sábado, 14 de mayo de 2011

Einstein: Todo un personaje


Albert Einstein gozó de una rapidez mental propia del más genial de los humoristas.

Cierta vez un periodista le preguntó:
¿Me puede usted explicar la Ley de la Relatividad?
Einsten lo miró extrañado.
¿Me puede usted explicar cómo se fríe un huevo?
Pues sí. Sí que puedo.
A lo cual Einstein replicó:
Bien, pues, hágalo, imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego.

En una conferencia que el científico dio en un colegio de Francia, el escritor Paul Valery le preguntó:
Profesor, ¿Cuándo tiene una idea original, ¿qué hace? ¿La anota en una hoja suelta, o en un cuaderno?
Cuando tengo una idea original no se me olvida.

Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense.  Casi al final de su vida, un  periodista le preguntó qué repercusiones habían tenido estos cambios en su vida.
Si mis teorías hubiesen resultado falsas, los norteamericanos hubieran dicho que yo era un físico suizo; los suizos, que yo era un científico alemán. Y los alemanes que yo era un astrónomo judío.

En una reunión social Marilyn Monroe se cruzó con Einstein y ella le sugirió lo siguiente:
¿Qué dice, profesor, ¿deberíamos casarnos y tener un hijo juntos? ¿Se imagina un bebé con mi belleza y su inteligencia?
Él respondió pensativo:
Desafortunadamente temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un bebé con mi belleza y su inteligencia…

Albert Einstein (1879-1955)  Premio Nobel del Física 1921.

10 comentarios:

  1. Querida Blanca...GENIOS así....tenemos contados. Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. La primera anécdota es sin lugar a dudas extraordinaria, gracias por traer estas notas tan agradables.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ja ja ja ja ja ja ja... la última no la conocía. Aunque fuese apócrifa resulta igualmente entrañable.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me encanta!!!

    Blanca, creo que te dejé unos comentarios en las anteriores entradas, pero como blogger estuvo de "obras" lo mismo se perdieron. De todas formas te vuelvo a felicitar porque tus libros que traduzcan al inglés. Ya te comentaba que ahora se leerán en casi todo el mundo!!! (entre las de castellano y las de inglés)

    Te deseo muchos éxitos y que tus sueños se hagan realidad.

    Un abrazo
    Conchi

    ResponderEliminar
  5. Un extraordinario genio con un formidable sentido del humor.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Desde luego era un genio, la contestación a Marilyn muy buena.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Ja, ja,ja, debió ser todo un personaje, aunque bien es cierto que corren or ahí rumores de anécdotas mucho menos agradables, así como ciertas costumbres que el genio tenía. en fin, que nadie es perfecto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por sus visitas amigos, la verdad es que últimamente estoy apareciendo poco por aquí, pero prometo visitarlos.

    Un besote a todo@s!

    Blanca

    ResponderEliminar
  9. Lo de Marilyn más parece propio de un chiste, jeje. No creo que le hiciese gracia a la pobre esta contestación... (si es que lo cogió, claro ) :)
    Un saludete.

    ResponderEliminar
  10. sobre el genio de este hombre. deveritas lo envidio, tanto talento y se murio... o sea que dios no era...


    saludos blanquita.


    que no saludos blanqueados, si no mas a blanca miosi.


    mario a

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.