domingo, 12 de enero de 2014

2014: ¡Un año de oportunidades para los autores independientes!

Estuve leyendo el artículo publicado en EDICIONA: Las10 predicciones para los ebooks y la edición digital en 2014 de DBW” (Digital Book World), y la verdad, pienso que hay algunos puntos que se les pasó por alto.

Amazon es una tienda que no solo vende libros. Vende de todo. Y solo por ese "pequeño" detalle ya lleva una gran ventaja respecto de las editoriales. Amazon no es una editorial. Cuando a Mr. Jeff Bezos se le ocurrió la brillante idea de dar la facilidad a los escritores de autopublicar en su plataforma, probablemente lo hizo pensando en vender su lector Kindle. Era la manera más directa (y genial) de obtener compradores para su aparato. Probablemente pensó que a muchos les encantaría tener un libro publicado, sea por vanidad, o porque no tuvo la suerte de ser aceptado por una editorial. 

Pero, ¿cuál es la diferencia que hace que Amazon tenga tanto éxito como librería? no es, por supuesto, que se haya convertido en el adalid de los escritores fracasados, y con esto no quiero desmerecer a nadie. Me estoy refiriendo a todos aquellos que no consiguieron publicar por editoriales por diversos motivos. La razón de que Amazon tenga éxito es que vende libros de TODAS las editoriales. Es decir: de sus competidores. Por una razón muy simple: NO ES UNA EDITORIAL. No se firman contratos ni se pide exclusividad, excepto de unos pocos tres meses en el caso de aceptar el KDP Select que, además, beneficia al escritor porque le permite promocionar sus novelas gratis.

Mientras las editoriales se rompen la cabeza tratando de encontrar una salida a este nudo gordiano en que se ha convertido Amazon, porque se ven obligadas a vender a través de ella reduciendo de esta manera sus ganancias y compitiendo con ellas mismas, pues saben que la gente prefiere comprar en línea en lugar de pasearse por las librerías enfrentándose al tráfico, al amontonamiento, al no poder leer con tranquilidad los primeros capítulos, y muchas otras cosas, se van dando cuenta que cada día van perdiendo espacio en el mundo de los lectores, que era su principal fuente de ingresos. Y empiezan a tomar conciencia de que los que ofrecían la materia prima, es decir: los escritores, cada vez están menos propensos a firmar contratos que, en caso de no tener suerte, los esclavizarían por muchos años. 

Contratan entonces a "especialistas" para que definan qué es un bestseller, y cómo hacerse de un par de ellos, o también acuden a las listas de Amazon para fijarse quiénes son los que más venden para saber cuál es la "tendencia" de moda, para de esta manera revisar los manuscritos que les llegan y elegir al que consideran más parecido a los que están en los primeros lugares del top 100. No se fijan en los más vendidos de la lista del New York Times, no, señor. Esos ya tienen "dueños". Ahora se fijan en la de Jeff Bezos. Y algunas veces logran su cometido. Para ser francos, la mayoría de las veces, pues al fin y al cabo, los escritores están ávidos de tener sus libros bajo un sello editorial para sentirse "más escritores". El resultado sigue siendo un evento azaroso. Nunca sabrán si hicieron bien o mal. Ninguno de los dos. Para una editorial puede que la venta de unos cuantos miles en digital no signifique absolutamente nada, ellas están acostumbradas al papel. Y si una novela no sobrepasa mínimo los 50.000 ejemplares vendidos será casi un fracaso. 

¿Y cuántos de estos escritores independientes podrán sobrepasar esa cantidad? Muy pocos, y eso lo saben las editoriales, pero siguen tratando, para ver si la pegan. Es decir, como siempre. No ha cambiado mucho el panorama en ese sentido para ellas, pero para el autor independiente sí. Pues si no se convierte en un éxito pierde los derechos de su novela por un lapso de cinco o siete años al firmar con una editorial.

