jueves, 10 de septiembre de 2015

¿Algún escritor sabe cómo escribir para que su novela sea un bestseller?

Estoy segura de que sí.

No es muy difícil, es cuestión de estudiar a los que más venden. Llevar un libro al primer lugar no es nada de otro mundo, el asunto es que permanezca dos, tres meses y más. Entonces se sabrá que la novela no sólo es buena porque haya seguido ciertas pautas que la llevaron a ser la más leída, sino que, además, es buena.

Caricatura de grandes escritores
Algunos escritores consideran que seguir las tendencias de moda hará que su novela se sitúe junto a las más vendidas, y razón no les falta. pero lo malo de las tendencias es que tienden a saturar. Sobre todo si los temas son repetitivos. Pueda ser que vaya a los primeros lugares por el volumen de compra debido a los seguidores que tenga el autor, pero una vez terminado ese primer envión empieza a bajar y es lo que ocurre con frecuencia.

Yo también estudio las tendencias pero no me aferro a a ellas. Trato de que mis novelas tengan temas diversos, no deseo encasillarme, y pese a que los conocedores de marketing aconsejan encontrar un nicho de lectores, decidí que escribiría de lo que me apeteciera, porque es como mejor me salen las novelas. Creo sin lugar a dudas que escribir de lo que más le gusta al autor ya es una manera de hacer una buena novela.

En este blog me he referido muchas veces a los trucos para que una novela sea bien posicionada en el ranking, pero si la historia no es buena o no está bien escrita durará poco arriba. Esto último es cuestionable, ya que la mayoría de los lectores no sabe de reglas gramaticales ni de correcciones de estilo, de manera que es probable que una novela sea muy vendida porque la historia es buena, pero no debemos conformarnos con eso, con el tiempo los escritores que solo se dedican a escribir para vender, sea por necesidad o por cualquier otro motivo se verán en el ojo del huracán, que aunque es el sitio más calmado de ese fenómeno, es interpretado como estar en medio de la controversia.

Una vez una novela o un autor cobre cierta notoriedad por haber escrito varias novelas que resultaron exitosas, irá encontrando lectores alejados de sus círculos de amistades o de los que ya están acostumbrados a leer sus libros; es entonces cuando empiezan los problemas: comentarios reales. Algunos pueden ser escuetos, Pocas palabras con dos estrellas, por poner un ejemplo. Pero si caen en manos de alguna persona que es un lector acostumbrado a los buenos libros los comentarios pueden ser especialmente malos. Y no hablo de los que dejan los escritores frustrados. Esos siempre serán malos pero se ensañarán con la novela, no solo porque esté mal escrita, también porque descargarán su furia por considerar que ellos merecerían estar en ese lugar y no la de fulana o zutano.

Así es este mundo de libros y de escritores, unas de cal y otras de arena, por eso una recomendación que no debería caer en saco roto: Aprendan cada día, ensayen, asistan a clubes literarios, lean a los buenos, corrijan hasta el cansancio, sean creativos y escriban con alegría.

¡Los trucos para vender se aprenden, lo difícil de obtener es el talento!

¡Hasta la próxima, amigos!

Blanca Miosi

10 comentarios:

  1. Excelente comentario, amiga Blanca. Profesional y realista, puede escribirse de diferente manera pero no más claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son ideas que se me ocurren, Carmen, cuando me preguntan: ¿Cómo hago para estar en el top 100?

