sábado, 28 de noviembre de 2009

El cartero llamó a mi puerta: ¡Prosofagia!

Queridos amigos, hoy voy a hablar de cómo un proyecto virtual se convirtió en una realidad tangible.

Como dice el editorial del primer número de la revista
Prosofagia: hace más de un año, en algún lugar del mundo virtual, hubo quienes entonaron una Balada para un loco; y fue respondida de inmediato por un discreto pero entusiasta puñado de voces.

Desde ese día mucho agua ha pasado bajo el puente; al principio un riachuelo que se fue transformando en un torrente de ideas, y que hoy ha dado como resultado que tengamos en nuestras manos los ejemplares de los primeros cuatro números de la Revista Literaria Prosofagia, nacida tímidamente con la inclusión de las entrevistas que algunos de nosotros, también modestamente, iniciamos para el nuevo apartado de entrevistas del foro
Prosófagos.

El número 1, pues, está compuesto por cinco interesantes charlas que sostuvimos con escritores consagrados: Alberto Vázquez-Figueroa, Rosa Montero, Arlette Geneve, Montserrat Rico Góngora y el maestro, escritor y pintor, el entrañable Julio Maruri.

Recuerdo el debate en aquellos días de si se debía hacer una revista únicamente con entrevistas, o si se debía incluir otros temas, además de ellas. Pero una revista requiere mucho más que sólo buena voluntad. Es necesario tesón, disciplina, sentido común, y sobre todo, muchos deseos de hacerlo bien. De manera que Prosofagia 1, ocupó sus cincuenta páginas en relatar la visión del mundo literario de los escritores mencionados, a los que debo agradecer especialmente, por haber prestado su tiempo y su entereza para contestar preguntas que seguramente ya habían respondido infinidad de veces. Unas páginas diagramadas bellamente y con las exquisitas fotografías de Margarita


Y se inauguró la sección: «Cartas al Director», las primeras, y las que determinaron en cierta forma el futuro de la revista. Ah, pero para enterarse, tendrán que descargarla en PDF o como puedan, pues esas dos cartas, las de José María Lafuente y Julio Maruri, son la clave, y les garantizo que más importantes que la del famoso «Códice».

El número 2 estaría dedicado a los cuentos del foro Prosófagos, como se anunciaba en la contraportada del número anterior. Y entonces salió a relucir una antología de cuentos cuyos autores, protagonistas de nuestro querido foro, hicieron gala de su estilo:

Gabi, (Gabriel Martín, un músico metido en el teatro)
Nelo, (Manuel Pérez Recio; autor de varios libros, entre ellos su novela «Cuyabeno la sangre de la tierra» que ya va por su segunda edición),
D, (un intérprete de inglés a español y médico pediatra con la manía de escribir libros de vampiros)
Pepsi, (o Madame Karenina, luchadora por las causas de los animales, y por cualquiera que tenga alguna causa);
Ruín de los bosques, (Juan Manuel Alcedo, un escritor que nació el mismo día que vino al mundo);
Atreyu, (Bárbara Riera Obrador, a quien le apasionan los «bajitos»),
Forke, (Agustín Capeletto, quien tiene la fijación mental de que las comas se miden a ojo);
Esther, (nuestra querida correctora ad honores del foro, amén de otras muchas cosas más),
Elisabet, (Montse de Paz, autora de «Estirpe salvaje» ¿quién no ha visitado su blog Andanzas de una Escritora en busca de Editorial?)
Sierra, (el shostakoviano celinezco estudiante de violín nacido en un país hoy desaparecido)
Felixón, (Félix Jaime Cortés, un aparejador metido a escritor o viceversa, que tiene predilección por los tarros con clavos);
Loboherido, (Edgardo Benítez, un salvadoreño que escribe por no llorar),
Randal, (Mariano Mandil, quien vive rodeado de vampiros energéticos)
Y su servidora, (una escritora que pronto pirateará sus propios libros para que piensen que tiene éxito)

El próximo número anunciado con luces de neón: Entrevistas + Artículos.

