jueves, 15 de abril de 2010

¡Un Oscar para un disfraz!

La fiesta de Purim (en Hebreo פורים, Pûrîm = suertes) es una festividad judía que es celebrada anualmente el 14 del mes judío de Adar (o 15 de Adar en las ciudades amuralladas) en conmemoración del milagro relatado en el Libro de Ester en el que los judíos se salvaron de ser aniquilados bajo el mandato del rey persa Asuero, identificado por algunos historiadores como Jerjes I, alrededor del 450 a. C.
A pesar de que Purim es considerado uno de los días más alegres del calendario hebreo, los judíos tienen la obligación de ayunar y orar en la víspera, en recuerdo de los judíos persas que ayunaron y oraron a Dios para que les salvara del inminente conflicto que los llevaría a su aniquilación y exterminio por parte de Hamán y sus seguidores en el ejército del imperio persa. Tras el ayuno, se hace un gran banquete en el que se acostumbra a beber vino y recitar cánticos, entre ellos suele recitarse la plegaria conocida como Shoshanat Ya'akov, que ha sido grabada por muchos cantantes judíos de Israel y la Diáspora.

Mi querida amiga Eleanor Valera asistió a la fiesta del Purim este año; unos días antes vino a mi taller a pedirme de urgencia un disfraz. A que no adivinan: ¡Ganó el Oscar al mejor disfraz! ¿Por qué un Oscar? porque los disfraces trataron de temas de películas, y le sugerí la película Shakespeare in Love, tuve que hacerlo de un día para otro, ¿quién me mandó a sugerir? Bueno, el resultado está en las fotos, que se las dejo para que las disfruten. El vestido obviamente es el rosado. No es como acostumbro hacer los vestidos de fiesta, ¡pero se trataba de un disfraz, casi una puesta en escena instantánea!












Aquí: ¡El Oscar para los ganadores!
Nota: Los datos acerca del Purim, son sacados de Wikipedia.

12 comentarios:

  1. ¡Qué bueno Blanca! Me encantan los disfraces y eso que me he disfrazado en contaddisimas ocasiones. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues mereció la pena las prisas, amiga. Te felicito por tan hermoso disfraz. A quién no le gustan los disfraces. Mi madre era aficionada a la costura, se (y nos) hacía la ropa, siempre estaba ideando modelitos para nosotras.

    Este es precioso, la tela, el color. Muy bonito. Y de un día para otro, con el trabajo que eso lleva, lo sé ;).

    Un besazo,

    Margarita

    ResponderEliminar
  3. Que linda entrada! Muy buenos todos los disfraces! Tu amiga realmente se merecía ese oscar.

    P.D.
    Blanca, recién termino de leer tu libro, y tengo tantas cosas para decirte pero lo inmediato que me sale es WAWWWW! y APLAUSOS infinitos.
    Gracias por dar a conocer este libro, es fabuloso, increíble.
    Realmente te admiro, sos una gran escritora. Los detalles fabulosos, lo que debes haber investigado debe ser muchísimo, es maravilloso como vas contando los hechos sin perder cada detalle. Es increíble como va creciendo la historia junto a sus personajes mientras van creciendo y se van agregando generaciones.
    Obviamente lo que mas lamente fue lo de Albert y Sofia, me había encariñado mucho con los personajes.
    Lo que no pude creer fue lo que paso con Oliver, como se derrumbo su caracter, o fue quizas que siempre fue así en verdad.
    Es nefasto lo que el dinero y el poder puede hacer con nuestras vidas. Y también como un destino marcado puede hacernos, o quizas realmente creer que existe ese destino.
    Hubiera sido tan distinta la vida de Oliver sin esa herencia, creo que hubiera sido maravillosa junto a Justine, lamente mucho lo que le paso.
    Que decirte Blanca... voy a extrañar muchísimo leer el Legado. Esta semana junto a él fe fabulosa, me fui metiendo en cada uno de sus personajes, los conocí, los quise, los odié... experimente muchísimas emociones.
    Gracias Blanca por este libro, fue hermoso leerlo, y conocer la historia de dos personajes como Hitler y el mago fue enriquecedor. Gracias por haber escrito El Legado. Es un honor tenerlo en mi biblioteca.

    ResponderEliminar
  4. No me extraña que ganara el OSCAR, ¡muuuuy bien!, mereció la pena el trabajo y el esfuerzo.

    Gracias también por explicarnos la fiesta hebrea, que yo, por ejemplo, no conocía.

    ¡Un besazo!

    Miguel

    ResponderEliminar
  5. Que buena diseñadora de difraces resultaste! Me encanta que la gente se divierta así, de una manera poco usual; aunque hay algunos que viven disfrazados todo el año, jajajaja!!!

    BESOTES BLANCA, BUEN FINDE Y HASTA EL LUNES!!!

    ResponderEliminar
  6. Winnie, yo no recuerdo haberme disfrazado nunca. En serio, ahora que lo pienso.

    Margarita: La costura es un arte, me encanta la costura y los trabajos manuales, A veces se presenta la oportunidad de salir de la rutina con un poco de fantasía y es lo que me gusta de los disfraces. Gracias, amiga, qué gusto que te parezca hermoso.

    Besos, Winnie y Margarita!

    ResponderEliminar
  7. ¡Uy Carla!, ese comentario es muy pero muy amable, de tu parte, no sabes qué alegría más grande me da cuando me dicen que mi novela les ha gustado. Lo que más desea un escritor es penetrar en la mente del lector y que éste se pierda en las páginas, que se olvide del mundo por las horas que dure la lectura. Como lectora sé lo satisfactoria que puede ser una buena novela.

    Muchísimas gracias por todo lo que dices, porque veo que los personajes te llegaron y creo que disfrutaste leyendo. Con tu permiso, me reservo tu comentario para colgarlo en el blog de la novela El legado, como acostumbro, un poco de vanidad de mi parte y también de esa manera tengo todos los comentarios reunidos.

    Un besote, Carla

    ResponderEliminar
  8. Miguel: Gracias por decir que se merecía el Oscar, en las fotos no se aprecia, pero según me dijeron, había unos disfraces verdaderamente muy buenos.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  9. Disfrazados todo el año! ja, ja, ja, Stanley, que ocurrente, y tienes razón, y voy más lejos: casi todos de vez en cuando nos disfrazamos.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  10. ¡Pues sí que eres mañosa!

    Un gran disfraz, sin duda. Si yo tuviese que hacerme un disfraz sería sin duda de harapiento, porque es lo único que lograría con mis propias manos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Qué interesante lo que nos cuentas sobre la fiesta judía, Blanca. Yo no la conocía y te agradezco la información (me gusta aprender).
    Y por supuesto felicidades por ese disfraz nacido de tus manos. ¡Cómo eres! No me extraña que ganara el Oscar porque tu amiga se ve preciosa con él.
    Me ha gustado conocer un poco de tu faceta de diseñadora de modas. Te animo a que en otra ocasión nos cuentes algo más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Claro Blanca! Ahora el comentario es tuyo, muy contenta de mi parte que quieras publicar mi comentario en el blog de El Legado.
    Saludos!

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.