martes, 13 de julio de 2010

¿SE DEBE ESTUDIAR PARA SER ESCRITOR?

Escribí mi primera novela en cuatro meses. No voy a hablar del contenido pues no viene al caso, pero era tanto mi entusiasmo que apenas puse la última letra le di a imprimir y de inmediato la mandé a encuadernar. La leyó mi marido, mi hijo, mi hermana y dos amigas y todos se mostraron encantados. Aún hoy nueve años más tarde, ellos siguen pensando lo mismo, sin embargo, cada vez que yo leo la última versión de aquella novela, (porque después hice como diez versiones) tengo deseos de guardarla en lo profundo del cajón.

Una de mis amigas decidió seguir mi ejemplo, pero lo hizo de la manera correcta: se inscribió en un taller de narrativa. Ocho años después no ha escrito la primera novela. ¿Por qué? Le pregunté. Dijo que se había dado cuenta de que escribir era más complicado de lo que le parecía. Y yo se lo creo, pues cuando me trataba de explicar lo que aprendía en aquellos talleres que duraron casi un año, ni yo podía entender de qué hablaba cuando mencionaba al escritor omnisciente, el nudo, los puntos de quiebre, el desenlace, la concordancia, la adjetivación, la perspectiva, la primera, segunda y tercera persona… en fin, que si yo hubiese comenzado a estudiar para ser escritora creo que hubiese tirado la toalla antes de empezar.

Con el tiempo y el método más a mano que tenía: el del ensayo y error, he logrado comprender todo aquello que en su momento mi amiga me enseñaba; algunos puntos ya los ejercía yo por intuición desde el principio, y otros, sin embargo, he tenido que aprender a ponerlos en práctica porque se trataba de mi supervivencia como escritora. De todo lo pasado deduje que para ser escritor lo importante es escribir. Y para escribir se necesita el deseo de hacerlo, debe ser un placer, más que una imposición académica y, sobre todo: haber sido un buen lector durante gran parte de la vida.

Día a día se aprende, y siempre hay de quién hacerlo, lo importante es escuchar las críticas, los elogios también, pues nos animan a seguir, pero debemos prestar atención a los que ven los defectos en nuestros escritos, pues no veo de qué otra manera se pueda mejorar.

Sé que muchos de los que escriben piensan que sus obras son maravillosas, y es posible que lo sean, pero si no tienen estilo, (y ya saben que cuando me refiero a estilo hablo de estilo literario, no del estilo particular de cada escritor), si las ideas no están expuestas con claridad, si los diálogos son insulsos y solo sirven de relleno y no para informar, que es la verdadera función de ellos, si se confunde la narrativa con largas explicaciones dirigidas al lector; la historia que se intenta contar por más maravillosa que sea, resultará aburrida, y en muchos casos causará indiferencia. Y para lograr aprender a subsanar errores, es básico saber dónde están, de lo contrario nunca los encontrarán.

Mi recomendación es que una vez hayan terminado las primeras novelas, (ya saben que son capaces de escribirlas), acudan a un taller de narrativa. No antes. Puede ser contraproducente. Los talleres de escritura creativa como también se llaman, enseñan técnicas muy útiles y pueden significar la diferencia entre publicar o ser rechazado. Hace un tiempo un amigo que escribe y que no ha logrado publicar aún, me dijo algo muy curioso: «Sé que lo mío no es la escritura pues he estudiado ingeniería. Generalmente doy mis novelas a un par de amigos para que me las corrijan». Yo ni siquiera le pregunté si sus amigos eran escritores. No valía la pena.

Si el que escribe no es capaz de tener la suficiente autocrítica y capacidad como para corregir su obra, para mí no es merecedor de llamarse escritor. Claro que también hay quienes contratan correctores o escritores, y algunos de los compañeros de blogs saben a lo que me refiero pues ejercen esa profesión, pero particularmente pienso que todo aquel que aspire a escribir para el público, puede prescindir de los estudios gramaticales si le causan tedio, pero tiene que realizar entonces un trabajo de lectura abundante, metódico y constante durante largo tiempo, a fin de empaparse en la esencia del lenguaje y adquirir agilidad, presteza y soltura en el manejo del idioma.

He llegado a la conclusión basándome en mi experiencia que primero se escribe y después se aprende.

B. Miosi

75 comentarios:

  1. Blanca,

    Adhiero a cada palabra. Leer, leer mucho, y sobre todo escribir. Y claro que corregir es también muy importante.

    Una vez vi una entrevista que le hicieron a un escritor, y decía algo así como que se ingresa a la facultad de letras queriendo escribir, allí se los forma como críticos literarios, y terminan siendo profesores de literatura. Lo cual no está mal, pero difiere del objetivo primero, de lo que en verdad quiere ser.

    Un abrazo,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  2. Fantástica entrada Blanca. Siempre he pensado que un escritor debe devorar libros y estar receptivo a a prender ese "estilo" que tú dices.
    A mi escribir me parece que requiere una técnica importante...y no creo que se neazca sabiendo eso. Un beso Blanca

    ResponderEliminar
  3. Blanca

    magnífica entrada. Leer es útil para cualquier cosa en esta vida (no sólo para escribir). Personalmente me causan cierto rechazo los talleres literarios porque los veo muy talleres pero muy poco literarios. Pero, claro, yo no me considero escritor, sino lector. Opino que le damos más importancia al sustantivo que al verbo. Lo importante es escribir, no ser "escritor", como lo importante es entender lo que uno lee y que le aporte algo.

