martes, 27 de marzo de 2012

Rosas y duraznos, de Marisol Marrero

Rosa y duraznos es el sugerente título que Marisol Marrero escogió para el tercer libro de la trilogía que nació con Lotte von Indienn, La coloniera de Tovar. Una novela que me cautivó y a la que dediqué una entrada en enero.

La historia que empezó con un legajo de papeles, fotos y recuerdos encontrados de manera casual en aquella casona abandonada en la Colonia Tovar, culmina en este libro. ¿Quién es Manuela? ¿Quién Kina? Acaso atisbos de cordura de la propia Lotte que pudo vislumbrar su futuro? Lo cierto es que es Inés quien termina de contar la historia, la última descendiente de esta rara estirpe de mujeres luchadoras y soñadoras que llegaron a estas tierras y se fueron dejando una profunda huella.

Lo que impresiona de la obra de Marisol es la manera como logra trasmitir situaciones en diferentes tiempos y épocas, con una combinación de tiempos verbales que probablemente en cualquier otro libro hubiesen quedado como erratas, pero que en estos tres se perciben como una genialidad.  Una pequeña muestra que tomo al azar:

"De pronto, un viento aborrascado levanta mis papeles de la mesa, hacer caer los pétalos de la rosa que adorna mi escritorio.  El viento aúlla y se lleva las nubes que presagian tormenta. Mis visiones de otra época, de tu mundo sobre el mío, se abren en la distancia.  Estoy viendo lo mismo que tú viste alguna vez.  ¡Y ese olor olvidado de nuevo! Llega como un fantasma y me enseña el pasado, pero también lo que vendrá.  Y se que tu estás ahí, vi tu casa en la niebla, el color de tu pelo, oí tu voz.  Te acercaste a mí en una gota de lluvia, me miraste a través de ella.  No estás oculta en el pasado, nunca lo has estado. ¿Qué pócima de daré para que me recuerdes después de este larguísimo olvido?
-¡Ven! Sé que eres aquella que fui.
 -No puedo, no soy, nadie me llama por el nombre que tuve.  Solo queda en el patio esa lluvia de sol plantada por la abuela, que ahora se reproduce sin control, con sus campanillas amarillas onceando al viento.
-Pero serás dentro de mucho tiempo, respirarás este lugar, verás el amanecer que estoy contemplando ahora, los lirios azules y los pinabetes.  Vi tu lápida en el antiguo cementerio, ¿sabes? ya lo clausuraron, ahora lo pusieron en los altos de Palmarito.  Como su nombre lo indica, es tanta su elevación que se ve desde todos los puntos de la aldea como recordando la muerte, aunque casi siempre está oculto por la densa niebla que lo cubre."

Otro:

"Mis labios se retuercen para contestarle, para pronunciar el alemán de manera distinta, para convertirlo en dialecto oscuro, primitivo. Por fin logro hablar la extraña lengua de raíces antiguas
-¿Soy de nuevo, o lo fui alguna vez? -le pregunto asustada.
-Eres, pequeña..., eres. Estás aquí para cumplir tu destino.  En esa tumba que encontraste sin lápida, no estaban mis huesos. ¡Yo no sé qué pasó con la muerte! Creo que se me olvidó morir."
        La novela está llena de imágenes como estas, no es casual entonces que al terminarla uno quede con la sensación de estar en otro mundo, uno donde nuestras sombras no nos pertenecen, pues podrían pertenecer al pasado o al futuro.  Y es que yo pienso que cuando se escribe dejando parte de tu alma es porque escribes poesía, y es así como veo la obra de Marisol, letras unidas contando la trágica vida de varias generaciones de mujeres que llegaron desde la Selva Negra a colonizar una tierra de hombre rudos, en una época en que apenas empezaba a formarse la república de Venezuela.

       Un valor destacable es el erotismo con el que están impregnados los tres libros de la serie, es una pasión devoradora, un legado que generación tras generación llevarán consigo las mujeres de la neblina.  Desde aquí mi felicitación a la autora, fue un verdadero placer leer la trilogía.

      El importante diario El Universal, publicó en Arte y Cultura un artículo acerca de la presentación del libro, pueden leerlo AQUÍ

domingo, 25 de marzo de 2012

Elborendil, por José Enrique Serrano Expósito


"Una isla invisible,oculta por un poderoso encantamiento; henchida de seres mitológicos, convocados por Elborendil".

Desde que tengo un Kindle la facilidad para comprar o bajar libros de Amazon ha contribuido a que mi e-book tenga un contenido muy variado.  Libros que  en otras circunstancias jamás hubieran pasado por mis ojos, hoy voy descubriendo gracias a ese adminiculo que ahora se ha vuelto casi indispensable.         

José Enrique Serrano Expósito además de practicar artes marciales y ser un ingeniero técnico eléctrico, es un escritor prolífico; tiene en su haber aparte de Elborendil:  Los Sillin y los Ingullin, Pentiana, y Cuentos de antes de dormir.

Acabo de leer su obra Elborendil, y antes que nada quiero agradecerle por lo bien redactada que está, sin fallas gramaticales, se nota su exhaustivo trabajo de revisión, lo cual para mí significa un mérito, dada la cantidad de libros que he leído con errores  evidentes.

La historia se desarrolla en una isla invisible y encantada, donde el espíritu rector es Elborendil, a la que no han llegado los humanos,  sin embargo, por jugadas del destino aparece una familia de seres humanos en ella y se desarrolla el amor entre Héctor y la princesa elfo Elfiandë.

Es una isla donde también existen las guerras, es decir, no es un paraíso; como en toda historia hay malos y buenos, conquistadores y conquistados, esclavos y vencedores, aunque en la isla encantada  prevalece el bien, como en las buenas historias de aventuras. No estoy muy segura si la decisión final de Elborendil fue la acertada, eso lo tendrán dilucidar los lectores, no digo más para no echarles a perder el placer de averiguarlo por ustedes mismos o si lo prefieren, por sus hijos, pues creo que esta literatura va dirigida a un público joven.

La novela encierra una profunda moraleja, un mensaje, como toda obra que va dirigida al público juvenil debe llevar, y ese es el valor de Elborendil.

Pueden encontrar los libros de este autor gran admirador de Tolkien, en :

http://jese.es/libros 


http://librosjese.bubok.com/


¡Hasta la próxima, amigos!

miércoles, 21 de marzo de 2012

El cóndor de la pluma dorada, de Blanca Miosi, ¡desde América para el mundo!


El cóndor de la pluma dorada, una novela que he escrito con pasión y he guardado con cariño, por tratarse de la historia de mis ancestros, los incas, y que he conservado hasta ahora, ya está a la venta en Amazon. Y aunque mamá dijera que yo no tenía sangre incaica porque mis antecesores eran vascos y papá argumentara que yo era hija de japoneses como él, y que mis abuelos eran nipones, crecí en un mundo dominado por el sonido de la quena, rodeada de ruinas cuyas sombras oscurecieron mi pasado.  Salí del Perú y treinta años después rindo tributo a esa tierra de contrastes, de ciclópeas construcciones y de indios solitarios en sus serranías, donde campean las llamas, guanacos y vicuñas y la sombra de Pachacutec se oculta tras el Huayna Picchu. Con esta obra reivindico al imperio, cuento la historia tal como sucedió, no como nos lo hicieron ver los que en las escuelas veían solo la parte que les convenía que supiéramos. Errores y aciertos, triunfos y fracasos conquistas y esclavos… El imperio estaba gobernado por un militar: el inca. El cóndor de la pluma dorada es una historia épica de una saga familiar que se pierde en los laberintos de la conquista española, y prosigue más allá. Mucho más, para culminar donde los incas se vuelven grandes otra vez. Y aquellos que fueron conquistados son uno con el conquistador. Como es todo en la historia, vencedor y vencido forman un solo pueblo.  Y digo aquí las palabras del último de la casta aunque algunos no lo quieran reconocer:
—Usos son de la guerra, vencer y ser vencidos... —Concluyó Atahualpa. Reprimiendo un suspiro, quedó en silencio.

