viernes, 14 de enero de 2011

LA MANO DE FÁTIMA, por Ildefonso Falcones



            Mi primera lectura del año.  Una novela del mismo autor de La catedral del mar.  

Tratando de evadirme un poco de los últimos acontecimientos que movieron mis cimientos, retomé la lectura como única manera de escape y no me arrepiento; La mano de Fátima es una obra de gran contenido histórico y humano, ambientada en la segunda mitad del siglo XVI, transcurre en medio de los terribles sucesos entre cristianos y moriscos contados de manera descarnada y con maestría.

            Hernando, un adolescente de catorce años producto de la violación por parte de un sacerdote a una morisca; desde su nacimiento lleva el estigma de su padre: los ojos azules. No es aceptado por los moriscos y tampoco por los cristianos por su origen materno.  Crece entre ambas culturas y se apropia de ambas religiones.  Habla árabe y castellano, y llegado el momento se enamora de una morisca y también de una cristiana.  Su vida entre ambos mundos es un fascinante recorrido entre 1568 y 1612: por un tiempo vive entre la mugre, el estiércol y la humillación, y por otro codeándose entre nobles y caballeros, mientras lleva una vida propia de un cristiano de alcurnia.   Y todo gracias a su inteligencia, a su valentía, a su apostura en ambos bandos, en los que tiene que enfrentar hora a cristianos, hora a musulmanes.

            Ildefonso Falcones nos lleva de la mano por la España  de los tiempos tumultuosos, en donde la vida no tenía mayor sentido si se trataba de la gente del pueblo.  Nos hace comprender los valores de la época, nos habla del honor de los caballeros, de su forma de ver la vida, y también de las costumbres árabes, de la manera de vivir de los moriscos, de la barbarie de ambos bandos y también de su grandeza.

            Hernando, o Hamid Ibn Hamid, se encuentra en una montaña rusa de emociones y de avatares.  Es separado del amor de su vida sin que pueda hacer nada, sin embargo, sigue luchando por sobrevivir y llevar a cabo una misión: la comprensión entre dos pueblos; el árabe y el castellano. Descubre que el punto de encuentro es la figura de la Virgen María, invocada tanto por cristianos como por musulmanes, tanto así, que las mujeres moriscas acostumbraban tener colgando del cuello una figura conocida como La mano de Fátima, un amuleto de oro que da pie, supongo, al título de la novela.

            Las descripciones, el entorno, la política y el amplio conocimiento en las modas y costumbres de la época hacen de este libro de novecientos cincuenta y cinco  páginas un obra que se lee con facilidad, con avidez y enorme curiosidad por saber qué sucederá con Hernando Ruiz o Hamid Ibn Hamid, personaje elaborado cuidosamente, con todos los ingredientes necesarios para convertirlo en un héroe, parte importante de toda novela que se convierte en éxito de librería.

            Ildefonso Falcones es abogado y ejerce en Barcelona, se dio a conocer con su primera novela: La catedral del mar, publicada en más de cuarenta países, se convirtió en un fenómeno de ventas sin precedentes.  Ha sido merecedora de varios premios: el Euskadi de Plata 2006 a la mejor novela en lengua castellana, el Premio Qué Leer al mejor libro en español del año 2006, el Premio Fundación José Manuel Lara a la novela más vendida en el 2006 y el prestigioso galardón italiano Giovanni Bocaccio 2007 al mejor autor extranjero.

            Con La mano de Fátima vuelve a deleitarnos cuando se cumple  el cuarto centenario de la expulsión de los moriscos de España.

B. Miosi

39 comentarios:

  1. Hola Blanca:
    No sabes cuanto me alegra verte de nuevo por aquì. Casualmente estoy leyendo La Catedral del Mar (apenas en el principio) y hasta el momento no he podido desprenderme con facilidad. Buscando mas informacion acerca del autor me interesè en saber tambien de La mano de Fatima, pero los comentarios que encontrè no fueron alentadores, sin embargo lo que cuentas aquì no tiene nada que ver con aquellos comentarios. Es otro punto de vista en defensa del autor.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Blanca:
    No sabes cuanto me alegra verte de nuevo por aquì. Casualmente estoy leyendo La Catedral del Mar (apenas en el principio) y hasta el momento no he podido desprenderme con facilidad. Buscando mas informacion acerca del autor me interesè en saber tambien de La mano de Fatima, pero los comentarios que encontrè no fueron alentadores, sin embargo lo que cuentas aquì no tiene nada que ver con aquellos comentarios. Es otro punto de vista en defensa del autor.
    Un fuerte abrazo
    Vicsabelle

    ResponderEliminar
  3. Blanca yo también me alegro de tu vueltecita por esta blogosfera nuestra. Has pasado tiempos complicados...pero tú losabes...hay que seguir. Tomo buena nota de tu recomendación. Ah te comenté que le pasé La búsqueda a una hermana...le ha ENCANTADO. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Este no me lo han recomendado nada, de hecho a mí "La catedral del mar" no me gustó mucho. Me alegro que estés de vuelta, besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola querida Ingrid, sí, aquí de nuevo y tratando de vivir.