Y dicho y hecho, el número 3 salió con todo lo que algunos afanosos deseaban que se publicara en el primero. Así que deseos cumplidos.

Y la editorial rezaba:
Así, y habiendo llegado al tercer número, comenzamos a diversificar la estructura de la Revista, incorporando a un tema central —entrevistas, en este caso— artículos de distinta índole que apuntan a crear nuevos espacios de trabajo...

Empezaron a llover las cartas al director. Cómo no. Algunas ni se entendían. Pero no era para menos, leí una que hablaba de que un día los árboles ya no daban manzanas sino teléfonos móviles. ¿A quién más que a nuestra querida Ñam podría ocurrírsele semejante infundio? ¡Qué agradable debe ser recibir ese tipo de cartas!

Pero también hubo noticias relativas a los participantes del foro, en las que los autores daban a conocer sus proyectos o trabajos realizados: Darthz (Julián Sancha Vázquez); Boris Rudeiko (Manuel Navarro Seva), JuanManué (Juan Manuel); Nelo (Manuel Pérez Recio) Luis Bermer, Malube (Marta Querol Benèch) Ñam, Elisabet (Montse de Paz); Laren (Teo Palacios, y se tuvo que llamar al carpintero para la ampliación de la Biblioteca de Prosófagos.

Los artículos:

La voz y la letra, por Montse de Paz. Un artículo que no pueden perderse, donde Montse hace gala de su dominio de las letras y de las ideas, y nos convence totalmente de que A veces, una palabra vale más que mil imágenes.

Experiencias de un escritor novel, por Teo Palacios. Nuestro querido y conocido Teo, el del blog Fantástica Literatura, nos explica y llega a persuadirnos de que podemos llegar a ser como Tolkien, ¡bravo, Teo! De veras que me gustó la sensación de optimismo que me inyectó tu artículo.

¿Quién dijo punto decimal? Por DNAZ Franco. Y Aquí voy a hacer un aparte. D, o DNAZ, tiene una fijación con el asunto de los teclados. No conforme con contar historias de vampiros a sus pacientes en pediatría, cada vez que un novato entra al foro, D se hace presente con una de sus bienvenidas características:
La combinación ALT + 0151 = — porque en español es menester escribir los parlamentos, los incisos explicativos y los componentes de listados con la raya larga. En pocas palabras: odia el guión pequeño. Hasta ahora me maravilla la enorme fuerza de voluntad de los incipientes prosófagos. ¡Muchos de los nuevos se quedan!

Esta vez los entrevistados fueron:

Guillermo Martínez, ganador del Premio Planeta 2003, su más reciente novela: La lenta muerte de Luciana B. Un éxito de librería que lo catapultó a la vidriera internacional.

Ricardo Coler, autor de El reino de las mujeres, Ser una diosa, y Eterna juventud, publicada en 2008.

y José Manuel García Marín, autor de Azafrán y La escalera del agua. Ambas novelas traducidas a varios idiomas, y convertidas ya en Best Sellers.

Sin duda, unos pesos pesados. ¡Y las entrevistas cada vez más interesantes!, (que una también aprende)

¡Y arribamos al número 4! El menú es tan variado, que sólo pondré la carta:

El caboso en el Charco, Ñam
Lectores e ilusionistas, Esther y Plásido
La escribida en el siglo XXI, DNAZ Franco
La voz interior, Federico Axat y Elisabet
Cómo presentar una obra a un agente o editor I, Teo Palacios
Foros literarios, una experiencia positiva, Boris Rudeiko
Cómo presentar una obra a un agente o editor II, Teo Palacios
El camino, Manuel Pérez Recio
Descubriendo el poder de la palabra, charla entre Montserrat Rico Góngora y Elisabet
Una visión del mundo editorial, Blanca Miosi

Esta vez las cartas al director fueron artículos especiales. La de Raquel Roberti es imperdible —me parece que se excedió de las dichosas 150 palabras—, pero valió la pena. Y la de Javier Rivas, de Escritores en Red, llena de optimismo en la que se intuye deseos de colaborar difundiendo la revista, uno de los aspectos más importantes para que una publicación tenga éxito.