Sin embargo, los independientes que siguen en Amazon y apostaron por ellos mismos tienen muchas armas en la mano: pueden cambiar la portada, mejorar el contenido, promocionar sus novelas de manera creativa, y si se trata de vender en papel para los que todavía añoran el "tacto" de los árboles convertidos en pulpa blanqueada, Jeff Bezos creó una sociedad con CreateSpace, que con la misma eficiencia que la versión digital, convierte el manuscrito en un hermoso ejemplar en papel, con portada y distribución internacional, sin mediar contratos de exclusividad. 

Es curioso que la mayoría de los lectores y muchos escritores ignoren que se puede publicar en Amazon también en papel. Y eso no es todo. Parece que en un futuro próximo existirán librerías físicas Amazon, en donde se podrán vender estos ejemplares y también enterarse de las novedades digitales. Obviamente al lado de lo último en tecnología digital Kindle.

Hasta ahora no hay una editorial que haya podido competir con Amazon en este aspecto. Existe el Nook de Barnes & Noble (que facturó en el 2013 menos que en el 2012, está el Kobo Touch de Kobo, el Tagus de Planeta de Libros, el Ipad, etc., pero ninguno iguala la practicidad en la compra y lectura de libros que el Kindle. Primero, porque no todos los escritores deciden publicar por otras plataformas, saben que la que más visibilidad tiene es Amazon. Y segundo: el trato, la transparencia en las cuentas, la rapidez, facilidad y su organización son insuperables.

Pero volviendo a los “especialistas” en encontrar la fórmula del best seller, quiero decirles que no existe una fórmula como tal. Es decir, no la pueden fabricar, solo tienen que hacer uso de los que ya tienen en plantilla, que a la larga tendrán que renovar, es ley de vida.

Hoy en día es más difícil que nunca ser un best seller. Como comentaba en el blog de José Luis Palma, un escritor amigo, es más difícil porque debemos competir no solo con otros escritores; también con el cine, la televisión y los videojuegos. Por no hablar de los talk shows, ante los que millones de potenciales lectores se hipnotizan y pierden la noción del tiempo y el espacio.

De manera que en cierta forma, un libro para que se convierta en superventas hoy en día debe tener no el clásico “planteamiento, nudo y desenlace”, no, señor. Ahora la novela debe tener más de un planteamiento, unos cuantos nudos, tener mucha acción, rapidez, diálogos cortos e ingeniosos y un desenlace impecable que desate todos los nudos que fuimos capaces de hacer.  Es que los tiempos han cambiado. La gente también. La tecnología nos ha convertido en seres no tanto mediáticos, como “inmediáticos”; un nuevo término que significa “dícese de la persona que requiere las cosas con inmediatez” (BM).

No niego que todavía deben quedar legiones de lectores que se solacen con las descripciones de la puesta de sol o las arenas del tiempo, pero cada día serán los menos. Es un dato que les doy de manera gratuita y sin egoísmos.

Así que, ¡bienvenido 2014, creo que será fructífero para los autoescritores!

¡Hasta la próxima, amigos!
Blanca Miosi

35 comentarios:

  1. gracias por dedicar de tu tiempo a ayudarnos a darnos esperanzas! Creo que todo lo que se da, se recoge con creces, por eso creo, recogerás frutos dulces y sabrosos para tí.

    Gracias...Janett

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Janmett, siempre te presentas con un nombre diferente. Mala praxis..., los lectores deben reconocerte por tu nombre y apellido de escritora donde sea, en Facebook, en Twitter, en Pinterest, en los blogs... Si supieras que no hago estas reflexiones para cosechar frutos, lo hago porque me gusta pensar por escrito, y por si le sirve a alguien.
      Besos!