    Lo que está claro es que un aspirante a escritor que no haya leído (y mucho) está condenado... una de dos, o a no publicar nunca o a ser un bestsellerista... pero nunca un literato, jamás lo será. Flaubert escribió cinco obras en toda su vida y las cinco son inmortales. Goethe escribió Fausto con 23 años... Es que así no hay quien pueda. Con lo mal que usamos el idioma y las lagunas culturales que tenemos (que a menudo son océanos)... no podemos pretender llegar más allá de nuestros sueños (excepto si estudiamos periodismo y nos hacemos famosos o si es otro el que ecribe para nosotros, experiencia que, como sabes, conozco).

    En cualquier caso... ¡qué bello es escribir aunque sea tan sólo para la familia! ¿Qué más da el resto?

    La creación literaria es como los días, que unas veces se levanta madrastra y otras madre (que decía Hesíodo)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué buena reflexión, Blanca. No puedo estar más de acuerdo contigo. Yo, como muchos otros, soy autodidacta en esto de la escritura y pienso que hay dos claves: leer mucho sin prejuicios a ningún género, sabiendo sacar lo bueno de cada estilo y percibiendo los secretos de cada narrador; ser exigente y tener autocrítica hasta la obsesión, pero sin llegar a encallarte en una obra que ya deberías haber dejado. Hay veces que uno debe comprender que aquella primera, o segunda, o tercera novela que escribió y nunca publicó fue parte de un aprendizaje que se quedó atrás. Siempre hay que seguir adelante y caminar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Blanca:

    Gran estrada esta que puede hacernos abrir los ojos frente a este gran dilema. Estoy de acuerdo contigo y a ello le añadiría que es mas importante escribir primero con el corazón y luego con la técnica. Si se hace lo contrario es muy probable hundirse en un charco difícil.

    Los talleres mas que enseñar a escribir enseñan técnicas y fácilmente matan al aspirante a escritor, como le ha pasado a tu amiga, por ejemplo. Yo no puedo aun inscribirme en ninguno de los dos bandos (los que son escritores y los que no son), pero admito que se puede aprender detalles interesantes en los talleres sin embargo, los grande genios de la literatura, de los que hoy queremos aprender, tengo la ligera sospecha de que no recurrieron a ningun taller literario.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  6. Yo pienso, Blanca, que para ser escritor de novelas se tienen que haber leído muchas novelas. Y que un novelista no tiene por que ser un buen relatista y/o viceversa. En mi caso, terminé mi primera novela hace tres años. La escribí por placer y la envié a una importante agencia literaria casi como un juego, la ignorancia es muy atrevida. No sólo les gustó, sino que me consiguieron un contrato con una editorial grande y yo aluciné. Lo malo es que me ha pillado la crisis por medio y la novela sigue en el limbo.
    Al final me he convencido de que para escribir, aparte de haber leído, hay que tener imaginación, mucha. Y saber juntar las palabras adecuadamente. Y que no está de más, como en mi caso, que te revise la novela otra persona que sea lector de novelas y filólogo. Lo digo porque yo soy de ciencias y algunas cosas se me pasan. Y porque a veces me ocurre que paso por un error mil veces y no me doy cuenta. Sin embargo otra persona lo ve a la primera.
    No me extiendo más. Solamente darte las gracias otra vez por haberme revisado con tanta diligencia ese primer capítulo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Una vez hice un comentario crítico con una de tus entradas. Pero esta vez, lejos de que el karma me devolviera un improperio por tu parte, me has devuelto un regalo que me va a hacer mucho más de lo que te imaginas. Desde lo más profundo de mi corazón, muchas gracias por haber escrito esta entrada, pues con ella has conseguido encender una pequeña llama que no terminaba de coger impulso. Un abrazo desde Lucena, Córdoba, España. E intentaré leer algo de ti, ya que se entrevé que eres una persona con un gran corazón, habilidad esta muy escasa en los tiempos que corren. Una vez más, gracias.

    ResponderEliminar
  8. Creo que elegir la facultad de letras con el deseo de ser escritor, para terminar siendo críticos literarios o profesores de literatura no es un tiempo perdido. El asunto es que la mayoría de los escritores nacen a partir de la ingenuidad, piensan que escribir es fácil y se lanzan al ruedo, a veces saber mucho se convierte en un obstáculo.

    Otro abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  9. Winnie, a escribir se aprende escribiendo, claro, pero la técnica también se aprende, y si no se recibe ayuda, es difícil llegar a darse cuenta de los errores, que no suelen ser gramticales, muchas veces son de concepción.
    Gracias, linda,
    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  10. Francisco:
    En esta entrada he intentado decir que los talleres literarios son una alternativa para los que ya han empezado a escribir. Explican algunos problemas que se presentan y que por nosotros mismos no hemos logrado dilucidar. Yo no he seguido ningún taller literario, son autodidacta, pero me parece que tomar un curso de esos me podría haber ahorrado mucho tiempo.
    ¡Gracias por tu participación, siempre tan enriquecedoras!