Aquí un extracto de la novela:

Kapulí conocía bien ese sentimiento, una mezcla de pasión y deseos de poseer se apoderaba de Túpac, ella sabía que debía complacerlo y lo hacía, no tanto por él. Lo hacía para su propia satisfacción, porque era como llenar una aríbalo hasta el tope como si de esa manera pudiera conservar su contenido más tiempo. Nunca estaba segura cuándo lo volvería a ver una vez que partiera, pudiera ser que regresara directamente al Cuzco, y pasaran otros tantos años sin verlo. Era el poderoso sapa inca, cada vez más parecido a su padre, hegemónico como su propio imperio, y al mismo tiempo tan diferente. No había podido darle un hijo, ¿qué maldición tendría sobre ella? Tal vez fuese un castigo de los dioses por haber sido una pampayruna. Se acarició el vientre estéril mientras los deseos volvían a apoderarse de ella, y como si Túpac lo supiese sintió su poderosa mano en sus pechos. Ambos se entendían bien, y aquella despedida de madrugada despertó a la guardia que solía resguardar la entrada a sus aposentos.

A la salida del sol Túpac ordenó a sus guardias que diesen aviso a los sinchis. Y mientras se alistaba y ordenaba con energía a su sirviente los últimos detalles, los hombres de su ejército se formaron frente al palacio de Tumibamba y empezaron a golpear acompasadamente sus escudos con las porras a la espera de que apareciera.

—Es la hora, debo partir —dijo, besando con ternura a Kapulí.

Salió de palacio y el mar de hombres se hincó ante su presencia. Sería el único momento que sucedería, pues durante la campaña él sería uno más de ellos. Se puso a la cabeza del ejército imperial y dio el primer paso hacia su ansiada expedición a Pasto. Kapulí permaneció inmóvil en la terraza de la habitación hasta que vio desaparecer al último soldado y cuando el sonido de las quenas y el retumbar de los tambores se perdió en la lejanía, un profundo suspiro escapó de su pecho. La última campaña, le había prometido esa madrugada el hombre que amaba. Después irían a la capital del imperio, junto a la temida coya.

Y para finalizar, una canción que se hizo conocida en todo el mundo, esta vez en una versión muy peculiar, les sugiero que no se pierdan la última parte, podrán apreciar las notas del famoso huayno peruano:


La novela ya está a la venta en Amazon.es y Amazon.com

¡Hasta la próxima, amigos!

B.Miosi

lunes, 19 de marzo de 2012

La tumba compartida, por Antonia Romero - Reseña

Hace unos días terminé de leer esta novela cuya autora, Antonia Romero comprueba que puede moverse como pez en el agua en cualquier tema.  Su novela anterior, PESO CERO,  finalista en el Premio de Novela Yo Escribo y publicada en papel por una editorial regular da cuenta de su buen hacer en las letras.

El título me atrajo de manera irremediable, porque soy amante del género de misterio. En la portada la novela hace alusión a Egipto.  Confieso que no me entusiasmó el que así fuera, pero apenas empecé a leerla cambié de opinión.  Esa primera página que tanto nos esforzamos los escritores en hacer de ella única e irrepetible, se da en este caso casi de manera matemática.  Tiene los ingredientes necesarios para no desear dejar la novela aunque un terremoto esté sucediendo en esos momentos.

El tema es original: muchos años después de la desaparición de una hermosa mujer que compartía su amor entre su marido y el mejor amigo de este, se inicia la investigación por la forma cómo fue a parar un amuleto egipcio de la época de Nefertiti a una tienda de antigüedades. Maite, la dueña del anticuario obtiene el amuleto como regalo y creyendo que es una simple copia de las tantas que se hacen en Egipto lo guarda y piensa utilizarlo como pisapapel.

Por otro lado Maite tiene sus propios problemas existenciales, la pérdida de su hermano de cinco años que dejaron a su cuidado cuando ella era una niña, dejó una huella imborrable en su carácter.

Es una trama complicada que la autora va desarrollando hasta límites insospechados, y en medio de todo ello nos da pistas certeras, basadas en documentos reales, existentes, de una teoría que al menos a mí jamás se me hubiera ocurrido: el génesis de la religión judía.

No deseo desvelar La tumba compartida porque el lector tiene derecho a saborear la novela como lo hice yo. Lo que sí puedo decir es que la podría catalogar como romántica, (contiene escenas de erotismo muy bien narradas) novela negra y de aventura. Y tal vez histórica, por la enorme documentación que tuvo que requerir Antonia Romero para contar una historia complicada de manera amena y fácil de leer, imposible dejarla de lado.

Mi opinión personal: Es muy recomendable, es además, novela ganadora del II Certamen Literario Imprimatur 2010.

Si desean leer los primeros capítulos pueden hacerlo: AQUÍ


B.Miosi

domingo, 18 de marzo de 2012

De las preferencias de los lectores españoles y americanos en e-books

Para un escritor que publica en idioma español, vender sus libros en Amazon.com o Amazon.es debiera dar igual, me refiero a las preferencias del público, pues tanto por aquí (América) como por allá (España), sus obras se leerán en el mismo idioma.



Pero existe una gran diferencia en cuanto a las tendencias.  Analizando las listas noté que en América se vende más ciencia ficción que en España. Un ejemplo es Dimitri Galunov. Mientras en la lista de USA ocupa el primer lugar en ciencia ficción y aparece bien situado en la lista general, en España se ha vendido la tercera parte, si comparo el número de descargas.



En cambio La búsqueda, una novela que en España apareció catalogada como de misterio (aún no sé el motivo) pues trata de un niño que de ser un boy scout pasó a convertirse en un héroe superviviente de Auchtwitz,  se está vendiendo en cantidades inesperadas y en unos pocos días se ha colado entre los diez más vendidos de Amazon España, puesto 7 Y en USA está en el puesto 15.

El legado, una novela de ficción histórica se vende en cantidades relativamente iguales, tanto en uno como en otro sitio, siendo España la que lleva la mayor parte, aún así en USA ocupa el primer lugar en la categoría Militar mientras que en España está en el número 9 de Historia.

El cóndor de la pluma dorada, una novela a la que le tengo un especial cariño por ser la única de corte regionalista, porque el tema no podía tratarse de otra manera, empieza apenas a venderse, es América el sitio donde más la están comprando.  Espero que, según mis experiencias anteriores, en un mes esté empezando a subir.  De todas mis novelas es la única que fue finalista en un certamen internacional.


El manuscrito 1 El secreto, de acuerdo a las listas que veo en Grammata, Popular ebooks, La Casa del Libro, Leqtor, Amazon y otras tiendas digitales en España, sigue ocupando los primeros lugares, lo cual me llena de alegría,  no sé el número exacto de unidades, pero supongo que han de ser muchas, pues ya no poseo la facilidad del Kindle Manager de Amazon, ahora es B de Books quien administra la obra y a más de mes y medio de estar con ellos he visto mi libro portándose bien en múltiples plataformas.

Con el El piso de la calle Ryden y otros cuentos de misterio,  los números están bastante parejos. Tanto en uno como en otro lado, los relatos no parecen estar entre las preferencias de los lectores de novelas, aun así no me puedo quejar,  se está vendiendo más de lo que había pensado, tal vez porque ya tengo otros libros publicados y los lectores se convierten en seguidores.

En 24symbols, un sitio donde se pueden leer mis novelas absolutamente gratis, El manuscrito 1 El secreto está allí desde hace unos días, y empieza a repuntar en cálculos porcentuales de manera impresionante.

Sé que he sido y sigo siendo una abanderada en esto de la publicación digital, pero no puedo ocultar mi satisfacción al saber que en mayo saldrá la versión impresa de El manuscrito 1 El secreto; más por llegar al público que aún no se decide por los e-readers, y otros tantos que me han escrito preguntando por el libro en papel.  Supongo que al ser una edición de bolsillo el precio será bajo para que esté al alcance de todos.

Estuve observando el comportamiento de los libros de otros escritores amigos que también publican tanto aquí como allá, y he llegado a una conclusión: A pesar de que hablamos el mismo idioma, las tendencias literarias son diferentes, a menos que se trate de un autor archiconocido cuyas obras se vendan por inercia tanto aquí como allá.

¡Hasta la próxima!

B.Miosi

viernes, 16 de marzo de 2012

Entrevista proustiana a Blanca Miosi, por Antonia Romero


Antonia Romero me hizo esta entrevista proustiana hace ya varias semanas, ahora tengo oportunidad de traerla:

Blanca Miosi nació en Lima, Perú, aunque reside en Venezuela. A Blanca la conocí en 2005 cuando ambas participábamos en el certamen literario, auspiciado por la Fundación Cabana, en el portal YoEscribo. Entonces se ganó el cariño de todos los escritores que pululábamos por los foros de dicho portal, por su gran calidad como persona. Blanca no ha cambiado a pesar del tiempo y los éxitos, sigue siendo igual de generosa y dispuesta, con una vitalidad incombustible que le permite desdoblarse para aparecer por dónde menos lo esperas, ya sea twiter, facebook, blogger, o cualquier ámbito en el que la producción literaria tenga un hueco.

