jueves, 20 de septiembre de 2012

¿A quién debería preocuparle los malos escritores de Amazon?

Pensé que esta semana sería tranquila, pero está visto que lo de la publicación en Amazon no deja en paz a nadie.  Y no lo digo por mí, que en paz estoy y en paz os dejo, (cada vez que puedo); lo digo porque me pasaron un mensaje con el enlace al blog de un escritor llamado Miguel Ángel Moreno. ¿Les suena de algo? por si no lo saben ha publicado seis novelas por una editorial de carne y hueso, o lo que es lo mismo: de tinta, papel, tipógrafos, maquetadores, correctores, editores y pare de contar.

Él plantea en su blog que Amazon está inundado en su mayor parte por escritores que no saben escribir, y que como último recurso han apelado a Amazon para publicar sus obras porque fueron rechazados por las editoriales. Debo reconocer que tiene mucha razón, aunque no siempre los rechazos son porque las obras sean malas, también influye el que las editoriales no desean arriesgarse motivadas por la crisis que invade al sector y a toda España en general.

Como acostumbro hablar motu proprio procuro no generalizar con el conocido "pensamos, somos o creemos", quiero referirme a mi propia experiencia. La última editorial por la que publiqué, que debía ser la que publicase mi siguiente novela, rechazó El manuscrito 1 El secreto. ¿Motivos? Parece que estaban pasando por malos momentos, o tal vez la obra no les agradó, pues sé que para esa misma fecha aceptaron otras. Yo había publicado en Amazon mis novelas libres de derechos digitales: La búsqueda y El legado, así que decidí dar una oportunidad a El manuscrito porque confiaba en mi obra.  Y no me equivoqué, aunque parezca presuntuoso de mi parte decirlo, pues poco tiempo después justamente la novela que no había sido seleccionada por una editorial ocupaba los primeros puestos , tanto en Amazon.com como en Amazon.es. Hoy Ediciones B la tiene y está haciendo una gran labor de difusión, la ha editado no solo en todas las plataformas digitales sino también en papel y se vende en varios lugares del mundo.

Así como me sucedió a mí pasó con otros escritores, algunos ya habían publicado por editorial, y otros era la primera vez que lo hacían, y creo que la tendencia, aunque con un poco más de cautela, sigue siendo esa, captar escritores que tengan libros no solo en las primeras posiciones, sino con buenos comentarios.  Y a propósito de esto, es cierto que algunos de los que se vierten en Amazon pertenecen a los amigos del autor, pero la mayoría son de personas que no los conocen de nada. Algunos se podría decir que dejan comentarios tan nefastos como para hundir la obra, así que puedo decir que no hay nada más valiente que enfrentarse a la multitud de lectores de uno y otro bando a la que se verá sometida.  Se debe ser valiente para publicar en Amazon, para soportar las críticas, los codazos, y por qué no, las envidias de otros escritores que también publican en esa jungla.

No conforme con eso debo soportar el que algunas personas digan que saturo los medios como Twitter y Facebook con la promoción de mis libros, ¿A quién daño? ¿A quién obligo a seguirme? No comprendo por qué no puedo publicitar mis libros en un medio en el que todo el mundo habla de lo que quiere.

Me ha llamado la atención el artículo del blog de Miguel Ángel Martínez porque no es el único que se dirige a los autopublicados con cierto desprecio, hay unos cuantos que por haber publicado con una editorial parece que han cogido ojeriza a los autopublicados.  Miguel Ángel hace un análisis estadístico de los libros que ha leído de Amazon y según él la mayoría no pasa su criba. Puede ser muy cierto, como dije arriba, pero es algo que no debería preocuparlo, pues los autoeditados no le hacen daño ni le restan lectores, ¿A qué viene tanta angustia? Las cosas caen por su propio peso, llegará un momento en el que los escritores malos, malísimos se darán cuenta que han equivocado el camino, y, o dejan de escribir o aprenden a hacerlo.

Él también se refería a la pésima maquetación de algunos libros que tuvo oportunidad de revisar, y yo desde aquí le digo: ¿Ha revisado usted los libros que tiene en Amazon? Porque también los tiene, y como consecuencia de su artículo me picó la curiosidad y quise leer la muestra de uno de los suyos. Cuál no sería mi sorpresa al encontrar desde la primera página un error garrafal en la maquetación: los guiones que separan las frases al final de la línea se encuentra regados por todo el texto. Y solo me fijé en los guiones.

La palabra es libre, y también ver la viga en el ojo ajeno y no la paja en el propio.