    Blanca

    ResponderEliminar
  11. Hola Guillem,
    Me gusta tu comentario, pues refleja entusiasmo y confianza en ti mismo. Eres de los autodidactas que escriben bien, y eso hay que reconocerlo, no siempre se necesitan los talleres, estoy de acuerdo, y también en que la lectura de las obras de buenos autores, especialmente en nuestro propio idioma, es un requisito indispensable para aprender a escribir.

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  12. Exactamente Vicabelle, como decía en alguna entrevista que me hicieron: la primera novela se escribe con las entrañas. Las siguientes, con el cerebro. Yo también tengo la sospecha de que los grandes genios literarios no asistieron a ningún taller :)

    Besos, amiga,
    Blanca

    ResponderEliminar
  13. Paco, todos los que hemos decidido por algún extraño motivo dedicar parte de nuestras vidas a escribir, necesitamos del apoyo de otras personas, sea para recibir ánimos, o para aprender. Los amigos que tienen nuestras mismas inquietudes son indispensables a la hora de leer lo que escribimos, y si existe suficiente confianza, son los que generalmente nos indican dónde consideran que está la falla en la novela.
    Uno de mis mejores lectores en médico, y podría decir que he aprendido de él mucho más que de un taller literario, (a los que nunca asistí) porque otros ojos ven con objetividad nuestras obras.

    No tienes nada que agradecer. Era una sola página, y me gustó mucho.

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  14. Polonius, pues si de algo te sirvió esta entrada, me alegro enormemente. No suelo ser una persona que lleve arrastrando karmas, así que encantada de tenerte por aquí.

    Abrazos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  15. Grandísima entrada, Blanca, y felicito los enriquecedores comentarios de los compañeros, sobre todo, revindicar aquello de: leer y escribir. Lo que salga después siempre vendrá de la mano del talento del que escribe. Ahora bien, ya puedes leer un millón de libros, escribir cincuenta mamotretos, que como dicen por acá: de donde no hay no se puede sacar.

    Y, en cuanto a los talleres, puede resultar útiles para corregir ciertos desajustes y fallos a nivel profesional, no digo que no, aunque si tengo que opinar y mojarme, más de los mismo: el alma de las novelas no conoce reglas para eso están algunos señores que cobran por ello y se dedican a ojear y corregir, y, mentira parece, que cada vez sean más puntillosos a la hora del resultado final de la obra, parece que si no le facilitas el camino y se lo das mascado, esto es: bordado en oro y sin ningún fallo, el original no será ni tenido en cuenta y quizá estén desperdiciando una novela irrepetible. Pues nada, nada, a seguir con el sistema... quien se sienta oveja... oveja, quien se sienta lobo, lobo, y a disfrutar de la piel elegida.

    Mira que yo no me siento escritor, aunque escriba, porque no sé escribir. Ni instructor, aunque aconseje, porque no sé aconsejar. El sentido común es un conflicto para mí porque he leído a quien sabe escribir, y he recibido consejo de quien sabe aconsejar, es por ello que sé lo que nunca llegaré alcanzar y comprendo, con resignación, lo lejos que llegarán mis letras a vivir.

    Resumiendo: no se puede hacer un buen caldo sin una buena gallina, por mucho que aderecemos el agua con especias.

    Blanca, querida amiga, vuelvo a darte las gracias por la desinteresada ayuda que me prestaste.
    Besos,
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  16. ¿Cómo se aprende a andar? Andando.
    ¿Cómo se aprende a leer? Leyendo.
    ¿Cómo se aprende a escribir? Escribiendo.

    Esto les digo yo a mis pequeños alumnos (pequeños por la edad), así que estoy totalmente de acuerdo contigo. Por muchas explicaciones que nos den si no practicamos no aprenderemos. Y de aprender no se termina nunca, siempre se puede mejorar, siempre.

    Gracias, Blanca, por tu visita y por tus palabras. Un placer poder haberte dado alguna idea para ese banco, jeje. Si tienes tiempo y quieres ver el último trabajo que puse, vuelve a pasar por Sueños, jeje, creo que te gustará.

    Un abrazo grande
    Conchi

    ResponderEliminar
  17. Un tema muy interesante, Blanca.
    Yo creo que a escribir se aprende escribiendo y leyendo.
    En principio es un don, como cualquier otra expresión artística, que se puede mejorar con la técnica y conocimientos teóricos, pero si no tienes esa habilidad natural no hay taller que te la dé.
    He asistido a cursos y me han servido para confirmar o ponerle palabras a lo que ya hacía intuitivamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Blanca!

    Yo creo que es muy instructivo lo que explicas, y todavía más al poner tu experiencia y tu historia como escritora.

    La formación es esencial, y por supuesto las ganas de aprender.

    ¡Un beso!