Con La Búsqueda, publicada  en 2008 por la editorial Roca, tuvo la oportunidad de ofrecerle a su esposo un sentido homenaje, ya que está basada en su propia vida, y compartir con él la gran acogida que tuvo la obra por parte de los lectores.

Después, en 2009, la editorial Viceversa publicó su novela El Legado, basada en el personaje de Eric Hanuseen, considerado durante años el mejor vidente de Berlín y consejero personal de Adolf Hitler. En 2011 Blanca se decidió a publicar en Amazón y en formato ebook, como autora independiente, llevando a sus novelas, La Búsqueda, El Legado, Dimitri Galunov y El Manuscrito1 - El secreto, a los primeros puestos en el ranking de los más vendidos.
 
Actualmente, su novela El Manuscrito 1 – El secreto, se vende bajo el sello B de Books, perteneciente a Ediciones B.

Blanca, háblanos de tu experiencia en Amazón.

Amazón fue y sigue siendo para mí una excelente librería en la que puedo tener mis libros en exhibición por tiempo indeterminado. Ocurre allí lo contrario que en una tienda de libros tradicional: cuanto más tiempo pasa, tu libro se ve sepultado por otros, mientras que en Amazón escalas posiciones y te vas haciendo conocida.

1. ¿Qué rasgo de tu personalidad como escritora destacarías?

Creo que mi personalidad como escritora va relacionada con la escogencia de mis temas. Prefiero tocar asuntos que conlleven acción, ficción y la mezcla con parte de la historia. Lo que no escribiría es acerca de problemas cotidianos, creo que la mayoría lee para evadir la realidad, ya tenemos suficiente de ella.

2. ¿Qué cualidad esperas de un escritor o escritora?

Espero que su planteamiento me asombre. Prefiero a los escritores que sean capaces de tocar un tema conocido y mostrarme un ángulo desconocido o imprevisible.

3. ¿Qué esperas de tus amigos cuando les das a leer un manuscrito?

Son pocas las personas amigas a las que les doy a leer un manuscrito, si es para que algún conocido en un medio virtual haga una reseña, cosa que he hecho en muy contadas ocasiones, espero poco en realidad. Por ejemplo, de mi última novela he repartido (a petición) dos o tres manuscritos y ni he obtenido reseña ni noticias de ellos.
Si se trata de darla a leer para que me ayuden, tiene que ser alguien de mucha confianza, con la seguridad de que me recalcará los puntos débiles de mi novela. Es lo que espero. Que me indiquen las fallas, los errores. Y yo hago lo mismo por ellos.


4. ¿Cuál crees que es tu principal defecto a la hora de escribir?

Soy una pésima correctora, no sé ver mis propios errores, por eso necesito que otro me los diga.
5. ¿Cuál es tu ocupación favorita? (sin contar la escritura)

Mantener correspondencia con algunas personas que conozco por Internet, ver algunas series como House, (risas) me encanta ese hombre, soy muy simple en mis aficiones, Antonia.
6. ¿Cual es tu sueño de felicidad?

Mi sueño de felicidad era vivir muchos años más al lado de mi marido, un hombre increíble en todo sentido, de hecho: vivía en un sueño de felicidad. Ahora que estoy sola debido a su fallecimiento, no sabría qué responderte.
7. Si pudieras ser otra persona ¿quién te gustaría ser?

Nunca me he planteado esa pregunta, toda la vida he estado conforme con lo que soy.
8. ¿Dónde te gustaría vivir?

En un país de libertades. Me gusta Venezuela y vinimos aquí porque es hermosa y buscábamos las libertades que entonces no había en Perú. Hoy ya no es igual, tenemos tantas restricciones… Si pudiera escoger creo que iría a España, un país que está atravesando momentos difíciles pero ¿dónde existe la perfección?, sé que encontraría el ambiente intelectual que me gustaría disfrutar.
9. ¿Cuál es tu lugar favorito para escribir?

Un rincón de mi biblioteca, en donde tengo el ordenador.
10. Tus novelas favoritas son:

Te las digo como me vienen a la mente, no en orden de importancia: Inshallá, Oriana Fallaci, La salamandra, Morris West; El cliente, John Grisham; Al Este del paraíso, John Steinbeck, Mientras escribo, (que no es una novela sino un manual), de Stephen King, y una lista interminable. El código Da Vinci de Dan Brown, porque dio inicio a una generación de escritores que empezaron a mezclar la realidad con la fantasía, y aunque muchos digan que no es un buen escritor, yo me quito el sombrero ante él. Como ves, mis gustos son bastante comerciales, pero leo básicamente por placer.
11. Esas novelas que no pudiste terminar por…

No tengo ninguna novela inacabada. Tengo algunas pendientes de corrección, eso sí. Si te refieres a las novelas que no pude terminar de leer, hay unas cuantas, pero prefiero no mencionarlas.
12. Tus héroes y heroínas de ficción

El conde de Montecristo, sin dudarlo. Alejandro Dumás (que quedó en la lista interminable) construyó un personaje perdurable en el tiempo.
13. Tus pintores favoritos

Prefiero la pintura realista aunque suene un poco anticuada. Me gusta especialmente la de la época del renacimiento, con sus artistas Leonardo, Miguel Ángel… Y más adelante por el 1.700 a Bernardo Belloto, Albert Bierstadt, un pintor germanoamericano de los años 1800, impresionante, en especial su pintura Yosemite Valley, (Parque Yellowstone) es casi una fotografía de alta definición.
14. Tus compositores favoritos

¡Ah!, Fryderyk Chopin, te lo digo en polaco como fue mi marido, quien también tocaba el piano, Beethoven, Mozart, Wagner, sí, aunque no toda su música, Vivaldi! Tchaikovsky, Verdi, me encanta la música.

15. El escritor o escritora que más admiras

Admiro a muchos, pues he leído libros prácticamente desde que aprendí a leer, podría mencionar a los que todo escritor que se precie se sentiría obligado, pero me decanto por los que lograron hacer soñar a las masas, como los que te he mencionado antes, para mí Morris West fue uno de los mejores, prolífico, con una imaginación desbordante, premonitorio en casi todas sus novelas…

16. ¿Qué talento natural te gustaría poseer?

El de la música.

17. ¿Qué le pides a la literatura?

Que me permita dejar una huella.

18. ¿En qué momento considerarías que has triunfado en la vida?

Creo que ya tuve ese momento. Fue cuando escribí y logré publicar con relativa facilidad mi novela “La búsqueda”. Un homenaje a la vida de mi esposo, el protagonista de una historia irrepetible.

19. ¿Cómo crees que será tu vejez?

Como está empezando a ser: Activa, dedicada a mis libros, a ayudar a otros a que logren sus sueños y sobre todo: a seguir aprendiendo.
20. ¿Cómo desearías morir?

Durmiendo.

21. ¿Cuál es tu lema?

Vive y deja vivir.

El cuestionario Proust se utiliza mucho para entrevistas de trabajo, estoy segura de que después de responderlo el trabajo sería tuyo, Blanca. ¿En qué estás trabajando ahora mismo?

Quiero terminar de corregir la siguiente novela que publicaré en Amazon: “La última portada”.

Estoy segura de que será un gran éxito, aunque el título abre muchas incógnitas y me temo que piensas dejarnos con la incertidumbre. Muchas gracias por compartir conmigo un poco más de ti, te deseo mucho éxito en todos tus proyectos.

Muchas gracias, Antonia, por darme a conocer a tus seguidores, espero haber estado a la altura de las circunstancias y también que dentro de poco puedas concederme una entrevista, sabes que soy una admiradora de tu obra.
Un abrazo

Antonia Romero, escritora, podéis conseguir sus novelas, Peso cero y La Tumba compartida, en formato ebook y en Amazón

Peso Cero fue finalista en el Premio de Novela Yo Escribo y su Libro de relatos breves Ganadora del I Certámen Ciudad Galdós. 

miércoles, 14 de marzo de 2012

¿Conocen el club literario LEA? "15 Relatos de autor" ¡GRATIS POR UN DÍA!

