jueves, 21 de mayo de 2009

Destinatario

Y aquí estoy, sentada sobre la cama desarreglada por enésima vez el día de hoy. No me puedo quejar, el día ha sido bueno. Que escriba una carta, decía el periódico; que escriba una carta y la envíe al concurso “Cartas de Amor”… ¿Yo? ¿Escribir ahora? No. Ha pasado el tiempo, y no en vano. Ya no puedo tomar la pluma entre los dedos, y dejar que corra mi imaginación, como cuando te escribía a ti, mi amor. Ahora todo es diferente, siento frío en el alma, si es que aún la tengo y no se ha escapado con tantos suspiros que debo fingir. Pero he de apurarme, la cama está desecha y aún falta el último cliente.Siento su cuerpo sobre el mío, mientras mi mente vaga interminable por los recovecos del pasado, desde que leí el maldito aviso en el diario. Creo que escribiré una carta, se la enviaré en pensamiento y le preguntaré por qué, si me ama tanto, dejó que muriera mi vida, por qué no me escuchó cuando mi hijo era asesinado en mi vientre, por qué dejó que yo amase a un desgraciado. Por qué me trajo al mundo. Le diré que no espero ya nada de él, que sólo espero a que… Esta es la peor parte de todas, debo esperar a que termine de jadear como un ahogado en la orilla. No me puedo concentrar. Bien, gracias, hasta nunca. Bien, bien, a mí también me gustó.Hoy fue un buen día. Hoy iré frente al mar y respiraré aire fresco, después exhalaré con fuerza, miraré al cielo y enviaré mi carta. O tal vez me decida a llevarla yo misma, O tal vez encuentre a Alfonsina y le pida que lo haga por mí.

B. Miosi

22 comentarios:

  1. Pobre mujer; desahogó su alma.

    Me gusto el cuento Blanca; sencillo pero directo. Lo que hace la dualidad y el desconocimiento que tienen algunas personas sobre la vida y el amor.

    Un beso,

    Daniel DC

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gustó, sobre todo ese toque ácido y cruel que ofreces como retazo de una dura y difícil vida. La brevedad no acorta calidad a tu texto. Bravo. Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tus escritos me hacen hablar de tí en mis tertulias no blogueras. Tánto, que para mi cumpleaños me regalaron tu libro 'La búsqueda'.
    Estoy encantado.
    No te librarás de mi crítica particular.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Un cuento ácido y fuerte, pero me encantó. Y es que siempre lo digo: cómo escribes de bien Blanca! que lástima que fuese tan breve me dieron ganas de leer más. Un abrazo,
    Cris

    ResponderEliminar
  5. Un relato duro, Blanca.
    La amarga realidad de algunas mujeres que a veces olvidamos que tambien tienen alma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Sí, Daniel, el cuento es pequeño pero directo, no sé si se percibe de qué se habla, pero tu análisis es correcto.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Víctor. La vida también suele ser corta y directa.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  8. Tito, es imperdonable de mi parte que no haya sabido cuándo fue tu cumpleaños. Feliz día! aunque con retraso.

    Muchas gracias por tus tertulias nobloggeras, espero que el libro te guste, estaré esperando tu comentario con imaciencia, para publicarlo en el blog de La búsqueda.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  9. Querida Cristina:
    Como dicen: "de lo bueno, poco". Ja, ja, ja, ¡muchas gracias por tus palabras, amiga!

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  10. Exactamente, Lola. La realidad pega en unas más fuertes que en otras. Y todas tienen alma.

    Besos, amiga,
    Blanca

    ResponderEliminar
  11. Blanca, me ha encantado. alguna vez me gustaría llegar a escribir como tú.
    Un beso desde Sevilla.

    ResponderEliminar
  12. Has mejorado notablemente tu escritura. Eso es lo mejor para ti y para los que te leen.

    Te felicito.

    ResponderEliminar
  13. Gracias MJewsus, estoy segura de que sí lo harás. Y mejor.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  14. Hola Hank, que sorpresa verte por aquí. Lo que dices es cierto, siento que he mejorado, pero aún me falta.

    Gracias por pasar,
    Blanca

    ResponderEliminar
  15. Hola Blanca Miosi

    Sí, es cierto, es triste tu relato pero también tierno.
    Conmueves con tus palabras, con la ternura que describes a la protagonista y su tragedia.

    Uno no sólo disfruta leyéndote, también aprende a sentir.

    ResponderEliminar
  16. Febade, que cosas tan bonitas dices.

    Sí, la tragedia de la protagonista la hace una mujer tierna.

    Muchas gracias por visitarme,
    Blanca

    ResponderEliminar
  17. Blanca, me gusta del texto como se exploran las motivaciones del personaje, no hay dramatísmos exesivos y queda abierta la solución a las motivaciones del lector.
    Un abrazo con destinatario.
    Sergio Astorga

    ResponderEliminar
  18. Gracias, Sergio!

    Me da gusto saber que en medio de la carretera hayas tenido un tiempito para pasarte por aquí!

    Besos,

    ResponderEliminar
  19. Hola, Blanca. Me gustó este corto e intenso relato. Creo que tu mejor cualidad es que consigues en las primeras líneas que nos enganchemos con la historia. Escribes sencillo pero con tanta fuerza que todo podría estar pasando en este momento de verdad. Si tú me dijeses que me estás describiendo un momento de tu vida, yo me lo creería.
    En cuanto al tema del relato me parece muy interesante.
    Un abrazo y felicidades.
    Conchi

    ResponderEliminar
  20. GRacias conchi, es verdadero placer tenerte por aquí, ¡Me encanta tu avatar!

    Y gracias por lo que dices, es un honor.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  21. Blanca, transmites una sensación de vacío, que paradójicamente, está llena de sentimientos. Graficas excelentemente el cómo debe sentirse una mujer en esa situación, creo que sólo una mujer lo puede escribir tan bien como tú

    ResponderEliminar
  22. Qué pena de vida destrozada. Es un relato corto, pero en pocas palabras cuentas la desdichada vida de esa mujer a la que las circunstancias han llevado a prostituirse.
    Besos, y si , estás en lo cierto, soy la amiga de María Jesús.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.