martes, 18 de mayo de 2021

Reseña a "El vendedor de naranjas"

Una reseña de Cristina Suárez:

Momentos históricos que enlazan la realidad con la ficción

Hace ya mucho tiempo que comencé a leer los libros de Blanca Miosi y siempre encuentro en ellos algo especial. “El vendedor de naranjas” no es una excepción. Me ha sorprendido, la verdad. En esta novela nos cuenta la historia de Ramón Latorre de los Cobos y Ugarte, un hombre con apellidos muy peculiares y miembro de una poderosa familia de Valencia que, como consecuencia de la II República y tras la Guerra Civil, se ve en serios problemas que pueden revertir en una disminución considerable de su patrimonio.
Por ello Ramón se va a Inglaterra y allí pasa su adolescencia y su juventud. Además se hace miembro de la WWC (World Without Communism) y es en ese entorno donde Peter Beigent, un observador del MI6 se pone en contacto con él por primera vez. Tras graduarse en Derecho Internacional por la Universidad de Cambridge regresa a su casa para hacerse cargo de los naranjales de su familia e intentar sacar adelante el negocio. Poco después Peter Beigent le llama para que realice una tarea que sólo podrá hacerla un “vendedor de naranjas”. Es entonces cuando conoce a Sergio Jelencovih, un hombre que será parte de su vida desde ese momento.
De esta manera y poco a poco, casi sin querer, Ramón Latorre se convertirá en alguien muy importante que tendrá mucho que ver con el futuro de los distintos países que participaron en la Guerra Fría. El libro está salpicado de momentos históricos que se mezclan perfectamente con la ficción, desde el final de la Guerra Civil Española hasta la caída de la Unión Soviética. A lo largo de la novela, Ramón se verá envuelto en un sinfín de intrigas llegando incluso a enamorarse de una espía rusa que hará que se plantee muchas cosas y las consecuencias de ese amor repercutirán a partir del momento en que la conoce y hasta el final de su vida.
Es una novela muy completa, por supuesto que la intriga y la acción están presentes, como no podía ser de otra manera, dado el tema que trata. Pero si tuviera que destacar algo sería la amistad entre dos hombres, Ramón y Sergio, que siempre estará ahí, pase lo que pase y aunque transcurran muchos años sin verse. Pero esos lazos de amistad forjados casi desde que se conocieron, nunca se romperán. La lealtad, el cariño, los secretos compartidos e incluso el amor que sienten por la misma mujer, hace de ellos dos personajes totalmente imprescindibles.
Muy buen libro, muy interesante y muy bien escrito. Siempre he admirado a la autora por la naturalidad que tiene al narrarnos los hechos que acontecen en sus novelas. Sabe llegar al lector y es un placer leerla. Seguiré haciéndolo, sin duda.
EL VENDEDOR DE NARANJAS https://amazon.com/dp/B08CD11YW4

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.