      Eliminar
  2. Felicitaciones por haber llegado a este número de entradas con tu blog, que creo ha sido faro para muchos escritores. La pregunta es de esas que no tienen respuesta, y que no es actual, ni relacionada con Amazon y quienes ahí publicamos, pues es bien conocido que a las editoriales, desde siempre, se les han quedado títulos y autores en los que confiaban plenamete, y a quienes han publicado a regañadientes, o que fueron rechazados por otros,han resultado exitosos. Es una profesión que depende más de los lectores, que de los profesionales que se sienten eruditos en la materia y que lo ven desde un punto de vista que al lector ni se le pasa por la mente.
    Sucede en otros ámbitos. Abro una botella y pruebo el refresco que contiene y digo ¡que rico!, y lo mismo dicen otros miles sin que sepamos -ni nos interese-que contiene o como fue hecho. La competencia lo prueba y dice: uff, no creo que se venda, le faltó tanto de esto o de lo otro...A veces, la sorpresa es para los mismos que lo fabricaron que discutieron arduamente sobre lo que le sobraba o le faltaba...Al final, fue el público quien decidió, y vemos claramente eso en nuestro ámbito. Otra cosa, un escritor tiene éxito con una novela, y va a vender lo que escriba, aunque luego surjan discusioones, me gustó mas esta que aquélla, etc.etc, .pero segirá vendiendo en más o menos medida, especialmente, si vuelve a escribir otra que tambien acapare la atención. De todos los escritores que he leído en mi vida, incluso premios Nobel, hay cosas que me gustan y otras no. Pero el éxito ya está, aunque sobrevengan las discusiones,e incluso se diga; es que parece que esta novela no la escribió el mismo autor...lo cual es, además, parte del asunto...del éxito..Un abrazo amiga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Adelfa, basta una buena novela que guste a los lectores para que ellos quieran leer otro libro del mismo autor. El problema está cuando a pesar de tener muchos libros no se vende ninguno. Hay que replantearse muchas cosas:
      ¿Realmente la historia es buena?
      ¿Está escrita de manera coherente?
      ¿Los personajes son interesantes?
      ¿El lenguaje es claro?
      ¿Los diálogos son entretenidos?
      ¿Será mi novela aburrida?

      Obviamente ninguna de estas respuestas las podrá dar el autor. Debe dárselas un lector externo, sin ningún tipo de conexión para que su evaluación sea lo más objetiva posible. Cada autor piensa de sí mismo que es una maravilla, solo basta ver como autopromocionan sus libros, ¡recomendándolos! Algo que ningún autor debería hacer. Las recomendaciones tienen que darlas los lectores.
      Un abrazo, Adelfa.

      Eliminar
  3. Sobre todo escribir con alegría. Eso sí que es importante, tener alegría por el acto de escribir en sí. Es el correcto inicio de todo. Toda la razón en eso, Blanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, Blas!. escribir con alegría creo que es lo más importante.

      Eliminar
  4. Jajaja: ¡ESCRIBIR CON ALEGRÍA! Qué bonito, qué lindo...
    Yo siempre he dicho que escribo para ser leído (faltaría más), pero que seguiría escribiendo aunque no me leyese nadie. De hecho, hasta hace apenas tres años mis libros apenas se vendían... Desde entonces las cifras me han dejado perplejo. Respecto al éxito: creo influyen muchísimos factores, y que son tan cambiantes y volubles que es complicado 'fabricar' un BestSeller. La ayuda de los colegas (como has hecho tú siempre conmigo, Blanca, por ejemplo) es fundamental. Recuerdo que Juan Gómez-Jurado recomendó en el verano de 2012 'El Rumor de los Muertos' (tanto en su versión en inglés como en castellano) y pasó de ser un libro Nº1 en Horror y en el TOP-100 a ser un habitual del TOP-5 (y durante un mes maravilloso tuvo un enorme éxito en inglés, que por desgracia, como siempre me sucede en ese idioma, fue efímero). El libro seguía siendo el mismo, pero la persona que lo recomendaba no.
    Insisto, me quedo con esa frase casi mágica: ¡ESCRIBAN CON ALEGRÍA!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegran muchísimo todos tus éxitos, Enrique, y sí, no hay nada mejor que escribir con alegría!

      Eliminar
  5. Excelente entrada Blanca. Ahora mismo la comparto en mis redes sociales. ¡Un abrazo bien grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José, ¡muchas gracias por tu visita y por tuitear mi entrada!

      Eliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.