¡Hasta la próxima, amigos!

B. Miosi

38 comentarios:

  1. Ains, Blanca... Tú sabes cuánto te aprecio, te lo he dicho un montón de veces y sabes que es de corazón. Pero Miguel Ángel Moreno es también mi amigo. Y creo que has errado la intención que tenía con su artículo. No es un ataque a Amazon ni a la autopubliación, no lo veáis como eso. Él mismo lo dice claramente:

    "Lo que sí es cierto es que Amazon puede resultar una herramienta valiosa para un escritor con una técnica adquirida, con tablas, pero que todavía tenga sitio entre los consagrados. El lector no es tonto, y creo que una historia bien narrada y presentada destacará rápidamente entre las demás. Puede hacerse rápidamente con muchos seguidores y abrir con ello las puertas a una editorial de gran tamaño. Por tanto, para este tipo de autores, autopublicar no es en absoluto descartable."

    Él ha hablado desde su experiencia lectora en Amazon, y dice que de los 25 libros leídos, solo le han gustado 6. No es un ataque, es una opinión. Mi opinión la conoces de sobra, ya he defendido un millón de veces el ebook como formato, aunque también he dejado claro lo que no me gusta. Pero el problema que plantea Miguel Ángel Moreno es otro, y me parece muy sensata su manera de argumentar.
    Yo te puedo asegurar que su intención no ha sido atacar a los autopublicados, sino dar su opinión partiendo de la experiencia lectora que ha tenido estos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "No mucho tiempo después de esta iniciativa, las listas de éxitos de Amazon se han llenado con estos títulos autopublicados. Pero si no había suficiente con el hecho de publicar gratis y recibir beneficios por tus escritos, resulta que algunos autores, rechazados una y otra vez por la despiadada pluma de los editores, han hallado la gloria en este mundillo."


      "Lo que he comprendido tras mi examen es que Amazon se ha convertido un saco sin fondo en el que caen mediocres escribidores cuyas obras han sido colmadas de halagos piadosos por amigos y familiares."

      Querido Javier, si estos dos extractos del artículo en cuestión no tienen para ti mala intención... pues te diré que lo siento, pero esta vez no estoy de acuerdo contigo, aunque respeto tu opinión.

      Un abrazo,

      Eliminar
  2. Es interesantisimo lo que has comentado Blanca y el comentario de Javier tampoco creo que vaya desencaminado. En cualquier caso Blanca...creo que Amazon (que yo desconozco por no usarlo) ha sido un camino para muchos escritores y es lícito...Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Winnie, en este caso no se trata de que sea lícito o ilícito publicar en Amazon, se trata de que ya todos sabemos que los que publican en Amazon no son el extracto más puro de la literatura hermosa, profunda y sabia, pero también es verdad que lo que se publica por medio de una editorial no es la perfección ni lo más granado de la literatura. Lo que no me parece justo es que se descalifique una plataforma por el hecho de que abrió sus puertas a los autores independientes.

      Eliminar
  3. Sin entrar a debatir el artículo a partir del que has realizado la entrada, me gustaría comentar algunas cosas sobre los autopublicados en Amazon, desde mi experiencia como lectora, ya que hay ciertos puntos polémicos que se repiten en muchos discursos.
    1. Los que se autopublican en Amazon son escritores rechazados por las editoriales tradicionales.
    No niego que habrá muchos, pero se ha extendido como una verdad absoluta y no es cierto. Tu caso ya lo has explicado: El Manuscrito lo autopublicaste porque fue rechazado, pero otras novelas ya habían sido publicadas y, sin embargo, sus derechos digitales estaban libres y los aprovechaste. Y en esa situación se encuentran otros escritores que conozco: se hacen cargo de sus derechos digitales, aunque la obra ya hubiera sido publicada en papel con anterioridad (con mayor o menor fortuna). También hay escritores que quieren probar suerte directamente en digital, porque piensan que es el futuro o porque quieren controlar su obra, al menos en los comienzos. En resumen, NO todos son escritores frustrados o rechazados. También habrá de estos últimos mas no por ello se puede generalizar hasta el extremo, como muchos han hecho.
    2. La calidad es baja. Depende. He tenido la oportunidad de leer bastantes obras y, en general, no sé si es que he tenido mucha suerte o buen criterio, pero no me ha parecido que la calidad sea deficiente. He encontrado, de hecho, 3 o 4 novelas que son envidiables en pulcritud y desarrollo. También he encontrado alguna novela llena de erratas, faltas de ortografía y sin oficio. La balanza se inclina, no obstante, a favor, sobre todo cuando se considera lo que se paga por esos libros.
    3. Lo que se publica en papel o lo que triunfa en cualquier medio es sinónimo de calidad. Solamente voy a dar 2 títulos y todos me comprenderéis: Crepúsculo y 50 sombras de Grey.
    Disculpa que me haya extendido, pero es que, como tú, estoy un poco cansada de debates que no llevan a ningún lado y que parecen nacidos del desconocimiento, la parcialidad o la envidia pura y dura. Hay calidad y hay basura dentro y fuera de Amazon y no hay que darle más vueltas. Que cada uno compre y consuma lo que prefiera y ya está.
    Un besazo, Blanca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente de acuerdo contigo, Vanessa, no tengo nada más que agregar. Hay basura dentro y fuera de Amazon.

