viernes, 9 de abril de 2010

LA GUERRA DE LAS GALAXIAS


En estas pasadas semanas he visto los seis episodios de La guerra de las galaxias. Sí, así como lo leen. Y como en alguna oportunidad he dicho, no soy muy aficionada al tipo de películas de ciencia ficción en donde prevalecen los combates en unas naves casi milagrosas, porque pueden maniobrar en sitios imposibles; pero mi hijo, aficionado a este tipo de películas me las trajo y yo empecé a verlas una a una. Como saben, los episodios 1, 2 y 3, fueron filmados con posterioridad. George Lucas empezó por el episodio cuatro. Algo que suele usarse en literatura, algunas veces empezamos a escribir por el final y a medida que avanza la trama insertamos partes del pasado. Si se hace bien, se logra una novela completa, que va tapando huecos y redondeando los acontecimientos.

Al terminar el sexto episodio, pude comprobar una vez más que el ingrediente de éxito de cualquier historia consiste en la eterna lucha del bien contra el mal. Lo vemos en el cine, en la televisión, en las telenovelas, en los cuentos, y por supuesto, en las novelas exitosas. Darth Vader, el maestro Jedi que cuando es un niño roba nuestro corazón, de adulto se convierte en el odiado personaje que representa el mal, pero tras él existe una figura más maléfica aún: Tarkin, que no es otro que el emperador de la zona oscura; un hombre caracterizado por la fealdad, la manipulación y el poder, mucho poder. El joven Luke Skywalker, hijo de Darth Vader, enfrenta en una lucha terminal a su padre y logra vencerlo pero se abstiene de acabar con su vida. Y en un momento emocionante, el padre, al ver que el emperador matará a su hijo, reacciona y acaba con el siniestro personaje. Padre e hijo al final se funden en un abrazo y la película deja la sensación de que todo termina como debe ser. Esta satisfacción íntima, en la que la certeza de que se actuó bien, prevalece, es la que nos acompaña y que nos hará recordarla como una gran saga. Ese: «que la fuerza te acompañe» es muy poderoso. Se mete en nuestro subconsciente y nos hace pensar que existe algo más allá de lo que podemos ver a simple vista. La creencia tribal de un dios se dispara y nos deja al desnudo, pues trasladamos nuestras convicciones a los valores de una película, y por tanto nos libera de nuestros pudores.

George Lucas es un director-productor revolucionario. Se arriesgó con la primera trilogía de La guerra de las galaxias en 1977 cuando los demás estudios la habían rechazado, y años después, a partir de 1999 empezó con la segunda trilogía. Una fórmula que le ha dado excelentes resultados.

La guerra de las galaxias me ha demostrado a lo largo de las semanas que pasé viendo los seis episodios, que el ser humano es ante todo romántico. Lucha por la verdad y la justicia, aunque todo lo que ocurra en el mundo indique lo contrario. Como ya he mencionado, estoy de lleno en mi nueva novela, y aunque el tema de lo que estoy escribiendo sea diferente, hay partes que realmente me han inspirado. ¡Gracias, hijo, por insistir! Ahora podré pasar horas hablando con él de La guerra de las galaxias, espero que esto no me reste fuerzas para continuar con mi novela. Empecé el 18 de enero, y voy por la página 124, en folio A4 a espacio simple.

B. Miosi

29 comentarios:

  1. Sigue escribiendo eh!! jaja Pero qué buena sobredosis de galaxias te has dado....A mi debo reconocer que de niña me cautivaron y de mayor...TAMBIEN . Un beso Blanca y ¡a escribirrrrrr!

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasó al revés, yo insistí en que mi hija viera las películas,ja,ja,ja.
    Has tocado uno de mis puntos débiles, La Guerra de las Galaxias, una de mis películas favoritas. Me leí primero el libro, siempre me gustó más leer la historia contada de puño y letra del escritor antes de ver la pelicula, ya que se comen tantas cosas interesantes que no llegan a la gran pantalla.
    Un beso Blanca.