El club de literatura LEA "Literatura Entre Amigos" abrió sus puertas hace un año por estas fechas.  Algunos de sus integrantes fueron participantes del antiguo foro Prosófagos y también del foro Prosadictos, comandados por Daniel A. Franco.

Desde un comienzo la finalidad fue crear un lugar de refugio (voy a llamarlo así), para las personas amantes de la lectura y escritura que quisieran formar parte de un lugar en donde sus escritos pudieran estar a la vista del público o también comentarse en privado.  Teniendo en cuenta que hay personas a las que no les gusta publicar cuentos que no estén bien corregidos, primero pasan por una sección llamada "Club" y después se publican en "Textos en abierto".

El que lleva la batuta es Fernando Hidalgo;  nombró como moderadora a esta servidora y hasta la fecha no ha habido nada que moderar. (Es lo que más me gusta del club) pues somos personas que sabemos llevar las cosas con calma y educación

Portada: Cortesía de Rosa Osuna
Hace un mes decidimos publicar un pequeño libro titulado "15 Relatos de autor"; una obra en la que aparecemos todos los participantes, una muestra del buen hacer del club en el que, todos y en especial Fernando Hidalgo pusimos de nuestra parte para que los relatos quedasen lo más correctos posible. 

¡Ah! porque esa es una de nuestras banderas: la excelencia. Ya dos de nuestros participantes han ganado premios en el género de relatos, presentando obras previamente corregidas y comentadas en el club.

Me alegra dar una noticia que espero tenga buena acogida:  HOY 15 de marzo "15 Relatos de Autor" solo por un día estará gratis a disposición de quien desee leerla.  Solo tienen que hacer "clic" en el enlace.

Otros lugares del club:

El blog de LEA

Pueden conseguir el libro en: Amazon España  Amazon USA

viernes, 9 de marzo de 2012

“El espíritu del lince”, Javier Pellicer: La entrevista. A pocas horas del lanzamiento…

Conocí a Javier Pellicer Moscardó hace poco más de tres años. Aún recuerdo el cuento “El gran bibliotecario”, que publicó en el desaparecido foro literario Prosófagos. Fue lo primero que leí de él e intuí que tras esas letras existía un gran escritor. El tiempo me ha dado la razón. El día 12 de marzo de este año, bajo el sello Editorial Pàmies, publicará su novela “El espíritu del lince. Iberia contra Cartago”. Una novela de ficción histórica que tuve el placer de leer y me dejó en el alma el sabor inconfundible del buen hacer de un escritor.

Hoy lo traigo a mi blog para que por sus propias palabras nos cuente un poco él:

―Hola Javier, cuando apenas faltan horas para la publicación de tu novela, dime qué se siente al saber que tu sueño se hará realidad.

―Es una sensación abrumadora, una mezcla de enorme satisfacción por haber alcanzado la primera escala del camino y de cierta inquietud ante la reacción del público. Porque, en cuanto salga el primer ejemplar de “El espíritu del lince”, la obra dejará de ser mía y se convertirá en propiedad de los lectores. Mi máximo deseo es que éstos la disfruten y den por bueno el dinero que les ha costado el libro.

―No es tu primera novela, tampoco es la primera publicada, pues antes lo fue “La Sombra de la Luna”. Tampoco la primera que has escrito, dime en total cuántas novelas tienes en tu haber.

―Tengo bastantes novelas escritas, la verdad. Soy muy pródigo a la hora de escribir. Cuando acabo una novela no puedo pasar mucho tiempo sin ponerme manos a la obra con otra. Así que debo tener una decena de textos largos en diferentes fases de desarrollo, aunque de ellos podría decirse que alrededor de cuatro podrían ser publicables hoy en día (lo cuál no quiere decir que vayan a serlo, no depende de mí).

―Tuve el placer de leer “La Tercera Generación. El horizonte”, una novela que me dejó una grata impresión, pues me parecía leer a un escritor del tan denostado género thriller, una novela situada precisamente en los Estados Unidos, ¿tienes pensado publicarla en algún medio digital como Amazon?

―De momento todavía no tengo pensado dar el paso hacia Amazon, aunque me tienta. Estoy convencido de que tarde o temprano ocurrirá, y cuando llegue el momento no me resistiré. Uno no puede oponerse al progreso.

―Pues deberías, creo que arrasaría. Es muy buena y lo digo en serio. ¿Qué piensas del fenómeno Kindle?

―Es un fenómeno en plena expansión, y por tanto es difícil sacar conclusión veraces a día de hoy. Cuando algo es novedoso tiende a deformar la apreciación de la gente. Por lo que llevo visto, creo que el maremágnum de obras presentes en Amazon, y su facilidad a la hora de publicar en la plataforma, lleva a que muchas de ellas no tengan una mínima calidad literaria. La falta de filtros permite que cualquier escritor cuelgue su primera obra, sin pasar por el proceso de aprendizaje recomendable que hemos tenido autores como tú y yo. Aún así, las ventajas de este nuevo modo de acercarse a los lectores son superiores a las desventajas (precio, comodidad, disponibilidad...) y hay obras maravillosas que bien podrían haber sido editadas de modo tradicional. Cuando se asiente estaremos ante una magnífica forma de adquirir literatura.

―¿Cómo fue el proceso de publicación de “El espíritu del lince”?

―El paso clave llegó cuando mi agente, Mamen de Zulueta, aceptó representar la obra. Ella fue quien luchó por la novela ante las editoriales. Consiguió que varias se interesaran, pero fue Ediciones Pàmies la que dio un paso al frente y apostó por completo por el libro. Fue un proceso largo, pero tremendamente satisfactorio. No se puede describir con palabras lo que uno siente cuando su agente le dice “tenemos editorial”. Aún hoy me cuesta creer que esté pasando.

―¿Cuánto tiempo te llevó escribirla y qué fue lo que te animó a incursionar en la novela de corte histórico?

―El proceso de escritura avanzó a la par que el de documentación, así que se extendió, incluyendo las correcciones, alrededor de nueve meses. Fue como un parto en toda regla (risas).
Mi incursión en la novela histórica creo que era un paso lógico. Como sabes, como escritor siempre he estado ligado a la literatura fantástica, en todas sus variantes, pero especialmente en la llamada “fantasía épica”. Crecí con “El Señor de los Anillos”, que casi podría decirse que es una obra histórica (al menos, dentro de su mundo imaginario). Pero como lector he disfrutado mucho con la novela histórica, un género que me imponía muchísimo respeto desde el punto de vista del escritor. Al principio no me atrevía a abordarlo porque es de una exigencia tremenda (la imaginación está limitada por el aspecto histórico), pero soy un autor al que le gusta abordar retos. Así que llegó el día en que decidí probar suerte.

―¿Por qué elegiste una época y una sociedad como la íbera?

—La chispa que encendió “El espíritu del lince” fue el Sitio de Sagunto, un capítulo de la Historia fundamental pero olvidado por el público en general. Cuando alguien piensa en las grandes batallas transcurridas en la península ibérica en la antigüedad recuerda siempre el Sitio de Numancia. Pero años antes hubo quienes realizaron una hazaña casi de la misma dimensión: los saguntinos, que resistieron durante meses al ejército de Aníbal, el general que tiempo después tendría contra las cuerdas a la mismísima Roma. Este fue el detonante. A partir de este capítulo, fui creando unos personajes y unos sucesos que condujeran la historia hasta este momento álgido. Como añadido, pude ambientar la novela en paisajes de mi tierra natal, Valencia, lo cuál ha sido determinante para que el proyecto fuera algo especial y cercano a mí.

Otro motivo de que la sociedad íbera me atrapara fue que aquella época encaja a la perfección en el modo en que estoy acostumbrado a narrar cuando escribo fantasía. Hizo que mi acercamiento a la novela histórica fuera menos abrupto, pues pude imprimir ese estilo épico y dramático que tanto me gusta. Casi podría decirse que estamos ante una novela de “fantasía histórica”.

―¿Desde cuándo escribes? ¿Alguna vez estudiaste literatura?

―Escribo casi desde mi adolescencia, aunque jamás me lo había tomado en serio hasta los veinticinco años, más o menos. Y la verdad es que jamás he estudiado literatura. He progresado mediante la práctica, el ensayo y error, y los consejos de amigos escritores como tú, Blanca.

―¿Crees que el talento se puede adquirir con el estudio?

