jueves, 27 de noviembre de 2014

Te quejas de que tus libros no se venden... ¿pero qué haces para venderlos?

Hoy voy a hablar de algunos puntos que tal vez interesen a los escritores que empiezan a publicar como independientes, aunque también podría ser útil para quienes lo hacen desde tiempo atrás.

De vez en cuando recibo mensajes por Facebook, a través de mi página Web o por mi correo electrónico de escritores con algunas preguntas referentes a cómo hacer para tener más visibilidad en las redes sociales o cómo destacar entre la enorme cantidad de libros de Amazon.

Como he dicho muchas veces, tal vez yo figure en el top 100 porque empecé cuando Amazon tenía unos seis meses de vigencia con la publicación de libros electrónicos en español. De esa fecha al día de hoy han transcurrido tres veranos y ahora son muchos más libros de escritores independientes y de editoriales que decidieron finalmente bajar sus precios y entrar a competir con nosotros, lo que hace cada vez más difícil figurar, llegar a las listas y sobresalir.

Cuando uno entra a este juego debe tener una visión periférica, es decir no fijarse en un solo mercado, sino ver la globalidad que se dispone con las ventajas de distribución que nos brinda Amazon y también otras tiendas en línea, porque ahora ya hay muchas. He notado que la mayoría de los escritores de España solo promocionan sus libros dirigiendo los enlaces a Amazon de España, y aunque ese mercado es bueno para empezar, se satura rápidamente y la novela empieza a bajar y a salir de las listas de más vendidos, a menos, claro, de que sea un novelón, uno de esos libros extraordinarios que duran meses y meses en los primeros lugares.

Debido a eso, siempre recomiendo usar el enlace universal, es muy sencillo y no se trata solo de un ACORTADOR de enlaces, se trata de un link que sirve para que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda entrar directamente al libro en cuestión a la tienda Amazon correcta. Por ejemplo, si vive en Alemania, entra a Amazon de Alemania, Si está en México entrará a la tienda Amazon de ese país, y si está en Estados Unidos por consiguiente, podrá comprar en esa tienda, es decir: Amazon.com.

Esto ayuda mucho a las ventas, pues  permite que el comprador con un solo clic llegue al lugar adecuado sin tener que buscar cuál  Amazon  le corresponde, y créanme, no hay nada más huidizo que un lector impaciente, y en la red todos somos impacientes.

Vender libros no es fácil cuando se es un desconocido, por eso es necesario dar a conocer el libro. Para eso existen plataformas donde se pueden publicitar, como Facebook, Pinterest, Google+ y Twitter. Hay otras, pero estas son las principales, y entre ellas la que creo es más efectiva es sin duda Twitter.

En Twitter pasan millones de avisos cada hora, para que un aviso destaque y pueda ser visto por algún probable comprador se requiere no hacer un par de Tweets dos veces por semana como he escuchado decir a algunos. Es necesario estar siempre presente, y no siempre en persona, se puede utilizar HotSuite, que es un programador de Tweets, o también ComercioCenter que promocionará los libros cada dos horas, cada hora o cada media hora, según se desee. Ambos servicios son gratuitos, así como el de los enlaces universales; relinks.me es el más sencillo de todos.

¿Un ejemplo de un súper ventas que sabe utilizar Twitter? Mario Escobar Golderos. Es un escritor que tiene sus libros traducidos a cuatro idiomas y ha escrito una treintena de libros, pero no por ello se duerme sobre sus laureles. Es un activo participante en Twitter, Facebook y otras redes sociales, y lo más importante: no solo promociona sus libros; ayuda a muchos escritores. Creo que es la principal llave que abrirá las puertas a las ventas. No se trata de ser mezquino y esperar a que otros publiciten nuestros libros, dar las gracias y ya está. Estoy segura de que los que se limitan a eso venden muy poco o nada. El asunto es trabajar elaborando hermosos banners (imágenes) en donde destaquen su obra, las mejores frases, o algún buen comentario siempre de otra persona.

Lo peor que pueden hacer es ensalzar sus propios libros. Esos jamás. Queda muy feo y es chocante. Es preferible que sean otros los que hablen bien de nuestros libros. Tampoco tengan temor de "saturar la red con sus publicaciones", sería imposible hacerlo aunque nos propongamos. Los que se quejan de ello es porque tienen muy pocos seguidores y siempre reciben las mismas noticias de las mismas personas, por eso es importante que expandan su mercado siguiendo a personas que no solo sean escritores, también los que tienen otros oficios leen.

Son lo que yo llamo "aliados". No me gusta mucho llamarlos "seguidores" porque es un camino de ida y vuelta. Nuestros aliados son aquellos que en un acuerdo tácito se disponen a tuitear nuestras noticias y nosotros las de ellos. A mí me gusta dar pequeñas sorpresas, de vez en cuando elaboro banners para los libros de mis amigos, y me da mucho gusto cuando veo que son efectivos o que les gustan.

Con un poco de trabajo consecuente y buena voluntad para con los demás podrán llegar a vender muchos libros. Hay quienes prefieren pasar de las promociones en Twitter y se dedican a poner frases, o a conversar de cualquier cosa, y estoy segura de que venden muy poco. No es la mejor forma de usar una herramienta tan práctica y valiosa. He conseguido magníficos lectores en Twitter, que recomiendan mis libros, y siempre les agradezco,

Así que ya saben, en lugar de quejarse de que no venden o venden muy poco, háganse presentes en la red, que hoy por hoy es el sitio con el que contamos los independientes y ¡es gratuito! No lo tomen como una pérdida de tiempo sino como un trabajo que va inherente al de escritor, pues un escritor que no venda no tendrá quién lo lea. Y escribimos para ser leídos.

¡Hasta la próxima, amigos!

2 comentarios:

  1. Blanca, como siempre da gusto leer tus consejos. Gracias por las ideas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.