    ResponderEliminar
  3. Hola Blanca:
    En casa mi hijo tiene TODAS las películas, yo las habré visto unas tres veces. Los libros de arte, incluyendo los bocetos de las naves, videojuegos, una colección de figuras, los cuatro DVDs de las guerras clon,…..
    En la película “La amenaza fantasma” asistimos a un pase especial antes del estreno de la película. La fiesta que se hizo después fue una pasada, pudimos compartir los canapés con algunos de los actores.

    Besos,
    Tessa

    ResponderEliminar
  4. Hola, Blanca. El imperio contraataca es una de mis películas preferidas. Creo que en ello coinciden muchos seguidores de la saga. La Guerra de las Galaxias ha transcendido más allá de un icono cinematográfico, aunque en mi opinión, Lucas, ha terminado casi matando la joya que él mismo creó. El tema del marketing y merchandaising, que fue algo revolucionario, se ha pasado de revoluciones, y ahora, por desgracia todos los que amamos un poco la vieja saga, tenemos la sensación de que está exprimiendo hasta la última gota, de modo que hemos dejado un poco de hablar de ella.
    Con respecto a lo que comentas, creo que en esta historia encontramos puntos clave que hay en otras historias: la lucha del bien y el mal, la venganza, el misterio, la redención, las aventuras, las batallas, y, por supuesto, el amor.
    Incluso pueden establecerse ciertas analogías: por ejemplo, el personaje principal es Darth Vader, que no es otro que "el malo" de la serie. ¿Acaso no recordamos a un hobbit que se dejó tentar por "el lado oscuro" y que será quién determine el final del anillo único de poder, arrojándolo, también, hacia el infierno?
    En fin, me has hecho añorar cosas con esta entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La saga de la Guerra de las Galaxias es un referente para toda mi generación (y cercanas). Yo ni siquiera había nacido cuando se estrenó (aunque venía en camino), pero marcó mi infancia. Y ahora, en mi época adulta, sigo creyendo que es una de las mejores producciones cinematográficas de la historia, por lo que supuso y por el fondo argumental que hay tras los combates de espadas-luz y las batallas de naves.
    Pero para variar, diré que mi favorita de toda la saga no está entre las clásicas, sino entre la nueva trilogía. Para mí "La Venganza de los Sith", que cierra la segunda trilogía (y enlaza con la antigua), es la mejor de toda la saga, al menos en intensidad. Es también la más oscura, donde asistimos al derrumbe completo de Anakin Skywalker. Es grandioso cuando le visten con el casco y se convierte, definitivamente, en Darth Vader. Y la conclusión de batalla con Obiwan es francamente una obra maestra de emociones ("¡Tú eras mi hermano!", le dice Obiwan, contagiándonos su pena).
    Para mí es la mejor película de la saga.
    Un abrazo, Blanca!!

    ResponderEliminar
  6. Mi querida amiga, luego de mes y medio de reposo, regreso a mis labores y como es costumbre, visito mis Blogs favoritos.

    En 1977 el Episodio IV revolucionó la industria cinematográfica; una industria que se encontraba al borde de la quiebra y gracias al apoyo de Francis Ford Coppola, George Lucas logró cumplir su sueño.

    Mis favoritas son las originales y comparto con Sergio que la mejor de todas es El Imperio Contraataca.

    Lucas fue pupilo de Joseph Campbell; de ahí podemos entender el origen de su saga.

    Te recomiendo que ahora veas El Señor de los Anillos. Peter Jackson logró una adaptación cinematográfica espelúznate. Y luego disfrutes de Harry Potter.

    Si quieres un gusto refinado, aderezado con una estructura impecable, te recomiendo: The Shawshank Redemtion (adaptación de la novela corta de Stephen king); lleva 6 años consecutivos como la mejor película del cine americano.

    Un beso,

    Daniel DC

    ResponderEliminar
  7. Ah, Blanca, que yo he sido gran aficionado de estas películas desde el principio. Recuerdo haber hecho fila por horas para verla de estreno, allá en 1977.

    Así es: soy un vejestorio. Ni modo.

