martes, 8 de diciembre de 2020

Finalizando el año y algunas noticias más

Y llegamos a diciembre. Este año atípico y colmado de noticias falsas referentes a la pandemia del Covid 19, ha servido para que muchos nos demos cuenta de lo importante que son las redes sociales para difundir. Y la enorme cantidad de incautos que caen en las mentiras que desean creer, pero el daño es mayor cuando las hacen virales. 

Yo acostumbro a verificarlas, y en lo posible evito difundirlas, pues no me considero periodista ni reportera y no me interesa competir con los noticieros. 

Pasando a un tema más agradable, debo decir que este año ha sido bueno para mí. Sé que muchos que me lean pensarán: ¿qué de bueno puede haber en vivir en un país como Venezuela? Les cuento: No es el país ni el lugar donde te encuentres el que te hace sentir bien. Sé de muchos que se fueron y a pesar de vivir en países en los que abunda todo, no cuentan con el dinero suficiente para adquirir lo que desean. Eso sucede en su país, o en cualquier otro. Depende de la visión que tengan del mundo, de la meta que tengan en la vida y de su paz interior. 

Como decidí dedicarme a escribir, lo considero mi oficio. Y todo lo que hago es en función de este oficio que me da tantas satisfacciones. Escribir es fácil, como siempre he dicho; lo difícil es hacerlo bien, porque de eso dependerá el que uno sea leído y que nuestros libros se vendan. Pongo énfasis en "se vendan" porque es la única manera de ser leído. Y como decía al comienzo, este año me ha ido bien y tengo muchos motivos para sentirme feliz.

En los primeros meses tuve la excelente noticia de que mi novela "La lista" va camino de convertirse en una serie larga, entre unos 60 a 80 episodios, según dijo en una entrevista el maestro guionista Mauricio Navas Talero, el showrunner de "La lista". RCN aceptó la propuesta y definitivamente algún día no muy lejano podré verla por televisión. 

Este año publiqué mi novela "El vendedor de naranjas" y, como suele suceder, no se fue a los primeros lugares desde el lanzamiento, pero después de escalar posiciones ya se encuentra de manera sostenible desde hace meses en el #1 y #2 de Acción y Aventura y Thriller y Misterio, y entre los primeros 10 de Ficción General en Español de las listas de Amazon USA, lo cual no es nada despreciable viendo con los libros superventas que tiene que codearse en el infinito mundo amazónico. Es la primera novela ambientada en España que escribo, y hasta el momento ha tenido muy buenas críticas, aunque en ese país apenas me lean. No sé si es porque publico desde Amazon USA o porque a los españoles no les agrada mi literatura, pero ese no es motivo para que me desaliente, todo lo contrario. Es todo un desafío.

También este ha sido el año en donde he otorgado mayor cantidad de entrevistas, la verdad, no sé los motivos, pero se comunican conmigo personas que nunca conocí, para estar en su programa, su revista, su blog o lo que ahora se estila mucho: un podcast. Aquí algunas de ellas:

Hablemos Franco con Franco Ruiz. Instagram. (Colombia)

Owl Institute Institut Psicològic con el Dr. Oriol Lugo. (España)

Desayuno con Grandiosas con Gabriela García González (España)

La Puerta de la Pirámide con Jorge Arijón Escudero (Vendedor de Naranjas) (España)

La Puerta de la Pirámide  con Jorge Arijón Escudero (La búsqueda)

Pop Art (Argentina)

Además de la innumerables entrevistas por escrito para blogs, revistas y grupos literarios, también las que me hacen clubes de lectores de otros países como Freeport Memorial Library en Freeport, NY, quienes todos los años conversan, discuten y preguntan acerca de mis novelas vía Skype. Dicen que soy muy conocida, yo no pienso lo mismo, me asombra que lo digan.

También este año empecé a estar presente en Instagram. Antes lo había hecho sin mayor entusiasmo, porque es una plataforma que no logro comprender del todo, pero me propuse tener presencia allí y en eso estoy. 

Y este 12 de diciembre se cumplen diez años del fallecimiento de mi marido, el inolvidable Waldek Grodek de "La búsqueda". Increíble cómo pasó el tiempo. Cuánto me gustaría que estuviera aquí para ver el éxito que tuvo la novela de su vida, "La búsqueda", después de varios años de publicada se sigue vendiendo gracias a Amazon. Creo que si hubiera estado en librerías ya habría desaparecido. Actualmente tiene más de 1000 calificaciones de los lectores, la gran mayoría de 5 estrellas. Es la novela que me abrió al mundo de la escritura y la que más aprecio.

Este año he leído muchísimo. Creo que más que muchos otros, y no voy a enumerar esta vez los libros porque no los tengo anotados. La lectura es uno de los placeres de mi vida y después viene la escritura. Como jurado del Premio Literario Amazon, leí unos libros impresionantes que me hacen pensar que la literatura independiente se está asegurando un futuro promisorio en el mundo de las letras. Obviamente siguen publicándose obras mediocres y algunas muy malas, pero entre lo malo, mediocre y bueno los lectores saben diferenciar, así que auguro mucho éxito para muchos escritores.