      Eliminar
  4. Blanca, estos temas me aburren terriblemente. Cuando he leído el artículo de Miguel Angel Moreno, no lo he entendido del todo porque parece que defienda y luego ataque y todo el texto en general me ha resultado farragoso y espeso (quizá la espesa era yo). Voy a comentar una anécdota, cuando en Youtube apareció Funtwo sentado en la cama de su habitación, interpretando con su guitarra eléctrica una versión, de la versión del Canon de Pachelbel que había compuesto Jerry C, apareció en todos los telediarios y tuvo miles de visitas. Nunca he visto a Jerry C ni a ninguno de los que habían llegado al éxito, por los canales habituales, escribir un post para decir que Funtwo, u otros artistas de youtube, no tuviesen calidad. Y después de él han surgido como setas los que se graban en sus casas, cantando, bailando o haciendo lo que les da la gana. De ellos, muchos han triunfado saltándose esos "canales habituales", pero sigo sin ver a sus "colegas" criticándoles. Los escritores parece que comemos de otro pan. En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me ha parecido una posición poco clara, es como querer estar bien con Dios y con el diablo por si las dudas. Para que después vengan sus defensores a decir que no dijo nada en contra de la autopublicción, cuando sus letras lo dicen al menos en un segmento claramente que sí.

      Estos temas no me aburren, Antonia, yo creo que todos los autores autopublicados o no merecemos respeto. Y también merece respeto una plataforma digital que fue la única que tuvo la visión para permitir la autopublicación. Las obras y sus autores se irán decantando solas, sin necesidad de que digan lo que todos ya sabemos: que hay algunas obras malas y otras buenas, pero lo que dice el artículo es que prácticamente todo lo que publica Amazon en pésimo.

      Eliminar
  5. No creo que la persona a la que usted alude haya dicho nada de lo que le echa en cara. Miguel Ángel Moreno cree que la mayor parte de las novelas auto-publicadas de Amazon tienen poca calidad y que las reseñas de la plataforma no son fiables. Nada que otra mucha gente no piense, sin ser escritores, ya sean con editorial o auto-publicados.

    En todo caso, a la hora de realizar sus opiniones, ha tenido la clase de no citar nombres ni realizar ataques personales. Efectivamente, Internet es libre, y cual demuestra qué clase de persona es con el poder que le otorga. A juzgar por este pequeño “ajuste de cuentas” que realiza en su blog, da la impresión de que no entiende muy bien el significado de “libertad de expresión”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suelo contestar a anónimos, porque siempre voy con mi nombre por delante, pero podría estar hablando con el autor del artículo en referencia, así que contestaré:

      No soy la única que se ha hecho eco de las palabras de Miguel Ángel Moreno, puede visitar usted los siguientes enlaces: http://eleazar-writes.blogspot.com/2012/09/la-culpa-es-de-los-lectores.html

      y
      http://eriginalbooks.net/2012/09/20/autopublicar-en-amazon-no-todas-las-criticas-son-honestas/

      Con críticas más duras que la mía.

      Este no es un ajuste de cuentas, porque no tengo cuentas que ajustar con nadie, pues no me doy por aludida con lo que Miguel Ángel Moreno escribió, solo quise aclarar que nadie está libre de pecado. Él dice que en Amazon no existe control de calidad y nadie le quita razón, pero él publica (sea por editorial o no) obras mal maquetadas.

      En referencia a que no entiendo muy bien el significado de libertad de expresión, lo estoy ejerciendo, así como él ejerce el suyo. Lo que es bueno para él, espero que considere que es bueno también para mí.