    Miguel

    ResponderEliminar
  19. Bueno días, Blanca. Espero que no te importe que te tutee. Me hace más sencillo contarte que me ha gustado mucho esta entrada. El contenido, el enfoque. Y, la verdad, ahonda en un problema que asumo completamente. Yo soy escritor (me tengo por tal, dejémoslo ahí) por vocación y no por profesión. He asistido a un taller después de haber terminado mi segunda novela. Por supuesto, aún no he recibido propuestas de publicación más allá de las habituales de co-edición. Pero, vamos a lo que te quería contar: como a much@s (imagino), me encanta leer y me me encanta escribir. También me encanta leerme, e incluso corregirme. Pero sé que desconozco la inmensidad de la teoría literaria y te reconozco que eso me da un poco de vértigo a veces. ¿Hasta qué punto lo que a uno le gusta es "correcto" o, al menos, "correcto para el público"? Sé que necesito dar un salto más en mis capacidades, formándome en ello, pero carezco de tiempo y, como no recibo remuneración alguna por ello, sacar más tiempo es realmente difícil, por no decir imposible.
    En fin, no divago más. Te reitero que me ha gustado mucho la entrada y te envío un cordial saludo desde Sevilla, España.

    ResponderEliminar
  20. Sin duda. Unas palabras, como siempre, muy certeras. A veces cuesta ver los fallos en uno mismo y por eso, el que de verdad quiere alcanzar la sabiduría literaria (al menos la prestreza necesaria para moverse con soltura en ese campo) debe apreciar las críticas constructivas y aprender de sus propios errores, que otros apuntan. Es un camino difícil, pero bueno... ¿cuál no lo es hoy día? Besos y un fortísimo abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar
  21. Mián: tienes toda la razón, es cierto que se puede leer muchísimo y sin embargo, de donde no hay, no se puede sacar.

    A lo que me refería básicamente es a quellos que como nosotros, nos hemos decidido a escribir, es decir, tenemos inclinación por la escritura, entonces sí se puede aprovechar tantas horas de lectura como forma de aprendizaje.

    Ahora, si nos sentimos o no escritores, te diré que yo tampoco siento que lo sea, sé que escribo, pero aún me falta mucho para considerarme una escritora.

    Muchas gracias por tu valioso aporte, Mián,
    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  22. Querida Conchi:

    Siempre es un placer para mí visitar tu blog, tienes buenísimas ideas para aprovechar lo insospechable.

    Como profesora que eres, has dado en pocas palabras la clave para la pregunta, y como siempre, estoy de acuerdo contigo, nunca dejaremos de aprender.

    Muchos besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  23. Bien, otro ensayo más para la línea "el escritor se hace".

    ResponderEliminar
  24. Lola,

    Escribir es un don, yo también pienso así. Tiene que ser innato, de lo contrario, por más talleres que tomes, no lograrás convertirte en escritor.

    Besos,

    ResponderEliminar
  25. Eso, Miguel, echarle ganas, como decimos por aquí,

    Un beso!
    Blanca

    ResponderEliminar
  26. Francisco de Paula:

    Difícilmente alguien que se dedique a tiempo completo a la escritura podrá vivir de ella. A no ser, por supuesto, que sea un súper ventas, pero la gran mayoría se dedica a otros menesteres para poder vivir. Creo que la mayor recompensa es llegart a ver nuestros libros en las librerías, y saber que hay personas que lo podrán leer.

    Me alegra que sientas que eres escritor, y que te guste todo lo relacionado con la escritura, incluyendo la lectura, ojalá no esté muy lejano el día que logres publicar. Envío un caluroso saludo a Sevilla desde Venezuela!

    Cordialmente,
    Blanca

    ResponderEliminar
  27. Víctor, amigo, gracias a ti por pasar a leer mis divagancias... A propósito, he leído la revista de El Café del Autor 13, y está buenísima. Quise dejar un mensaje a Santiago pero su página me da eeror, deben ser problemas cibernéticos, ja, ja, Te felicito por la entrevista, las preguntas fueron excelentes.

    Un abrazo!
    Blanca

    ResponderEliminar
  28. El escritor nace, se puede perfeccionar, pero es autodidacta-no se hace-,no digo que no esté bien saber, pero si te has de ir guiando por lo que dicen los puristas,se pierde la frescura y surge la monotonia.
    He llegado hasta aqui a traves de Winnie, una española como yo que empieza a leer ahora tu libro EL LEGADO, despues de leerte,me voy hacer con tu Legado, porque siento interes.
    Un saludo especial desde España

    ResponderEliminar
  29. Blanca es que hoy publico en mi blog acerca de ti y de la lectura.... Empiezo El Legado con auténtica ilusión

    ResponderEliminar
  30. Blanca es que hoy publico en mi blog acerca de ti y de la lectura.... Empiezo El Legado con auténtica ilusión

    ResponderEliminar
  31. Bienvenida, Eurice, yo también creo que con exceso de técnica se pierde la frescura. Los verdaderos escritores nacen, pocos son los que se forman en el camino, aunque sí los hay. Un ejemplo de ellos es Gustav Flaubert.

    ¿Winnie? Qué emoción! pasaré por su blog!

    Besos y gracias!
    Blanca

    ResponderEliminar
  32. Querida Winnie, voy corriendo a tu blog.

    ¡Gracias por avisarme!