La promoción de libros con la facilidad que nos brinda Internet, es relativamente sencilla, pero no sirve de nada si el producto no es bueno. Ocurre con todo, no solo con los libros. Si un producto cuya promoción se ve en televisión, cine, radio, prensa, etc., no cumple las expectativas con seguridad no volverán a comprarlo, y de eso se trata: que un lector que lea uno de nuestros libros desee leer todo lo que escribamos. Me sucede a mí como lectora y pienso que a todos los demás también. Si el primer libro de un escritor desconocido no me convence, ni siquiera termino de leerlo y en adelante evito comprar otro libro suyo.

Por eso estoy en contra del aviso que algunos colegas ponen en la descripción del libro: "Edición mejorada" o "Edición revisada". ¿A qué lector se le ocurre comprar un libro dos veces para ver si mejoró un libro que no le gustó? (empezando por el hecho de que en Amazon no se puede comprar dos veces) Y si es un lector nuevo, la sola mención de ese aviso hace que lo piense dos veces. Más si se trata de una novela de un escritor independiente. Lo correcto es que antes de publicar un libro se cercioren de que está bien escrito, que la historia es interesante y los diálogos naturales, de lo contrario pueden haber perdido la batalla antes de empezar.

Escribir "La búsqueda" me tomó seis meses. Reescribirla, modificarla, corregirla, tomó cinco años. Pero cuando la presenté a una editorial solo pasaron quince días y ya firmaba un contrato con Editorial Roca. Eso me enseñó que las editoriales no rechazan manuscritos con buenas historias y bien escritos aunque el autor sea novel. Claro, también se equivocan, como ocurrió con "El manuscrito" una novela que presentó mi agente de aquella época a una editorial que la rechazó. Tal vez el lector o lectora editorial no supo comprenderla o no estuvo de humor cuando la leyó, pero esa novela tuvo un éxito sin precedentes cuando la publiqué en Amazon y después la escogió Ediciones B. ¿Y qué pasó con la editorial que la rechazó? Cerró sus puertas dos años después, tal vez las novelas que escogían sus lectores literarios "especializados" no eran tan buenas, porque si veías el catálogo daba pena. Seguí la pista de las publicaciones de esa editorial por puro morbo, porque fue la primera vez que rechazaban una de mis obras. 

Sé que muchos escritores sueñan con publicar por editoriales para quitarse de encima la consabida "promoción" de su obra. Se equivocan. Tendrán que hacer ese trabajo de todos modos. Hoy en día el escritor debe ser proactivo. Es la única forma de sobresalir en un mundo saturado de publicaciones, autopublicaciones editoriales y escritores independientes. Y hasta ahora la única promoción válida y efectiva que he experimentado es la que nos da Amazon con sus campañas. Yo sigo promocionando mis libros en Twitter, Facebook, ahora en Instagram y de vez en cuando en Linkedin. No podemos quedarnos dormidos en espera de que los lectores den con nuestros libros de pura casualidad. Y por supuesto, seguir escribiendo. Siempre una nueva publicación rinde beneficios. 

Y bueno, esto es todo por este año, y si no se me ocurre nada más, les deseo una feliz Navidad, los que tengan la dicha de tener a la familia sana y reunida, y a los que no, ¡que pasen una Navidad tranquila con un buen libro entre las manos!

8 comentarios:

  1. Gracias por tus buenos consejos, me alegran tus éxitos porque te considero una buena amiga de letras. Te deseo Feliz Navidad y que sigas siempre donde seas feliz. Un beso, Blanca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida María Carmen, gracias por tu visita y por tu apoyo siempre presente. ¡También te deseo una Navidad inolvidable y feliz!

      Eliminar
  2. Tengo muchas ganas de charlar un rato contigo de todo esto que nos cuentas hoy. Jamás olvidaré toda la ayuda que me regalaste en mis inicios. En mi vida han pasado tantas cosas desde entonces... No te olvido, Blanca, aunque parezca ausente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ayuda fue mutua querida Mercedes, es imposible olvidar a los amigos que empezaron el camino con nosotros, ¿verdad? Estoy muy orgullosa de tus éxitos y de la sólida trayectoria que te has forjado, te deseo lo mejor, amiga.

      Eliminar
  3. Feliz Navidad, Blanca! Que el próximo año sea de mucha salud y muchos éxitos. Un abrazo lleno de bendiciones para ti y tu familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Armo, muchas gracias por tu apoyo y por creer en mis libros. ¡Te mando un abrazo y te deseo una feliz Navidad!

      Eliminar
  4. Feliz navidad de parte de un viejo compañero de Prosófagos.
    Un saludo

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.