miércoles, 26 de junio de 2013

Jamás soñe con ser escritora

Biblioteca Nacional del Perú
No soñé con ser escritora desde niña, como es frecuente entre la gente que escribe. Fui una lectora empedernida. El hábito de la lectura lo tuve desde pequeña, y como consecuencia de que mi madre no tenía dónde dejarme en vacaciones pues ella trabajaba, transcurrían mis días de asueto en la Biblioteca Nacional.  Después de los cincuenta escribí mi primera novela, y a partir de allí supe que tal vez había equivocado el camino a lo largo de mi vida, pues escribir se me daba bastante bien.
Las novelas que escribo no suelen tocar temas ordinarios, creo que debido a que siempre sentí predilección por las novelas de aventuras. Mis autores favoritos fueron Emilio Salgari, Stevenson, Alejandro Dumas… hubo un tiempo en el que como todos los de mi época, prefería a Herman Hesse, Ouspenski y a Gurdjieff, luego me enfrasqué en Nietzsche, quien por un tiempo me hizo ver el mundo al revés de como lo había percibido, y luego vino el turno de Oriana Fallaci, Samuel Beckett, García Márquez, Hemingway; para después con el tiempo decantarme por escritores como Morris West, Jeffry Archer, Stephen King, Noah Gordon, Ken Follet…  de manera que debo ser producto de una mezcla de todos los autores mencionados.
Hasta hace muy poco me resistía a autodenominarme «escritora», porque me parecía que para serlo había que tener méritos suficientes, pero la gente que me rodea y aquella con la que frecuento en las redes sociales me endilgaron el título, así que cada vez me parece más natural, aunque todavía hoy siento cierto asombro cuando observo que personas que apenas han escrito un esbozo de novela se autodenominan «escritores», en sus páginas, o al final de un mail.
No todos percibimos la escritura de igual manera. Para mí es una forma de evasión, porque fue así como la sentí durante toda la vida. De ahí que los temas que escoja sean extremadamente complicados aunque se lean con facilidad. En La búsqueda me atreví a internarme en la vida de un hombre que decidió que fuese yo quien contara su historia, ¡y vaya que valió la pena!
En El legado  me introduje voluntariamente en el oscuro mundo nazi, creé personajes de absoluta ficción y los mezclé con los reales en un entorno histórico tan bien orquestado que valió para situarlo en el primer lugar de la categoría Militar por más de dos años. En Dimitri Galunov fue la figura de un chiquillo que obedece ciegamente a una voz en su cerebro el que da lugar a una novela que linda en lo fantástico. En El cóndor de la plumadorada me empapé de mis ancestros y reivindiqué la historia del imperio incaico, narrándola como se sucedieron los hechos, sin tomar partido. Una epopeya que valió la pena contar.
En El manuscrito I El secreto, me atreví a incursionar en el thriller, en la novela de acción, y creo que no salí tan mal parada.  Y en La últimaportada fue una hermafrodita la protagonista, transformé una diosa de la India en una modelo en Londres.  Por último reuní algunos de los tantos cuentos que he escrito, en un libro llamado El piso de la calle Ryden y sumé una pequeña nouvelle: Octavia y Francesco: ¿Es posible que surja amor verdadero entre un joven de veinte y una octogenaria?
No puedo decir que mis novelas sean excelentes, pero sí sé que tocan temas extraordinarios y originales. No me gustan las copias o los remakes; creo que los que nos dedicamos a la escritura tenemos el deber de plasmar ideas nuevas, entretenidas, y que al mismo tiempo sean instructivas, pues es la manera como vi la lectura a lo largo de mi vida.  Es a los lectores a quienes les toca decidir si lo que escribo es bueno, malo o mediocre.
Estoy muy satisfecha con mi incursión en Amazon, actualmente todas mis novelas están en la lista del top 100 de los best sellers, y las que más se han destacado son La búsqueda, El legado, El manuscrito y últimamente está entrando con fuerza El cóndor de la pluma dorada.
Pero de todas ellas la que se lleva la palma es La búsqueda, con 535 días en el top 100, 430 de ellos en el primer lugar continuado.  Acabo de verla ahora y está en el segundo, detrás de mi querida amiga Antonia J. Corrales.
Actualmente estoy en plena creación de El manuscrito II El coleccionista y tengo tres novelas más que verán la luz tal vez el próximo año, que están por corregir.
La búsqueda saldrá para octubre en su versión en inglés, y para finales de año en francés.  La verdad, no me ha ido nada mal como independiente.
Finalmente acepto que me digan escritora sin ruborizarme, al menos es un avance. Tal vez logre dejar una huella de mi paso por este mundo cuando me haya ido.
¡Hasta la próxima, amigos!


20 comentarios:

  1. Muchas veces, o en muchas ocasiones, uno no es quien dice ser, sino quien dicen los demás que es.
    Personalmente, eres de las contadas personas de estas sabanas literarias a las que consideraría escritora. Por varios motivos, no solo uno.

    Suerte, y merecidos son los éxitos.