    Ildefonso Falcones es un escritor detallista, un creador de personajes, y sé que hay quienes no gustan de él, pero suele suceder con los escritores que venden mucho. Es paradójico.

    A mí me cautivó.

    Besos!
    Blanc

    ResponderEliminar
  6. Siempre me traes buenas nuevas, Winnie, dile a tu hermana que agradezco que haya leído La búsqueda.

    Empecé leyendo La mano de Fátima bajo la sombra del título; pensé que sería un tema religioso o algo así, pero aunque tiene que ver mucho con la religión, pues es el motivo principal de las guerras intestinas en la España del siglo XVI, no es un tratado eclesiástico, ¡Gracias a Dios!

    Un beso, amiga,
    Blanca

    ResponderEliminar
  7. Hola, Vero, ya regresé y espero ponerme al día.

    Supongo que con Ildefonso Falcones ocurre algo similar que con Paulo Cohelo: muchos los compran pero la mayoría lo aborrece. A mí en lo personal me es indiferente, y no encuentro en sus libros nada extraordinario, pero cada autor tiene su público, en su caso, los que andan buscando libros de "crecimiento personal", libros que no son de mi preferencia precisamente.

    Tienes un blog muy interesante, Vero, muchas gracias por tu opinión,
    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  8. Uff precisamente este libro lo incluí entre las peores novelas que leí el año pasado. No me gustó nada, me resultó aburridísimo, no empaticé en ningún momento con Hernando y vamos, que no se lo recomendaría ni a mi peor enemigo.
    Pero he de aclarar que La catedral del mar me gustó mucho (por eso tenía La mano de Fátima entre mis lecturas). El caso es que me lo pensaré a la hora de leer un futuro libro de este autor...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Interesante el libro que recomiendas, por el resumen que hiciste lo creo; que bien, Blanca, que retomes tu vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues fíjate que no he leído nada de Ildefonso Falcones, tampoco La catedral del mar, a pesar de su fama. Se me acumulan las lecturas, quiero dar espacio a los clásicos (acabo de terminar La Dama de las Camelias), por supuesto a los libros de amigos (que cada vez hay más que logran publicar), y ya no doy abasto.
    Tomo nota de que tengo pendiente a Ildefonso.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  11. Blanca, me alegra tenerte de nuevo entre nosotros.
    Este libro lo tengo hace tiempo pendiente, pero siempre se le cuela algun por delante...
    besos

    ResponderEliminar
  12. Isi, a mí el libro me fascinó. No sé mucho sobre la historia de España, menos de aquella época, y considero que la novela tiene un valor adicional al narrar y describir con detalle la atmósfera de la época. Sé que hay muchos detractores de esta novela, pero justamente lo que más me gustó fue la parte descriptiva. El personaje, Hernando, está muy bien definido, bueno, es mi parecer. De ninguna manera quisiera influir en otras personas para que se decidan a leer o no a un autor, no me parece justo.

    ¡Gracias por tu opinión!
    Blanca

    ResponderEliminar
  13. Hola Antony, creo que debías sacar tu propia conclusión, a mí me pareció interesante y te lo digo: prácticamente lo devoré.

    ResponderEliminar
  14. Hola Maribel, ya veo que estás con uno de los clásicos, y tienes razón, debemos dejar espacio para los amigos escritores que han logrado publicar.

    Muchas gracias por tu visita, Maribel,
    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  15. Lolita: Entre tus tertulias, la escritura, las presentaciones, y un largo etcétera, dudo que te quede mucho tiempo para leer, La mano de Fátima es una novela que realmente me gustó. Si alguna vez la lees me gustaría compartir opiniones.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  16. Es imposible no conocer quién es Ildefonso Falcones, pero confieso con cierta vergüenza que no he leído ninguno de sus libros. ¡Hay tanto que leer, y tan poco tiempo! A Falcones se le pone en el mismo cesto que a Ken Follet y otros escritores superventas, pero cuando una novela vende tanto, debe contener muchas virtudes. Quizás algun día me decida a leer alguna de sus obras.

    Un gran abrazo, Blanca.

    ResponderEliminar
  17. Me alegro por tu regreso a la Blogsfera. No he leído a Falcones aún; me falta el tiempo que quisiera así que lo tengo en "pendientes".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Hola Javier,

    Gracias por pasara, amigo, espero que algún día puedas disfrutar del libro, vale la pena. La historia de España es muy rica e interesante.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  19. Hola Blas,

    Aquí tratando de ponerme al día. Tenlo en tu lista de pendientes, seguro que te va a gustar, pues tu novela trata de un tema similar.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  20. Gracias por la recomendación, Blanca. Lo voy a tener en cuenta.