      Eliminar
    2. arreglare eso, gracias por el comentario, es que son cuentas de antes de empezar a escribir y promocionarme con mi nombre de escritora, mis blogs tienen anos y los empece con nombres ficticios, tratare de arreglar eso, y si que sirve de mucho tu ayuda, y no solo sirve nos da esperanzas!

      gracias por eso, y por ser capaz de tratarnos como si nos conocieramos!

      un beso,

      Janett

      Eliminar
    3. Deberías hacerlo, Jannet, porque no solo es importante que te reconozcan sino también para los que como yo, divulgamos obras de escritores, deseamos saber a quién promocionamos. Hay escritores que tienen cuatro o cinco nicks, y en el libro ¡ponen otro! los buscas en Facebook y no los encuentras, ni en Pinterest ni en Google +, es decir, es una pérdida de tiempo y de oportunidades. Desde el primer día que tuve un blog y esto fue poco antes de publicar, puse mi nombre y apellido. Es la única manera de crear una "marca de fábrica".

      Eliminar
  2. Un excelente artículo, Blanca, y no hay ninguna duda de que lo explicas muy bien, como siempre tienes mucha razón y por eso mismo se aprende mucho de ti. Un fuerte abrazo y feliz semana!

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Blanca. No creo que le falte a tu post ni un punto ni una coma. Todo cuanto en él dices describe con meridiana claridad la convulsión de los duros tiempos que corren para las editoriales convencionales. Muchas lo tienen merecido. No conozco casi nada de la historia personal de Jeff Bezos pero pudiera ser que en un futuro inmediato los medios hablasen de él tanto o más que de Bill Gates o Steve Jobs. Su providencial golpe de suerte ha provocado un giro de 180º en el mundo editorial de siempre que, dicho sea de paso, tanto daño a hecho a multitud de escritores manifestándoles un desprecio inadmisible hacia sus obras. Esa respuesta automática a la recepción de originales "Esta editorial ya no admite más originales" se les ha puesto en contra porque ahora son muchos los escritores que les responden "Este escritor no desea encadenarse a los contratos abusivos de su editorial. Ahora soy yo quien maneja mis recursos de escritor gracias a amazon". Sí, querida Blanca, 2014 será un año que ahondará las distancias entre autores y editoriales y muy probablemente aparecerán (si no han aparecido ya) unos nuevos agentes editoriales que llamarán a la puerta de un escritor de éxito para "rogarle" que entre a formar parte de la nómina de tal o cual editorial. ¡Cómo cambiaron los tiempos, Señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos momentos Jeff Bezos es uno de los CEO más importantes del mundo, Hosé Luis, acaba de comprar el Washington Post, y tiene acciones mayoritarias en Twitter, además de ser el fundador de Amazon. Sin duda es un hombre con visión futurista y pragmática. Ha revolucionado la industria editorial, no sé si esa haya sido su intención cuando empezón con lo del Kindle, pero ya es un hecho.

      Eliminar
  4. De nuevo aciertas, Blanca. Tu análisis de la realidad editorial coincide con lo que pienso y no he sabido plasmar. Es verdad que todos tenemos un punto de romanticismo que nos hace añorar el contrato editorial, aunque no nos paguen adelanto, incluso nos conformamos con que no nos cobren por publicar, que esa es otra. Peto tienes mucha razón, ya no necesitamos una editorial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ustedes, queridos amigos, y también por ser tan generosos con las fallas que cometo, algunas veces de manera involuntaria y otras porque me traiciona el subconsciente. Cuando puse "nudo giordano" me refería obviamente a "nudo gordiano", Y la explicación es muy simple:
      El que rige la economía en este país se llama Jorge Giordani, y aquí todo el tiempo se habla del "nundo giordano" en el que nos ha metido este señor con sus poco claras y bastante demagógicas posturas económicas. Discúlpenme esa confusión que Mercedes Gallego tuvo a bien tomarla en cuenta y avisarme.
      Por lo demás, me satisface saber que los autores undependientes tenemos vida para rato, y que así lo hayan captado.