―Es complicado responder a esta pregunta, porque cada escritor es un mundo. Algunos, como yo, han desarrollado el talento en base a la práctica y el estudio (aunque en mi caso de modo autodidacta); otros en cambio parece que nacen con él. Hay autores que tienen la calidad para triunfar desde su primera novela. Pero lo que es innegable es que el estudio jamás resta, siempre suma. Yo siempre animo a los escritores que empiezan y me piden consejo a que no tengan prisa por publicar, a que escriban sin parar, a que interactúen con otros escritores y sopesen los consejos que reciben. A eso también se le puede llamar estudio, creo.

―Javier, aparte de ocupar tu tiempo en el trabajo, veo que despliegas constante actividad en las redes sociales, y cuando se trata de ayudar o promocionar a los colegas eres el primero en hacerlo, ¿cómo haces?

―No puedo ni quiero evitarlo. Yo recibí mucha ayuda de otros compañeros (como tú), y mi conciencia no me permite hacer menos. Y en cuanto a cómo consigo tiempo para hacer todas esas cosas... ¡robándole horas al sueño! (risas)

―¿Qué piensas del mundo editorial de la actualidad?

―Estamos en un momento delicado y complicado. A la crisis actual se le suma el cambio que estamos viviendo gracias a las nuevas fórmulas que antes hemos mencionado. Es la época más convulsa en las últimas décadas porque Internet está modificándolo todo. Y los cambios llevan tiempo, y por desgracia se cobran “víctimas”. Yo abogo por una transición lo más pausada posible para que todos podamos adaptarnos a esta nueva realidad editorial. No quiero una revolución, sino una evolución.

―¿Cuál crees que sea el motivo por el que tu novela haya sido seleccionada para ser publicada?

―Bueno, esa es una pregunta para mi editor (risas). Aunque según me comentó, le gustó el tono épico de la historia, la carga de emociones que transmite la narración. Y, por supuesto, el género ayuda. La novela histórica es muy demandada por los lectores.

―¿Tienes agente literario? ¿Fue crucial en la publicación de “El espíritu del Lince?

―Sí, mi agente es Mamen de Zulueta, de ZW Agencia Literaria. Y sí, fue crucial en la publicación. Sin ella no creo que hubiera podido llegar a las editoriales que valoraron muy en serio mi novela, todas ellas de primer nivel. Jamás habría logrado, siendo un autor novel, que Pàmies, una editorial joven pero con magníficas críticas, apostara por mí. Mamen ha sido de lo mejor que me ha pasado como escritor.

―¿Hay alguna otra novela en el horno?

―Por supuesto. Siempre tengo algo entre manos. Estoy corrigiendo un nuevo proyecto del que, por ahora, no puedo decir nada. Y planeo volver con la novela histórica en cuanto termine, con una historia muy especial ambientada ni más ni menos que en un antepasado mío. Y hasta aquí puedo decir.

―¿Planes para su publicación?

―Todavía es pronto para eso (risas). Hasta que no termino de escribir una novela no me planteo su posible publicación. Ten en cuenta que a veces los proyectos, por un motivo u otro, no se llevan a término.

―Expón una breve sinopsis de “El espíritu del Lince”.

―Siglo III antes de Cristo. La Primera Guerra Púnica, que enfrenta a cartagineses y romanos, tiñe de sangre las aguas del Mediterráneo. Mientras tanto, en Iberia, una sacerdotisa anuncia la llegada al mundo de un niño tocado por los Dioses Antepasados: Icorbeles, el Edetano. Años después, una Cartago derrotada volverá sus ansias conquistadoras hacia Iberia, e Icorbeles tendrá que abrazar su grandioso destino para defender a su patria, aunque eso suponga renunciar a su mejor amigo y a la mujer que ama, ambos cartagineses.

“El espíritu del lince” narra los sucesos que dieron origen a la Segunda Guerra Púnica. A través de los recuerdos de Icorbeles, el lector se adentrará en la cultura íbera y vivirá momentos legendarios: el asedio de Helike, la muerte del general cartaginés Amílcar Barca, la ascensión del mítico Aníbal, y la caída de Sagunto, tras la valiente defensa de sus habitantes. Fielmente documentada, la obra acerca una etapa convulsa de nuestra Historia Antigua, donde la que un día sería España tuvo que involucrarse en un conflicto que cambiaría para siempre su lugar en el mundo.

―Me gustaría que nos regalaras un pequeño párrafo de tu novela, un abreboca para los que aún no conocen tu estilo. (Podrías copiar algún párrafo que te parezca importante, crucial o extraordinario de tu libro)

―Por supuesto. Os ofrezco el prólogo completo, en exclusiva:
El humo de las hogueras de Arse se eleva a mis espaldas. Ensordecedor estruendo: acero contra acero, bravura contra dolor, muerte sobre vida. Visión escalofriante: un tapiz de cadáveres sobre el suelo, ladrones de la blanca pureza de las losas. Odioso hedor: a sangre encharcada y a esfínteres vencidos por el miedo. 
Pero para mí no existe nada más que aquellos ojos penetrantes, atentos a los míos: la mirada de mi enemigo. Un rival de tal estirpe que engrandece mi hazaña: Aníbal Barca, el Conquistador, Estratega de Cartago. El mayor héroe de su patria; poseedor, dicen algunos, del espíritu flamígero de su dios Baal. Aníbal el León.
Derrotado.
Y ni aún así humilla el rostro. Tiene el torso recto, los hombros elevados y el pecho hinchado. Tal vez haya derrotado el cuerpo, pero su espíritu sigue indomable. Tienes mi respeto, pero no mi compasión, pienso. No puedo mostrarle piedad, no después del angustioso sendero que me ha llevado hasta este momento. Debo apagar su vida para convertir su destino en el mío: ser leyenda.
Iberia derrotará a Cartago. Iberia tendrá un futuro.
Grito mi nombre en honor a la sangre que corre por mis venas, al pueblo que me ha convertido en hombre: Icorbeles, el Edetano, a quien muchos han llamado Hijo de Iberia. Siento que todas las penurias han merecido la pena, que cada sacrificio, incluso aquel por el cual perdí mi corazón, ha servido para llegar a tan grandioso instante.
Alzo el brazo y me preparo para descargar el golpe que cambiará el curso de la Historia.
―Ha sido un placer formar parte de este evento en tu vida, Javier. No sabes cuánto me alegra la publicación de una de tu novelas, te deseo el mayor de los éxitos y agradezco que me hayas concedido esta entrevista.

―El placer siempre es mío. Ya sabes cuánto te aprecio, Blanca. Eres una de esas personas especiales que tiene el mundo. Y ya que me das esta oportunidad, me gustaría animar a tus seguidores a que visiten el blog oficial de la novela, donde encontrarán varias sorpresas interesantes. Un abrazo a todos.

http://elespiritudellince.blogspot.com/
http://tierradebardos.blogspot.com/

Bibliografía del autor:

Javier Pellicer (Benigánim, Valencia). Ganador del I Premio Cryptshow Festival de Relato Fantástico 2008 y finalista de la edición posterior del mismo certamen, en la categoría de ciencia-ficción. También fue finalista en el "Monstruos de la razón" 2009, en la sección de terror. Su obra "La ciudad de los monstruos" obtuvo un premio finalista, accésit y mención especial en el I Premio de Novela Corta Katharsis 2008.

Ha participado en diversas antologías, entre ellas varias relacionadas con la web H-Horror (donde fue colaborador). Otros relatos suyos han aparecido en colecciones como "Su universo a través" (DH Ediciones) y "Crónicas de la Marca del Este" vol. 1 y 2 (Holocubierta Ediciones).

Su novela corta "La Sombra de la Luna" se ofrece gratis, en formato e-book, desde la plataforma solidaria de Save the Children: "1libro1euro".

Actualmente es colaborador en la web Cultura Hache, y tiene su propio blog, Tierra de bardos.

"El espíritu del lince. Iberia contra Cartago" (Ediciones Pàmies), es su primera novela publicada profesionalmente.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Reflexiones acerca del fenómeno digital, del temor a competir y algunos temas más...

Entre tantas noticias que han copado el espacio virtual que me corresponde,  antes de colocar una entrada que considero muy especial, aprovecho este espacio para  hacer unas reflexiones.

He hablado en varias ocasiones de las oportunidades que brinda la publicación independiente, “indi”, o auto-publicación; como quieran llamarla. La última acepción la utilizan los escritores que miran con cierto aire de desprecio a quienes se arriesgan a hacerla.  No creo que tengan razón, pero esta entrada no trata ese tema.

