jueves, 15 de agosto de 2013

CAMINO AL ÉXITO ¿Es esto posible?

Guy Kawasaki
Algunas personas que me escriben sugieren que debería publicar un libro que enseñe el camino hacia el éxito en las ventas de libros digitales.

Prefiero no hacerlo. No me siento capacitada para ello, más habiendo ya un libro que espero algún día sea traducido al español, como es el de Guy Kawasaki. "How to Publish a Book".

Sin embargo, creo que lo que hace que un libro vaya a las listas y se ancle largo tiempo en ellas no es el marketing o el impulso que se le pueda dar hablando del libro en cuestión en las redes sociales, o hacerse de un nombre a fuerza de ser repetitivo.

Lo que verdaderamente ancla a un libro es su contenido, la manera como está narrado, y el que sea verdaderamente original. Los lectores empiezan a saturarse de las historias repetitivas. (Visité en estos días uno de los blogs de reseñas más exitosos: «ElUniverso de los Libros” y de 89 respuestas, 2 de ellas afirmaban que leerían el libro reseñado, de romance erótico; en las 87 restantes dijeron estar hastiadas de esa literatura).

Raymond Carver 1938-1988
Por otro lado, si escribo un libro para indicar el camino al éxito, y este resulta un fiasco y se sitúa fuera de las listas, sería el peor ejemplo de un libro que enseña cómo ser exitoso. No concibo que un libro de esa clase no se encuentre en el primer lugar, o al menos entre los primeros de los más vendidos. Así que por ahora no pienso escribir nada parecido, me conformo con dar algunos tips desde esta, mi trinchera, que es donde creo ser más útil y puedo dar ciertas ideas para que un libro capte el interés del lector.

En un prólogo de Raymond Carver al libro de John Gardner "Cómo escribir una novela", resaltó ante mis ojos el siguiente párrafo:
[Gardner] Creía en la revisión, la revisión interminable; era algo muy serio para 
él y que consideraba vital para el escritor en cualquier etapa de su desarrollo como tal. Y nunca perdía la paciencia al releer la narración de un alumno, aunque la hubiera visto en cinco encarnaciones anteriores.
Y creo que es una de las partes más importantes en el camino al éxito de una novela. Pero esta para mí, es la que se lleva la palma:
Me hacía una crítica concienzuda, línea por línea, y me explicaba los porqués de que algo tuviera que ser de tal forma y no de otra; y me prestó una ayuda inapreciable en mi desarrollo como escritor.
¿Y saben por qué?

Fernando Hidalgo
Porque yo también tuve el privilegio de contar con una persona que se tomó el trabajo de enseñarme a escribir. Creo que lo hizo porque para él fue algo así como un reto personal.  Casi un año después comprendí qué era escribir con propiedad. Esa persona es mi amigo Fernando Hidalgo, a quien siempre menciono y estaré agradecida de por vida por su ayuda.

Pero creo que todo hubiera resultado en vano si yo no hubiese contado con un mínimo de talento, algo de imaginación y mucho de perseverancia. Es fácil darse cuenta cuando una persona escribe de manera atractiva, porque no solo sus novelas y cuentos son irresistibles; también una carta, un artículo o una entrada en el blog. Y probablemente ello se extienda hasta las 140 palabras en Twitter.

En el prefacio de “Cómo escribir una novela”, el autor, JohnGardner, dice:
Este libro es, en cierto sentido, elitista. Con esto no quiero decir que lo haya escrito para ese novelista tan especial que desea llegar únicamente a un reducido círculo de lectores refinados, instruidos y sutiles, aunque a tal escritor le recomendaría el libro, como ayuda y como argumento en favor de la moderación. El elitismo a que me refiero es más comedido, más de clase media. Escribo no para los que desean publicar a toda costa, sino para los que quieren llegar a hacerlo con algo de lo que sentirse orgullosos: ficción seria, honrada, novelas con las que los lectores disfrutan leyéndolas más de una vez, ficción con visos de perdurar. La destreza —la manera de hacer de quienes eluden el efectismo fácil, no toman atajos y se esfuerzan por no engañar nunca, ni siquiera acerca de las cuestiones más triviales (como, por ejemplo, qué objeto concreto escogería un hombre encolerizado para arrojarlo contra la pared o si determinado personaje diría «no» o el más rotundo «ni hablar»)—, en resumen, esa destreza entre cuyos méritos está el esmero que demuestra, proporciona placer y produce la sensación de que la vida vale la pena vivirla no sólo al lector sino también al escritor.
Este libro es para el novelista que ya ha llegado a la conclusión de que es mucho más satisfactorio escribir bien que escribir sólo lo suficientemente bien como para poder llegar a publicar.
Y no puedo estar más de acuerdo. Porque da una íntima satisfacción saber que lo que se ha escrito es bueno, no porque el que lo diga sea el autor, sino porque en realidad está convencido de que es bueno, y para saberlo tiene antes que aprender a escribir apropiadamente y corregir hasta el cansancio; debe saber aceptar sus errores y no sentir pereza de corregirlos.

