lunes, 18 de mayo de 2015

La evolución de la lectura

Hoy en día la lectura electrónica ya es un hecho. No es una moda, llegó para quedarse, como lo hizo el teléfono celular. Necesariamente debo mencionar a la plataforma virtual Amazon como la pionera en la venta de libros on-line, empezó como muchos saben, en un garaje y su nombre era cadabra.com. Pero la verdadera revolución tecnológica empezó cuando su fundador Jeff Bezos en 2007 no solo lanzó a la venta el e-reader Kindle; acompañó a este lector electrónico el programa KDP (Kindle Direct Publishing).

Fue lo que hizo la diferencia. Ya anteriormente Sony tenía un lector electrónico: el Sony Reader, pero sin mayor éxito, porque no existían títulos suficientes en formato digital. El programa KDP permitió que escritores que no tenían acceso a las editoriales convencionales autopublicaran sus libros en Amazon de una manera sencilla, rápida y eficiente, percibiendo una ganancia superior a la que ofrecen como norma las editoriales regulares y las de autopublicación, al mismo tiempo Amazon tenía ya 90.000 títulos disponibles digitalizados, los que sumados a la riada de escritores que se animaron a autopublicar hizo que la lectura electrónica tomara un impulso que pocos habían previsto.
Leer en una tablet se ha convertido en algo normal; es cómodo, se pueden llevar muchos libros dentro del dispositivo y hay aplicaciones para leer desde los teléfonos celulares, de manera que ahora el que no lee no es porque no tenga acceso a los libros, pues se pueden conseguir gratis en muchas tiendas on-line (sin hablar de los libros digitales piratas), que al igual que sucede con la música o con las películas han invadido la nube.

¿Cuáles son las ventajas de leer en una tablet?  Muchas, aunque todavía quedan los lectores que prefieren los libros de papel por aquello del olor y el tacto, algo incomprensible, porque cuando uno lee se olvida de todo y se introduce en el mundo que nos cuenta el libro. Otro argumento es que los libros físicos pueden adornar una biblioteca, y es verdad, pero llega un momento en que tenemos que deshacernos de los libros porque nos falta espacio en la biblioteca. El libro electrónico permite almacenar de manera ordenada un promedio de 1.500 títulos. Tiene incorporado un diccionario, muchos libros hacen uso de enlaces que dirigen al lector a la zona geográfica a la que hace referencia, y también se puede escuchar la música de la novela mientras se lee. La lectura se ha convertido en un pasatiempo interactivo, en el que el lector puede no solo imaginar el escenario, también puede verlo y escucharlo.

El formato electrónico permite que los libros de texto sean mucho más didácticos, que las clases de historia, geografía, arte, música, física, etc., puedan comprenderse y verse mejor en los nuevos dispositivos a colores, todos con acceso a Internet que se venden actualmente, haciendo la educación más interesante en una época en la que los niños y jóvenes desde muy temprana edad están familiarizados con la computadora y los teléfonos celulares.

No sabemos qué nos deparará el futuro, pero por ahora es un formato que está creciendo día a día, para el año 2014 la cuarta parte de los libros vendidos en los Estados Unidos eran electrónicos, y el motivo además de la comodidad es el precio. Se pueden conseguir libros a precios realmente económicos, haciendo que se incremente el número de lectores. Aunque muchos digan que en esta época se lee menos que nunca, personalmente pienso que nunca se ha leído más que hoy en día, si tomamos en cuenta el crecimiento de la población mundial el porcentaje sigue en alza. Solo en Facebook existen miles de grupos literarios en los que convergen, no cientos; miles de lectores y escritores, sin hablar de la enorme cantidad de blogs dedicados a la lectura y divulgación de libros. Es
un fenómeno que no solo se le puede endilgar a los libros electrónicos; es la lectura en general la que se ha transformado en la era de Internet, en la que un lector cualquiera puede convertirse en crítico literario, comentarista en Youtube, o promotor de libros haciendo uso de Twitter, Facebook, Pinterest, Google+, Tumblr, por mencionar solo algunas de las redes sociales más representativas.  Ahora me despido, debo terminar la corrección de mi próximo lanzamiento digital.

¡Hasta la próxima, amigos!

Blanca Miosi

Si deseas saber más de Amazon y los trucos para vender tus libros te invito a escuchar "La Hora Amazónica" todos los miércoles a las 13:00 hora de California.

6 comentarios:

  1. Pues yo ADORO los libros electrónicos. No se ponen amarillos, no pierden páginas, no acumulan polvo ni espacio, puedo comprarlos aunque no lleguen a las librerías locales. Tampoco se descatalogan. Y de paso, uso el Kindle para revisar mis propios escritos. De hecho, deseaba que existieran dispositivos de lectura ANTES de que se inventaran. Y no olvidemos que a las personas mayores les viene mejor leer en un Kindle o similar, donde pueden agrandar la letra, y el dispositivo no les cansa las manos como un libro pesado. Paso de oler y tocar papel. Además, si uno lee muchos libros en un Kindle, es más ecológico que la industria del papel (que también es súper contaminante, por no hablar de que hasta un 40% de los libros no se venden y son reducidos a pulpa sin haber sido leídos ni una sola vez).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente de acuerdo, Gissel. A mí ahora me ansa mucho mantener el libro abierto con el dedo pulgar. Es incómodo. Y por otro lado, el tamaño de las letras de algunos libros es demasiado pequeño, cosa que con un lector electrónico se puede subsanar.

      Eliminar
  2. Creo que se perdió el comentario anterior.
    Repito una resumen.
    Totalmente de acuerdo. En América Latina el proceso avanza más lentamente, pero es inevitable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que habrá más oportunidades de expansión en América Latina, justamente porque es un mercado virgen.

      Eliminar
  3. Leer es leer.
    El verdadero lector lo hará en papel o en formato electrónico. Pero el ebook presenta muchas ventajas. Las principales: el precio, la vida media del libro, la accesibilidad mundial, la menor utilización de recursos naturales (para fabricar hojas).
    ¡¡Exclente artículo, Blanca!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, el que disfruta de la lectura lo hace en cualquier formato. y el ebook tiene además las ventajas que enumeras.

      Eliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.