Me quiero referir a los escritores que siguen esperando por una oportunidad editorial “con todas las de la ley”.  ¿Qué quiere decir esto?  Que algún día esperan recibir la llamada de la tan mentada agencia, o de una importante editorial. Bajo un poco el listón: pudiera ser una editorial pequeña, pero con buenas perspectivas, o con muy buenas intenciones, que es como quiero creer empiezan muchas.

Pero lo que realmente creo que sucede en la mente de los escritores que se niegan a aceptar la realidad, es que el mundo editorial ha cambiado.  Para bien o para mal de unos u otros. Ha cambiado.  Ya ven ustedes cómo plataformas como Amazon hacen las veces de estudio de mercado, y es de allí donde están recogiendo la cosecha las editoriales, no de las obras que reciben directamente, o a través de las agencias. Al menos no de los autores noveles. Ahora hasta las agencias "cazan" a sus posibles "estrellas" tanto en Amazon como en Facebook.

Entonces, ¿cuál es la reticencia de publicar en Amazon si saben que pudiera ser su oportunidad? El temor. El miedo a no encabezar las listas o al menos a no formar parte de los más vendidos. El que los lectores simplemente pasen por encima de la obra sin comprarla, o sin siquiera ojearla.  El tener que competir en buena lid con otros que sí se atrevieron y que a lo mejor sus obras no son tan buenas como dicen, pero están ahí, haciéndose un lugar.

Que los lectores no son buenos críticos… que los lectores no saben diferenciar cuándo una novela está bien o mal escrita… que los lectores no saben lo que es una buena obra… eso no ha cambiado en nada.  Siempre fueron y seguirán siendo los lectores quienes llevarán las obras a la cumbre o la sumirán en la indiferencia.

¿Cómo es que algunas obras a las pocas horas de estar en la estantería de Amazon van directo al primer lugar? Podría pensarse que existe un “arreglo” de por medio.  No es así.  Son obras que llevan ya una trayectoria, o quizás sus autores tienen cierto poder mediático en las redes sociales y los principales compradores son sus amistades o seguidores.  Pero después todo vuelve a su promedio.  Van quedando las que realmente tienen calidad y eso es fácil comprobarlo estudiando las tan mentadas listas.

Sé de algunos casos de escritores que tienen magníficos agentes, pero los agentes no son magos. Tienen sus limitaciones.  Sé de editoriales que apostaron por un autor pensando que publicaban el próximo gran best seller y también se equivocaron. Lo que quiero decir con esto es que si el autor no cree en sí mismo, en su propia obra, si no se siente capaz de competir con otros ahora que tiene la oportunidad, tal vez mañana sea un poco tarde, porque así como las librerías tradicionales se saturan de nuevos libros, igual está sucediendo con la famosa Amazon.  Día a día veo que hay autores estupendos, y otros van desapareciendo, no porque sean malos; es por la competencia, hay mucho de dónde escoger.   Y obras que parecían rezagadas empiezan a surgir dentro de la mediocridad que también (no lo niego) se encuentra allí.

Espero no haberme extendido demasiado, y que algo de mi gratificante experiencia en la publicación digital haya servido para enseñarles el camino.

Entre las noticias que deseaba compartir: este vídeo, producido, dirigido, ensamblado y montado por mi buen amigo Fernando Hidalgo Cutillas,  en el que podrán escuchar a  Javier Coloma y Maribel Romero Soler, bloggera, escritora, critíco literaria y ahora locutora, hablar de mi novela en la Cadena Radial Cope en el programa Punto de Lectura:


viernes, 2 de marzo de 2012

Libros electrónicos, mundo editorial digital, por Daniel De Cordova


SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA, El mundo editorial digital desde adentro:

—Hablando de Kindle, hace unos días me diste una lección de Kindle. Ya ves que me compré uno. Dime: ¿Qué piensas de la digitalización? ¿Cómo se mueve en este país? En España está empezando, pero aquí tiene cierto background, a mí me costó conseguir un Kindle, no encontré el de la oferta y me compré este, blanco por que los otros estaban agotados. Cualquiera pensaría que en Estados Unidos no se lee, me habían dicho que aquí el nivel educativo es bajo si lo comparamos con Europa.

—Si hablamos de cultura, España es un país rico. Estados Unidos un país de inmigrantes con mentalidad de progreso. Una sociedad demoraría 5,000 años en alcanzar el progreso que obtuvo Estados Unidos. Este país lo consiguió en 235 años.

—Es decir que es un mito eso que el norteamericano promedio no es culto.

—Depende. Recuerda que el norteamericano es patriota y ama su país. Como podrás comprobar, Estados Unidos tiene tamaño de continente. Las personas viene a estudiar aquí porque consiguen las mejores universidades.

—Una amiga con la que estuve conversando, es maestra de escuela pública aquí; me dijo que hay una diferencia que la da el poder económico. No todos tienen acceso a Harvard, ni a las universidades más reconocidas como las de Oxford o Yale, por mencionarte algunas. Los que van a esas universidades son los que toman las riendas de la cultura, los inventos y la investigación. Es lo que ha hecho grande a este país. El porcentaje de personas que llegan a esos estadios más altos es ínfimo comparado con la gran población del país. Yéndonos hacia el punto de vista literario, aquí existen muy buenos escritores que han seguido el camino que te acabo de decir. El que escribió El Código Da Vinci por nombrar a uno muy exitoso, es profesor universitario, otros de su mismo nivel, tienen una cultura muy amplia, pero el lector promedio, ¿qué es lo que busca?

—El mercado es inmenso. Te voy a revelar datos editoriales; es necesario que tus lectores los conozcan. Cuando sacamos una tendencia el resto del mundo la copia. La industria literaria local marca la pauta mundial. Lo mismo sucede en el cine. El público sí lee; viven metidos en las redes sociales todo el día. Europa y América son dos culturas diferentes. Aquí estás trabajando todo el día, absorto en tus cosas; prácticamente aislado. Cada quien está en lo suyo. Tienes que pagar tus impuestos, vivir el día a día. Aquí las leyes funcionan; si no estás al día te quitan tus bienes. Vives endeudado todo el tiempo. Tienes que producir dinero continuamente para vivir. La crisis del 2007 todavía afecta al bolsillo. ¿Qué pasa en la industria literaria? Normalmente las editoriales cuando lanzan el libro de un autor lo sacan primero en tapa dura. Es ahí donde se enriquecen. Un libro tapa dura cuesta entre veinticinco a treinta dólares. Las editoriales obtienen márgenes de ganancias que ascienden al 30% sobre el precio de venta. De seis a ocho meses después, sale la versión tapa blanda; más barato al público pero difícil para enriquecer las arcas editoriales. Amazon empezó a desarrollar a principios de la década pasada el software de lo que hoy conocemos como el Kindle. Al principio las editoriales se resistieron al cambio; pensaban que la era digital demoraría pero el cambio fue violento. Amazon sacó el Kindle en noviembre del 2007; hoy en día (julio 2011) por cada cien libros tapa dura que se venden en librerías, Amazon vende doscientos libros digitales. Las ventajas son económicas y prácticas.

—Eso te da un nivel de apreciación de que aquí sí se lee.

—Y mucho. Ahorita hay en el mercado más de doce millones de usuarios Kindle y se añaden trescientos mil cada mes. Las proyecciones indican que de aquí a finales del 2012 habrán cincuenta millones de usuarios Kindle. Y antes de que termine este año 2011, Amazon sacará a la venta diferentes modelos Kindle incluyendo una tableta a color más económica que el iPad.

—Eso nos lleva a otro punto: Si eres un autor novel y publicas en Kindle con la facilidad con la que se está haciendo ahora, ¿qué garantiza al lector que lo que está comprando es de buena calidad?

—Diste en el blanco. Random House comentó que para el 2015 el cincuenta por ciento del dominio en ventas serían libros digitales. Otro editor dijo que antes del 2020 el libro digital dominaría el setenta y cinco por ciento de las ventas. Si seguimos ese patrón, el libro impreso será pieza de museo para antes del 2030. Las personas que hablan mal del libro digital es porque no han tenido en sus manos un Kindle. Yo no volveré a comprar un libro en papel a menos que no esté disponible en Kindle. Puedes almacenar hasta tres mil quinientos libros. ¡Una biblioteca en las manos! Y la batería te puede durar cerca de dos meses, dependiendo del uso que le des al equipo.