      Eliminar
  5. Fernando Salazar Croquerlunes, 13 enero, 2014

    Que buen articulo Blanca, me ha despejado de varias dudas que tenía, yo hace unos días de alguna manera estaba incluso pensando publicar mis libros en otra plataforma, pero ya con haber leído tu articulo completamente, pude darme cuenta de que Amazon es mas de lo que imaginaba, buenos y grandes tiempos han llegado para nosotros los escritores que sin duda tuvieron que esperar y pasar años para publicar su obra, yo pertenecí a ese grupo, años y años esperando a publicar mis libros hasta que en el 2013 publiqué y ahora este nuevo 2014 se viene con grandes oportunidades para todos! Muchísimas gracias Blanca, un gran abrazo y gran semana!

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ustedes, queridos amigos, y también por ser tan generosos con las fallas que cometo, algunas veces de manera involuntaria y otras porque me traiciona el subconsciente. Cuando puse "nudo giordano" me refería obviamente a "nudo gordiano", Y la explicación es muy simple:
    El que rige la economía en este país se llama Jorge Giordani, y aquí todo el tiempo se habla del "nundo giordano" en el que nos ha metido este señor con sus poco claras y bastante demagógicas posturas económicas. Discúlpenme esa confusión que Mercedes Gallego tuvo a bien tomarla en cuenta y avisarme.
    Por lo demás, me satisface saber que los autores undependientes tenemos vida para rato, y que así lo hayan captado.

    ResponderEliminar
  7. Exactamente Blanquita. Solo pienso que existen hoy dos tipos de escritores, el que vive en la era digital y el otro, que aún vive en tiempos de la carreta. Hace poco revisé los adelantos expuestos en la feria digital de Las Vegas y me quedé sorprendido de todo lo que se nos viene este año en tecnología digital. Como digo actualmente: Hoy el escritor, tiene más poder que la editorial. Buen artículo, nos vemos :-)

    ResponderEliminar
  8. De acuerdo, Dante. En todas las épocas han existido los que van a la vanguardia y los que se quedan rezagados. Espero que los escritores de esta época no nos quedemos en las carretas.

    ResponderEliminar
  9. Extraordinarias reflexiones. En la mayoría de lo expuesto estoy de acuerdo por necesidad: es que es así, y ya está. Otras cosas se podrían matizar. Desde luego, nos tenemos (los escritores, por ende nuestras novelas) que adaptar a los tiempos. La gente de ahora no es la gente de hace 50 o 100 años... Los lectores, tampoco. Las novelas, asimismo, deberían adaptarse. Las tramas deben tener velocidad muchas veces en detrimento de la consistencia. Es una tontería novelística describir hoy una puesta de sol en una playa a no ser que baje un UFO y te entregue un paquete. Ahí tienes razón. Debemos adaptarnos, estamos en ello y tú eres claro ejemplo.
    Las editoriales continúan con brújulas casi siempre oxidadas. Son los días del GPS.

    Bueno, que me enrollo...

    Rafael

    ResponderEliminar
  10. Valdemar, lo pusiste muy claro. Son los días del GPS.

    ResponderEliminar
  11. El Quijote se quejaba de los editores:
    "...bien parece que no sabe las entradas y salidas de los impresores, y las correspondencias que hay de unos á otros. Yo le prometo que cuando se vea cargado de dos mil cuerpos de libros, vea tan molido su cuerpo, que se espante, y mas si el libro no es un poco avieso y no nada picante ¿Pues qué dijo el autor, quiere vuesa merced que se lo dé á un librero, que me dé por el privilegio tres maravedís, y aun piensa que me hace merced en dármelos?"
    La gran diferencia en el siglo XXI es: libro digital + libreria online (Amazon la mayor) + Redes sociales.
    No hay que olvidar ese aspecto. La Web 2.0 es la que ha permitido revolucionar desde la forma que se hacen los libros, se venden y también se promocionan.
    Buen artículo Blanca! Feliz 2014!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Marlene somos los pioneros en esta era de publicación digital, yo lo veo con una mirada histórica e irrepetible, gente de todas las edades convergen en un punto: Las redes sociales, y todo en unos pocos años, ¡Y cada vez será más rápido!
      Feliz 2014, querida amiga!

