miércoles, 7 de septiembre de 2011

EL ETERNO OLVIDO, de Enrique Osuna, por Blanca Miosi

EL ETERNO OLVIDO está escrita con  gran presencia del narrador, una omnisciencia que últimamente no se ve en las novelas, de manera que sus pensamientos  y creencias se reflejan en sus páginas, pues acompaña a sus personajes con profundas reflexiones que provienen tanto de la trama que va desarrollándose como del pensamiento que él mismo impone en sus renglones:

Algunas personas no tienen otra vida fuera del trabajo, no disfrutan del tiempo libre, rehúyen del ocio, no saborean el placer de tomar relajado un aperitivo  con  los  amigos,  no  saben  conversar  de  temas  que  no  estén  de alguna  manera  vinculados  a  su  mundo  laboral;  viven  para  trabajar  sin percatarse de que invierten los términos de tan elemental axioma.


La historia gira en torno a un concurso: Kamduki. Samuel decide presentarse porque la organización ofrece el mejor premio que se haya otorgado en un concurso a quien logre responder a las nueve preguntas, cada una más difícil que la anterior.  Ovbiamente, los enigmas a resolver están dirigidos a mentes privilegiadas.

A partir de ese momento la trama se convierte en una auténtica carrera contra el tiempo y demás problemas cotidianos que van surgiendo, pues cada pregunta es enviada por medio del correo electrónico y aparece  en momentos inesperados, con un tiempo estrictamente determinado para su resolución.

A fin de no develar la trama y el final, me veo restringida en cierta forma a profundizar demasiado, solo me queda recomendar su lectura y esperar su siguiente novela, tarea bastante difícil pues dejó el listón bastante alto.

Se puede conseguir la novela  Aquí, en múltiples formatos digitales, incluyendo la edición en papel.

B. Miosi

8 comentarios:

  1. Será de mis próximas lecturas, ya la tengo lista en mi kindle, tiene una pinta estupenda
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. ME has metido el gusanillo.....Lo leeré. GRacias Blanca por la recomendación Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Blanca,

    Interesante tema nos plantea la novela; uno de los eternos dilemas. Vivimos lejos de nosotros mismo cuando debiéramos concedernos más tiempo a nuestro lado.

    Estoy seguro que El eterno olvido se disfruta de principio a fin.

    Entre mis frases y, un tanto a colación, dejé escrito una vez: "No te alejes mucho de ti mismo, podrías no encontrarte."


    Un fuerte abrazo.

    Mián Ros

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Blanca!

    La historia nos dice que la Humanidad es lo que unos pocos han querido. Si ahora se vive para trabajar, es porque desde que tenemos uso de razón nos crian con ese concepto. Por suerte, en el mundo occidental, podemos darnos cuentas de estas cosas, quejarnos, incluso intentar cambiar sin terminar ni muerto, ni condenado.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Blanca amiga:

    Vengo a saludarte. Copio tu artículo, lo llevo a casa -estoy ahorita sin servicio de internet-. Lo leo y vengo a opinar.

    Abrazos,
    Frank Ruffino.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la recomendación, es uno de los generos que me gusta leer, buscare el libro y ya te contare.

    Besitos de caramelo
    Tessa

    ResponderEliminar
  7. Muy recomendable, Tatty, tienes que leerlo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Winnie, el libro vale la pena, es muy bueno.

    Mián: es el tipo de lectura que estoy segura te encantaría leer.

    Miguel: Los dilemas que se plantean en la novela son de una actualidad espeluznante. Te la recomiendo.

    Frank: Encantada de tnerte por aquí y de saber tu opinión acerca del artículo.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.