      Eliminar
  6. Muchas gracias, Blanca.
    Yo siento que sí existe en ese artículo el desdén por la autopublicación y cierta suficiencia al calificar a autores y libros, cuando no se han leído por completo.
    En lo que sí puedo coincidir es en la calificación según estrellas. No me fío de eso. Prefiero leer el porqué otorgaron cierto número de ellas. Siento que ahí es dónde encontramos la autenticidad del comentario.
    Es como cuando oyes a un orador. El que sabe de oratoria se da cuenta si aquél que habla preparó el tema o no.
    En México tenemos programas con jóvenes que buscan un sitio en el canto. Algunos buenos, otros no, y algunos excelentes, pero el no dar la oportunidad sería la grave, además de que la gente que los escucha obtiene el entretenimiento que busca.
    Por tanto, me da gusto que Amazon tenga de cabeza a muchas editoriales y autores, porque en mi opinión ha sido todo un atino el dar las herramientas para autopublicar.
    He leído un buen número de obras que no encuentro en las librerías y estoy convencido de no haber perdido el tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la parte que el autor del artículo parece no haber tomado en cuenta, Adrián. Que hay malos y buenos escritores allí todos lo sabemos, que los comentarios muchas veces no reflejan la verdadera calidad de la obra, también, pero para eso existen cuatro capítulos que se pueden leer gratis, o también devolver el libro a la semana si no te ha gustado. Como dices, dar oportunidad de comprobar si tus obras son buenas o malas es lo mejor que ha podido hacer Amazon. Creo que Miguel Ángel Moreno está logrando con su artículo la notoriedad que no ha logrado antes.

      Eliminar
  7. El problema que tengo con el artículo de Miguel Ángel Moreno es su tono profesoral y despectivo con los colegas que se autopublican.
    Los libros autopublicados no son una garantía de calidad, ni tampoco los publicados por una editorial.
    “Ullyses “ de James Joyce, “La edad de oro” de José Martí, “The Joy of Cooking” de Irma Rombauer, “Leaves of Grass” (Hojas de Hierba) de Walt Whitman, “Lady Chatterley´s Lover “ (El amante de Lady Chatterley) de DH Lawrence , “The Jungle” de Upton Sinclair, “The Celestine Prophecy” traducido al español como “Las nueve revelaciones” de James Redfield , “Spartacus” de Howard Fast “Maggie: a girl of the streets” de Stephen Crane, “En búsqueda de la excelencia” de Tom Peters son apenas varios ejemplos de libros autofinanciados.
    La famosa escritora canadiense Margaret Atwood autopublicó su primer libro de poemas “Double Persephone”, en 1961.
    El libro más caro y más bello de todos los tiempos “Birds of America” (1838) de John James Audubon fue autopublicado. Audubon los vendió a cuatro plazos.
    El escritor francés Marcel Proust financió la publicación de las 1 500 páginas de “En busca del tiempo perdido”, una novela en siete partes publicada entre 1913 y 1927. Su obra está considerada entre las más grandes obras de la literatura moderna.
    Ken Blanchard y Spencer Johnson autopublicaron “The One-Minute Manager” para poder venderlo por $ 15.00 en un momento en que todos los expertos les decían que nunca iban a vender el libro por un precio tan alto. Al cabo de tres meses, habían vendido más de 20 000 copias en el área de San Diego y luego vendieron los derechos de reimpresión de William Morrow. “The One Minute Manager” ha vendido más de 12 millones de copias desde 1982 y se ha publicado en 25 idiomas.
    Otros autores que se han autopublicado: L. Frank Baum, William Blake, Ken Blanchard, Robert Bly, Elizabeth Barrett Browning, Lord Byron, Willa Cather, Pat Conroy, Stephen Crane, W.E.B. DuBois, Alexander Dumas, T.S. Eliot, Lawrence Ferlinghetti, Benjamin Franklin, Zane Grey, Thomas Hardy, E. Lynn Harris, Nathaniel Hawthorne, Ernest Hemingway, Robinson Jeffers, Spencer Johnson, Stephen King, Rudyard Kipling, Louis L’Amour, Rod McKuen, Marlo Morgan, John Muir, Anais Nin, Thomas Paine, Tom Peters, Edgar Allan Poe, Alexander Pope, Beatrix Potter, Ezra Pound, Irma Rombauer, Carl Sandburg, Robert Service, George Bernard Shaw, Percy Bysshe Shelley, Upton Sinclair, Gertrude Stein, William Strunk, Alfred Lord Tennyson, Henry David Thoreau, Leo Tolstoi, Mark Twain, and Virginia Woolf.