Así que para aquellos que esperan una respuesta a su pregunta ¿Por qué no escribo un libro acerca de cómo llegar al éxito?, es que no me siento capacitada para hacerlo. El éxito es muy relativo. Sé de autores que son escritores excelentes y eso de por sí ya es un éxito. Lo importante no es vender muchos libros. Lo crucial para un escritor es que sus libros sean leídos y recordados, y de ser posible vueltos a leer. Ese es el que yo considero el verdadero éxito. Lo demás es superfluo y pasajero.

¡Hasta la próxima, amigos!
Blanca Miosi

15 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, Blanca. Yo he aprendido algo con mi primera novela; bueno, en realidad he aprendido muchas más cosas, pero lo fundamental es lo que acabas de explicar en esta entrada. En cuanto a John Gardner, para mí ha sido un verdadero placer leer su libro "Cómo escribir una novela", es buenísimo, y el prólogo de Raymond Carver, toda una joya. Suelo volver a él con frecuencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de la idea Mayte, de que primero se escribe y después se aprende. Creo que a todos nos ha ocurrido que después de nuestra primera novela empezamos a buscar ayuda. Bueno, algunos no lo hacen y siguen...

      Eliminar
  2. La consideración del éxito es relativa como bien dices pero a menudo se conceptúa como = ventas. Creo que el éxito lo lleva cad uno en su trabajo diario, en esa constancia que te hace perder horas de familia, de ocio, de amigos, por escribir, a veces, tan sólo una línea, pero ¡qué línea!. El mirar a los demás es bueno, reflejarnos en los otros para aprender aún mejor y tú en eso tienes mucho que decir, pero no hace falta que lo escribas, con tu actitud día a día nos basta.
    Que tengas un buen fin de semana.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta época en la que el éxito está asociado al dinero, todos se sentirán frustrados si no logran igualar a los que destacan, María José, creo que lo importante es no perder la perspectiva y procurar mejorar para lograr sus metas. Desear llegar "arriba" con un material mediocre es solo obtener fracasos. Por eso he asociado la idea de éxito con la del buen hacer.

      Eliminar
    2. A menudo, cuando me siento algo ansioso o descolocado, me recito una frase de Jaime Barylko: "no es tiempo de ganar, ni de ganarle a nadie". Siempre resulta. :-)

      Eliminar
  3. Yo tengo la suerte de contar con la autora del blog, Blanca Miosi, que me enseñó en su taller de Best Sellers, pero además se toma el trabajo de corregir y aconsejarme en mi primera novela. Ya sabes que estoy muy de acuerdo con lo que dices en esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo digas en voz alta, Mercedes, además, poco puedo hacer yo, la mayor parte del camino la tienes por tu talento, que sin eso... ni Mandrake.

      Eliminar
    2. ¿Por qué solo se pueden decir en voz alta los reproches? Yo estoy muy orgullosa de recibir tu ayuda.

      Eliminar
  4. "El éxito es muy relativo". y tan relativo. Para mí, el exito consiste, en conseguir, que quien entre en uno de mis post mandado por Google, lo que hay escrito, le retenga lo suficiente parra que lo lea hasta el final. Ya un "éxito inimaginable" es que acabado ese post, desee continuar leyendo mas post del blog.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo en todo lo dicho por Mercedes. Blanca también fue mi maestra en el taller de bestsellers.
    Lo que sí he de decir es que me da mucho respeto el hecho de escribir. En la elaboración de mi primera novela hay una frase de Julio Cortázar que siempre tengo presente:"La única ley que debe respetar un novelista es la de la gravedad, para que el libro no se le caiga de las manos al lector".

    Eso es lo que me gustaría, que no se cayera...

    Besos, Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cortázar sabía muy bien lo que decía, Ester. Es lo que debemos tener en cuenta siempre.

      Eliminar
  6. Hola Blanca, son reflexiones acertadas, y estoy contigo en el último párrafo. Que los libros si son leidos sean recordados, tanto que sean releidos. Fíjate que no digo que lo lean cientos o miles de lectores, sino que:
    -El autor esté satisfecho con el resultado, tanto como para desear que perdure en el tiempo.
    -El lector que lo lea (el que lo lea) lo recuerde en el tiempo, positivamente.

    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que estemos de acuerdo, Blas. Yo tengo libros que he leído más de una vez y siempre encuentro aristas diferentes. Así quisiera escribir yo.

    ResponderEliminar
  8. "Lo crucial para un escritor es que sus libros sean leídos y recordados, y de ser posible vueltos a leer."

    Me quedo con eso, Blanca. Además de ser escritos con honestidad y habiendo dejado la piel en ese libro. Si después se vende o no, será otro cantar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Creo que todos escribimos con la intención de ser leídos, Alejandro. Si se vende o no como dices, ya es otro cantar, sí, señor!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.