En este número se incluyó un Índice de Imágenes, con las colaboraciones de gran calidad de: Coloso, Plásido, ray12 (NATTs), Boris Rudeiko y Pepsi.

Y, como siempre, se anunciaba en la contraportada lo que traería el número 5:

Proyectos literarios en la Red + Artículos

Antes de que se me olvide, quiero dejar constancia de los responsables de que las cosas hayan salido tan bien:

Dirección: Elisabet
Equipo de redacción: Boris Rudeiko, Elisabet, Esther, Pepsi
Diseño e imagen: Pepsi
Publicidad y comunicación: Esther

A todos ellos: ¡Felicitaciones y muchas gracias!

Espero que los que tuvieron la paciencia de leer esta extensa entrada descarguen las revistas, las lean, y divulguen su existencia. Lo que no se conoce perece en el olvido. Ahora me retiro, volveré a leerlas, pero esta vez las podré tocar y hasta oler, pues ayer el cartero llamó a mi puerta.

B. Miosi

52 comentarios:

  1. Yo he leído los numeros de Prosofagia y realmente estamos ante una revista con aires muy profesionales, dirigida íntegramente a quienes tratamos de destacar en este mundillo literario. Es una delicia ver el interés que los creadores habéis puesto en este proyecto. A ver si estamos ante algo que traspase las pantallas de ordenador para convertirse en un referente en papel. Falta hace.

    Un saludo, Blanca.

    ResponderEliminar
  2. Yo me levanto y aplaudo a rabiar, y grito: ¡¡Bravo!! ¡¡Bravo!!!
    Os merecéis que os lluevan rosas desde el palco y todos los que aspiran a escribir os dediquen sus libros.
    Amén.

    ResponderEliminar
  3. Y, respecto a la entrada, me la he leído de un tirón, Blanca.
    Simplemente, maravillosa.
    Un beso y mis felicitaciones.
    Sergio.

    ResponderEliminar
  4. He leido los anteriores numeros de Prosofagía y no me perderé éste.
    Enhorabuena a tod@s por esta magnifica iniciativa.
    Besos, Blanca.

    ResponderEliminar
  5. Blanca, doy fe de que la revista es muy buena! A seguir adelante!

    Un abrazo,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  6. Blanca, una entrada estupenda sobre nuestra revista, la revista del foro Prosófagos, Prosofagia, en la que brillan tus colaboraciones y entrevistas.
    Muchas gracias,

    Boris.

    ResponderEliminar
  7. Blanca:

    Tengo un par de copias impresas de la revista y no sabes la ilusión que me hizo verlas sobre papel. La foto que aporté se veía preciosa, el formato era realmente profesional, los artículos muy interesantes...

    Espero que consigan editar los próximos números en papel. La revista tiene cada vez unos contenidos mejores (sobre todo los números 3 y 4, quizás porque en la variedad está el gusto).

    Bueno, ¡pues enhorabuena a todos los que lo hacen posible! Y a tí por el excelente resumen, Blanca.

    Besos,
    naTTs

    ResponderEliminar
  8. Así es Javier, la revista además de preciosa está muy bien hecha, ojalá que se convierta como dices en una revista que se pueda distribuir por todos lados.

    Besos!

    Blanca

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Deusvolt, acuérdate que en el próximo número aparecerás tú!!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  10. ¿Los leíste, Lola? Qué ilusión! ojalá todos tuvieran un poquito de tiempo para bajar los ejemplares en PDF, valen la pena!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  11. Sí, Alejandro, esperamos que todo vaya adelante, y gracias por tus palabras!

    ResponderEliminar
  12. Qué bien que te haya gustado, Boris, no podía hacer menos, después de recibir semejante ramillete de revistas en la puerta de mi casa!!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  13. ¿Verdad que en papel se lee diferente?