    Pero resulta que ahora de adulto George Lucas ha sido mi inspiración por motivos levemente menos popularizados: ese señor se «pirateó» por completo los arquetipos de toda tragedia griega que hemos heredado de los clásicos, y toda la sensibilidad cinematográfica de Akira Kurosawa.

    Es cierto: Star Wars es una copia casi tema por tema de las películas de samurais japoneses, mezclada con cortometraje de la segunda guerra mundial y con una sensibilidad de películas del viejo oeste estadounidense.

    ¿Cómo me inspira eso? Bueno, pues como autor en ciernes me indica que no es necesario ser un innovador neto, o un visionario integral, sino saber cómo aprovechar los mejores segmentos de otras fuentes y acomodarlos de una manera interesante.

    Por eso yo le copio a todo el mundo.

    Y ánimo con la nueva novela, que si uno afloja aunque sea un poco, se queda uno trabado por semanas, o hasta meses.

    Saludos, y buena suerte,
    D

    ResponderEliminar
  8. Hola, Blanca,
    Vaya, vaya, me has puesto el vello de punta, qué recuerdos. Esta entrada la habría firmado yo, sin duda. Son películas que no me canso de mirar junto a la saga del Señor de los Anillos. De la que guardo mejor recuerdo es del Imperio contraataca, mi favorita.

    Me alegra ver el ritmo que llevas con tu nueva novela, frenético, 124 páginas, desde luego llevas una buena media. Seguro que estás escribiendo una magnífica historia; ya estoy deseando leerla.

    Besos, amiga.
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  9. Que tal Blanca,

    Grande Lucas, creó una gran historia, un gran mundo, cogió de aquí y de allá (mitología, filosofía, la eterna lucha del bien y el mal, el amor, etc.) para crear una saga de culto, que traspasa generaciones, entre otras cosas, porque trata de cosas atemporales.
    El amor, el bien y el mal, si acaso la vida y la muerte, más allá de eso, todo es palabrería.

    Un abrazo, y que la fuerza te acompañe con tu nueva novela ;-)

    ResponderEliminar
  10. Yo me crié con estas películas y para mí siempre fueron una fuente inspiración. Lo mejor de Star Wars, aparte de sus personajes, es la épica que respira toda la historia. La grandeza de los sentimientos y la finalidad ética y espiritual que trasmiten los protagonistas.
    Bienvenida a la Guerra de las Galaxias!!

    ResponderEliminar
  11. Maldita sea, Blanca

    Me has hecho recordar la larguísima cola que hice con mi hermano frente al cine Capitol de Madrid para el estreno del Episodio IV.

    Yo me creí aficionado a la Saga hasta que me percaté de que sólo me gustaba la primera (es decir, el episodio IV), que me parece contiene todos los ingredientes de una gran historia... cinematográfica. Leí el libro y era casi idéntico a la película - me remonto a 1978. El Imperio Contraataca es un folletín romántico al que nunca le encontré el sentido y el Retorno del Jedi me pareció absolutamente insufrible. Las tres precuelas son más "cuelas" que "pre". Obviamente son apreciaciones personales de alguien que considera que las tres películas de ciencia ficción por excelencia son 2001, BLADE RUNNER y ALIEN y, por lo tanto, no tienen ningún valor. REcuerdo haber visto con mi amigo Danny en casa el famoso EPISODIO I el día antes de su estreno (obvio las causas) y los comentarios que hicimos sobre por qué los malos tenían que hablar con acento ruso (la visionamos en versión original). Noche memorable donde el whisky arregló lo que Lucas había estropeado.

    Bonita reflexión sobre el bien y el mal y sobre el lado oscuro. Lo que pasa es que ¡es tan difícil dónde está el bien, dónde el mal y, sobre todo, reconocer que todos tenemos nuestro lado oscuro!

    Sobre tu próxima novela... madre mía, Blanca, qué alucinantemente bien vas. Qué envidia.

