martes, 12 de julio de 2016

Finalmente: Tarea cumplida.

Terminar de escribir una novela produce satisfacción por la tarea cumplida. Para mí no hay peor cosa que no terminar lo que se comienza, cueste lo que cueste aunque tenga que enfrentarme a lo que sea.

Creo que en ese sentido escribir es un buen ejercicio que me ayuda a ordenar mi vida, a ser organizada, a soportar la presión, a comprender a la gente... la escritura conlleva muchos beneficios, además de ser una de las mejores terapias del mundo.

El tiempo promedio que me toma una novela es seis meses. Corregirla ya es otro cuento, pues debo dejar que repose, releerla, darla a que la lea mi lector Beta (es un experto y es voluntario); someterla al escrutinio de las tertulias literarias que tenemos los sábados con mis entrañables y queridos amigos Heberto, Iris, Krina, Cesia y en ocasiones Oscar, en las que debo someterla a todo tipo de análisis y correcciones que me ayudan a seguir aprendiendo, de manera que para mí la escritura más que un oficio es una manera de vivir. Gracias a ella he podido tener los mejores amigos del mundo, y por la escritura me he visto envuelta en el mundo de Internet, en resumen: cambió mi vida.


Dicen que es un ejercicio mental que ayuda a mantener el cerebro saludable y la mente en constante evolución, y así lo creo, pues una novela requiere una trama urdida de la manera más complicada posible y al mismo tiempo ir encontrando la solución a cada uno de los problemas que se van presentando. Y créanme, no sé por qué motivos siempre elijo temas sumamente complicados y para mí es todo un reto poder encontrarles solución, porque la escritura es eso: Empezar un rompecabezas por la parte más inocua, es decir, de una manera que no se presienta el desenlace.

Así ha sucedido con cada una de mis novelas, excepto con "La búsqueda" porque trató acerca de la vida de una persona, pero aun así, creo que hay partes absolutamente impredecibles.

Hoy estoy satisfecha. He puesto punto final a la novela que empecé a mediados de enero de este año y cumplí con el tiempo estipulado: seis meses. Falta la corrección, pero eso corresponde a otra etapa.

Ahora dejo de escribir esta entrada. Tengo en mente una idea que no quiero que se me escape: mi próxima novela.

4 comentarios:

  1. Tal y como lo dices, Blanca, escribir es un proceso largo y exigente pero una vez terminado un trabajo la satisfacción no tiene límites. También nosotros aprendemos en nuestras tertulias y ha sido una verdadera suerte que te hayas incorporado al grupo y ser testigos de primera fila de tu extraordinaria creatividad y constancia en el oficio. No dudo del éxito de esta nueva novela. Me froto las manos al saber que el sábado comenzaremos a leerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Heberto, para mí también es una suerte pertenecer a este pequeño grupo de tertulianos, me siento privilegiada. He aprendido mucho y los sábados se han convertido en uno de los días más esperados por mí. Este sábado llevaré un par de capítulos de mi nueva novela.

      Eliminar
  2. Alexander Morenolunes, 03 octubre, 2016

    Hola Blanca, espero estes muy bien. Soy lector frecuente de tus libros aún me quedan unos pocos por leer. En esta ocasión quisiera preguntarte para cuando se tiene estimado la Publicación de el Manuscrito III? Te felicito por el éxito que has obtenido, los libros que escribes tienen una magia única, tu imaginación fértil no entra en un mundo que nos hace parte de él. Lo mejor que he leído y que me perdone Gabo y otros tantos pero eres especial y maravillosa. Gracias por hacernos parte de tu magia. Un abrazo
    Alexander Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento muy honrada que consideres que mis libros tienen magia, Alexander. A fin y al cabo escribo para hacer soñar a la gente tal como yo lo hago cuando leo buenos libros. Muchas gracias por tus palabras, ¡me dan mucho ánimo para seguir!

      Eliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.