    Muchas gracias por pasar y por tu precioso comentario, Natalia,

    Muchos besos!

    Blanca

    ResponderEliminar
  14. Pues enhorabuena a todos vosotros que, sin duda, lo merecéis.
    Prosófagos no es solo un sitio donde encontrar buenos autores, sino también un fantástico centro de enseñanza, donde aprender a evitar todos esos errores que, por desgracia, nos adornan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Blanca...

    Un proyecto llevado a la realidad, un plan conformado, un anhelo alcanzado, un deseo colmado, y hasta un delirio obtenido...

    ...Son las gemas preciosas que-agrandan nuestro baúl de tesoros, allí donde uno guarda las cosas que el tiempo pueden dar por muertas pero nuestras ansias no.

    Me alegra mucho, y te hago llegar mis felicitaciones por esta iniciativa esperando que el éxito sea la estrella que ilumine vuestro camino en el mundo gráfico.

    Un cariño grande mi amiga y gracias por preocuparte por mi salud.

    Carlos Hugo Becerra

    ResponderEliminar
  16. Blanca:
    Muchas gracias por hacer una mención especial sobre esa desdichada raya larga, que ha sido piedra de tropiezo para tantos…
    Pero vengo con mucha pena a confesar algo: no sé en qué momento habré mentido antes (dicen que es cuestión de a diario, y a cada rato), pero no soy médico pediatra.
    Solo soy un humilde intérprete profesional de inglés a español en un hospital pediátrico. Lo de "profesional" es porque me pagan y no lo hago gratis. Es todo.

    Pero te agradezco de nuevo que menciones mis humildes contribuciones, que espero no desluzcan mucho la revista, que cobra ímpetu cada vez más.

    Hasta me imagino que algún día en el futuro habrá quienes se maravillen al descubrir el foro "Prosófagos" y digan: «¡Pero la famosa revista literaria "Prosofagia" tiene su propio foro!».

    Saludos,
    D

    ResponderEliminar
  17. Hola, Blanca,
    ¡Gracias por tu extensa y generosa reseña! Y con esa amenidad tan tuya.
    A ti también debemos agradecerte lo mucho que has participado y contribuido en los contenidos de la revista.

    Un abrazo,

    Eli

    ResponderEliminar
  18. Blanca escribió: "Gracias, Deusvolt, acuérdate que en el próximo número aparecerás tú!!"
    Ji,ji..¡Anda, si es verdad!
    Un besote, amiga.

    ResponderEliminar
  19. Tuve el placer de leer el número IV de la revista Prosofagia y obtuve una agradable sensación sobre todo con alguno de los artículos, consejos y entrevistas. Bastante amena y educativa (y recomendable) para todo el que trata de asomar un tanto en la literatura, y para el que no también; un trabajo excepcional. De hecho, arriesgo a decir que no descarto echar un ojo a los primeros números cuando consiga un pacto con el tiempo (enredada mi alma en mil cosas, entre ellas, la necesidad que requiere mi último original que está llegando al epicentro, por así decirlo).

    Y, cambiando el tercio; qué suerte tienes Blanca, a mi casa el cartero no llama a la puerta; el mundo está en tremendo cambio, ahora la contemplación de los vecinos es temerosa; cercana pero distante. De ese modo, como espíritu ajeno, presiona el botón del telefonillo (ronda su osadía siempre sobre las 11 de la mañana, ¡maldita puntualidad!) y, conforme al crédito que posee, lo hace de un modo escandaloso, al igual que el camión del butano que cobra protagonismo una hora después (rompiendo mi concentración y mandado al cine a la musa que abrigaba mi espacio). ¡Y por qué toca dos veces. ¡¡¡¿Acaso cree que somos sordos?!!! Suerte que las semanas que trabajo por la mañana el dichoso rictus rimbombante de sinfonías estertóreas quedan lejos de mi cabeza, pero propensa a sufrir la siguiente, ¡horror! Vivo rodeado de contaminación acústica.