    ResponderEliminar
  12. ¡"El imperio contraataca", la mejor de toda la Trilogía! (como Sergio)(porque de la nueva, lo único que se salva es el apoteósico enfrentamiento final de Anakin y Obi Wan; así que no cuentan)

    Pues no tu hijo no es el único que ha vivido el universo Star Wars (podría hablar horas y horas sobre ella), y al igual que un buen libro, una buena pelicula se nutre de guiños de otras muchas que le precedieron.

    Al final lo que convierte a una obra en grande es que emociona, porque sus personajes sienten como nosotros, nos identificamos con ellos, sufrimos y cobramos esperaznas con ellos, y provocan los que los griegos querían con sus obras de teatro: la catarsis, la transformación del espectador. Uno ya no sale igual del cine, a como entró.

    Qué añoranza me has provocado, Blanca. Pero es que en el fondo sigo con quince años, abrumado por la fuerza del Imperio y la frágil esperanza de la Rebelión.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Bonita entrada, Blanca, no veas la de recuerdos que me has traido. No soy un fanático de la saga Star Wars, pero si considero que ha marcado un antes y un después en la historia del celuloide.

    A mí me gustaron mucho más las tres primeras películas, las últimas cronológicamente hablando. Hace tiempo que no las veo, debe ser que al visionar hace poco las otras tres me dejaron un regusto algo amargo.

    Esa lucha eterna entre el Bien y el Mal es algo inherente al ser humano. La encontramos en multitud de sitios, y muchas veces es el motor que hace girar lo demás.

    Gracias por tu entrada. Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  14. Ánimo, Blanca!!! Estás en el momento más duro de la escritura (cuando todo está ya colocado y no te queda más remedio que arar el campo que ya tiene forma en tu cabeza pero que dista mucho de parecerse a lo que aparece en el papel) pero igualmente disfrutable!!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola, Blanca. Pasé a saludarte y a decirte que mi hija me contó que estuvo en unas librerías en Córdoba buscando unos libros y vio El Legado entre los más vendidos. (Ella me ayudó a buscarlo en verano pasado). Me lo decía muy contenta y también yo me alegré mucho.
    Espero que la próxima novela sea también todo un éxito y que el amor siga siendo tu fuente de inspiración.
    Por cierto, no sé si yo me las he visto todas, aunque alguna me la vi más de una vez al lado de mis hijos también.
    Un abrazo grande
    Conchi

    ResponderEliminar
  16. Hey, ¿no habías visto ninguno de los episodios hasta ahora? ¡Con razón tu hijo te insistía!

    A mí me gusta mucho la ciencia ficción, aunque no exactamente la de esta clase; pero es imposible, creo, escapar al peso específico que posee la saga: nació, desde el vamos, como cine de culto, y así seguirá siéndolo.

    Animo con la novela, amiga... No se detenga, no, para nada!

    Cariños,
    Esther

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola Blanca!

    Piano, piano, que poco a poco te veo terminando tu última obra.

    A mi La Guerra de las Galaxias no me "entró".

    ¡Un abrazote!

    MIGUEL

    ResponderEliminar
  18. Saludos desde Sevilla y muchos ánimos para que sigas con tu próxima novela.

    Que gran saga la guerra de las galaxias, aunque realmente las que me gustan son las antiguas, el episodio IV, V y VI, por que la nueva trilogía que sacaron con los episodios I,II y III no me gustaron nada, aunque la tercera parte donde el joven Anakin pasa al lado oscuro si que me gustó, no se, conserva más el espíritu de la trilogía anterior.

    Un abrazo Blanca y hasta otro día.

    ResponderEliminar
  19. Agradezco muchísimo todas sus respuestas, cada una con su dosis de experiencia personal, ahí van mis respuestas, parte 1:

    Winnie: Hija, sí, como dices, fue una sobredosis de Galaxias!, ja, ja, y eso que no les he contado de la sobredosis de Padrinos que tuve antes: Padrino 1, 2,3 y 4. Geniales todos. Ya les contaré.