      Eliminar
  12. Como siempre, compartiendo conocimientos y experiencia sin "pichirreces", jajaja.
    Yo definitivamente soy era digital, pues fue lo primero que experimentè. Jamàs he enviado ningun manuscrito a ninguna parte, y lo unico que he recibido de un par de editoriales fue la oferta de compartir gastos ¿? Me alegra mucho saber que se vengan buenos y mejores tiempos para los escritores on line, y concuerdo conque Amazon no tiene competencia. Fastidia esto de autopromocionarse, pero.. ¡ ni modo..! Mil gracias por los consejos.. Un cordial saludo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Adelfa, estamos viviendo una época en la que nada se puede guardar bajo el tapete. Es casi imposible mentir u ocultar información, pues todo aparece flotando en la red. Desde la edad de las personas hasta si es verdaad que vende muchos o pocos libros en cualquier plataforma, y eso de compartir gastos... nunca me han gustado las editoriales de coedición, creo que es la peor pesadilla que puede tener un escritor, a menos que sea una empresa seria que se ocupe de manera eficaz de todos los aspectos de la publicación, comercialización y promoción del libro, lo cual hoy en día es imposible. No porque no quieran, es que el tiempo no les da para tanto. Los escritores debemos acostumbrarnos a la idea que debemos aprender a promocionar nuestros libros. Un saludo, amiga.

      Eliminar
  13. Es obvio que el ebook va a más, y con él la oportunidad que se ofrece a los autores independientes. Además, Amazon no para, seguro que este año nos ofrecerá alguna sorpresa agradable y nuevas oportunidades.
    Besos, Blanquita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo creo yo también Lolita, Amazon llegó para quedarse y creo que sacará más sorpresas, espero que siga apoyando a los autores independientes.
      Besos, querida amiga!

      Eliminar
  14. Lo de "inmediáticos" me ha encantado. Como lector y escritor, me gustan los cuentos y novelas que van al grano, que no se eternizan en descripciones inútiles. Tampoco me interesa el rostro de los personajes ni cómo van vestidos. Quizá algún rasgo, pero que informe de lo que pasa por dentro, de lo secreto, de lo oculto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja! fue un juego de palabras que se me ocurrió. Estoy de acuerdo contigo, hay novelas que parecen catálogos de moda, es mejor imaginárselos, cada lector tiene su propia definición de lo que es la belleza.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Aún no me había pasado por tu blog Blanca, y tengo que decir que me ha encantado tu capacidad de reflexión, tanto en su fondo como en su estética. Reflexiones muy acertadas, al menos en mi opinión.
    Como ves, ya he comenzado a investigarte de cara a la nueva sección de mi sitio web, a la vez que comienzo la lectura de 'EL LEGADO'.
    Un abrazo Blanca.
    Rubén Espino - Escritor Social

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido a mi rincón, Rubén, me alegra que te haya gustado, el color rojo me encanta! espero que no te defraude El legado. ¡Muchas gracias por la visita!

      Eliminar
  16. ¡Hola Blanca! Un artículo esclarecedor con el que estoy muy de acuerdo. Siempre oigo decir que el panorama editorial es una catástrofe. Pero me parece que gracias a la internet, esta es una época de oro para nosotros los escritores. Claro, están los puritanos que insisten en que la autoedición es el refugio de los mediocres, pero lo cierto es que las cosas cambian, y aquellos que no saben aprovechar los cambios se quedan atrás.

    En lo personal, la autoedición me llamó la atención desde un principio. El hecho de tener el absoluto control de mi obra me emociona, y es por esto que ni siquiera voy a intentar publicar con las editoriales. Es bueno ver a autores como tú que han tomado ambos caminos y comparten sus experiencias. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Ana, los escritores tenemos en la actualidad muchas más oportunidades que antes y debemos aprovecharlas, estamos viviendo una época de cambios. Lo más importante ahora es que para autopublicar no tienes que contratar a una editorial que te hará firmar un contrato y no se ocupará de tu novela después de publicarla.