—Pero eso no me indica que el que vaya a publicar por Kindle sea un buen escritor.

—¿Cuál es la famosa crisis de la industria literaria? Simplemente la lucha de las editoriales por controlar el mercado digital; un mercado creado y dominado por Jeff Bezos; Fundador, Presidente y Director Ejecutivo de Amazon.

—Ahora está sucediendo lo mismo. Hay escritores que no han podido publicar por una editorial regular y simplemente se han mandado hacer una portada y publicarlo por Kindle. Amazon no hace revisiones de un manuscrito.  El éxito del libro depende del lector. Si a él le gusta, empieza a venderse.

—Pero es un arma de doble filo. Tú puedes publicar por Kindle, darle publicidad y hablar con todos tus amigos; al principio tu novela se empezará a vender bien y lograrás ubicarla en Top 100 de una categoría, pero cuando tu trabajo sea evaluado y salgan los Reviews, el panorama cambiará para bien o para mal.

—De dónde proviene esa crítica.

—De los lectores.

—Eso me lleva a otra pregunta: ¿Tú crees más en la crítica de un lector común y corriente o en la de uno especializado?

—Depende. El lector común es honesto en su comentario. A él no le van a pagar por hacer un comentario. Un crítico vive de ello. Cobra prestigio al dar su opinión acerca de un libro.

—¿Podría ser que no sea veraz en lo que dice?

—El comentario que salga de la boca de un crítico especializado puede dañar o mejorar un producto. Como es tan fácil publicar en Kindle, el 99.2% de las novelas son mediocres. Los autores saltan los filtros editoriales y deciden lanzarse directo al libro digital. Publicar en Kindle te ahorras tiempo pero corres el riesgo que tu trabajo empiece a obtener criticas negativas innecesarias. El beneficio que obtienes al publicar a través de una editorial es el equipo que se encarga de editar.


—¿Cómo puede hacer el escritor que no ha logrado pasar por el filtro editorial y desea publicar su libro en digital? 

—Los libros publicados por editoriales inspiran más confianza en el comprador que los publicados por autores anónimos. Yo enseguida noto cuando un libro fue publicado directamente por un escritor con solo ver la portada. Aun así, si el concepto expresado en la sinopsis me atrae, descargo gratuitamente los primeros capítulos en mi Kindle. Lamentablemente el 99% de las veces que leo la primera página de esas novelas, encuentro que están plagadas de errores. Eso me desanima a comprarlas.

—Tu logras verle los errores porque eres Director Ejecutivo de una editorial, ¿pero crees que el lector común note esos errores?

—Depende del lector. Lo importante para un escritor es que el lector se sumerja en la historia y se olvide que está leyendo una novela. Si esa obra está plagada de errores, la sensación que siente el lector es parecida a la de un aficionado al cine cuando ve una película en mal estado. La historia puede ser buena pero si continuamente detectas problemas en la imagen o sonido, esos problemas lograrán distraerte y te sacarán de la experiencia audiovisual. Es como un ruido constante que te perturba. Lo mismo sucede con la lectura de novelas no corregidas. Un escritor que quiere publicar a través de una editorial y no puede comete el error de entregarle su manuscrito a un amigo, colega o profesor de castellano para que lo corrija. No es suficiente. Si ese escritor desea que su trabajo quede con calidad editorial, deberá invertir dinero. Primero contratará a un lector profesional. El LP lee dos o tres páginas por hora y simultáneamente va creando el informe. Al acabar el manuscrito, se lo devolverá al escritor. El informe consta de las impresiones generales, errores de estructura y estilo narrativo. En este país un LP cobra en promedio unos $15 la hora. Finalizada esta etapa, el escritor corregirá el manuscrito de acuerdo al informe dado por el LP. Después, el escritor deberá contratar a un copyeditor (corrector). El corrector es un profesional dedicado a darle claridad, concisión y armonía al texto. Sus habilidades son enfocadas en la gramática, ortografía, sintaxis, morfosintaxis, estilo y formato. La tarifa promedio de un Corrector es $30 la hora. Esto no finaliza ahí; el escritor deberá buscar un diseñador que le elabore la portada. Si hablamos de un manuscrito de 256 páginas con calidad editorial, la inversión total ascendería a unos $3,000 (tres mil dólares americanos). Todos esos costos se los ahorraría si lo respalda una editorial. Lamentablemente la mayoría de los escritores desconocen esas cifras; cifras que manejamos las editoriales cuando preparamos una novela para su lanzamiento a la venta. Ese desconocimiento del escritor lo conduce a lanzarse a publicar por su cuenta sin corregir y preparar su obra como se debe. Lo mínimo que le aconsejo a un escritor que desee publicar por su cuenta, es que trate en lo posible que su obra luzca profesional. Así el lector común no notará la diferencia si la novela que adquirió provino de una editorial o directamente del autor.

—Fíjate en algo muy curioso, la mayor parte de los contratos firmados con editoriales y agentes literarios no han tomado en cuenta la digitalización. Lo cual le da a una persona como yo que ha publicado por editoriales regulares, la oportunidad de publicar en Kindle sin romper ninguna norma. Pero no puedo poner el nombre de la editorial, no puedo poner el nombre de la agencia. No ocurre así con 24Symbols, que sí va a través de mi agencia, mas no el nombre de la editorial pues no tiene esos derechos.

—Esa era la guerra para destruir el libro digital. Pero se llegó a un acuerdo donde ahora las editoriales americanas controlan los derechos digitales. Es posible que en un futuro no muy lejano, las editoriales extrajeras hagan lo mismo.

¿Por qué?

—Cuando se anunció el libro digital, las editoriales pensaron que tardaría dos décadas en volverse cotidiano. No pensaron que el cambio sería violento. Todo es un negocio. Primero sale a la venta el tapa dura porque las ganancias son inmensas; después sale el tapa blanda y finalmente el digital. Cuando el Kindle destronó en ventas a los libros impresos, las editoriales tambalearon. Los costos en Kindle son ínfimos. Un libro tapa dura está cerca de los treinta dólares; uno en Kindle lo puedes conseguir incluso en $0.99 centavos de dólar. Si el consumidor consigue el mismo producto, comprará la versión más económica. La industria editorial no aceptó las ordenes de Jeff Bezos. Amazon exigió que si publicaban en Kindle, no podían hacerlo por arriba de $9.99. Las editoriales acostumbradas a las enormes ganancias que les genera el tapa dura, rechazaron la exigencia de Jeff. Solicitaron la posibilidad de colocar sus libros en Kindle a más de $9.99. Amazon aceptó pero impuso reglas: «las editoriales pueden poner los precios que les de la gana a sus libros digitales pero la comisión variará. Las editoriales obtendrán un 70% sobre el precio de venta entre $2.99 a $9.99 (menos $0.06 centavos de dólar por cada transacción) por cada venta realizada en territorio estadounidense (para ventas realizadas fuera de Estados unidos se otorgará un 35% de comisión sin importar el precio del libro); la comisión del 35% en territorio estadounidense se aplicará si publican por debajo de $2.99 o por encima de $9.99» En Amazon hay muchas editoriales que tienen sus libros en $12.99; $13.99 o incluso en $14.99; lógicamente su comisión a esos precios es de 35% pero lo hacen porque desean vender sus libros impresos; en especial los tapa dura. Recuerda que no se puede destruir instantáneamente el negocio del libro impreso para darle paso al digital. El papel ha reinado en la industria durante siglos. Si tu ves que un tapa dura cuesta en oferta $15 (su precio original estaría por encima de los $20) y la versión en Kindle está en $12.99 optarás por el tapa dura. Es la mentalidad de la industria. Los autores que no tienen los derechos digitalizados comprometidos, aprovechan y publican sus libros en Kindle. Tus primeros libros pasaron por corrección editorial, por ende lucen profesionales pero hay millones de escritores que tienen sus manuscritos sin corregir; esos son los que tendrán problemas.

—Pero los precios que colocan las editoriales a sus libros digitales son exorbitantes comparados con la versión impresa. Justifico el precio en papel porque requiere todo un proceso de producción, pero el libro digital es algo virtual. ¿No crees que las editoriales abusan al colocarle precios tan elevados a sus libros digitales?

