jueves, 25 de agosto de 2011

Mián Ros (Miguel Ángel López) un ilustrador inigualable

Debo una entrada dedicada a mi querido amigo Mián, o Miguel Ángel López, escritor, dibujante, diseñador gráfico. Hace un año leyó mi novela EL LEGADO y me envió un comentario.  Acompañando sus amables palabras venía una portada un poco diferente a la que la editorial había diseñado. En cuanto la vi me enamoré de ella y la conservé como un bello recuerdo, sin pensar que ahora la usaría y sería el baluarte de mi novela en Amazon y 24symbols.

Pero entonces surgió la idea de publicar otra de mis novelas, esta vez por Amazon, DIMITRI GALUNOV,  y luego otra: EL MANUSCRITO, finalmente necesité que apelara a toda su imaginación para la nueva portada de LA BÚSQUEDA, de lo contrario no podría ser publicada en 24symbols y Mián amablemente accedía a cada una de mis peticiones, con la bondad y el empeño que lo caracteriza. Muchas personas me han preguntado por las portadas, son muy atractivas y lo mejor de todo: sintetizan el contenido de cada una de las novelas.

"Le dije que tenía que salir un pergamino,
una estatua del emperador Claudio,
ninguna referencia religiosa y una trirreme"
Y Mián no solo diseñó para mis novelas, lo hizo también para tres de las novelas de Francisco Gijón: LAS CARTAS DE ATILIO, EL CARBAYÓN y LOS CUADERNOS DE LA MEMORIA que él ha publicado por 24symbols y Amazon cada una más hermosa que la otra.

Creo que el éxito de un libro depende de varios factores y el primero que ve el lector es la portada.  Es lo que llama su atención, a mí me ha sucedido, las buenas portadas tienen la propiedad de atraer como un imán, desde aquí quiero dar las gracias a Mián y estoy segura de que Francisco Gijón también se suma a este agradecimiento, pues ambos tuvimos la misma idea: Dar a conocer la obra de Mián Ros, a pesar de que él diga que no trabaja en ese campo porque le resta tiempo para sus escritos, que son otra obra de arte. Lo digo con uso de razón.

Francisco le dijo: "Lo dejo a tu imaginación,  necesito que salga un árbol, un faro, un anciano sentado en un banco, una chica tocando una gaita..." Y miren lo que salió.  Y tendrían que leer el contenido: ¡Tal cual!
 

"Le pedí un Napoleón derrotado mirando al mar, pensativo, unos manuscritos y un soldado inglés en actitud vigilante.  La imagen habla por sí misma"  

Le dije:  "Me gustaría que saliera un lobo,
un niño pequeño saliendo del bosque
en la noche y una casa en llamas".
El resultado no pudo ser mejor.

Esta portada causó cierto problema,
pues yo quería  que saliera la foto de Henry
y de sus padres,
también la de la alemana y algunas otras fotos de la niñez.
Sin embargo, Mián saliò airoso y quedó como yo la había imaginado.



Esta fue la portada que iniciò todo.
Por ella me di cuenta de que Miàn era un genio.

Le dije: "La novela habla de catacumbas, de un manuscrito,
 de un secreto...."
¡Y la portada no puede ser más espectacular!

20 comentarios:

  1. Inigualable y al que le debo una gratitud que no me cabe en el cuerpo. Poco más puedo añadir. Habla por sí mismo a través de sus creaciones.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, un libro habla ya de sí mismo en la portada. Y cuando el contenido exterior e interior no engañan en contar lo mismo, la imagen de la portada permanece tan inalterable al tiempo como lo leído, una es inseparable de la otra, e igual de impactante.

    Admiro la belleza de la palabra escrita, pero me puede de igual forma la belleza de un cuadro. Y no me queda otra que felicitar a Mián Ros por ese arte que demuestra.Ya quisiera yo poder pintar los lugares que significan algo en mi vida con esa exactitud. No me quejo, utilizo la fotografía que juega con la luz, o la mirada directa, pero siempre me queda la pena de no saber pintarlo. Creo que por eso valoro tanto el trabajo de un pintor, un buen cuadro me emociona lo mismo que un buen libro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Estupendas las portadas de Miguel Angel (al que encontramos a faltar por ultimamente).
    La portada es muy importante para el éxito de una novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Blanca,

    Ha sido todo un placer colaborar contigo, Blanca y con Francisco.
    Estas cosas me dan un poco de reparo. Yo soy muy tímido, me encanta el anonimato, pero veo que contigo es imposible, jajaja.

