sino que plagiaste de Google y le diste unos retoques?
    Ahora sí no entiendo quién plagia a quién. Yo recibí un dibujito y lo coloqué en mi blog. El asunto está zanjado, sí, ya borré todos los dibujitos o premios, espero que al fin estés tranquila. Y espero también que este comentario que ahora veo que has habilitado la moderación de comentarios, lo publiques. Aprende a no ensuciar gratuitamente el nombre de una persona antes de averiguar con ella de qué va el asunto.
    Este mismo comentario lo colocaré de todos modos en los sitios correspondientes.
    Blanca Miosi

    Esta fue mi respuesta en tu blog, exactamente, Proyecto de Escritora.
    No tengo nada que ocultar, y tampoco me interesa conservar dibujitos sacados de Internet, como ves, ya no tengo en mi blog ninguno de ellos. Me molesta sí, el que me reclamen algo en lo que yo no he tenido culpa alguna y de la forma como lo hiciste.

    ResponderEliminar
  19. Saludos Blanca! He visto que has visitado mi blog. El que visitaste también fue La Sonrisa de La Hiena, de un amigo mío, jaja. Un saludo

    ResponderEliminar
  20. ¡Ah Ciudadano! resulta que me fui con la hiena, ya decía yo... es que a veces me despisto, Gracias por tu visita,

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Siempre será buena noticia que la palabra sea la verdadera arma de la política.

    ¡A tomar ejemplo!

    ResponderEliminar
  22. Bueno, se habla mucho de lo que hará o no hará Barak Obama. Más me interesa el qué va a hacer cada norteamericano con su propia comunidad. Qué tanto son capaces de seguir el llamado a ejercer una nueva forma de ejercer la ciudadanía, aquella planteada por su nuevo presidente, y fundar un nuevo paradigma. Como estadista, Obama la va a tener difícil, pero ha planteado cuestiones que cualquiera gustaría de oir en boca de sus líderes. Como sea, es un acontecimiento que no esperaba ver tan pronto. El mero hecho de ver a un afroamericano en la presidencia de EEUU, ya es un regalo para quienes tratamos de hacer el vacio a las distintas formas de violencia.
    Gracias Blanca.

    Sergio

    ResponderEliminar
  23. La razón de la entrada era más que política, debida al escritor de discursos, la importancia de la palabra escrita. Me alegro que lo digas, Vitolink.

    ResponderEliminar
  24. Sergio, bienvenido al blog, tienes razón en todo lo que dices, los cambios en el planeta son ahora más rápidos que antes, un Obama en la presidencia norteamericana ¿quién apostaría por ello hace 10 años?

    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Magnífica entrada, Blanca, como todas las tuyas. Me has hecho vibrar con la emoción que siempre pones en todo lo que escribes. Un magnífico punto de vista el tuyo, con referencias a las frases más famosas de todos los presidentes, y sobre todo ese cálido homenaje a Jon Favreau, el autor del discurso de Obama. Grande, grande, grande, de verdad. Solamente estoy en ligero desacuerdo contigo cuando dices:

    "Bien por el joven escritor Jon Fabreau, que eleva la profesión de escritor a sitiales de verdadera importancia"

    y no estoy de acuerdo contigo simplemente porque considero que todo lo que tiene verdadera importancia en la humanidad en general tiene detrás a un escritor, sea del tipo que sea, bien filosófico, bien político o incluso de ficción, como ocurrió con Orwell. Las grandes revoluciones han tenido detrás un pensador, un escritor, en definitiva, porque lo único que hace un escritor es eso, pensar, situarse a cierta distancia de los acontecimientos y, simplemente, pensar. Cuesta creer que ningún político mundial se escriba sus discursos. Es algo que tengo muy claro. Detrás de cada uno de ellos, en todos los países del mundo, hay un pensador o un equipo de pensadores que le escriben lo que tiene que decir. Lo que apunta Vanidoso como posibilidad, lo de Favreau presidente, no tiene sentido, porque una cosa es pensar y otra gobernar, y es el que gobierna el que tiene que elegir con sumo cuidado al que piensa por el.

    Por lo demás, una entrada fantástica, como todas las tuyas.

    Félix Jaime

    ResponderEliminar
  26. Blanca, yo también he leído el discurso de Obama, que me bajé de Internet... y una de las cosas que más me llamó la atención es el toque literario, emocional y patriótico, incluso rayando lo épico, de algunas de sus frases. ¡Se nota que lo redactó un escritor! Creo que si un político en España pronunciara un discurso así resultaría insólito, o lo tacharían de anticuado, reaccionario e idealista en exceso.

    A mí me gustó especialmente la parte en que habla de los desafíos y los valores humanos necesarios para retar al futuro. Quizás es muy estereotipada, pero en esos párrafos leí los valores de las abuelas (esas mujeres tan diferentes que tanto han pesado en la vida de Obama) y mucho de ese espíritu pionero y emprendedor made in America. En resumen, el discurso rezumaba esperanza, y creo que en estos momentos, todo el mundo necesitaba oír algo así.

    Un beso, Blanca,

    Eli

    ResponderEliminar
  27. Muy acertada tu visión del discurso, Elisabet, estoy de acuerdo contigo, el discurso fue esperanzador. Me imagino que el escritor trabaja en conjunto con el que leerá el discurso, de otra forma no podría plasmar la visión de él.

    Gracias por tu valiosa visita!
    Besos
    Blanca

    ResponderEliminar
  28. Felixon: Disculpa la tardanza en contestar, pero no es tarea fácil cuando se trata de responder a una persona que como tú, que tiene ideas tan lúcidas rspecto a la vida.

    Quise resaltar el papel del escritor, pues ya sabemos que se pueden tener muy buenas ideas, pero pasarlas al papel es otra cosa, y para eso, el oficio es necesario, como todo en la vida. Por supuesto que no es toy de acuerdo en que un escritor por el hecho de saber plasmar ideas en un papel sea el indicado para ocupar una presidencia, en el discurso de Obama está reflejado el espíritu del hombre que lo leerá. Y esa es la tarea del escritor.

    Me viene a la mente una novela que acabo de concluir: "El hombre", de Irwin Wallace. La edición que tengo es la cuarta, publicada en 1983, y lo sorprendente es que trata de la presidencia de un hombre negro en los Estados Unidos.
    Es apasionante como casi todas las de est autor, que de manera casi profética nos empapa de los intríngules políticos en casos como ese y que me imagino seguirán en vigencia el día de hoy.

    Muchas gracias por tu participación,

    Un brazo,
    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.