    ResponderEliminar
  33. Pues no es mala conclusión. En mi caso, además, fue así. Yo escribía de manera intuitiva desde que era una niña (me refiero a relato, no a novela), comencé a ser reconocida en algunos certámenes, y en uno de ellos conocí a una escritora que me aconsejó que participara en talleres literarios, es decir, una vez iniciada en la literatura, ella me dijo que era importante conocer ciertas normas, sobre todo estilísticas. Le hice caso y me matriculé en un taller de redacción y estilo que me fue muy útil.
    Yo, como tú, también pienso que hay que comenzar de forma autodidacta, y adquirir la formación esencial una vez que ya sabemos dominar la pluma.
    En cuanto a mi primera novela, algún día te contare...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Admiro a los que han comenzado a escribir desde niños, Maribel, no es sino indicativo de genialidad y a las pruebas me reimito, tus cuentos son perfectos, y la novela que debió ganar el concurso... Bueno, si no has publicado es porque estoy segura que no has puesto el suficiente empeño, porque cualidades no te faltan.
    ¡Tengo muchos deseos de saber de tu primera novela!
    Soy toda oídos, amiga.
    Un abrazote,
    Blanca

    ResponderEliminar
  35. Qué buena entrada...Lo cierto es que das en el clavo. Primero ha de existir la vocación, el gusanillo, las ganas; luego vendrá la técnica, el pulir. Lamento mucho que tu amiga no haya podido escribir su novela por haber ido a un taller. Es una verdadera lástima que la teoría haya matado la práctica en su caso...No olvidemos que el arte tiene mucho de genialidad, de inspiración, de sentimiento, y todo eso es incompatible con la rigidez de la teoría literaria, que sí, puede aprenderse después, no antes.
    Saludo, Blanca!!

    ResponderEliminar
  36. Martikka, tu opinión es muy valiosa, pues sé que dictas talleres de narrativa, aparte de otros asuntos relacionados con la literatura. Mi amiga no escribió una novela, pero tiene en su haber un certificado, lo cual incrementa su currículum. Parece mentira la importancia que dan en algunas empresas a un diploma. Ha logrado de este modo, filtrarse al mundo de la tv.
    Ella es sin duda, una persona que sabe lo que quiere de la vida.
    Gracias por tu visita, amiga,

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  37. Un aporte más:
    “Si te dan papel pautado, utiliza el otro lado”. Juan Ramón Jimenez (Premio Nobel de Literatura)

    ResponderEliminar
  38. Para se escritor primero hay que ser un gran lector.... y luego un paciente aprendiz de juntaletras, por muchooo tiempo (como yo soy)

    "Si quieres ser escritor... escribe" (Epicteto, s.V a.C)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. ¡Muy buena la acotación de Juan Ramón Jiménez! Martikka

    Besos!

    ResponderEliminar
  40. Blas: de acuerdo contigo: solo el tiempo nos dará la tesitura necesaria. Y la buena lectura, claro.

    Besos!

    ResponderEliminar
  41. "Si el que escribe no es capaz de tener la suficiente autocrítica y capacidad como para corregir su obra, para mí no es merecedor de llamarse escritor." Me encanta este comentario, Blanca, que comparto absolutamente. Es cierto que a los que escribimos nos cuesta ver nuestros fallos, pero sólo cuando la obra que hemos realizado es reciente. Yo estoy constantemente revisando y corrigiendo mis trabajos, porque no paro de ver errores cada vez que los releo. Pero claro, es así porque dejo "reposar" mis trabajos. Cuando uno acaba de escribir una novela o un relato, normalmente está "ebrio" con su propia creación: todo nos parece maravilloso y perfecto, creemos que merece ser publicada y cuando nos rechazan las editoriales nos enfadamos. Pero dejad pasar el tiempo, cuanto más mejor. En estos días estoy revisando una de las primeras que escribí, que tenía abandonada desde hace años, y me doy cuenta de que practicamente debo reescribirla por completo. Lejos de sentirme avergonzado, me siento orgulloso, porque es la constatación de todo lo que he evolucionado como escritor. La manera de mejorar es leer mucho, documentarse, dejarse aconsejar y aceptar las críticas, refrescar las normas establecidas de escritura, experimentar y, sobre todo... ¡escribir mucho! Todos los días, si es posible, aunque sea un pequeño relato, una reseña de un libro o la corrección de una novela olvidada. Si además se acompaña con algún taller literario, pues genial (yo no he hecho ninguno, por falta de tiempo y poca disponibilidad económica).
    Magnífica entrada, Blanca. Muchos besos desde España (sí, ahora campeones del mundo de fútbol!!).

    ResponderEliminar
  42. Javier, soy testigo de tu evolución como escritor, desde que un día apareciste por Prosófagos. Eres la prueba de que la práctica es la parte más importante de la escritura. Quien no la ejerce, simplemente no podrá superar las primeras etapas en las que la creatividad es la que domina el panorama, por encima de la técnica.
    Una cosa es cierta: Escribir es fácil: hacerlo bien es lo difícil, igualmente: se nace con la tendencia a la escritura, así como para ser actor, matemático o escultor. Difícilmente se puede aprender un arte si no se tiene vocación.