    Un abrazo,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  21. Pues me sumo, Blanca, a la cartera de los amigos que tienen en "pendientes", ;) anotada queda tu recomendación.
    Un placer leerte de nuevo, besos!

    ResponderEliminar
  22. Blanca, yo aún no he leído este libro. Lo tengo pendiente.
    Me he alegrado mucho de encontrar tu nueva entrada. Espero que estés bien de salud, aunque el dolor esté en tu corazón.
    Te mando un fuerte abrazo y todo mi cariño.
    Conchi

    ResponderEliminar
  23. Hola Blanca,

    Conozco a familiares de Falcones y sé que LMdF fue un encargo de la editorial que no le satisfizo mucho hacer. A mi no me gustó demasiado, la verdad. Él quería publicar una novela centrada en la Barcelona de principios del Siglo XX. En todo caso viene bien una novela como esa para "despejar un poco la mente". Fíjate que a mí ahora me ha dado por Agatha Christie(hay que desconectar al máximo a veces y, joer, me lo estoy pasando hasta bien - no sé lo que aguantaré -). Pero bueno, esos son gustos, lo que quería decirte es que me alegro de que reaparezcas por estos lares y sumarme de paso a las bienvenidas. Ya sabes que yo ando muy pero que muy desconectado de todo aunque sigo tu Blog casi con tanta atención como cariño.

    Besazos

    Rick

    ResponderEliminar
  24. Hola, Blanca. Leí "La catedral del mar". Fue una carrera hacia abajo. Bien planteada al principio, se va haciendo soporífera por capítulos. Mira que intenté seguir, pero era tal el aburriemiento que a la mitad abandoné su lectura. No entiendo que tuviera tanto éxito, pero al fin y al cabo mi opinión es modesta y doctores tiene la iglesia. Así que ni siquiera he intentado leer "La mano de Fátima", porque este mundillo es lo que tiene, que como hay tanto que leer... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. De Falcones no he leído nada. Tengo por aquí La catedral del Mar que a mi mujer, por cierto, le gustó muchísimo y me anima a que la lea pero aún no he encontrado el hueco entre mis lecturas pendientes. Sobre La mano de Fátima he escuchado malas críticas (lectores que sí la han leído) pero nada puedo decir al respecto; imagino que no tiene la calidad que La catedral del Mar donde Falcones se puso el listón muy alto.
    Un fuerte abrazo,
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  26. Encantado de verte de nuevo por aquí, Blanca. Bienvenida de nuevo a esta blogosfera que te ha echado tanto de menos.

    Yo he de decir que sí leí "La catedral del mar" y la verdad es que me gustó bastante. Tengo pendiente el de "La mano de Fátima", pero viendo los comentarios de mucha gente no sé si me animaré. Hay tantos libros por leer...

    Ahora estoy leyendo uno que seguro te gustaría, querida Blanca. Hablan de modistas, ateliers, costuras, la Guerra Civil española, el auge de los nazis y su implantación en España, espías británicos, etc. Su título "El tiempo entre costuras", un gran libro que entiendo se haya convertido en un best-seller.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Blanca, en primer lugar, es muy grato tenerte de vuelta y, en segundo, por los comentarios de tu comentario se nota claramente que nadie lee de igual manera, aunque a veces igual se compra el libro. Interesante lo que dices de la Mano de Fátima, veré si lo encuentro por ahí.

    Cariños,

    Venator

    ResponderEliminar
  28. Ha sido un placer leer tu crítica Blanca. Y me alegro enormemente de verte de regreso.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  29. Blanca:
    Que alegrìa amiga encontrarte nuevamente escribiendo en tu blogs-
    Què bueno que hallas retornado a lo que te gusta hacer.
    la mùsica y la lectura son el refugio que necesita el alma-
    con respecto al autor que mencionas debo ser sincera lo desconozco.
    buscarè informaciòn sobre su escritura.
    ahora estoy leyendo Jaime Rest. "El laberinto del Universo"-
    debo ponerme al dìa, sòlo hace tres dìas que llegue de Mèxico, estuve dos meses morando allì, posiblemente vuelva el mes entrante.
    besos con toda mi admiraciòn y cariño

    ResponderEliminar
  30. !!Madre mía, Blanca!!. Cuando leí tu entrada me sonrojé con cierta vergüenza al tener que reconocer que no conozco a Ildefonso Falcones más que de ver los carteles de sus libros hasta en la sopa, pero después de leer los comentarios, he comprobado que no soy el único. En ese sentido tengo que ponerme al día, y tu entrada es tan buena que tal vez algún día me zambulla en la lectura de ese libro, si es que no me echan para atrás las novecientas y pico páginas.