    Bueno, es broma, y no lo es, ja ja (barajaré la posibilidad de instalarme en el campo, lo dudo); un saludo a todos los seguidores del blog, y uno especial para ti, Blanca.

    *"Come lo justo, descansa lo necesario, y aprende de cuanto pase por tu lado" (MiánRos)

    ResponderEliminar
  20. Me gustaría dar la enhorabuena a toda la gente que hace posible que una revista tan buena vea la luz, y espero que pronto podamos leerla sobre papel porque realmente merece la pena el esfuerzo de gente como vosotros. La he seguido desde el primer número y espero el siguiente con impaciencia. Enhorabuena al equipo, muchas felicidades. Quedo a la espera de leer el siguiente número!

    Un abrazo Blanca,
    Cristina

    ResponderEliminar
  21. Hola B. Miosi: me encantan estos artículos tuyos, dan mas ganas de vivir.

    Estar en Prosofagia para mí, es un rio de emoción. Poder colabarar en un proyecto literario es un sueño.

    Quiero dar as gracias a Esther por su ayuda.

    Atte. Saludos, Plásido

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué gran embajadora de la revista, Blanca! Un artículo muy detallado, que estoy seguro escribiste con el corazón sobre la mesa. Nos leemos en prosófagos.
    Un abrazo
    Nelo

    ResponderEliminar
  23. En mis tiempos de estudiante pertenecía al grupo que llevaba la revista de la universidad durante unos 20 números, fué una gran experiencia pero implicaba demasiado trabajo, los felicito por seguir adelante con Prosofagia, quienes hace esto hoy día son unos verdaderos valientes.
    Gracias por toda esta ilustración sobre los contenidos de las revistas, las voy a descargar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Aprovecho para felicitarte Blanca por la reseña de las revistas. Has detallado todo con dedicación (lei las cuatro y en mi opinión no has olvidado mencionar nada imortante). Me sumo al entusiasmo por este proyecto que seguí de cerca desde el principio. Prosofagia luce muy bien... va teniendo vida propia.
    Me alegro por ello y extiendo mis felicitaciones a todos los prosófagos que la hicieron posible.

    ResponderEliminar
  25. Eso, g.r.l. Prosófagos es un centro de enseñanza, me gusta mucho que lo veas así.

    ResponderEliminar
  26. Carlos, gracias por tus palabras, ¿y cómo no iba a preocuparme por tu salud? si cada vez que vas de viaje por una revisión médica pienso que a lo mejor encontraron un corazón para tí?

    Un abrazo!
    Blanca

    ResponderEliminar
  27. D Franco, Tus contribuciones en el foro y en la revista son enormes, de eso no cabe la menor duda. Lo que sí reconozco es que me parece que entendí mal cuando leí los perfiles personales en la revista. Se me antojó que eras médico bilingüe, je, je, y que a tus pacientes infantiles les hacías traducciones vampirescas, ja, ja, ¡Qué mala soy!

    Bueno, aclarado el punto, eres un traductor profesional que trabaja en un hospital pediátrico.

    ¡Cuántas historias se pueden tejer con eso!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  28. Elisabet, amiga, era lo menos que podía hacer ante todo el trabajo que ustedes, los del equipo, se han tomado, una mención especial para Pepsi, que es tan detallista...

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  29. Como decía unos post anteriores, creo que en tu blog, Devoust: Estás camino a la fama. Mira que hacer de prologista (¿se dice así?) de un escritor tan famoso como Patrick Erickson, no es cualquier cosa! ya quisiera yo...

    Felicidades!!

    ResponderEliminar
  30. Querido Mián ross: el cartero llamó a mi puerta literalmente, ¿por qué digo esto? porque tuve la suerte de que las revistas me llegaran vía DHL, un servicio de mensajería infalible y rápido, algo ue agradezco de todo corazón, pues el correo postal de Venezuela no es precisamente uno de los mejores del mundo.