    Un beso,
    Blanca

    ResponderEliminar
  43. Excelente entrada, Blanca, y estoy de acuerdo contigo, si uno pensara racionalmente lo complejo que es escribir, las reglas que hay que seguir, todo lo que debe conocer sobre léxico, sobre trama, perspectiva, sobre tempo, sobre... en fin... seguramente no se atrevería a empezar. Lo mejor es lanzarse de cabeza, y aunque no se sepa nadar, quizá logre mantenerse a flote lo suficiente como para aprender que tras una brazada viene otra, y tras esa otra, otra... y así nadará, al principio mal, pero poco a poco nadará.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  44. Muy interesante reflexión.
    A mi me ayuda mucho el taller literario para escribir.

    ResponderEliminar
  45. A estas alturas de la vida lo que me importa ya no es tanto llegar a publicar, que me imagino que añade mucho esfuerzo al esfuerzo de escribir, sino disfrutar escribiendo y siendo tal cual soy con mis eternas contradicciones. Escribo para aceptarme, es lo que diría y creo que no está mal.
    Lo que me quede de vida está destinado a corregir mi escritura, me gusta pensar en mi vejez escribiendo con la misma ilusión.
    Me gusta tu blog

    ResponderEliminar
  46. Así es, Sergio, pareciera que escribir es sencillo, pero cuanta más sencillez deseamos traslucir en nuestra obra, mayor dificultad nos aportará.

    La madurez llega a la par que la sapiencia, así que ¡a ponerse viejos!, ja, ja,

    ResponderEliminar
  47. Carlita, los talleres son muy últiles cuando se tiene idea que a uno le gusta escribir, pero creo que primero se debe probar, y después perfeccionarse en los talleres, que por cierto en tu página se llevan muy bien.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  48. Begoña:

    Muchos escritores empiezan como un medio de terapia, luego se dan cuenta que aman la escritura. No siempre se escribe para uno mismo, pues creo que el deseo es que se sepa lo que se escribe, de allí que queramos postear nuestros pensamientos e inquietudes.
    Muchísimas gracias por visitar mi blog, ya visitaré el tuyo!

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  49. Hola Blanca,

    Estoy de acuerdo contigo. Primero escribir, luego aprender.
    Desde que publiqué mi primer libro de cuentos, del cual no estoy totalmente orgulloso porque estoy escribiendo otro, no he parado de leer y escribir. Además, mi blog también me obliga, en cierto modo, a cultivar la pluma.
    Parar de escribir para estudiar cómo se escribe me parece una aberración. No hay nada peor que la técnica para ahogar un buen cuento. Yo aplico mucho la técnica de la intuición: lo que a mí me gustaría que me contaran y cómo me gustaría que me lo contaran.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. José Antonio:
    Un blog es una herramienta que nos proporciona placer, al mismo tiempo nos obliga a perfeccionar nuestro lenguaje, nuestra manera de escribir, por el simple respeto que merece el lector. Es un gran aliado para los que deseen aprender a escribir.
    Pasé por tu blog: ¡te felicito por la publicación!

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  51. Conozco amigas escritoras que dejaron de escribir por acudir a talleres literarios. ¿Paradójico no?
    Y eso me hace preguntarme, ¿son realmente necesarios?
    Lamento llegar tarde a esta entrada Blanca, pero he estado muy liada terminando una novela, se me cumplía el plazo.
    Pero sigo aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  52. escelente nota blanca. estoy de acuerdo contigo que primero escribimos y de darse el caso de segundo se asiste a un taller, ¿que tal un novato encontrarse con tantas teorias? se desinfla. igual creo que el mejor critico de nuestra obra somos nosotros mismos, en mi caso al leer el comienzo de un escrito me detengo y me recrimino si no lo veo bien, "esto no sirve" y si por el contrario, me emociono, mi lapiz no se detiene, es cuando se disfruta, porque escribir es eso, disfrutar,no se escribe a la fuerza y quien lo haga esta llamado al fracaso, gracias Blanca.

    ResponderEliminar
  53. Querida Arlette,
    ¿Terminando otra novela? ¡Eres una escritora prolífica!

    Me alegra verte por aquí, y lo que dices es extraordinariamente raro, tus amigas dejaron de escribir al asisitir a los talleres, tal vez la teoría mata la inspiración.

    Muchos besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  54. ansape, bienvenida(o) a mi blog. Es claro que quien no tiene el sentido de la autocrítica simplemente no prosperará como escritor, al igual que quien se cree infalible tampoco logrará publicar.
    El camino del que ama la literatura es largo y espinoso, y los que se deciden a abordarlo deben asumir una serie de riesgos, entre ellos, muchas horas dedicada a otros disfrutes.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  55. Dear Miosi... Llego bastante tarde a este tema por andar muy ocupado con la publicación de mis novelas. Pero te confieso que has tocado un tema muy interesante, y de manera muy centrada. También me entretuve leyendo algunos comentarios, muy ricos y aleccionadores muchos, y felizmente muy pocos los de corte elitista.
    Creo que el conocimiento para encarar una disciplina, como la del escritor, requiere un estudio si es que uno quiere hacerlo con respeto a sí mismo y a sus potenciales lectores. El conocimiento empírico se adquiere con la lectura de los clásicos y otros. El conocimiento de la teoría y técnica, de manera sistemática, en las escuelas... y si se tiene la creatividad suficiente, se escribe. Nuestro gran amigo William Faulkner es bien claro al respecto. Él nos dice: “Un escritor necesita tres cosas, experiencia, observación, e imaginación, cualquier de dos que, a veces cualquiera de uno, puede solucionar la falta de los otros.” No menciona al conocimiento de la escritura, lo da por descontado como básico, tampoco importa como lo logras, empíricamente o en las escuelas.
    Apasionante tema querida amiga, que es un pretexto para saludarte y desearte lo mejor en este hermoso oficio del escritor.