    ResponderEliminar
  8. Qué te puedo decir, Marlene, ¡para muestra un saco de botones! A ver si seguirán pensando igual después de esta cantidad de monstruos sagrados autopublicados de la literatura.

    ResponderEliminar
  9. ¿Por qué siempre ponemos trabas a todo? Somos muchos millones los lectores, y aquello que no me gusta, sí gustará a otros. Y eso no desmerece ninguna obra sea autopublicada o no. Como no soy una experta en sintaxis morfológica, cuando cojo un libro es para disfrutar de lo que me cuenta. Olvidarme por unas horas de los problemas que tenemos con la economía. Con los partidos políticos. Con la intolerancia religiosa y un largo etc. Leo para evadirme y me da igual que si un libro contiene una buena historia, tenga el guión puesto donde no procede, que haya puesto una coma en lugar de un punto. Cada lector conoce sus gustos. Cuando mira en una plataforma como Amazon siempre buscará aquellos temas que le atraigan, entonces, ¿qué problema hay de que exista tanta variedad? Escribir es un arte, ¿por qué motivo no se cuestiona a los pintores aunque hagan garabatos con puré de garbanzos cuando exponen sus trabajos en un mercado ambulante? En ocasiones creo que la crítica tiene un trasfondo que no me atrevo a conjurar con palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, Arlette, parece que algunos escritores han perdido el rumbo. Escribimos con la finalidad de ser leídos. Si nuestros libros gustan pues, ¡Qué bien! si no, los lectores son los que lo mantendrán en el olvido. Hay variedad de temas dónde escoger y gustos para todos, así que no veo cuál sea el problema.

      Eliminar
  10. El escritor independiente, en Amazon o en cualquier otro sitio, es responsable absoluto de su obra, para bien y para mal. Quien se anime a publicar que publique, y se atenga luego a las consecuencias. Resulta más sencillo dejar los papeles en casa, esquivando los juicios ajenos, y quejarse de las editoriales porque no nos valoran lo suficiente.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muy claro, Alejandro, Amazon en este caso, ha permitido que los escritores dejen de rogar a las editoriales y de una vez por todas comprueben por ellos mismos si sus novelas son buenas o malas.
      Otro abrazo para tí!

      Eliminar
  11. Hola Blanca:
    Lo primero de todo, suscribo todas tus palabras, pero sobre todo, felicitar a Arlette por su magnífico símil. Esta misma tarde lo pensaba: No me imagino yo a un grupo de pintores criticándose los unos a los otros. El arte pictórico es un gran ejemplo. Nunca entenderé la razón por la que Picasso vendía sus cuadros por millonadas cuando mi hija dibuja y pinta mejor que él. Para gustos colores y para lecturas, los lectores, que son los verdaderos jueces de nuestro trabajo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejemos pues que sean los lectores los que opinen, no otros escritores que se sienten autosuficientes para hacerlo, Josep.

      Eliminar
  12. Da igual lo que diga Miguel Angel, da igual lo que diga cualquiera. también entre los pintores se tiran puñaladas, Josep, como entre todos los colectivos. Ni Amazon es la panacea, ni lo son las editoriales habituales. En este mundillo, nadie está en posesión de la verdad. Lo que dice Marlene es cierto, hay un sinnúmero de autopublicados más que respetables, del mismo modo que los hay nefastos, exactamente igual que en las grandes editoriales. Da igual lo que digamos, lo que pensemos o lo que elucubremos. La única verdad incuestionable, el único camino a seguir, es el que menciona Miguel Angel al final de su entrada: el propio criterio de cada lector. Que cada uno se baje las primeras páginas y juzgue si lo que tiene entre manos merece la pena o no. Que no se fíe de las reseñas, ni de lo que diga Miguel Angel, ni de lo que diga Blanca Miosi, ni de lo que diga yo mismo. Dejemos de pensar de una puta vez que cada uno de nosotros somos el ombligo del mundo. Al final, la calidad resplandece por sí misma. Cualquier experto en márketing viral puede hacer que su mierda escrita se sitúe en los primeros puestos de las listas de Amazon, del mismo modo que uno que lo sea, y que escriba bien, esté hundido para siempre en las profundidades. Sí, yo estoy con Antonia, estos temas me aburren soberanamente, porque cada uno cuenta la película según le va, y es muy mezquino despotricar contra los de un lado cuando se está en el otro. No nos engañemos, hay autopublicados fantásticos y consagrados mediocres, y el que no sea capaz de distinguir eso, que deje de leer y se dedique a otra cosa.