    Un abrazo a los dos. Y a todos los amigos bloggeros.

    Mián Ros

    ResponderEliminar
  5. Fenomenales todas las portadas, Blanca, Mián es un maestro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Así es, Francisco, nada que añadir.

    ResponderEliminar
  7. Hola Begoña, las palabras, los cuadros, inclusive las fotografías artísticas son el reflejo del alma, las composiciones de un artista dicen mucho de sí mismos,

    En tus poemas albergas lo que tu corazón siente, eso ni lo dudes.

    Un beso amiga,
    Blanca

    ResponderEliminar
  8. Es parte del marketing, Lola, una buena portada es casi el 50% del éxito de la novela.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. A mí también me gusta el anonimato, pero en esto de la escritura ser anónimo está prohibido, ja, ja, y lo que más me gusta es reconocer el valor que tiene una persona.

    Un grande abrazo, amigo!
    Blanca

    ResponderEliminar
  10. Es lo que digo yo, Antony: un maestro.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Bueno, tampoco es tan difícil el anonimato. Yo mismo soy un ejemplo. Un pseudónimo y una vida privada totalmente separada del "personaje" que las circunstancias hacen de uno y ya está.
    Y creo no estar descubriendo nada nuevo con estas palabras, al menos para los que me conocéis.

    ResponderEliminar
  12. La portada es absolutamente lo primero en capturar la lente del ávido lector, al pasar es lo que te detiene, tomar el libro,dar la vuelta para sumergerte en la sinopsis de la historia. No conocia el autor de tus increibles portadas Blanca, es toda una sorpresa además que él mismo sea el encargado de las portadas de Francisco Gijon que son igual de preciosas. Un talento indiscutible, vallan para el mi admiración y felicitaciones por el gran trabajo.

    ResponderEliminar
  13. Querida Blanca, es cierto, muchas veces me he acercado a un libro porque la portada me ha cautivado.

    No conocía esta faceta de Mián, pero son realmente buenas, muy atrayentes. Tengo que felicitarlo por este trabajo. Son bellas, armoniosas y elegantes.

    No me olvido de ti, amiga. Tengo que contestarte a tu mail. Todo bien :).

    Te mando un abrazo grandote,

    Margarita

    ResponderEliminar
  14. Las portadas de Francisco y mís son muy atrayentes, es verdad, y es la magia que tiene Mián, le sale todo con una aparente facilidad que me deja asombrada.

    Muchas gracias por tu visita, Nyra!

    Besos
    Blanca

    ResponderEliminar
  15. Querida Margarita,

    Espero que todo esté bien por casa y contigo, me alegra muchísimo verte aquí, es indicativo de que todo está bien.

    Muchos besos, amiga!
    Blanca

    ResponderEliminar
  16. Espectaculares portadas, Blanca. Desconocía esta faceta de MiánRos y la verdad es que me dejaste anonadado cuando me enteré. Y hoy másaún al ver todos sus trabajos.

    Tendré que hablar muy seriamente con Miguel Ángel para futuros trabajos, ¡menudo artistazo!

    Felicitaciones a los dos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Es cierto, Armando, yo me enteré de casualidad! (como casi todo), je, je y ahí lo tienes: tremendo diseñador gráfico!

    Un beso,
    Blanca

    ResponderEliminar
  18. Blanca, no caben dudas, es un gran ilustrador! :-)

    Un abrazo,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  19. Ufff, impresionantes todas las portadas. Este hombre es un genio, además de un artista. Felicidades!!!
    Un abrazo para ti con todo mi cariño.
    Conchi

    ResponderEliminar
  20. Alejandro, eso te lo aseguro, además, muy buen amigo!


    Conchi, Mián tiene un corazón de oro y es un artista!

    Gracias por sus visitas

    Muchos besos!
    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.