      Eliminar
  17. Blanca, cada vez son más interesantes tus reflexiones sobre la edición digital. Es un tema que conoces a fondo y tengo algunas dudas, quizá tú conozcas los entresijos. Una de ellas es la aparición de obras clásicas en la plataforma de Amazon. ¿Quién las publica? ¿Cualquiera? ¿Las editoriales o herederos que tienen los derechos, en el caso de que estos subsistan?

    Otro detalle son los precios, generalmente muy bajos en los autores independientes. Si apenas alcanzan el dólar, teniendo en cuenta la comisión de Amazon el autor se lleva 35 céntimos por venta; quien vende 1000 copias cobra 350 dólares. Y 1000 copias no las vende cualquiera. Hasta hace poco Amazon tenía una política de mínimos: hasta que no se alcanzaba un importe no pagaba nada. Como la mayoría de libros amateur no alcanzaba ese importe, los cobros de las pocas ventas (pero multiplicados muchos cientos de miles de obras) eran íntegros para Amazon. Eso era una cantidad importantísima, hay más de dos millones de obras a la venta, la inmensa mayoría de las cuales sólo vende 10-50 ejemplares a familia y amigos. Este año han empezado a pagar las comisiones por pequeñas que fueran.

    Por último, los precios de la edición digital no siempre son tan baratos. La última novela de Pérez Reverte, por ejemplo, se vende a 13.23 dólares en este momento, versión Kindle. más o menos igual que El tiempo entre costuras. Creo que hay una diferente perspectiva entre lo profesional y lo amateur, en la librería de Amazon y en la mentalidad de los compradores y que asumen los vendedores. Lo profesional es medio de vida, económicamente rentable, y de calidad contrastada. Lo amateur es afición, satisfacción personal, pero no da para vivir de ello ni en general la calidad está asegurada. Y hablo de calidad; una obra puede gustar más o menos pero la calidad editorial es inexcusable.

    En Amazon sigo viendo todavía un problema para los autores independientes: no es rentable más que para una pequeñísima minoría. Y ello debido a los precios bajísimos, que diría que son así porque los compradores lo consideran una "compra de riesgo" y a los autores les falta confianza. Una buena novela puede llevar muchos meses de trabajo. Después se venden 10.000 ejemplares, el autor cobra 3.500 dólares ¿y ya está? ¿Con eso puede vivir? Otra cosa sería venderla a un precio mayor, o escribir novelitas de quiosco que salgan como rosquillas, una a la semana.
    Cuando la calidad se valore (y se pague) en los autores independientes, habrá más calidad. Ahora mismo con las escasas perspectivas de obtener beneficios ¿quién contrataría, por ejemplo, los servicios de un corrector? ¿O un buen diseño de portada?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando, ¡qué gusto tu visita!
      Creo que las obras tienen un tiempo duración, cuando se vence, no sé exactamente la cantidad de años, cualquier editorial puede publicarlas. Sucede generalmente con los clásicos que son los más rentables.

      Tienes razón en el aspecto relativo a los precios de autores independientes en Amazon, mis obras están muy económicas, y si no tuviera siete bajo mi jurisdicción (dos las maneja la editorial) probablemente vería muy pocos centavos de ganancia.

      Escribir es una profesión como cualquier otra y a todos, excepto algunos que dicen que escriben y no desean hacer dinero por ello, nos gustaría ganar lo suficiente o más para vivir. La diferencia entre ser un autopublicado en Amazon o un publicado por editorial no es tan grande en el aspecto económico.