    ¿Como es posible que un libro tan vendido sea tan poco leído, al menos entre los que frecuentamos este blog? ¿Puede ser que la gente compre pero no lea? ¿Puede ser que los que realmente devoramos libros nos los descarguemos, entre otras razones para no arruinarnos? ¿Puede ser que estemos esperando a que se lo lea alguien con criterio para arrancar? No es por abrir debate, pero existen algunas preguntas sin respuesta a esto de comprar versus leer, ¿no os parece?.

    Blanca, me sumo a la bienvenida, y te felicito por la entrada. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  31. Alejandro: ¡Gracias por tu visita!

    Sergio: Para mí también vuelve a ser un placer estar con ustedes, sé que tienes mucho por leer y reseñar, tal vez te des algún tieeeempo para esta novela.

    Conchi: Estoy todo lo bien que se puede estar después de lo que sucedió. No más. Pero comprendo que la vida continúa y no debo dejar de lado al mundo. Muchas gracias por tus palabras, amiga,

    Besos a todo(a)s!

    ResponderEliminar
  32. ¿Agatha Christie? ¡Madre mía! la leí cuando tenía 14, creo, y justamente tengo en mi biblioteca "Némesis". Aún no la he abierto, porque la última novela que leí de ella, "Un crimen dormido", jamás pude terminarla porque justamente, me dormía. (Si la tuviera ahora me serviría muchísimo)

    Lo que cuentas de los entretelones de La mano de Fátima es muy inquietante. A mí la novela me gustó, si obras así salen por encargo... en fin, que para gustos hay mucho dónde escoger.

    Un placer tenerte por aquí, amigo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  33. Tienes razón, Paco, por fortuna los que escribimos tenemos un abanico de lectores, cada cual con un gusto y tendencias diferentes. A mí la Catedral del mar me gustó tanto que la terminé de leer en muy pocos días. algo bueno debe tener este autor para vender tantos libros, pero también reconozco que hay gente, poca, más bien, con gustos exquisitos.

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  34. Hola, Mián:

    La catedral del mar es buena, sí. Pero La mano de Fátima es si se quiere mejor. Algunas personas, especialmente las que saben la historia de manera doctoral, piensan que cometió ciertas equivocaciones. Lo real es que ellos no se atrevieron a escribir una obra de esa magnitud.
    Lo recomendable es escuchar opiniones y luego leer para forjarse la propia.

    Un cariñoso abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  35. "El tiempo entre costuras", Armando, prometo leerlo apenas llegue por aquí; sé que lo hará, pues los best sellers sí los traen. Por supuesto que me encantará, estoy segura.

    Si tienes oportunidad de conseguir La mano de Fátima y hacer un hueco entre tus libros pendientes, te la recomiendo. Me interesará saber tu opinión.

    Un gran abrazo, amigo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  36. Querida Arlette:

    Para mí también es un placer estar de regreso. Ya empezaré mis visitas y prometo pasar por tu casa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  37. Normita:

    Me agrada reencontrarme con la gente que me da una razón para vivir. No estuve antes por las razones que la mayoría conoce, pero este medio de expresión es una gran descarga para el alma.

    ¿México? ¡Grandioso! No sé en qué ciudad estás, pero es un país con gente maravillosa. Y aficionada a la lectura.

    Trataré de conseguir El laberinto del universo, de Jamie Rest, nunca lo había oído nombrar.

    Muchas gracias por tu visita, Norma!

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  38. "Blanca, en primer lugar, es muy grato tenerte de vuelta y, en segundo, por los comentarios de tu comentario se nota claramente que nadie lee de igual manera, aunque a veces igual se compra el libro. Interesante lo que dices de la Mano de Fátima, veré si lo encuentro por ahí".

    Querido Venator: tienes toda la razón. Nadie lee de igual manera. Por eso es importante leer para comprobar si lo que dicen de tal o cual libro concuerda con lo que uno siente. Espero que lo leas, sé que te gustan los temas históricos.

    Un beso,
    Blanca

    ResponderEliminar
  39. Felixon,

    Echaba de menos tus entradas tan llenas de energía!, ja, ja, estamos hablando del escritor que más libros ha vendido en España después de escribir La catedral del mar, su primera novela. Creo que es para ponerse a pensar.

    ¿Quién compra los libros? dices. Creo que los que los leen, pues no estamos ahora para botar el dinero.
    Otra cosa es que después de comprarlos no los lean porque los defraudó. Pero creo que a mí en particular es uno de esos autores que seguiré leyendo aunque tenga muchos detractores.

    Un abrazo cariñoso, Félix,
    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.