    ResponderEliminar
  13. Blanca, leí la entrada de ese blog e incluso comenté en ella.
    La realidad es que quien debe decidir, si acaso, si un libro es bueno o es malo, es el lector, que ha empleado su tiempo en leerlo.
    Hay libros buenos que a mí no me llegaron y libros calificados de pésimos que no solo me gustaron, sino que me ayudaron a ver la vida de una forma que me sirvió para siempre.

    Para no extenderme, diré que cada quien tiene derecho a decidir lo que quiere hacer con su vida, sin perjudicar a nadie. Escribir y leer es algo que amplía horizontes, y por lo tanto siempre bueno; según mi punto de vista.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. A mí el artículo de Miguel Ángel me parece un buen artículo, yo no siento que ofenda a nadie, se ofende el que quiere, y estoy más que de acuerdo con la intervención de Félix Jaime. Este tema es muy repetitivo y no debemos preocuparnos de cosas que el tiempo se encargará de poner en su sitio. Dediquémonos a escribir, que es lo nuestro.

    Un abrazo y feliz fin de semana.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julio García Castilloviernes, 21 septiembre, 2012

      Maribel, pones un contrapunto muy equilibrado. Ya di mi opinión en facebook sobre el artículo de Moreno. Ahora añadiré que no resulta agresivo, al no citar nombres de autores, pero al tiempo es ambiguo y poco preciso por esta misma razón. Queda claro que es partidario del papel y que tiene todo el derecho a verter sus opiniones.
      Finalizo: desde siempre tengo alergia personal a la crítica literaria, con notables excepciones. Por ejemplo, Italo Calvino ("Por qué leer los clásicos"), o Harold Bloom ("Cómo leer y por qué"). Añadiría el último ebook de Pilar Alberdi ("Escribir"). Todos ellos remontan el vuelo sobre las gacetillas coyunturales.
      Muchos críticos son escritores que no han alcanzado el reconocimiento que creen merecer y lo pagan con los otros.
      Por favor, no me refiero a Miguel Ángel Moreno en estas reflexiones.

      Eliminar
  15. Hola Blanca.
    Me gustaría matizar que hay tres incorrecciones en tu artículo, sin ánimo de ofender:

    Me llamo Miguel Ángel Moreno, no Martínez.

    He publicado 5 novelas, no 6 (ésta se halla en proceso de aceptación).

    En ningún momento he criticado la maquetación de las obras. Aventuro que debes haber malentendido este párrafo:

    "La novela está bien escrita y la historia no adolece mediocridad, pero está muy mal presentada. El autor se detiene en farragosas e inútiles descripciones o en extemporáneos incisos que detienen la acción y aburren al lector".

    De nuevo, me refiero al estilo, jamás a la, digamos, "presentación gráfica".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Me adscribo a todo lo dicho por ti, Blanca, con toda la razón del mundo. Y es más, añado algo; todos estos críticos de pacotilla, que se creen auto suficientes, valedores de la "única" verdad, no son más que pura bazofia degenerada, en sí misma por no vender ni un puñetero libro, y que por ello, sienten tal envidia que les carcome la entrañas. No pueden soportar que vengan, lo que ellos llaman, "malos escritores" y vean como estos suben como la espuma y venden libros que ellos, (tan grandes escritores) no venderán jamás en la vida. Porque, pese a que se creen grandes escritores, no lo son, y lo que sienten; pura envidia.
    ¡Venga ya! que se dediquen a escribir buenas historias y hasta es posible que tenga lectores para leerlas. Que dejen a los demás escritores en paz con las suyas, que ya están los lectores para valorar a quienes merece la pena leer o a quién no.

    Tal vez no sea yo el más apropiado ni el más indicado para decir lo que he dicho, pero una cosa está clara, alguien tiene que decir lo que piensa de verdad de este tipo de gente; y mi pensamiento es este, critican a quienes están donde ellos jamás podrán llegar. (Por malos).