      Las editoriales pagan un anticipo, es cierto, que puede ser poco o mucho, pero lo que gana el escritor por cada libro vendido es el 8% del valor del libro, menos los impuestos, que son el 25% en España. Lo cual nos deja una ganancia similar a la que nos da Amazon en libros digitales. Y si saco la cuenta de lo que gano por cada libro digital vendido a través de una editorial es prácticamente una ganancia nula. Tendría que vender 50.000 libros digitales para ver algo tangible.

      No te voy a decir aquí cuánto exactamente recibo mensual y puntualmente de amazon, pero con seguridad es el doble de un sueldo mínimo de España. Y mis libros se venden en un rango de US$0,99 a 2,99.

      ¿Por qué no subo los precios? Porque cuando lo he hecho simplemente he dejado de vender en la misma proporción. Sacando cuentas gano casi lo mismo, pero me lee menos gente. Entonces prefiero bajar el precio, ser más leída, y poco a poco hacerme conocida. Ten en cuenta que apenas hace dos años empezó esta carrera amazónica, mientras autores conocidos tienen toda una vida escribiendo y vendiendo libros. ¿Quién conoce a Blanca Miosi? los amigos de su Mundo. Mientras que a Pérez Reverte lo conoce Raymundo y todo el Mundo. Es un sitial que se supo ganar, y el hombre escribe muy bien.

      Como en todo, hay meses en los que se gana menos en amazon, otros más, pero siempre dependerá de la calidad de los libros o del género, porque por ejemplo, los libros de poesía son los que menos se venden, igualmente los libros de cuentos. Es la novela la reina del baile, y espero que poco a poco pueda yo ir subiendo los precios de mis libros, pues nada me gustaría más, que la ganancia sea equivalente al esfuerzo invertido, tanto en la producción del libro como en su promoción.

      Si comparo mi experiencia editorial con la amazónica, me quedo con la segunda. Desde todo punto de vista. A menos que me ofrezcan una propuesta que no pueda rechazar.

      Si te publica una editorial puede darte un adelanto de 6.000 euros, pero si no logras vender los 5.000 ejemplares no verás un medio más. Mientras que como autor independiente tienes los derechos de tu libro, lo puedes reformar, cambiar, corregir, mejorar, vender en papel, en digital y a un mejor precio, con visión y distribución internacional, de manera que sea más fácil que lo compren.

      Besos y muchas gracias por tu aporte.

      Eliminar
    2. Gracias por tu respuesta, Blanca.
      He recordado algo que escuché en televisión que pudiera explicar mejor lo que quiero decir. Se trataba de un programa sobre esas ferias ambulantes donde venden de todo. Entrevistaban a un hombre que vendía calcetines sobre el comportamiento de los compradores y explicó lo siguiente: "Conseguí una partida de calcetines de lana a un precio muy barato porque era una gran cantidad, procedían de un negocio que cerraba y debía comprar el lote completo. Decidido a liquidarla en pocos días con algún beneficio y pensando en que mis clientes de beneficiaran también de la oportunidad, los marqué a 25 pesetas el par—hace muchos años— en un gran montón sobre el mostrador. Apenas vendí media docena. La gente pensaba: 'Tan barato, no puede ser bueno', como deduje de los comentarios de algunas de mis compradoras de más confianza. Entonces los subí a 60 pesetas, que seguía siendo un buen precio pero era otra cosa. Los vendí todos en una semana. Así que los calcetines baratos de poco arruinan mi negocio".
      Y eso me hace preguntarme si los precios tan baratos en Amazon no producen un efecto similar. ¿Puede ser buena una novela que se vende a 89 céntimos de euro?, podrían pensar algunos.
      En tu caso, mantener una novela en el top100 continuadamente durante más de dos años no es casual. Creo que tus novelas gustan, porque están bien escritas, son entretenidas e interesantes. Procuran a la vez diversión y enriquecimiento personal. Tu difusión ya no depende de Amazon, los lectores que conocen tus obras las comprarán dondequiera que las encuentren. ¿Por qué no venderlas directamente? Al final el problema, creo yo, acaba siendo de tipo técnico: ¿cómo construir una web donde puedas vender de modo automatizado? No es difícil pero hay que saber, claro, o disponer de alguien que sepa. Y sería más sencillo para un grupo de autores que para uno solo. Con la ventaja de que no hay por qué retirar las obras de Amazon, sólo sería una alternativa.
      Yo creo que ya está bien de que otros se aprovechen del trabajo ajeno. Para algo tan sencillo como transferir un fichero electrónicamente creo que estáis pagando una exageración, sin necesidad. Ellos ya se llevaron su parte por la promoción que conseguiste (sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte del trabajo la has hecho tú, en TW, FB, etc.) y ya es hora de que los autores independientes despabiléis. Quizá para uno solo sea más difícil pero si hicierais una plataforma conjunta entre unos cuantos... no sé qué pasaría, el riesgo es pequeño y creo que valdría la pena probarlo. Incluso para uno solo valdría la pena hacer un estudio del proyecto.
      Besos.