    Printova: Fíjate que yo no leí el libro. Y por ahora no creo que lo haga, pues con mi novela tengo para un buen rato, pero me gusta tu entusiasmo y que hayas insistido para que tu hija las vea, creo que es una película que los niños jamás deberían perderse.

    Tessa: ¿Pudiste compartir con los actores de La guerra de las galaxias? Admirable!!, eso es más de lo que yo hubiera deseado!!

    Sergio: Me alegra haberte hecho añorar cosas con mi entrada, La guerra de las galaxias fue para mí toda una revelación, me gusta el episodio 1, cuando podemos conocer los inicios de Anakin Skywalker, como dije en el post es una combinación que no tiene pierde: el héroe, el bien , el mal, lo fantástico unido a lo real… en fin, que después hayan convertido todo en un torbellino mercantilista es otra cosa, y público no les falta, pues de lo contrario nadie compraría nada, yo me limito a la películas en sí mismas, que de veras me encantaron. A mí también me gustó El imperio contraataca.

    Javier: ¿Así que estabas en camino? Ja, ja, me imagino que desde tu escondite pudiste escuchar todo el barullo que se armó con La guerra de las galaxias, que te volviste un fanático de ella, y tienes razón, recuerdo esa parte, Anakin convertido en Darth Vader, impresionante cuando sale todo de negro ¡Y la música! Siempre lo acompaña una melodía que lo identifica. La música es ago de lo que no había hablado, es sencillamente espectacular.

    ResponderEliminar
  20. Ahora con las respuestas Parte II:

    Daniel: querido amigo, supe que estabas de reposo cuando leí la noticia en Facebook, gracias por pasar a visitarme, no sabes cómo valoro tu visita, pero definitivamente no puedo entrar a tu web, porque siempre me sale un aviso de operación anulada. No tengo Mozilla, uso el Internet Explorer, y puedo entrar a todos lados, tendré que visitarte en Facebook, lugar al que asisto muy poco, como sabes. Voy a seguir tu consejo y buscaré The Shawshank Redemtion, me fascina Stephen King.

    Dnaz Franco: No eres para nada un vejestorio, te veo siempre en esos locos videos que cuelgas en IProsófagosy en tu blog, así que a otra con ese cuento, ja, ja, así que hiciste fila por horas para veer el estreno, bueno yo las vi en toda la comodidad de casita picando bocadillos y con un buen soporte de Pop Korn.
    Lo que dices es sumamente interesante: Lucas tomó lo mejor de ambos mundos, los samurais y los griegos con sus tragedias, y eso de la mezcla con cortometrajes de la segunda guerra mundial y con la sensibilidad de películas del viejo oeste estadounidense, es lo más loco que he escuchado, pero pensándolo bien es posible que tengas razón, son todos ingredientes muy buenos, que juntos dieron un resultado estupendo. Y sigue copiando, siempre y cuando sean estilos, je, je, que casi todos los que escribimos tratamos de emular a alguien.

    Mián: Qué bien que te emocioné con esta entrada, sabes que yo me mostraba reacia a ver las películas, pero terminé disfrutando de un buen puñado de capítulos que me terminaron encantando. Y voy a decir algo que nadie me va a creer: No he leído ni he visto El señor de los anillos. Mea culpa. Pero prometo hacerlo. En cuanto termine de escribir mi novela (voy por la pag. 130) y hoy he empezado a leerla desde el principio para que los detalles no se me escapen.

    Sergio Becerril, gracias por tu visita, amigo, dices bien y ahora lo comprendo mejor: Lucas creó una saga de culto, que traspasa generaciones, claro, completamente de acuerdo. Un punto al que tendríamos que prestarle más atención a la hora de escribir.

    Guillem: «Lo mejor de Star Wars, aparte de sus personajes, es la épica que respira toda la historia. La grandeza de los sentimientos y la finalidad ética y espiritual que trasmiten los protagonistas» , no hubiera podido decirlo mejor, amigo, al césar lo que es del César.