    Como siempre me encantan tus artículos, Blanca.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. Una vez más, cuando no hay argumentos, se echa mano del sufrido "es que tiene envidia". Yo lo utilizaba... cuando iba al colegio. Ahora trato de argumentar y razonar mis opiniones, aunque no siempre lo haga con acierto. ¿Acaso, señor Spoiler, sabe usted cuántos libros ha vendido el autor del artículo del que hablamos? Porque igual se lleva una sorpresa... Igual la envidia la tendríamos el resto de escritores.
    He leído buenos razonamientos en esta discusión, aunque no los comparta. El de la envida no es el mejor, desde luego. Hablar de lo que otros sienten, sin conocerlos, me parece un poquito aventurado

    ResponderEliminar
  18. Querida Blanca,

    "Ladran, luego cabalgamos"

    Nada que añadir. Cada cual debería dedicar más tiempo a sí mismo que a la labor de los demás. A mí ni se me ocurre la comparanza, me parece absurdo. Es obvio que Amazon es lo que es. ¿Y qué? ¿A quién molesta? Todos sabemos lo que somos y lo que no; también sabemos lo que son los demás y lo que tampoco. Repito: ¿y qué?

    Ladran, luego cabalgamos...

    ResponderEliminar
  19. Hola Blanca,

    Hace muchos días que no podía pasar por aquí, por eso aprovecharé para recrearme... ;)

    Creo que hay gente que enfoca mal el problema. El negocio editorial, es eso, un negocio, y por mucho que quieran, no pueden publicar todo lo que les gusta. Por otro lado, cuando yo escribí mi novela, lo hice por cumplir un sueño. ¿Quién se atreve a juzgar si puedo o no puedo cumplirlo? Amazon ha sido una puerta que ha conseguido que mi obra sea pública, corriendo unos riesgos que muchos otros escritores que se dejan vencer por la negativa editorial y que no se atreven a autopublicarse, no sabran. Es la crítica. Eso puede minar la moral de cualquiera o ensalzarla hasta el extasis... Tú muchas veces has hablado de tus experiencias, y yo también quiero contribuir a tu lado con las mías. Autopublicarse es un camino que muchos escritores "tradicionales" desconocen y que como mínimo merece un gran respeto, ya que sí, es cierto que la obra puede ser mala, esté mal escrita, y tener cientos de errores... (escribir bien es muchísimo más difícil de lo que la gente se piensa), pero siempre será el lector el que pondrá el libro en su sitio. Como todos los de la Generación Kindle (por enfocar un colectivo), nos hemos tenido que espavilar para hacer la portada, la maquetación, la publicidad (mediante redes sociales, blogs, book trailers, webs, etc), quien no lo ha hecho no sabe el tiempo que se le puede llegar a dedicar, teniendoselo que robar a tus seres queridos en aras de un sueño. A partir de aquí, como cualquier niño que empieza a andar, tenemos el derecho de caernos, hacernos daño y levantarnos para, pasito a pasito, aprender a caminar. Ahora vuelvo a repetir mi pregunta: ¿Quién se atreve a decir si puedo o no puedo cumplir mi sueño? Desde luego una editorial no. Tampoco seran ellos los que decidirán si mi obra podrá ver o no la luz.

    Besos desde el otro lado del Atlántico,

    ResponderEliminar
  20. Es increíble que un artículo de un escritor experimentado haya provocado tanto roce. A dos días de su emisión todavía seguimos hablando de ello. Para Miguel Angel Montero, gracias por el tiempo que se tomó para analizar numerosas obras expuestas y sacar un estudio estadístico sobre ellas. La gran facultad del artículo es poner a la luz algo que yo he notado (yo si los he comprado para comentarlos). El gran problema del artículo es que quienes publicamos en línea vamos a estar pendiente, el tono que uso. Permitir un comentario como el primero de su obra (Dulce y el uso de pseudoliteratura al referirse a este tipo de obras) no le ayuda a forjarse una buena opinión en quienes usamos este medio para darnos a conocer. Yo decidí no pasar por una editorial porque lo que piden (la adherencia a ciertos tipos de estilo) no es mi estilo, además de que no conozco mucho del ambiente editorial de España o México. Estoy preparando un cuento para el colectivo de ciencia ficción de la Universidad Complutense, pero no me siento bien escribiendo menos de siete mil palabras. En fin, hay muchas cosas a tomar en cuenta.

    En mi opinión, el artículo es bastante centrado, pero tendría muchísima más validez si a cada autor le hubiese explicado sus problemas. Y para Blanca, gracias por este artículo. Para bien o para mal, este medio existe y está para quedarse (aunque el papel jamás va a desaparecer). Con Amazon nosotros jugamos el juego capitalista de la oferta y la demanda. Eso siempre va a provocar reacciones. Sólo debemos mejorar nuestras obras en línea para que estas críticas sean cosas del pasado. Gracias.