    La inseguridad y el ruido es lo normal en las ciudades, amigo, si te dijera, Caracas es una de las ciudades más ruidosas del mundo.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  31. Gracias, Cristina, es verdaderamente emocionante ver y tocar algo que hasta ese momento sólo habías disfrutado a través de la pantalla. Es increíble.

    Besos!

    ResponderEliminar
  32. Para mí también es un placer escribir estos artículos con tan buenas noticias, Plásido. Y a Esther: También le estoy muy agradecida.

    Besos!

    ResponderEliminar
  33. Hola Nelo! Qué más quisiera yo ser la ermbajadora de Prosófagos, ja, ja, hago lo que puedo, amigo, y esta noticia me gizo tan feliz que salió todo muy fácil!

    Besos!

    ResponderEliminar
  34. Estoy segura de que el equipo que se ha dado a la tarea de sacar adelante la revista pasa todo su escaso tiempo libre ocupándose de la revista, Dean, sé que es dificil, pero ahí vamos todos, remando juntos!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  35. Gracias por tus palabras, Sambomba, (Cecilia!)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  36. holaaaaaaa! Blanquita

    Desde luego que post más bueno, chiquilla, y con que cariño hecho. Eres grande!

    Además, tengo que agradecerte mucho mucho que digas que soy "una luchadora por las causas de los animales, y por cualquiera que tenga alguna causa". ¡¡¡Gracias!!!!, y es cierto, así que animalucos y monstruos, vengan conmigo que los defiendo. :-)

    besos,
    pepsi

    ResponderEliminar
  37. Ya ves, antes de leerte en esta presentación, un cierto día, deambulando por tu foro entré en Prosófagos y me sorprendí. Me gustó tanto la idea como el resultado de la misma. La verdad es que no tengo nivel suficiente para ofrecerme a colaborar, pero te prometo ser lector de la revista. No has puesta cada cuanto tiempo sale a la luz un nuevo número. ¿mensual? ¿trimestral?
    Ahora entre nosotros, Blanca, y sin que nadie se entere, ahora que no nos miran. ¿De donde sacas capacidad y tiempo para hacer tanto como haces? Escribes y editas, haces entrevistas, ensayos como los de Papini y otros, articulista de Prosofagia... y supongo que también tienes la "osadía" de vivir. ¿Como lo haces mujer? ¡Ah! Me rindo ante tanta fuerza, aunque disfrute de ella. Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. No tengo palabras para agradecer esta entrada, Blanca. El ánimo, la “buena onda” (como se dice en mis pagos), humor y sentimientos. Pero algo más: la síntesis que has hecho de estos meses de “el número está en la calle” está buenísima. Así que, con tu permiso (o sin él, digamos la verdad), corro a mi blog a hacer una entrada que direccione a esta.

    Para variar, soy siempre de los últimos en llegar aquí, pero esta vez, ¡que conste!, motivos justificados: una cosa que uno no debe olvidar es que, si las revistas virtuales están en una geografía sin fronteras, las de papel viven en una geografía tapizada de aduanas. Qué curioso, ¿no?

    Has contado muy bien el desarrollo de este 2009 de Prosofagia. Cómo fuimos avanzando de a poco, y cómo la revista creció gracias a los compañeros y a sus colaboraciones, a un apoyo que ha sido fundamental, y que se ha traducido tanto en aportes “escritos” como en ideas y en ánimos para seguir adelante.

    Y vos, Blanca, siempre nos brindaste tanto tu fe, como tus conocimientos y tu tiempo. Así que, cuando por fin me lleguen los ejemplares impresos, y descorche la sidra que está en la heladera, haré un brindis sin escalas, ni fronteras ni aduanas, desde Argentina hasta Venezuela.