    Francisco: ¿No sería que tu hermano y tú escucharon el acento ruso debido a la cantidad de vodka que tomaron?, ja, ja, fíjate que eso no lo sabía, los malos con acento ruso… aunque razones no debieron faltarles, no sé exactamente por qué, pero todo lo oscuro está relacionado con la antigua Unión Soviética, que por haber cambiado el nombre se ha convertido en lo que el pueblo ruso deseó. Y siempre el lado luminoso, los buenos y demás, están del lado de occidente, los Estados Unidos, para ser más específica. Y creo que no sólo es por cuestión de marketing, sino de percepción.
    Pues a mis sentidos vírgenes de toda otra película galáctica, le gustaron todas, las seis. Cada una con le sigue a la anterior, haciéndonos comprender de qué van las cosas, ok, el capítulo 1 es bueno, eso ni dudarlo, pues de lo contrario nadie habría tenido interés de ver el resto, pero queda inconcluso, de manera que eran necesarias la parte 2 y 3. Luego, el toque dramático con la génesis, es decir, cómo y por qué empezaron los hechos. Pero felizmente tenemos gustos para todos. Vi Alien, y me gustó muchísimo. No he visto Blade Runner. 2001, por supuesto que sí, y qué puedo decir, me gustó desde la música, incomparable, fue la película que nos introdujo a los viajes espaciales con cierto realismo.

    Un fuerte abrazo a todos y todas, queridos amigos, y sólo me queda decirles: «Que la fuerza los acompañe».

    Ahora veo que me falta la respuesta Parte III, más tarde se las pongo!!

    ResponderEliminar
  21. Olvidaba decirles que ya voy por la página 130!

    ResponderEliminar
  22. He visto la serie desde pequeña. Pero al principio no entendía mucho de como era que pasaba del centro, o el final, al principio. Luego lo entendí. No puedo decir a estas alturas que me fascina, pero sí, disfruté mucho con ella y a veces, cuando la encuentro en la tele y tengo el tiempo, me regalo esos minutos para verla. Siempre descubro algo nuevo. ¡Es increíble! En cuanto a tu novela, es sorprendente como has escrito tanto en tan poco tiempo. Aunque, es cierto que cuando se tiene la madeja bien agarrada se va muy rápido.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  23. Daniel: ¡Sí la había visto, en castellano se llama "Sueños de libertad" por supuesto, es muy pero muy buena!

    ResponderEliminar
  24. Hola, Blanca.

    Una gran saga la guerra de las galaxias, especialmente las antiguas.

    Me ha llamado la atención eso que has dicho de comenzar por el final para avanzar hasta el principio. Te recomiendo que veas una película que se llama Memento. Es un ejemplo literal de lo que has dicho. Nunca había visto a una historia desarrollarse de ese modo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Ja, ja, Blas, de los hijos se aprenden cosas, y estoy segura de que contigo también podría hablar muchas horas de esta saga, no sabía que desataba tantas pasiones, ¡de lo que me había perdido!

    Armando: ¿Tú también fanatico de Star Wars? uno más para la lista!, las tres primeras me gustaron, claro, pero las tres últimas eran necesarias para comprender bien toda la historia.

    Fernando Alcalá: En eso estoy, en eso estoy, arando y arando, amigo.

    Conchi, amiga, qué noticias tan buenas me traes, después de ocho meses estar entre los más vendidos bueno es. (Ya estoy hablando como Obi, el Jedi, je, je, un beso amiga, y mucho ánimo.

    Esther: fue un descubrimiento, ahora voy por El señor de los anillos. Bueno, no ahorita, es que la novela me absorve el poco tiempo del que dispongo, como habrás notado.

    Miguel: Eres original, ja, ja, el púnico al que no le "entró" La guerra de las galaxias, bueno, te prometo que mi próxima novela sí lo va a hacer, ja, ja,

    Nogales: Gracias por participar, recibo esos saludos desde Sevilla con mucho gusto!, y gracias también por los ánimos con mi novela!

    Vicsabelle: ¡Ya te echaba en falta! Me contenta que te guste Star Wars, es como dices, ideal para verla con los niloas, te adelanto que hoy ya voy por la página 135 de mi nueva novela. Estoy yendo muy rápido.

