jueves, 5 de junio de 2008

Carmen Cristina Wolf

El año pasado tuve el privilegio de conocer a una gran persona, una mujer comprometida con las letras venezolanas, poeta, escritora, profesora, y gran amiga: Carmen Cristina Wolf. Encontré uno de sus blogs en la red, y me animé a contactarla. Me di con la sorpresa de encontrar en ella a una gran luchadora, con criterios firmes e ideas claras acerca del mundo tan difícil que envuelve a los que vivimos en este país lleno de contrastes.
Asistí a un taller de locución y liderazgo que ella dictó y fue cuando empecé a conocerla. Entre sus muchas habilidades, también es correctora de estilo, y ha publicado varios libros de poemas, ensayos, y artículos en La Revista Nacional de la Cultura, en la Revista Literatura y Arte Ateneo, y en el prestigioso periódico El Universal.
Con gran satisfacción supe que a partir del mes de abril de este año, fue elegida Presidenta del Círculo de Escritores de Venezuela, entidad a la cual tengo el privilegio de pertenecer, y estoy segura que su gestión redundará en grandes beneficios para todos sus miembros, con la eficiencia que la caracteriza.

He leído cuatro de sus libros, de los que extraje unas líneas:

Prisión Abierta (IX)

Me esconderé en tus montañas para esperar el éxtasis
aguardaré en tu corazón sin riendas
donde no hay relojes
esos amenazantes biombos
iré al lugar donde los niños no caen de sus luceros
y no tiemblan los cervatillos en las fauces del tigre

Canto al Hombre (36)

Cuando me dijiste
que algunos sueños
se te habían perdido,
salimos juntos a buscarlos,

Y los encontramos.

Escribe un poema para mí (3)

—¡Escribe! ¡Escribe!
no pienses nada más, no te distraigas,
no pienses ni siquiera en mí.

—Si no pienso en ti perderé mi alegría.

—Entonces escribe poemas para mí
que abandonen su cárcel de silencio
con la sabiduría de los abrazos
y el calor de las horas del estío.

La llama incesante – Aforismos

Cuando dejo de ser la protagonista, encuentro lo
sagrado.

***
Al dejar de contemplarme veo al otro.

***
Cuando la felicidad aparece, no sé que es ella, hasta que se despide.

***
Creemos que vamos a algún sitio.
Es la vida quien viene a nosotros.

***
Vivir sin miedo comienza por no aferrarse a las cosas.

***

Me duelen las veces en que he traicionado al amor.

***

La libertad comienza en las alas de un sueño.

***

No me alabes si vas a exigirme algo a cambio.

***


Es una pequeña muestra de su arte y de su forma de ver la vida, una leve pincelada de la personalidad de Carmen Cristina. Mi admiración para una amiga, una compañera en este camino de letras.

Para saber más de Carmen Cristina Wolf: http://literaturayvda.blogsome.com

1 comentario:


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.