lunes, 8 de enero de 2018

Y llegué al 2018.

Dios, y llegué al 2018.
No puedo quejarme de estos últimos años, esto de escribir ha llenado mi vida. Ser escritora es dejar de ser yo por unas horas todos los días para ser parte de alguna historia asombrosa. Codearme de tú a vos con personajes geniales, vivir momentos de intriga, misterio y suspense que jamás podrían suceder en mi vida diaria.
No sé cuánto más seguiré escribiendo, todo dependerá del espacio de vida que me quede porque el tiempo es inexorable. Cuando empecé ya pintaba canas, hoy con más arrugas, con la deficiencia en uno de mis ojos, con el cabello cada vez más ralo, todavía siento que puedo hacer soñar con mis historias, y mientras mi mente se llene de ellas trataré de volcarlas en libros antes de que desaparezca de la faz de la tierra.
Mi nueva novela EL SUSTITUTO:

Dos personajes intrigantes.
Dos personalidades diferentes.
Fedor Mogliani y Mark Carter son los protagonistas de EL SUSTITUTO.
No se trata de un engaño marital. ¡No!
Va mucho más allá.

Aquí la portada:


2 comentarios:

  1. No te quejes de pelo ralo... Un beso enorme, mi querida amiga. Mi admiración es infinita. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo creo que escribir llena la vida, sana heridas y ayuda mucho a sobrellevar situaciones difíciles.
    Hay que seguir adelante siempre porque tienes mucho para dar.
    En Argentina hablamos de vos... pero yo le digo tú a todo el mundo.
    Un beso.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.