    ResponderEliminar
  56. Michaelangelo, me alegra mucho que tengas tan agradable ocupación como la publicación de tus novelas, no todos pueden decir lo mismo, y muchas gracias por pasar y dejar tu comentario, un punto de vista interesante. El conocimiento es básico, pero también el talento. Un escrito perfecto pero aburrido no atrae al lector, pero un escrito lleno de errores tampoco.

    Creo que lo esencial es el talento, la disciplina, y luego el estudio para el perfeccionamiento. Nunca debemos conformarnos.

    Un beso!
    Blanca

    ResponderEliminar
  57. estoy de acuerdo contigo blanca . me aclaraste muchas dudas. y te digo que algunas de mis amigas que iban a los talleres terminaron abandonando porque me decían que era aburridas las clases . y bueno yo estoy en prof y lic en letras y vemos poco de literatura de lo que a mi me gustaría ver .
    casi pocos se reciben, uno de los profesores nos decían que la mayoría se recibía para profesor si teníamos suerte algunos llegaríamos a ser escritores y a publicar algunas de nuestras obras . estoy en desacuerdo con ello ,yo pienso que si uno quiere ser escritor antes tendría que haber leído libros , novelas sea cual fuere y mejor aun si uno tiene imaginación puede crear e inspirarse en escribir y mostrar a los demás sea familiares o amigos de confianza mostrarle para que lo lean sin pudor alguno aceptando las auto criticas porque de eso uno aprende .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los amigos y la familia sirven para que te des cuenta si tus escritos despiertan interés. Si ellos lograron terminarlos, estás por buen camino. Pero los verdadero errores los captará alguien que entienda de escritura. Es la única manera de aprender. Para ello te recomendaría asistir a los talleres de escritura. O cuando menos a los foros literarios.

      Eliminar
  58. Estoy completamente de acuerdo contigo, la verdad es que yo quiero llegar a ser escritora, todavía soy bastante joven, pero a pesar de eso ya practico escribiendo y también me gusta mucho leer. Mi sueño siempre a sido ser escritora, así que prefiero dejar de soñar y algún día hacerlo realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saberlo, ojalá cumplas tu sueño.

      Eliminar
  59. Blanca:un libro es más que una estructura verbal, o que una serie de estructuras verbales; es el diálogo que entabla con su lector y la intención que impone a su voz y !las cambiantes y durables imágenes que deja en su memoria” ... “Una literatura difiere de otra ulterior o anterior, menos por el texto que por la manera de ser leída.”Borges.
    A mi entender querida amiga producir textos significa practicar la lectura.
    Soy coordinadora de un taller literario, como en el universo, todo es texto: el espacio con su atmòsfera y todos sus objetos, las personas, los libros y principalmente la escritura.
    Estoy deacuerdo contigo "Un escritor necesita tres cosas, experiencia, observación, e imaginación"
    Besos

    ResponderEliminar
  60. Hola Blanca!!
    Estaba buscando en google ¿que debo estudiar para ser escritora? y salio esta pagina, lo que leí me pareció muy interesante porque me gusta leer y escribir desde los 11 años pero siempre me dijeron que eso no era una carrera y estudie veterinaria, turismo y demás cosas pero lo que realmente me gusta hacer es escribir, crear mundos, contar historias y siento que deje pasar el tiempo y ahora que por fin me decido a dedicarme a ello el don se ha ido o tengo que trabajarlo bastante para que emerja de nuevo. Pero tus palabras me inspiraron y voy intentar escribir desde las entrañas para sacar mi verdadera vocación adelante. Gracias,
    Lucy.

    ResponderEliminar
  61. Pero qué mundo me encuentro delante de mí... la verdad tengo 17 años y ya estoy pensando en escribir una novela, mis amigos me dijeron que lo hago bien, pero al observar todo esto, me doy cuenta que aun soy una hormiga al lado de ustedes, y por eso me dan más ganas de intentarlo, siempre he sido un soñador despierto, ojala me ayude.
    Gracias Blanca.

    ResponderEliminar
  62. Estaba a nada de dejar todo para ir a buscar una escuela de literatura y esto me ha hecho recapacitar bastante. Me tomaré las cosas con mas calma.
    De verdad me ayudo mas de lo que puedas haber intentado. Gracias.