      Eliminar
    3. Comprendo lo que dices, Fernando, y no creas que no he intentado subir los precios de mis novelas, pero cuando lo he hecho, las ventas se han reducido de manera drástica. Entondes debo elegir entre dos opciones:
      1. Vender a bajo precio para ser más leída.
      2. Vender a un precio más alto para que no consideren mi novela de mala calidad pero sean menos los que me lean.

      Fíjate que no tomo en cuenta el ganar más o menos, que a la larga entre una y otra opción se compensa. Vender mucho a bajo precio y vender poco a precio alto tiene como resultado la misma ganancia.

      Lo que me interesa es penetrar en el mercado del libro. Que cuando alguien vea BLANCA MIOSI escrito en algún libro recuerde que se trata de una escritora que siempre está entre las más vendidas, y que debe ser por algo, tal vez si es un lector exquisito se anime a leerme. Mientras tanto, ya he llegado a miles de miles que han descargado o comprado mis libros en papel y si les ha gustado, es muy probable que vuelvan a comprar otras novelas de mi autoría.
      Ahora, no minimices el poder de difusión de Amazon. Estamos hablando de una empresa gigantesca, que vende millones de libros. Cualquier movimiento que haga en favor del escritor es como el paso de un gigante. Los que son pequeños tienen que correr para alcanzarlo.

      Así como las editoriales son un negocio y es lógico, Amazon también lo es, pero a pesar de que cobra un porcentaje, al menos tiene una transparencia que no se compara con cualquier otro sitio de publicación.

      Lo de las plataformas conjuntas ya existe, y he sido invitada a formar parte de ellas, pero soy independiente y seguiré siéndolo como norma, a menos que se me presente alguna oportunidad de la que pueda obtener un beneficio concreto.

      También podría vender por mi cuenta, es verdad, y a veces lo he pensado, pero tengo mis motivos personales para no hacerlo.

      Y respecto a la promoción, Amazon sí promociona a sus clientes (nosotros) y sus promociones llegan directamente a milones de personas.

      Un abrazo, Fernando y muchísimas gracias otra vez por exponer tus ideas, que estoy segura habrá quienes las lean y reflexionen con ellas, como yo lo hice.

      Eliminar
  18. Como siempre, muy interesante, Blanca!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. El escritor independiente nunca ha tenido tantas oportunidades como ahora.
    Tengo una pregunta: Recientemente he publicado el primer libro de la saga fantástica “La princesa Gema y su esfera mística” Como han explicado, utilicé el servicio de impresión bajo demanda de Createspace (El servicio y calidad son extraordinarios). Lo que he visto que sucede en Latino América y España es que una cantidad extraordinaria de lectores solo compran libros en librerías físicas, no por internet. De hecho, en 2013 una encuesta emitida por el gobierno de España, sobre el comportamiento de lectura de los lectores Españoles, explica que solo el 4% compra libros por internet. Mi pregunta es la siguiente:
    ¿Cómo puede un escritor independiente colocar sus libros en las librerías de todos los países de habla hispana?

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.