    Un abrazo grande, querida amiga
    Esther

    ResponderEliminar
  39. Hola Pepsi! Me alegra tanto que hayas pasado, hija, eres uno de los motores de esta revista, gracias a ti cada uno de los participantes hemos recibidos nuestros ejemplares, amén, de la tarjeta, la carta, los DVDs, en fin, que tenemos mucho que agradecerte, amiga,

    Luchadora por toda causa!

    Besos!

    ResponderEliminar
  40. Hola Alejandro Incongruente!!

    Bueno, hijo, no es tanto como dices: lo primero es vivir, pues sin vida no hay nada, así que mi osadía empieza cuando respiro, ja, ja,

    La revista es bimensual, el próximo número saldrá los primeros días de este diciembre que mañana empieza, y por supuesto que puedes colaborar! lo único que tienes que hacer es suscribirte al foro Prosófagos, pues es una revista del foro, serás bienvenido!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  41. ¡Eso es! ¡Esther! ¡Salud! con sidra sureña con sabor a tango! me alegra que te haya gustado la entrada, creo que olvidé algunas cosillas, pero lo importante está.

    Ya recibirás tus ejemplares, y cuando los tengas en las manos, ni quiero decir lo que sentirás, ja, ja,

    Besos, amiga!

    Blanca

    ResponderEliminar
  42. Querida amiga, por lo que hablamos el sábado, me alegra saber que dispones de las versiones impresas de Prosofagia. Eso es todo un lujo y celebro por todos los contribuyentes de ese hermoso sueño que ya va por su 5ta edición.

    Leí la 4ta edición y me parece estupenda; en lo que tenga un espacio de tiempo, me leo el resto.

    Un cordial abrazo,

    Daniel DC

    ResponderEliminar
  43. Como mi cartero no llama dos veces, me pondré a bajar estas lecturas, pues luego de leer este post, quedé curioso e interesado.

    Muchas gracias por visitarme.

    BESOTES QUERIDA AMIGA!!

    ResponderEliminar
  44. Felicitaciones por este hermoso proyecto que se ha hecho realidad!

    ResponderEliminar
  45. Ayer me llegó a mí el sobre con las cuatro revistas y un cd con la entrevista a Maruri. La verdad es que ha sido un auténtico privilegio colaborar con un relato en el número 2. No pude por menos que leerlas de un tirón, a pesar que me dieron las tres de la madrugada. Son magníficas, tanto en lo que se refiere a presentación como en cuanto a la calidad de los textos (quitando el mío, claro).

    Gracias por la mención y por el trabajo bien hecho que habéis desarrollado entre todos.

    ResponderEliminar
  46. Preciosa entrada, Blanca, tan amena e instructiva como siempre. Yo he tenido la suerte de leer las anteriores ediciones de la revista y estoy de acuerdo con los comentarios.

    El resultado de la misma es francamente profesional y las colaboraciones son estupendas. No me extraña viendo el elenco de participantes en la misma. Desde aquí mis felicitaciones para todo el equipo por tan fantástico trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Daniel, estoy segura de que te gustarán todas, pues cada una tiene temas muy interesantes,

    Gracias por pasar y comentar!

    Besos!

    ResponderEliminar
  48. Tienes razón Stanley!, ja, ja, debemos ser cuidadosos con el cartero...

    Besos!

    ResponderEliminar
  49. Gracias, Carla!, ustedes también tienes muchos buenos proyectos, estamos aprendiendo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  50. Nada de quitando el tuyo, Félix, es un magnífico cuento.

    Y si no recibes las revistas no psarías por aquí ¿eh?

    Un abrazo!
    Blanca

    ResponderEliminar
  51. Pues ya es tiempo de que te sumes al proyecto, Armando, se solicitan colaboradores y muchas ideas.

    Muchas gracias por tus palabras, me contenta mucho que te haya gustado la entrada!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  52. Blanca:

    Siempre tu apoyo apasionado y desinteresado me deslumbran. Excelente sintesís de lo que son las revistas (las cuales recibi esta semana y me llenaron de alegría!).

    Te mando un beso y lo mejor para estas fiestas.
    M.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.