    ResponderEliminar
  63. Gracias por sus palabras me impulsan a empezar a escribir muchas historias que rondan mi cabeza, muchas veces no puedo ni dormir pues solo pienso en como va la historia modifico los dialogos los personajes, pero realmente no sabia como hacerlo si primero estudiar o simplemente empezar a escribir y luego ir aprendiendo sobre la marcha, graciasss

    ResponderEliminar
  64. Después de mucho tiempo vuelvo a esta entrada, me alegra que haya servido para que reflexionen acerca de lo que es ser un escritor. No es escritor todo aquel que escribe. Para serlo se debe saber narrar una historia sin que decaiga el interés. Y es lo que se aprende de algunos talleres. La técnica.

    ResponderEliminar
  65. Quizás sea un aspirante mas a ser escritor o novelista pero aun me falta madera para desempeñarme en esa vocación, quisiera poder saber mas de la literatura para así poder expresarme con mis letras pero me es imposible llegar a ese grado. Siempre he tenido en mente tantas ideas acerca de mundos, personajes e historias que tanto me llaman la atención pero allí esta el problema solo están en mi cabeza, siempre me quedo con la duda si escribir en el momento adecuado sea correcto. Tuve tantas metas como cualquier chiquillo pero siempre tuve la idea de que algún día podría crear una gran historia que quizás conociera la luz, eso seria espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto me llamo Jonathan

      Eliminar
    2. Si no pones manos a la obra, Jonathan, nunca sabrás si lo lograrás. Como dicen por aquí: no hay peor gestión que la que no se hace.

      Eliminar
  66. Hola Miosi ....Quiero una Ayuda .
    Mi Niña de 12 años lee sin parar. Me averguenzo porque si e me he leido 2libros y mal leidos
    Mi hija alcanza los 150 libros y como los lee tan rapido solo compramos uno por mes maximo
    2 y le gusta escribir pwro todo lo hecha ala basura. Pero la lectura le apasiona es mlo mismo que yo siento cuando veo un postre 3 leches, es como um niño con un bombo bun.
    En que la puedo guiar no quiero acabar con eso tan lindo.

    ResponderEliminar
  67. Hola Shirley,
    Lo peor que podrías hacer es obligarla a escribir. Debe salir de ella. El hecho de que lea mucho no significa que se convierta en una escritora prematura. Yo empecé a leer a los 8 años y créeme leía novelas, no cuentos para niños, y empecé a escribir a los 50. La lectura es un buen hábito que debemos fomentar, lo que puedes hacer es asesorar su lectura, una vez que le tomó gusto será para toda la vida, por eso no te preocupes, si ella decide escribir será en el momento oportuno.

    ResponderEliminar
  68. Hola Blanca
    Tengo 15 años y la verda me gusta mucho escribir cosas, me encantaria ser escritora quiero ser escritora, pero tengo miedo de no poder nunca publicar un libro, se que no soy muy buena escribiendo pero esque cucnado escribo me seinto feliz, me gusta mucho escribir ysiempre me biene historias a mi cabeza y enpieso a escribir cuando escribo me la paso de dos horas o mas escribiendo y no me aburro me gusta mucho mis amigas an leido mi novela y dicen que deveria de ser escritora, pero la verda ami me da mucho miedo de que quiero ser escritora pero tengo miedo de no tener nunca esito tengo mucho miedo pero enverda me guata mucho escribir no lo ago por obligacion ni por nada se que no soy todabia muy buena porque nunca he ido a un taller ni nada de eso. Que me recomendarias tu ????

    ResponderEliminar
  69. Hola Blanca
    Tengo 15 años y la verda me gusta mucho escribir cosas, me encantaria ser escritora quiero ser escritora, pero tengo miedo de no poder nunca publicar un libro, se que no soy muy buena escribiendo pero esque cucnado escribo me seinto feliz, me gusta mucho escribir ysiempre me biene historias a mi cabeza y enpieso a escribir cuando escribo me la paso de dos horas o mas escribiendo y no me aburro me gusta mucho mis amigas an leido mi novela y dicen que deveria de ser escritora, pero la verda ami me da mucho miedo de que quiero ser escritora pero tengo miedo de no tener nunca esito tengo mucho miedo pero enverda me guata mucho escribir no lo ago por obligacion ni por nada se que no soy todabia muy buena porque nunca he ido a un taller ni nada de eso. Que me recomendarias tu ????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lizbeth,
      Creo que con lo que expuse en la entrada y los comentarios de los amigos escritores te debe haber quedado suficientemente claro si debes o no debes dedicarte a escribir.
      Te recomendaría que lo hicieras si dices que te gusta, pero también al menos en tu caso, es importante que hagas uso de un diccionario, y de un manual de gramática y ortografía porque te ayudará mucho para mejorar tu forma de escribir.
      Leer es importante antes que escribir, de esa manera aprendes técnicas, te fijas cómo un buen escritor hace uso del lenguaje. Y sobre todo, COMPRENDER lo que se lee. Por eso te recomiendo volver a leer la entrada y concluir por ti misma qué es lo que debes hacer. Una extraña jamás podrá decirte lo que debes hacer.

      Eliminar
  70. Hola blanca me acabas de abrir las puertas a un mundo q desconocía grscias

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.