    ResponderEliminar
  21. Yo no he enviado mi novela a ninguna editorial, Amazon ha sido mi primera opción desde el principio. Creo que cada autor es un caso, no podemos generalizar.
    He leído autoeditados de gran calidad y otros que no me han gustado en absoluto.
    Los tiempos están cambiando y ahora ya nada es lo que parecía ser. ¿Hacia dónde vamos?

    ResponderEliminar
  22. Querida Blanca Miosi,
    Me gusta tu artículo. Hay escritores de ficción que no son buenos en el estilo periodistico, pero aqui hay un balance respetuoso en tu respuesta.
    Decidí ignorar un segundo artículo del escritor Moreno que dice: "denuncio una realidad constatable: el sistema de autopublicación necesita un filtro con urgencia. Cualquiera puede lanzar al mundo lo que le venga en gana, cobrando por ello y plantándole la etiqueta de novela. No me parece correcto, ni justo para los lectores, a quienes respeto y valoro por encima de todo".
    ¿Y quién va a poner ese filtro? Una lectora en mi blog dijo:
    "La Primera Enmienda (First Amendment) a la Constitución de los Estados Unidos prohíbe la realización de cualquier ley que coarte la libertad de expresión. Hay quién pide que se ponga un “filtro” a Amazon para que no se pueda publicar libremente.
    Creo que va tenerse que poner una Primera Enmienda a la Constitución de Amazon: prohibido prohibir, o lo que es lo mismo, prohibido filtrar.
    Me pregunto ¿y quién va a poner el filtro? En esta plataforma deciden los lectores lo que se lee".

    ResponderEliminar
  23. Después de leer todo esto ya me dieron ganas de intentarlo en Amazon.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Y harías bien, Alberto. Hoy en día hay famosos que publican de manera independiente. Como dije: es una prueba de fuego. ¿Criticas a los independientes?, entonces lanza un libro tuyo, veamos cuánto tiempo aguanta y qué posiciones ocupa. Muchos escritores que han publicado por editorial tienen miedo de lanzarse a Amazon porque temen que sus obras simplemente no se vendan. Y eso ha ocurrido en muchos casos.

    ResponderEliminar
  25. Supongo que en tu caso las críticas son por envidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no diría eso, José Enrique, nunca me he referido a la envidia, parece que esa palabra la utilizan como bandera a quienes no les caigo bien. Prefiero pensar que es porque no les gusta lo que escribo.

      Eliminar
  26. Blanca acabo de leer el blog de Miguel Angel Moreno , y en algo el tiene razón hay escritores ( no todos ) que sus novelas dejan mucho que desear una buena correccional creo que la salvan , en cuanto a las opiniones con las estrella siempre he considerado que en ocasiones hay lectores ( Fanáticos, seguidores) que dan 5 estrellas por complacer al escritor mas no darle una opinión coherente y objetiva a su obra literaria, en tu caso creo que todos lo que hemos leido tus novelas hemos encontrado unas historias fascinantes y únicas, eres una escritora que apela a la investigación , y eres muy fácil de leer hasta para una persona que no le gusta la lectura créeme cuando te digo... lo único positivo que puedo recalcar en el blog de Miguel Angel Moreno es los tisp que les deja a los escritore/as para mejorar sus novelas pero creo que juzgar a los demás no esta bien bueno es lo que a mi opinión respecta creo que subestima a muchos autore/as y eso no es bueno si quería hacer revuelo lo ha logrado si quería dar estadística yo fuera escogido no 23 autores si no 100 y no lo fuera descargado gratis es lo que hizo a mi parecer adicional ha ello no lo ha leido completo si no unos capítulos y un buen lector los lee completo asi no les guste ¿A sido objetivo? no lo creo por que los 23 autores no es ni el 1% que publica Amazon , tenias que buscarte un encuestador para hacer tu opinión objetiva , creo que realmente no sabes a ciencias cierta cuantos autores publican en Amazon para decir que esta mal y no y si hablamos de crisis todos en el mundo tenemos crisis económicas y esta claro que los editores no quieren arriesgarse con autores nuevos por temor de perder credibilidad o dinero invertido es asi de simple.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente el autor del artículo deseaba notoriedad, pues sabía que muchos escritores se darían por aludidos, sé que después se retractó y empezó a leer novelas completas. (Creo nunca las mías) aunque yo sí leí una de él.
      Me parece que se dio cuenta que llegar a las listas de Amazon no es tan sencillo. Escribir buenas novelas tiene su técnica.

      Eliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.