    Nando, no conocía tu página, acabo de venir de allí, felicitaciones por la publicación de tu novela, me estoy llevando el PDF con el primer capítulo para leerlo en casa. 37 páginas es mucho para hacerlo aquí. Ya te contaré.

    Besos a todos, amigos y muchas gracias por participar!

    ResponderEliminar
  26. Es que mi página lleva muy poco tiempo, menos de dos semanas, así que es complicado que la conocieses.

    Ya me contarás qué te parece ese primer capítulo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Te cuento un poco la anécdota. Danny no es mi hermano, sino un amigo íntimo. Se presentó en mi casa el día antes del estreno con el DVD inédito del famoso EPISODIO I que tanto prometía. Eso sí, en inglés.

    Ambos éramos fans de la trilogía (que no me gustase el capítulo V no quiere decir que no me entretuviese - pero cuando tenía 10 años, con el tiempo le he visto muchas carencias, aunque entiendo perfectamente a los que lo defienden).

    La visionamos en versión original y nos reimos mucho, pero acabamos cachondeándonos de la historia porque ambos opinábamos que se nos había prometido mucho más de lo que se nos dió en la Precuela. En mi modestísima opinión Lucas se podía haber ahorrado el tema. El hecho de que ahora le esté sacando tanto pringue habla por sí solo. Poderoso caballero es don dinero, que decía Quevedo.

    Yo siempre he considerado Star Wars Episodio IV como un western futurista. El paso del tiempo y las secuelas, así como el hecho inevitable de ir cumpliendo años, hicieron que viese en la trilogía original una historia rosa más que una obra maestra.

    Pero todavía recuerdo como si fuese ayer las exclamaciones del público en la gran pantalla cuando, en el estreno del episodio IV (primero de todos) aparecía esa nave inmensa, casi infinita, persiguiendo a los de la... República (curioso parangón que me recuerda mucho a las obras de Asimov).

    Bueno, en realidad son bobadas. Yo cuando voy al cine quiero divertirme ante todo - es por lo que pago - y reconozco que las 6 películas son entretenidas, aunque las tres últimas - primeras - muy farragosas.

    El hecho de que los malos de la primera peli hablasen con acento ruso tenía mucho que ver con la situación política del momento. Pero toda la coyunda del padre (Darth Vader es en realidad Dark Father - el padre escondido) y los gemelos que casi se lían entre sí y que se tienen que desenamorar cuando descubren lo que realmente son... como que lo veo un poco moñas (opinión mía).

    Conocí a Lucas por casualidad hace años y los menos de diez minutos que estuvimos charlando me dejaron cristalinamente claro de cuántos pies cojea. Le entiendo y no le culpo. Al fin y al cabo ha hecho 6 espectáculos taquilleros, que es un poco a lo que aspira cualquiera que se dedique al lío, sea escritor, funambulista o director de cine. El hombre tenía una mina y es lógico que la explotara.

    ResponderEliminar
  28. Querida Blanca, a mí me encanta la saga de La guerra de las galaxias. me gusta, no por las naves, sino por lo que dices de la eterna lucha entre el bien y el mal. Ver a personas que se pierden entre la oscuridad pero que, luego, todavía son capaces de actos heroicos, es algo que me sobrecoge. También está la historia malograda de amor, que tiene mucho tirón para muchísima gente. En fin, que toca tantos temas, y creo que lo hace bien que, una vez más, vemos que lo que interesa y arrastra a la gente son los sentimientos ancestrales, bien adornados, pues mejor.

    Qué manera de escribir la tuya, amiga, admirable. Llevas un buen trozo del libro adelantado. Que sigas a ese ritmo, tú a escribir y nosotros luego podremos disfrutar de otra novela tuya. No te olvides de incluir a un malvado, please, estos personajes (como personajes) son mi debilidad :).

    Te mando un abrazo enorme,

    Marisol

    ResponderEliminar
  29. que tiene que ver esto con un grupo familiar de la iglesia cristiana.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.