    R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto lo que dices, R. Uno es como los demás lo perciben. Gracias por lo que me toca.

      Eliminar
  2. No tengas ninguna duda Blanca, tu huella ya está impresa en letras bien grandes y hermosas, por lo menos en los corazones de quienes te hemos conocido. Un fuerte abrazo y nunca dejes de escribir y sentirte escritora, porque lo eres, y con letras mayúsculas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Frank, viniendo de ti acepto todos tus cumplidos, muchas gracias por creer en mí.

      Eliminar
  3. Blanca, muchísimas felicidades. Por supuesto que eres escritora. ¡Que La búsqueda vaya a publicarse en inglés y francés es una noticia fantástica! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carmencita, calculo que para octubre tendré en amazon La búsqueda en Inglés. Y para finales de año o el próximo en francés, pues esa la manejan en Francia.

      Eliminar
  4. ¡Felicidades por tus éxitos en esta fantástica y ardua tarea, que nunca es un trabajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Luz Olier, escribir nunca será un trabajo, para mí escribir es el momento más grato del día.

      Eliminar
  5. Para mí ser escritor es sobre todo una vocación, aunque para que el mundo le reconozca a uno como tal, ha de mostrar escritos que se sostengan por sí mismos, siendo en cierta forma independientes de aquel que los creó.

    Te paso un enlace en el que se te concede un premio:

    http://dasdelluvia.blogspot.com.es/2013/06/premio-one-lovely-blog-award.html

    Espero que te haga ilusión ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser escritor es una vocación de eso no tengo la menor duda, y llegar a convertirse en uno requiere de horas de lectura y escritura. Sin embargo no es un título que lo otorguen en una universidad. El que desea llegar a ser escritor se lo tiene que ganar a pulso.

      Muchísimas gracias por el premio, me has emocionado, Begoña!

      Besos,
      Blanca

      Eliminar
  6. Sendas distintas.

    La vida me llevó, apenas niño a ser escritor, pues trabajaba en un tipografía en un pueblito (Loja) en la frontera con Perú, por tanto también merezco el trato de escritor por esos primeros pasos. Cincuenta y cinco años después intento escribir, con la autopublicación, y en el camino tropecé con este blog, que de verdad me inspira bastante y donde puedo conseguir rápidamente muchos tips, experiencias, y también un referente como no caer en cosas ya hechas, y que se manejan sin egoísmos.

    Felicitaciones a Blanca y gracias a todos los aportantes

    Buen Camino


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Envidio a las personas que desde niños supieron lo que querían ser. No importa cuánto te tardaste, ahora puedes dar rienda suelta a tu creatividad que ayudada por la experiencia que te dio la vida, no dudo que te hace un magnífico escritor.

      Muchas gracias por visitar mi blog, me da gusto que te sirva de información!

      Eliminar
  7. Que lindo, Blanca. ya haz dejado huellas que no te quede dudas. !Eres una gran escritora! Me alegro muchisimo de la gran noticia de las traducciones. Estaré mju atenta a la de frances, me hago una lista para regalar, je, je,je !Felicidades en montonones!!!
    PS: Ahora los comentarios estan moderados?

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Vicsabelle! No, nunca modero los comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me ahora pide identificar los codigos ¿?

      Eliminar
  9. Qué maravilla Blanca. Mis felicitaciones por tus logros. Eres una trabajadora constante, alejada del desánimo y ello tenía que tener su correspondiente recompensa.
    Yo nunca digo que soy escritora, soy dibujante técnico porque con la escritura no me gano la vida. Escribo por pasión, porque lo necesito. Escribo lo que me gusta, lo que me inspira alejada siempre de modas o lo que se lleva. El vestuario no hace al monje, dice un dicho popular, como la denominación "escritora" no lo hace a uno auténtico dominador de las palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Arlette!, creo que la mayoría de nosotros escribe básicamente porque le gusta contar historias, a medida que lo hagamos cada vez mejor nos iremos transformando en escritoras.

      Eliminar
  10. Blanca,además de escritora brillante es una magnífica profesora de aquellos que, como yo, estamos en los inicios.
    Leyendo esta entrada me has dado una alegría: dices que tu primera novela la escribiste pasados los cincuenta. Tengo cuarenta y cinco años y estoy en la creación, como sabes, de mi primera obra. Lo bueno es que tengo en mente la trama y título de las dos siguientes.

    Para mí, ser escritora no es "trabajo", es sentimiento. No me apura decir que soy escritora aunque no tenga nada publicado todavía. En mi correo y redes sociales firmo como ello.

    Besos, Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo de magnífica profesora, Ester! Tienes tiempo por delante para aprender, pulirte y publicar. Yo tampoco considero la escritura de novelas un trabajo, pues disfruto mucho haciéndolo. Pues te felicito por la valentía de utilizar el título!

      Cariños,

      Eliminar
  11. Es un placer conocerla, aunque sea en internet, de todas formas para mí, no hay cosa con mas alma que un blog, por lo que considero poder conocerla muy bien por aquí, felicidades, Janett Camps

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.