Esto es un negocio, no lo olvides nunca. Solo está cambiando el formato de distribución. Las editoriales siguen teniendo su mismo personal al que deben pagarle sus honorarios. Es cuestión de adaptarse a este formato y llegar a un nivel razonable en los precios. Te doy un ejemplo; cada vez que surge un nuevo producto en el área electrónica, su precio es elevado al comienzo porque están experimentando el posible éxito que pueda tener. Cuando ese producto comienza a venderse y supera los pronósticos, el precio en el mercado se estabiliza y las versiones anteriores que existan de ese mismo producto las rematarán a precios ínfimos. ¿Recuerdas la época del betamax y VHS? Eran los reproductores líderes del mercado hasta que surgió el DVD. Al comienzo los reproductores de DVD costaban una fortuna pero a medida que se vendieron en cantidades industriales, su precio se estabilizó. ¿Qué sucedió con los reproductores betamax y VHS? Dejaron de fabricarlos en masa hasta que quedaron obsoletos. El DVD reinó durante años; incluso sacaron una versión mas grande: Laserdisc pero no tuvo éxito y la descontinuaron. Hace unos años surgió un nuevo formato: Blu-Ray Disc. Su calidad de imagen y sonido destronó al DVD. Hoy en día está el video digital en alta definición transmitido por cable o Internet. Así seguirá la industria; desarrollando nuevos formatos y mejorando la tecnología. La industria literaria era una de las ultimas en apartarse al cambio de formato. Ahora lo está logrando de forma violenta. El libro impreso será pieza de museo. Mejor así; evitarás la tala innecesaria de árboles. Lo que verdaderamente importa no es el formato en que leas; es la información que obtienes de la lectura.

—Si un escritor desea publicar su novela por su cuenta ¿cuál sería el precio recomendable que debería colocarle a sus obras en Kindle?

—Los precios de las novelas digitales deben estar ajustados a la elasticidad de la demanda. Tu puedes ver novelas a $0.99 que no se venden tan bien como aquellas en $2.99 o viceversa. Lo mismo sucede con los precios que colocan las editoriales a las obras digitales. Todo está determinado en la respuesta del público a una obra o tendencia literaria.

—¿A qué precio oscilarán tus novelas en Kindle?

—Estoy conciente de las necesidades y limitaciones económicas del lector común en esta era digital; por ende mis novelas en Kindle se venderán a precios razonables.

—Como Director Ejecutivo de la editorial tienes una opinión netamente profesional de tu novela, pero quisiera saber tu punto de vista como autor. ¿Qué significó para ti, El Manto?

—Mi primera novela, La Estrella de David, provino de un proyecto cinematográfico; El Manto nació para la literatura. Yo comparo la literatura con el cine; si tu primer trabajo gusta, tu siguiente proyecto generará expectativa. Si tu trabajo iguala tu proyecto anterior, puedes dormir tranquila; tendrás un grupo de personas que te seguirán. Si tu nueva obra supera las expectativas, te convertirás en una persona reconocida de la noche a la mañana. El resultado es dinamita; explota y todo el mundo se entera enseguida.

—Entonces eso es lo que ocurrirá con El Manto.

—Bueno, vamos a ver (risas)

—Tus novelas parecen películas adaptadas al papel; ¿se debe a tu formación como cineasta?

—Sí; el lector se olvida que está leyendo y siente que está viendo una película.

—Te dedicas exclusivamente a la novela corta y tengo entendido que las novelas cortas siguen patrones cinematográficos en sus estructuras ¿Hay mucha diferencia entre escribir una novela corta y un guión cinematográfico?

—Un guión no se escribe para disfrutar su lectura sino para orientar al equipo técnico. Una novela corta luce como un guión depurado de tecnicismos.

—¿Depurar ese tecnicismo en una novela corta es difícil?

—Si partes de un guión hacia novela corta, tienes que eliminar terminología cinematográfica y estilizar la prosa. Como cineasta conozco las reglas. Si en cine tienes una escena impregnada de emociones, automáticamente sabes cuantas palabras necesitas para obtener su equivalente en un capítulo de novela corta. También conoces el ritmo de tus actores cuando interpretan los personajes; la modulación y entonación en la voz; los tiempos verbales; los movimientos de sus cuerpos. Todo se calcula. Para describir un edificio empleas una oración o media página; en cine haces uno o dos posicionamientos de cámara y listo. La cantidad de palabras que empleaste para describir ese edificio equivalen a segundos de imagen editada.

—Entonces tu escribes tus novelas como si estuvieras desarrollando una película.

—Sí. Por eso demoro un par de años entre la publicación de una novela y la siguiente.

—¿Me pudieras dar una idea de cómo influyes a nivel cinematográfico cuando desarrollas una novela corta?.

—Cuando tengo claro lo que voy a escribir, dedico el primer año a la estructura. Recuerda que además de cineasta, me formé durante una década en las Finas Artes. Yo veo la estructura de una obra de la misma forma que un arquitecto ve los planos de una casa. Lo que más demora en construir una vivienda son las fundaciones. Una vez listas, el resto es sencillo. ¿Por qué la mayoría de los escritores dedican más tiempo a reescribir sus manuscrito y cada vez que reescriben le encuentran más fallas a sus obras? No dedicaron el tiempo suficiente a la planificación y elaboración de las fundaciones de sus obras. Un arquitecto no construirá una vivienda sin haber planificado en detalle las fundaciones. Si no lo hace, la vivienda será un desastre. El mismo sentido de responsabilidad debe existir en un escritor al verter parte de su vida en la escritura de sus obras. Volviendo a tu pregunta, yo me siento a escribir como si fuera a desarrollar una película. Lo hago como productor, director, actor y editor de la misma. Como productor, me mantengo alerta de los costos del proyecto a medida que plasmo palabras en los capítulos. Sé si estoy escribiendo una superproducción de alto presupuesto o un proyecto independiente. Como director, visualizo toda la historia, dirijo al elenco y equipo técnico y me mantengo al timón creativo del proyecto. Como actor influyo emociones en los personajes y como editor armo y corto la historia en el sentido correcto. Mis novelas son cortas porque se ajustan a los tiempos cinematográficos. Por eso no me verás escribir una novela que supere las 160 páginas. El Manto tiene 152 paginas de historia y 8 páginas de relleno. Transferida al cine, El Manto equivaldría a una película de dos horas y media.

—Todas mis novelas superan las 200 páginas; El Legado tiene 416. ¿Cómo haría para adaptarlas al formato cinematográfico?

—Te hablaré como cineasta. Si tuviera la oportunidad de adaptar tu novela al cine, haría un bosquejo de lo más importante y esquematizaría el tiempo que quiero que dure la película. Por ende, sacrificaré capítulos que no funcionen bajo el ritmo cinematográfico o incluso variaré algunas cosas.

—¿Entonces escribí de más?

—No necesariamente. Tu creaste tu novela bajo el ritmo que querías. Quizás no pensaste en una posible adaptación cinematográfica cuando la armaste. Si un autor desea que su novela tenga posibilidades de ser adaptada al cine, se ajustará a los patrones estructurales cinematográficos. Los puntos que te ayudarán a reducir considerablemente el número de páginas son: no violes la privacidad como autora al introducir tus pensamientos y opiniones en la historia y personajes. No narres eventos en la vida de los personajes; muéstralos. Estiliza la prosa. Emplea verbos activos. Evita abusar de gerundios y adverbios. Y la clave de todo: escribe historias que muevan las fibras emocionales del lector y sean fáciles de adaptar al cine.

—Una vez me hablaste de una técnica que tienen ustedes para evitar el aburrimiento en el espectador.

—Sí, existen herramientas.

—¿Esas herramientas pueden ser trasladadas a la literatura?

—De hecho, las mejores novelas poseen estructuras impecables. Por eso las productoras compran de inmediato los derechos cinematográficos.

—¿Esperas que tus novelas sean adaptadas al cine?

—Si surge el interés de una productora o estudio cinematográfico en adaptar mis obras, tendré la ventaja y autoridad sobre mis obras por ser cineasta.

—Espero que lo logres Daniel, sería tu mejor retorno al mundo del cine; dirigiendo tus propias obras.

—Todavía es prematuro hablar de ello. Si se presenta la oportunidad, estaré agradecido de regresar. Pero quiero aclarar que no abandonaré la escritura de novelas cortas; serán parte integral de mi profesión.

—Creo, Daniel, que has respondido a todas las preguntas que tenía en mente. Muchísimas gracias por esta entrevista y por recibirme en tu casa.

Gracias a ti Blanca, ha sido un placer.


Si desean más información de Daniel o quieren interactuar con él, pueden visitarlo en su página Web:

Síguelo en twitter: