martes, 22 de abril de 2014

Por cortesía del Club "Letras entre Amigos"
Edición especial para el Día del Libro
Descarga libre, directa y gratuita
Pulsa AQUÍ para descargar PDF






II Antología de relatos españoles
e hispanoamericanos

martes, 15 de abril de 2014

¿Conocen a Giovanni Papini?

Reconozco que hay muchos escritores, más de los que sería capaz de calcular, que escapan a mi conocimiento. Trato en lo posible de conseguir libros de autores poco mencionados entre la avalancha de títulos que invaden las librerías y, como siempre, termino acudiendo a mi viejo librero. Esta vez tengo en mis manos un libro muy especial: Gog y El libro negro, escrito por Giovanni Papini en 1931, y en 1951 respectivamente.

Empiezo por aclarar quién es Gog. Para quienes no lo sepan, es un personaje bíblico; aparece en el Apocalipsis, XX, 7: "Satán será liberado de su cárcel y saldrá para reducir a las naciones, Gog y Magog…"

Giovanni Papini nació en Florencia, Italia, el 19 de febrero de 1881, hijo de un ateo y de madre católica, quien lo bautizó a escondidas. Fue filósofo, políglota y un fecundo escritor. Me llamó la atención el título Gog y El libro negro, nada más verlo, y empecé a hojearlo. Después de leer parte del prólogo decidí que tenía que leer sus quinientas once páginas. Es un tomo que consta de dos libros, en los que Gog cuenta sus experiencias, y veinte años después las continúa en El libro negro. Y aprendí mucho, ¡vaya si aprendí! Desde la primera línea del primer párrafo existe un llamamiento impostergable a seguir leyendo:

Me avergüenza decir dónde conocí a Gog; en un manicomio particular.
Díganme ustedes si no es un comienzo con el que se intuye una historia extraordinaria. Como lo fue la misma vida de Papini. Escribió Gog recurriendo a la técnica de suponer que publicaba el diario íntimo de un individuo excepcional; Gogins, conocido como Gog. Se sirvió de un personaje, cuyo nombre de origen bíblico, nos da el sentido de su temperamento: personificación de las fuerzas del mal. Descreído, salvaje, cruel, poderoso y anhelante de gloria y placer… y se llega al final de la parábola bíblica tan bien trazada por el autor con un Gog insatisfecho, hastiado, sin haber llegado a conocer la verdad, ni haberse divertido, que por no morir de hambre y miseria, encuentra su única salvación en el mendrugo de pan que le da una muchacha campesina desconocida.

Y para no dejarlos con la miel en los labios, voy a proseguir con el resto del trozo que sigue a la primera línea que copié arriba:

Me avergüenza decir dónde conocí a Gog; en un manicomio particular.
Fui allí con objeto de hacer compañía a un joven poeta dálmata, a quien la pasión desesperada por una sombra —la amada era una «reina de la pantalla» y únicamente en la pantalla le había sonreído— condenaba al delirio.
Como ordinariamente estaba tranquilo, el director de aquella casa para locos pensionistas —enano de estatura, pero gigante en carnosidad— nos permitía estar juntos en el jardín. Aquí y allá, a la sombra de los cedros y de los castaños de Indias, había mesas redondas de hierro y sillas como en los cafés. Enfermeros pálidos vestidos de blanco, transcurrían por los paseos, disimulando vigilancia.
Un día muy caluroso en que el poeta y yo estábamos hablando, se acercó a nuestro velador uno de los huéspedes. Era un monstruo que debía tener medio siglo, vestido de verde claro. Alto, pero mal garbado; no tenía ni un solo pelo en toda la cabeza; sin cabellos, sin cejas, sin bigotes, sin barba. Un informe bulbo de piel desnuda, con excrecencias coralinas. La cara era de un escarlata oscuro, casi pavonado, y anchísima. Uno de los ojos era de un bello celeste un poco ceniciento; el otro, casi verde con estrías de un amarillo de tortuga. Las mandíbulas eran cuadradas y potentes; los labios, macizos pero pálidos, se entreabrían en una sonrisa completamente metálica, de oro.
Saludó, sin habla, al poeta y se sentó a nuestro lado. No abrió la boca, pero pareció que seguía atentamente nuestra conversación, Me enteré después, por mi amigo, que ése era Gog.

…Cuando le conocí se hallaba allí desde hacía poco. Y todas las veces que fui a visitar a mi poeta le veía también a él. Comenzó a hablarme. De este modo pude saber, un poco por él y un poco por los médicos, su historia. Su conversación era singularísima: pasaba de un discurso paradójico, pero al mismo tiempo inteligente, a manifestaciones de una vulgaridad peor que plebeya, bestial. Parecía que estuviesen unidos en él Asmodeo, con su agudeza cínica, y Calibán, con su ciega torpeza de bruto.
Pero conmigo hablaba gustoso. He tenido siempre la virtud de aplacar a los agitados y de amansar a los locos. Un día, después de haber hablado más que de costumbre, se marchó a su habitación —vivía en una villa, toda para él, en el parque del manicomio— y volvió para entregarme un envoltorio de seda verde.

—Lea —me dijo—, son hojas que he salvado del último naufragio. Aquí dentro hay algo del viejo Gog. Ahora ha llegado para mí el día en que nace más de un sol, y cedo con la máxima despreocupación los harapos de la noche.
Encontré, dentro del envoltorio, un grueso paquete de hojas sueltas, escritas en tinta verde, con una caligrafía pesada e inexperta de muchacho. Las leí todas, a veces con una sonrisa, a veces con disgusto, a veces con horror, pero siempre, lo confieso, con avidez.
Eran apuntes sueltos, páginas de antiguos diarios, fragmentos de recuerdos, mezclados todos sin orden, sin fechas precisas, redactadas en un inglés vulgar, pero bastante descifrable.

… Supuse, y a mi juicio atinadamente, que tuvo la intención de regalarme esas hojas, y tal fue también el parecer de los amigos a quienes consulté. Por eso me he decidido a traducirlas —excepto cinco o seis demasiado repugnantes— y a publicarlas.


Para los que deseen leer la obra completa, los remito a este enlace: Gog, texto completo publicado en Ciudad Seva.
De la segunda parte, El libro negro, resalto algunos capìtulos:

El poema del hombre (de Walt Whitman)
La biblioteca de acero
Noticias del más allá
La fábrica de novelas
Verdugos voluntarios
El mercado de niños
El abate y las pecadoras
El regreso (de Frank Kafka)
La conversión del Papa
Los vendedores de imposibles.

Giovanni Papini falleció el día 8 de julio de 1956, después de pasar tres años de su vida ciego del todo y con buena parte de su cuerpo completamente inutilizada. Fue uno de los escritores más leídos y más combativos de nuestro tiempo. Aquí una parte de su bibliografía: El crepúsculo de los filósofos, su primer libro, publicado en 1906, cuando apenas tenía veinticinco años; Lo trágico cotidiano, antes de finalizar ese mismo año, y El piloto ciego, en 1907. Un hombre acabado, 1913; Bufonadas, 1916; El hombre Carducci, Días de fiesta y Testimonios, los tres en 1918.
Diccionario del hombre salvaje, 1923; A pan y vino, en 1930, Retratos italianos, 1932, y Dante vivo, en 1933. Figuras humanas, 1940, Exposición personal, 1941; Cielo y tierra, 1943.
Cuando escribió Cartas a los hombres del Papa Celestino VI y preparaba Vida de Miguel Ángel, apenas veía, y afirmaba ya que los géneros literarios estaban todos en decadencia. Proseguía trabajando en su novela póstuma: El juicio final, que fue publicada después de su muerte, y antes, escribió El diablo, en 1953. Otro de sus libros registrado en las postrimerías de su vida fue: Pasado remoto.

B. Miosi

miércoles, 9 de abril de 2014

SAMUEL BECKETT, El escritor maldito


En la literatura hay dos mundos: uno que está montado sobre el pensamiento de los llamados clásicos, como Platón, Aristóteles o Sócrates, a quienes la sociedad eligió como ejemplo o guía, y el otro en el que se tienen como paradigma a personajes irreverentes como Heráclito, que a 400 años antes de Cristo ya atacaba los conceptos y ceremonias de las religiones populares de su tiempo; pasando por Joyce, Eugène Ionesco, Samuel Beckett, por supuesto, y mucho antes: Schopenhauer, quien llegó a la conclusión de que la realidad innata de todas las apariencias materiales es la voluntad, y que la realidad última es una voluntad universal. Y Nietzsche, con su famosa proclama: «Dios ha muerto», catalogados estos últimos —aunque faltan algunos otros por enumerar—, como los escritores malditos de todas las épocas.

¿Por qué?

Porque es una literatura difícilmente aceptable por una sociedad en la que cada cual se ocupa de sí mismo y rechaza los discursos reflexivos. Samuel Beckett, (1906-1989); un irlandés nacido en el seno de una familia acomodada, que en su juventud tuvo amigos como James Joyce (Ulises), y que durante la ocupación en Francia trabajó para la resistencia contra los nazis, empezó escribiendo como terapéutica. Su primera obra: Watt, no captó el menor interés de los editores. Durante veinte años Beckett estuvo en la zona oscura, entre aquellos escritores a los que nadie hace caso. Sin embargo, siguió escribiendo y un buen día sus obras empezaron a ser publicadas. Molloy, una obra rechazada por muchos editores, vio la luz en Francia en 1953 con el apoyo de algunos intelectuales que ya conocían algunos de sus trabajos. Algo equivalente a lo que sucede hoy en día con gran cantidad de escritores que, vía Internet divulgan sus trabajos a la espera de que llegue la oportunidad tan esperada.

A partir de allí se le abrieron las puertas. Malone muere y Esperando a Godot; una obra teatral que pertenece al «teatro del absurdo», se estrena dando lugar a uno de los que muchos dijeron, era el acontecimiento del siglo. Entonces el público descubre a Beckett. Pero la dificultad que encierra su literatura y la absoluta falta de respeto a los prejuicios lo mantuvo circunscrito a un determinado tipo de público, no al de las grandes masas acostumbrada a respetar los cánones, no. Beckett fue escogido por el grupo selecto de pensadores existencialistas de la década de los cincuenta. Cuando en octubre de de 1969 recibe el Premio Nobel de Literatura, sólo pocos amigos sabían su paradero pues era un hombre que huía de la propaganda. Y de hecho, creo que con ese premio se le quiso untar de vaselina. La razón: Beckett era algo más que un escritor social, su literatura sólo puede compararse en violencia destructora, de denuncia radical de la sociedad absurda en que vivimos, con la de Kafka, silenciado y también desconocido durante muchos años. Al otorgarle el premio se le quiso convertir en artículo de consumo y hacerlo inofensivo. Pero al parecer, ya Beckett había dicho todo lo que tenía que decir. En los años siguientes escribió cada vez menos, y como parece que ninguno de los problemas que sus obras plantean tiene respuestas, él mismo se planteó una vez la pregunta: ¿Para qué seguir escribiendo?

El lector de Beckett no debe hacerse ilusiones, no es un premio Nobel cualquiera, su lectura no es un sedante reposado que asegura un sueño tranquilo aunque su estilo sea en ocasiones monótono. Y aquí voy a copiar literalmente lo que escribió de él Carlos Ayala, el prologuista de Molloy:
¡Es dinamita! ¡La mejor dinamita avalada nunca por Alfred Nobel! Beckett nos arroja al rostro el único revulsivo capaz de despertar al dormido mundo nuestro: al hombre mismo, con una sinceridad brutal, escandalizante, ofensiva, tan desnudo e indigente que no hay escape posible a la contemplación de sus vergüenzas. Pero tampoco a su inmensa belleza.
Tengo en mis manos Molloy. Mentiría si digo que comprendí en toda su profundidad lo que Beckett quiso decir. Es una obra escrita de manera continua, no hay descansos, no hay párrafos, se debe leer casi sin respirar, metiéndose en la mente del personaje, haciéndose sus mismas preguntas y contestándose a sí mismo. A la larga es como si una misma estuviese ejerciendo un monólogo que se hace eterno, confuso, irritante, y por momentos demasiado parecido a nuestros propios pensamientos, porque al fin y al cabo, ¿qué hacemos cuando hablamos sino escucharnos en los demás nuestro propio eco, y tratar de encontrarnos? Es como cuando caminamos entre las tinieblas con miedo y cantamos o tarareamos una melodía para sentirnos acompañados por nosotros mismos. Porque la verdad es que queremos oírnos, así como deseamos leernos. Por eso escribimos.

Para no dejarlos con la curiosidad acerca del estilo de este peculiar escritor, copio un párrafo de Molloy:

"Estoy en el cuarto de mi madre. Ahora soy yo quien vive aquí. No recuerdo cómo llegué. En una ambulancia, en todo caso en un vehículo. Me ayudaron. Yo solo no habría llegado nunca. Quizás estoy aquí gracias a este hombre que viene cada semana. Aunque él lo niega. Me da un poco de dinero y se lleva los papeles. Tantos papeles. Tanto dinero. Sí, ahora vuelvo a trabajar, un poco como antes, sólo que ya no me acuerdo de cómo se trabaja. Tampoco parece que eso tenga mucha importancia. A mí lo que ahora me gustaría es hablar de las cosas que aún me quedan, despedirme, terminar de morirme de una vez. No me dejan, sí, parece que son varios. Pero siempre viene el mismo. Más tarde, más tarde, me dice. Bueno. La verdad es que mucha voluntad ya no me queda. Cuando viene a recoger los nuevos papeles trae los de la semana anterior. Vienen señalados con signos que no comprendo. Tampoco me tomo la molestia de releerlos. Y cuando no he hecho nada no le doy nada y gruñe un poco. Pero no trabajo por dinero. ¿Por qué trabajo? No lo sé. No sé gran cosa, si he de ser franco. La muerte de mi madre, por ejemplo. ¿Había muerto ya cuando llegué? ¿O murió más tarde? Muerta para enterrarla, quiero decir. No lo sé. A lo mejor no la han enterrado todavía. Sea como sea, soy yo el que estoy en su cuarto. Duermo en su cama. Uso su vaso de noche. He ocupado su lugar. Cada vez debo parecerme más a ella. Sólo me falta tener un hijo. Puede que tenga alguno en cualquier parte. Pero no es probable. Ahora ya sería casi tan viejo como yo. No era más que una putilla. El verdadero amor no es esto. Mi verdadero amor lo tenía puesto en otra. Ya os contaré. Mira, hasta he olvidado su nombre. A veces incluso me parece que he llegado a conocer a mi hijo, que me he ocupado de él. Luego pienso que esto es imposible. Es imposible que me haya ocupado de nadie. También he olvidado la ortografía, y la mitad de las palabras. No parece que esto tenga mucha importancia."
Y así, con frases cortas, al parecer inconexas, sin significado, sin coherencia, página tras página, hasta que una va encontrando sentido, uno asombroso, que aterra, que parece que destapara las capas de cebolla con las que nos hemos ido cubriendo a lo largo de los años…

Algunas de sus obras más importantes:

Watts, Mercier et Carmier, Premier amour, L’Expulsé, La Fin, Le Clamant, Eleutheria, Molloy, Malone muere, Esperando a Godot, El innombrable, Fin de la partida, La última cinta, Comment c’est, Oh les Meaux tours, Días felices, Acto sin palabras, No yo, That Time, y Footfall; los relatos Murphy y Cómo es, y dos colecciones de poemas. Una de sus últimas obras es Compañía.

B.Miosi



viernes, 4 de abril de 2014

Olga Núñez Miret y Waldek, the boy who defied the Nazis

I wish to thank the writer Olga Nuñez Miret for kindly talk about my book in her popular blog:

Hi all:


Waldek, the boy who defied the Nazis
Normally I bring you a post in English and one in Spanish the days I blog, but today it is a bit different. One of the authors I know from a group of independent writers who write in Spanish, Blanca Miosi (she’s from Peru but has lived in Venezuela now for many years), has published one of her bestsellers, ‘La Búsqueda’ in English version. The book is called ‘Waldek. The Boy Who Defied the Nazis’ and tells the story of Blanca’s husband, Waldek Grodek, who was a concentration camp prisoner as a child and survived to tell the tale. I cannot recommend the book highly enough and audiences of the Spanish version testify to what a gripping read it is. It will tear your heart apart and put it back together.When was the last time you cried and laughed with a novel? WALDEK, the boy who defied the Nazis by BlancaMiosi.

Waldek, the boy who defied the Nazis (La Búsqueda in Spanish) chronicles the dramatic and heroic story of Waldek Grodek, who experienced first-hand and at a very young age the German occupation of his native Poland. Many decades later, while visiting the UN offices that granted compensation to the survivors of the Nazi concentration camps, Waldek reflects on the events that started when he was made prisoner and taken to Auschwitz and Mauthausen and, in the years following his liberation, subjected him to the whims of European and Latin American totalitarian regimes, international espionage and the Mossad. Waldek Grodek is a memorable character whose unique perspective and amazing life story deserves to be told. After more than 700 days Waldek, the boy who defied the Nazis “La búsqueda,” still occupies the top 10 ranking on Amazon Spanish language. And just in case you read in Spanish and want a bit of practice, here is the link to the Spanish version: http://viewbook.at/B005BVW0PG

Go to the original site: JUST OLGA Olga's things: writing, reading, stories, life...

martes, 1 de abril de 2014

Conociendo Autores: Mercedes Gallego

Hoy voy a hablar de la escritora Mercedes Gallego. Pasé por su blog Lo que el viento no se Llevó y leí su reciente entrada. Se ha mudado de ciudad, ya no es más barcelonesa o catalana, ahora vive en Madrid. Para quienes estamos tan lejos de España cualquiera de las dos ciudades se percibe lejana, con el exotismo que brinda todo lo que es ajeno a nuestro entorno, al menos es así como las siento. Para mercedes es un nuevo reto en su vida, cambiar de casa ya es todo un acontecimiento; mucho más cuando se pensaba que tenía la vida asentada. Pero la vida es así, y cada cambio nos trae vientos nuevos, oportunidades, y algunas veces también viene acompañada de suerte, aquella que nos fue esquiva en el lugar anterior.

Y parece que tengo razón, pues desde que Mercedes empezó a respirar aires de cambio una de sus novelas cogió vuelo y se situó entre los primeros lugares del ranking de Amazon en España. Un sitio envidiado por muchos y logrado por unos pocos.

¿Quién es Mercedes Gallego?

Antes que nada: una mujer vanguardista, que tomó las riendas de su vida muy joven en una época en la que era impensable hacerlo. Mucho menos si se vivía en España, donde la férrea dictadura franquista había dejado su huella. Sin embargo Mercedes no solo salió del hogar paterno a temprana edad; se alistó en el Cuerpo de Investigaciones de la Policía de la época, sentando un precedente para quienes lo harían después.

Conocí a Mercedes en Facebook, ¿dónde más podía conocer a alguien que vive en otro continente? Su trato franco, inteligente y directo me atrajeron de inmediato. Es una mujer que hace burla de sí misma, y dejó atrás la coquetería para entrar en el mundo de la sincera camaradería y el compañerismo. Ella es como es y no hay mejor foto de Mercedes que esta, en donde se respira su carácter:

Sus novelas son el reflejo de parte de su vida y de su manera de verla. Sus personajes: campechanos, que dicen las cosas con todas sus palabras, y circulan a lo largo de la obra con la desfachatez como lo haría la misma Mercedes, con buenas dosis de humor tejidas con tramas inquietantes. Sus libros cuentan parte de la España contemporánea, están escritos con buen ritmo y estoy segura de que encantarán a más de uno, no por gusto El asesino del Ajedrez está entre los más vendidos.

En su serie Candela Luque  recrea la incorporación de la mujer a los cuerpos de seguridad españoles. Ambientada en La Transición política durante los años 70 y 80; refleja los cambios que fue sufriendo la policía.
La serie consta hasta el momento de 3 títulos: Operación Maletín, Matar al mensajero y La Trampa.


Creo que Mercedes nos estará dando mucho de qué hablar en los próximos meses y años que le quedan por delante, solo me queda desearle desde mi trinchera un futuro prometedor y una estancia larga y productiva en Madrid. 
Todas sus obras las pueden encontrar en Amazon AQUÍ, en formato digital y en papel.
¡Te deseo la mejor de la suertes, querida amiga!
Blanca Miosi

sábado, 22 de marzo de 2014

Publiqué mi libro en Amazon, ¿ahora qué hago?

Algunos escritores que piensan iniciarse en el proceso de la publicación independiente me escriben preguntando qué hacer una vez que tienen el libro en Amazon. ¿Cómo hago para que mi libro sea visible? Es la pregunta más frecuente.  A veces tengo tiempo de contestar de manera individual, pero como comprenderán, el tiempo es implacable y dura igual para todos, de manera que no puedo hacer todo lo que quisiera, como leer manuscritos que me envían, dar consejos de mercadeo, echar una mano para promocionar sus obras… Es como demasiado. Así que voy a dar aquí unos cuantos tips para los que se inician en redes sociales como Twitter.

Las redes sociales no son la panacea. No quiere decir que por tratarse de un acceso libre y digital las cosas van a ser más fáciles que promocionar a través de la televisión, radio o con pancartas. La única diferencia es que es gratis. En las redes sociales se requiere de más tiempo, persistencia, constancia y sobre todo mucha intuición, pues estás tratando con personas al otro lado de la pantalla, seres de carne y hueso que te pueden responder al instante así como te pueden ignorar.

Si lo que tratas de vender es un libro (o varios) lo primero que tienes que hacer es conseguir seguidores.  Si no lo haces tus avisos quedarán confinados a un círculo reducido de personas que se hartarán de ver siempre lo mismo.

Para encontrar seguidores tienes que investigar. Empieza por seguir a los escritores que conoces, ayúdalos a promocionar sus libros de manera creativa, no solo retuiteando sus mensajes, que también se vale, pero se nota de inmediato cuándo alguien es un oportunista y cuándo es una persona que puede convertirse en un aliado. Porque los seguidores deben ser nuestros aliados, cuantos más tengas, mejor. No por el volumen sino por la calidad.

¿A qué me refiero con “calidad”? A que no se trata de seguir a cualquiera. Debemos fijarnos bien a quién seguimos y si esa persona está dentro de nuestro ámbito de lo que deseamos lograr.  Un ejemplo: cuando tomé la decisión de publicar en inglés mi novela Waldek, theboy who defied the Nazis, un año antes empecé a estudiar y a seguir a escritores anglosajones, ingresé en sus enlaces, vi lo que publicaban y si estaban dentro del target de lo que yo iba a publicar, pues muchos de sus lectores podrían convertirse en mis lectores.

Me tomé el trabajo de entrar a sus blogs, y de fijarme en Amazon en qué posición estaban, para saber si podrían ser buenos aliados. También en la cantidad de RT que producían cada vez que yo lanzaba un Tweet promocionándolos. Después de varios meses de iniciar “amistad” con muchos de ellos, teníamos más confianza, sabía quién era fulano o qué acababa de publicar sutano. Quiénes eran los que más vendían y qué efecto tenía cada uno entre sus seguidores. 

Porque Twitter y cualquier lugar de encuentro digital tiene sus líderes, los que se intuye que pueden ser buenos para nosotros, así como también los que simplemente son neutrales. Es a los importantes a quienes debemos dirigir nuestra atención, pero de manera recíproca, no se trata solo de ver la utilidad de los demás, se trata de constituir aliados, que ellos sepan que nosotros también podemos ayudar a incrementar sus ventas.

Lo que estoy diciendo vale para cualquier idioma, si publicas en español será relativamente más fácil, pues comprenderás mejor el idioma, al menos es mi caso; hay mucha jerga anglosajona que muchas veces no entiendo y que se utiliza con frecuencia en las redes.

Otro punto importante es no conformarte con Twitear siempre los mismos libros de las mismas personas. El resultado es que tus anuncios se volverán repetitivos y cansones. Busca siempre nuevos escritores a quiénes seguir, contesta en lo posible a cualquiera que te pida un RT. Investígalo, ve a su blog, entérate quién es.  Así podrás hacer un mejor servicio y las recompensas pueden ser increíbles. Yo he encontrado magníficas personas de esa manera.

Como la función que tengo en Twitter es promocionar libros, rara vez me verán haciendo anuncios insustanciales como: “Hoy he comido paella”; por poner un ejemplo. A nadie le interesa qué comí. Puedo dar alguna opinión siempre sin entrometerme en las conversaciones a menos de que haya sido mencionada con mi nick, eso sí.

Hay ciertas etiquetas que se deberían guardar como si tratásemos a los demás en persona, y ante todo, ya que somos escritores, no cometer faltas ortográficas en los anuncios, pues estos son nuestra mejor propaganda.

Tener presencia en Twitter toma tiempo pero vale la pena. Cada mensaje dependiendo de la calidad de seguidores que tengas puede llegar a los lugares más recónditos del planeta.

Algo de lo que debemos cuidarnos: De los mensajes directos. Son los mensajes que recibimos en forma privada. Hay personas inescrupulosas que ponen un enlace que llevan directamente a un virus que podría infectar tu ordenador. Antes de abrir cualquier enlace que podría ser importante, lo mejor es ir directamente al usuario. Estos mensajes se reconocen porque generalmente no tienen seguidores, son cuentas que están en cero, abiertas para causar un daño específico.

¿Cómo puede sernos de utilidad Facebook? Como sabemos, Facebook es un lugar de encuentro, más que de promoción. Allí los escritores se reúnen en grupos conformados por escritores de cualquier parte del mundo, para los que no somos completamente bilingües lo más probable es que encajemos mejor en el de habla hispana. Encontraremos gente con nuestras mismas aficiones y de vez en cuando se asomará a nuestro perfil algún lector o alguna persona que se interese en comprar nuestro libro. A mí me siguen unos cuantos lectores que me conocieron en Twitter o que primero leyeron mis libros.

Facebook no es el mejor sitio para promocionar libros para la venta. Yo lo veo más como un lugar para lucir nuestros libros de manera más permanente que en Twitter o para intercambiar ideas o noticias con otros escritores. También para satisfacer nuestra autoestima publicando los lugares del ranking que ocupamos; algunos lo llamarían para satisfacer nuestro ego, y les doy la razón. No tiene nada de malo decir al mundo qué estamos logrando con nuestros libros, y estoy segura de que aquellos que se quejan de este tipo de anuncios harían lo mismo de ocupar buenos lugares en el ranking.

Sin embargo, puedo decir que he forjado unas amistades preciosas en Facebook que a lo largo de los años he conocido mejor, amigas y amigos sin que prive de por medio ninguna clase de trasfondo sentimental o con la intención de “ligarla”, como piensan quienes creen que se entra a Facebook únicamente para encontrar pareja. Es asombrosa la cantidad de hombres y mujeres dedicados con pasión a la escritura, he aprendido mucho de su calidad humana, tanto como si los conociera en persona. No digo que no existan sitios con fines estrictamente románticos, pero como lo mío es la escritura no los conozco.

Las Páginas en Facebook, o las Fanpage, son lugares a los que no les encuentro mayor sentido. Apenas me alcanza el tiempo para ocuparme de mi biografía o muro y de este blog, por lo que una página me parece inútil, aunque hay usuarios que consideran que puede ser de gran utilidad si se tiene una enorme cantidad de seguidores. La verdad es que no la recomendaría a menos de que alguien me convenciera de lo contrario. Sin Página he logrado vender más libros que cualquiera de los que tiene una página específica para cada novela.

Espero que estos pequeños tips les haya alumbrado un poco el camino iniciático hacia la formidable maraña que es la red social más efectiva que he conocido: Twitter.

¡Hasta la próxima, amigos!


jueves, 20 de marzo de 2014

¿Cuántos libros tiene a la venta Amazon?

En este enlace podrán darse una idea de la enorme cantidad de libros de todo tipo, forma, género y tamaño que vende la librería en línea más grande del mundo. Pensé que eran tres o cuatro millones pero son muchos, muchos más. Solo en papel hay más de 24 millones. En formato Kindle: 1.348.907, y en tapa dura: 8.596.995.

La lista general de los bestseller se basa en la suma de los libros en estos tres formatos, de manera que si publico en español y ocupo el N°1 en el top 100 en español, equivale al 1500 (aproximadamente) en el total de los libros, porque se cuentan todos, en todos los idiomas y formatos. El que está en el N°1 en inglés, que es el idioma que más vende, sin duda alguna ocupará también el primer lugar en todas las categorías y formatos.

Versión digital
Dos de mis libros lograron situarse en el N°1 en español, uno de ellos fue "La búsqueda" durante poco más de un año ininterrumpido. algo que considero todo un récord. Hace poco estuvo "El legado" que si bien estuvo un mes (cuatro semanas) llegó a ocupar el puesto general 253, lo que de por sí es una barbaridad. Llegado a este punto la cantidad de libros digitales descargados estaban por alrededor de poco más 200 díarios, de manera que estar en el primer lugar en inglés equivaldría a vender más de 1000 libros diarios. Lo que de por sí da como resultado una cifra absolutamente increíble de libros vendidos. Y creo que estoy siendo bastante reservada al respecto, porque creo que deben ser muchos más.

Confieso que cuando pensé en lanzar "La búsqueda" en inglés no lo hice porque creía que vendería, pues he visto bastantes libros en español traducidos al inglés que han pasado sin pena ni gloria. Algunos andan por debajo del millón. La idea cuajó porque había la posibilidad de que mi novela fuera llevada al cine, ya que según parecía por los vientos que corrían, que un par de productores norteamericanos de los de Hollywood se había interesado en la historia pero no la podían leer en español. Hice de tripas corazón y a pesar de no tener mucha fe en aquello, pues sería pedir demasiado, corrí con el gasto de la traducción, una buena traducción, por supuesto. Siempre he sido de la idea de que cuando se hace algo se debe hacerlo bien. Si te metes en una carrera de Fórmula Uno tienes que apretar el acelerador hasta el fondo, no dejarlo a la mitad. Es mi forma de ser y en consecuencia actúo. De todos modos, pensé, si lo del cine no resulta, me quedará un buen libro en inglés. Dicho y hecho. A los productores no les interesó ni media historia, es más, creo que ni se la leyeron completa, porque a los dos días tenían su respuesta: "No nos interesa". ¿Razones? Vaya usted a saber.
Versión impresa

La industria de Hollywood está en poder del capital israelí. Trato de evitar decir la palabra "judío" porque ya recibí cartas diciendo que mi novela era antisemita y que me refería a ellos como judíos, cuando no veo de qué otra manera se les podría llamar. No lo hago con ánimo peyorativo, aclaro. Los admiro por su aporte a las ciencias y a las artes y por el legado que dejaron a la humanidad con la perseverancia de sus recuerdos. El Holocausto quedará grabado de manera indeleble en la historia, aunque ocurrieron  hechos igual de perversos en otros lugares como la Unión Soviética, África, y Europa Central. La humanidad siempre tendrá sus manchones, y probablemente un gran manchón será el que nos eliminará a todos de la faz de la Tierra.

Pero volviendo a mi novela traducida, les cuento que el miedo escénico al cual algunas veces me he tenido que enfrentar, no tenía comparación con el que sentí los primeros días de la puesta en escena de mi libro en Amazon en inglés. Me vi al lado de esos monstruos como una hormiga, o como decimos por aquí, "como un gusano en baile de gallinas".  La publiqué el 1 de febrero porque me pareció que sería una fecha que podría recordar con facilidad. Aún no han pasado dos meses y puedo decir que cada vez me siento más cómoda en ese nuevo ambiente. Veo que día a día hay más lectores que la descargan y dentro de poco también saldrá la versión impresa, la cual se está retrasando un poco por motivos "ajenos a mi voluntad" como suele decirse.

"WALDEK, the boy who defied the Nazis" ocupa esta mañana (después tal vez desaparezca o quizá siga subiendo) el puesto 15 en Historical Fiction  y el 11 en Historical Holocaust; lo cual ya de por sí es una proeza, al menos para mí. El solo figurar en las listas norteamericanas lo es, porque es la única forma de lograr cierta visibilidad.  En el ranking total sobre más de un millón de libros en formato Kindle está en el 6.561 y se está vendiendo a un ritmo equiparable a cualquiera de mis novelas más vendidas en español.

Hago esta entrada no por alardear (o tal vez sí); mi intención es animar a los que todavía están dudando de publicar en otro idioma. Si tienen que escoger háganlo en inglés, es el mayor mercado.

Actualmente se está haciendo la traducción de "La búsqueda" al italiano, la versión en francés está terminada, pero de su lanzamiento no me ocupo yo sino una editorial francesa, así que no puedo adelantar mucho.Y en polaco el asunto está retrasado porque la traductora se encuentra mal de salud. ¡Desde aquí mis sinceros deseos de recuperación, Justyna!
He leído una parte de la traducción en italiano y el sonido es tan dulce, el idioma es tan... especial, que me ha encantado. Igualmente la del francés, toda una experiencia.

Hasta la próxima amigos!
Blanca Miosi

lunes, 3 de marzo de 2014

La flamante portada de "Waldek, the boy who defied the Nazis"

Book Description


Waldek, the boy who defied the Nazis (La Búsqueda in Spanish) chronicles the dramatic and heroic story of Waldek Grodek, who experienced first-hand and at a very young age the German occupation of his native Poland. Many decades later, while visiting the UN offices that granted compensation to the survivors of the Nazi concentration camps, Waldek reflects on the events that started when he was made prisoner and taken to Auschwitz and Mauthausen and, in the years following his liberation, subjected him to the whims of European and Latin American totalitarian regimes, international espionage and the Mossad. Waldek Grodek is a memorable character whose unique perspective and amazing life story deserves to be told. 


After more than 750 days Waldek, the boy who defied the Nazis "La búsqueda," still occupies the top 10 ranking on Amazon Spanish language.


Elaborar una portada no es fácil, y si se tiene una idea en mente cambiarla es difícil, pero finalmente podré tener una portada acorde a la obra que tantas satisfacciones me ha dado. Sumando en todas las tiendas Amazon ha tenido más de 35.000 descargas en español. Y las personas de habla inglesa que la leyeron me escribían preguntándome si la tenía en inglés para que pudieran leerla sus amigos o algún pariente. Para todas aquellas personas que indagaron: ya está a la venta en Amazon y dentro de muy poco también saldrá la versión impresa.

¿Mi mayor satisfacción? En esta carátula aparece el rostro de mi marido, el protagonista de la novela, Waldek Grodek. Era un hombre bien parecido, y así como tuvo una vida de novela, era justo que tuviese esta portada. La creación es de mi buen amigo Ernesto Valdes, un hombre que tiene arte en las venas. 


¿Lo mejor que está sucediendo? Que la versión en inglés empieza a figurar en las listas, con cierta modestia, pero ahí va, poquito a poco, como empezó el original en español. Ojalá corra con la misma suerte, sería fantástico. Aprovecho esta entrada para dar las gracias a las miles de personas que han leído la novela; también por las cartas que me llegan a mi correo electrónico de todas partes del mundo y a través de "contacto" de mi página Web: http://www.bmiosi.com/


International link: myBook.to/Waldek

domingo, 2 de marzo de 2014

Acerca de los libros que promociono en Twitter y de quienes exigen que ponga comentarios en Amazon

Debido al escaso tiempo del que dispongo (imagino que sucede igual con todos) elijo los libros que voy a leer casi con pinzas. Y, como todos, tengo mis autores preferidos de siempre, también sigo leyendo libros didácticos porque no se termina de aprender nunca, y de vez en cuando escojo libros de algunos autores compañeros de letras, sea porque los bajé gratis a mi Kindle o porque los haya comprado por solidaridad. Supongo que muchos hacen lo propio.

En ocasiones, más de las que quisiera, me llegan manuscritos a través de mensajes o de mi correo electrónico con notas solicitándome que lea esos trabajos y dé mi opinión. Señores, no soy una editorial ni tengo personal que se dedique a esa tarea.

No es fácil leer manuscritos de más de 250 páginas en formato A4 en el ordenador. Tampoco me es fácil leer como antes, cuando era una simple lectora. Hoy en día los errores saltan como si tuviesen luces de colores ante mis ojos, de manera que los voy anotando, lo que equivale prácticamente a hacer una corrección. Y la verdad, es un trabajo que toma gran parte del tiempo que puedo dedicarlo a corregir mis propios libros, terminar los que tengo a medio escribir, o a promocionar mis obras y las de los que me ayudan en Twitter.

Sin embargo sigo recibiendo mensajes de personas desconocidas por mí, acerca de libros que me envían sin yo haber solicitado, y en algunos casos la insistencia es tal, que debo dejar de lado mis tareas urgentes para dedicar horas de mi necesario descanso nocturno a leer libros que termino corrigiendo. Y lo ingrato de todo este asunto es que sus autores apenas dan un desabrido: “gracias” y no responden a un correo detallado con mi informe.

No es lo mismo leer a amigos escritores con quienes intercambio trabajos, o leer algún manuscrito que yo haya solicitado para ayudar a corregirlo con mis pocos conocimientos.  Son casos en los que priva la amistad y algunos otros factores que no voy a divulgar aquí.

La finalidad de este post es hacer del conocimiento de los que tengan a bien pasar por este sitio, que preferiría no recibir manuscritos de personas ajenas a mi entorno o que yo no haya solicitado, pues ni soy una editorial ni creo que mi opinión sea tan valiosa. Así que he tomado la decisión de rechazar cualquier trabajo que me llegue a menos que yo lo haya pedido como resultado de una amistad previa.

El asunto en Amazon también es peliagudo. Si esperan que lea sus obras y las glorifique, también están equivocados, porque no puedo puntuar con cinco estrellas trabajos que no las merecen, por más buenas personas que sean.  Créanme, es preferible que no opine en Amazon, pues tendría que poner en algunos casos una estrella y haría mucho mal al autor tener esa puntuación de mi parte.  Últimamente he recibido mensajes demasiado insistentes en que coloque mi opinión en esa plataforma, sin tomar en cuenta de que aparte del trabajo que normalmente tengo, mi mente en estos momentos no se encuentra en capacidad para ocuparme de poner estrellas en Amazon, me refiero obviamente a los sucesos que están ocurriendo en Venezuela que no son para nada ajenos a mi vida.

Bastante tengo con entrar a Twitter y proseguir con mi ronda de promociones, tan necesarias para mí como para algunos libros de las personas con las que colaboro Y QUE TAMBIÉN LO HACEN CON LOS MÍOS, con quienes me siento en deuda.  Pero da la casualidad (o tal vez no sea tal casual), que los escritores más exigentes para obtener resultados de lectura de mi parte son los que jamás promocionan un libro mío. Por supuesto, después de leer el suyo, lo borro de mi lista si no me ha gustado, pues acostumbro promocionar a casi todos, pero una cosa es promocionar y otra muy diferente es RECOMENDAR.  En el marketing intervienen muchos factores;  un personaje puede promocionar una bebida carbonatada, pero si en la vida real lo ven tomando una bebida de otra marca, el aviso se convierte en un fraude, y hasta puede haber sanciones en el contrato para este tipo de actuación.

Por eso tengan en cuenta que, aunque muchos critiquen que yo promocione obras de todo tipo, únicamente cuando coloco la palabra: RECOMIENDO, es porque el libro merece la pena al menos en mi opinión ser leído, aunque contenga fallas ortográficas, o algún que otro error, porque el contenido es realmente impresionante, original y con un repaso podría ser aún mejor. Hay otros que ni con un repaso, créanme. Pero no por ello dejo de promocionarlos mientras no los haya leído, pero una vez que los lea algunos querrían que simplemente les hubiera seguido haciendo promoción en Twitter.

Espero no haber ofendido la delicada sensibilidad de algunos autores, pero tenía que decirlo.
¡Hasta la próxima, amigos!
Blanca Miosi


viernes, 28 de febrero de 2014

Informe Nielsen y los lectores hispanos en Estados Unidos ¡Interesante!

Cuando se es una persona pública como en mi caso, y no lo digo porque sea famosa ni mucho menos, lo digo porque expongo al público mi nombre, apellido, la manera de contactarme, que figura en cada uno de mis libros y mis datos se pueden encontrar en las redes sociales, Google, Wikipedia, y en este blog, estoy expuesta a todo tipo de mensajes, correos, opiniones, solicitudes y por qué no, también a que la gente se cree con el derecho a invadir mi espacio con impunidad.

Pero también existe la parte maravillosa: a diario recibo correos, o mensajes a través de mi página web, de lectores que me felicitan por mis libros. Los que me proporcionan enorme satisfacción son los que dicen: “Antes yo no leía, si acaso una novela al año, pero desde que tengo mi lector electrónico empecé a leer sus libros, los he leído todos y ahora soy un adicto a la lectura”.  Me alegra muchísimo que este fenómeno esté ocurriendo. Según el Informe Nielsen cada vez existen más lectores entre los hispanos en Estados Unidos, y las nuevas generaciones prefieren la tecnología, por lo tanto leen en libros electrónicos.

Con sólo una ligera disminución en el consumo de libros impresos, las ventas de libros físicos siguieron demostrando fuerza en 2013,  mientras que el crecimiento se desaceleró con respecto al  eBook, que venía creciendo en el 2012 a pasos agigantados. Pero la innovación está lejos de terminar. La mayoría de empresas editoriales se han enfocado en programar sus ventas a través de tecnología digital. Naturalmente, los que abracen el cambio serán más competitivos y mejor posicionados en los meses y años por venir. Por eso se pronostica que los lectores electrónicos seguirán vendiéndose, y cuando se habla de este tipo de lector no se habla de una unidad, sino como ya sabemos, de una biblioteca que almacena muchos libros.

Los lectores más utilizados son: (Enero – octubre 2013)

SMARTPHONE                                   66%
TABLET                                               66%
E-READER                                           50%
OTHER (INC. IPOD, MP3 ETC)         38%
NONE                                                    7%

Géneros más leídos en e-book y libros impresos (Enero a octubre del 2013) En porcentajes, copiado tal como aparece en el informe:

Mercado total de E-books:                 E-books                Impresos       
Ficción Adultos                                            55%                        36%                       
Adultos no-fición                                        13%                        18%                         
Científicos, técnicos, médicos                  2%                          3%                         
Académicos y profesionales                    10%                        14%                       
Lectura para niños                                       12%                        20%                       
Religión                                                       6%                          8%                         
Otros                                                          1%                          1%                         
TOTAL                                                    100%                       100%                    

Consumidores hispanos:

• 11% de los consumidores de libros hispanos leyeron más libros impresos en el 2013 que en el año anterior.
• 16% de los consumidores de libros hispanos leen versiones impresas de libros diariamente, mientras que el 28% de ellos algunos días de la semana.

Lo interesante de todo esto es que hay generaciones de hispanos que leen más en inglés que en español. Un dato interesante.

Si hablo por experiencia, podría decir que desde que publico en Amazon, mis ventas no han disminuido. Cuanto más tiempo tienen en Amazon, más se venden, lo cual me hace llegar a una conclusión: Cada día se suman más lectores, ya sea que lo hagan en E-reader o en papel, pues mis libros salen en ambos formatos.

Pero es el consumidor anglosajón quien más compra y lee libros en ambos formatos, y la tendencia a la lectura se ha incrementado en los últimos años. (Siempre se habla en el informe del consumidor de libros norteamericano, aclaro)

El escritor más vendido fue Hard Luck con 1.826.000 libros, seguido de Dan Brown, con 1.401.000 ejemplares. ¡Son cifras enormes!, seguidos por Bill O’Reilly; Eben Alexander; Rick Riordan; Veronica Roth; Sara Young; John Grisham; Jeff Kinney; Phil Roberson, este último con la módica cantidad de 651.000 libros.

Me alegra saber que cada vez se lee más,  lo cual echa por tierra la creencia según algunas encuestadoras de que cada día se lee menos, este es un informe reconocido como el más serio en su especialidad: El Informe Nielsen. El artículo salió publicado en Internet, en PDF, me lo proporcionó mi buen amigo Freddy Piedrahita, el productor y locutor de “Ondas de la Bahía” de San Francisco, California, quien se ha dado a la tarea de integrarse al mundo de los autores hispanos para difundir sus libros entre sus radioescuchas bilingües del área de la bahía, cuyos habitantes leen en ambos idiomas, pues son generaciones completas las que allí hacen su vida.

El programa de Freddy sale al aire los martes y jueves, dos horas dedicadas al conocimiento, buena música, noticias del mundo del arte y el espectáculo y datos como estos, extraídos de fuentes fidedignas. Les recuerdo que si desean ser entrevistados en “El Rincón Literario” solo tienen que comunicarse conmigo, no es solo para escritores, también han estado en el programa cantantes, directores de cine, escultores… todo aquel que desee dar a conocer su obra y pueda dejar un mensaje a la humanidad.

¡Hasta la próxima, amigos!
Blanca Miosi


lunes, 24 de febrero de 2014

Alerta Amazon: ¡Hay usurpadores de identidad que dejan comentarios falsos!

Estoy muy satisfecha por pertenecer al selecto grupo de escritores independientes que nos hemos dado a la tarea de dar a conocer nuestras obras en plataformas diversas entre las que Amazon ocupa un lugar relevante, no solo por ser la única, también por tener mayor capacidad de distribución.

Pero al mismo tiempo que agradezco sus atributos, no puedo ni debo dejar de mencionar sus falencias.

No es posible que hagan caso omiso cuando nosotros, los usuarios escritores (que también somos clientes) hagamos un reclamo referente a los comentarios.  Y no hablo de comentarios adversos a nuestras obras, que los tiene que haber porque para eso existen los lectores, para dejarnos su parecer o su punto de vista. Me refiero a la USURPACIÓN de identidades que algunos usuarios utilizan para en nombre de otros dejar comentarios malévolos.

Es lo que ocurrió con la escritora Isabel Mata Vicente (o Musik) como sale en Facebook. Uno de estos usurpadores dejó un comentario en mi novela "La búsqueda" en amazon España utilizando su nombre. Me extrañó porque Isabel y yo aunque no nos conocemos en persona, la considero una amiga, siempre amable y jovial. Lo correcto en estos casos es que me hubiera escrito directamente para decirme que mi novela era un bodrio. Pero que hubiera preferido decirlo en público me pareció terrible, por ello hice una entrada hablando de la falsedad de las amistades que se obtienen en Internet.

Al enterarme de que ella no había sido autora de tal comentario, y ya que Amazon hacía caso omiso de su reclamo, le propuse que escribiera otro comentario desmintiendo que ella había escrito el anterior. Hecho comprobado. Son cuentas diferentes con el mismo nombre ¿Cómo es posible que Amazon permita esto? Acaso una persona puede abrir varias cuentas con el mismo nombre o nombres diferentes y no permite que los afectados sean indemnizados? Y cuando digo indemnizar no me refiero a que paguen en efectivo, que en buena cuenta lo podrían hacer. Me refiero básicamente a que lo menos que deberían hacer es investigar el asunto, para eso tienen genios informáticos.

Lo que le ha sucedido a Isabel Mata puede ocurrirle a cualquiera de los escritores, afamados o no que publiquen en amazon. Ella misma dijo que había visto comentarios semejantes firmados con su nombre en otras dos novelas por la misma fecha, lamentablemente no recuerda los nombres de los afectados, de lo contrario yo podría hacer una carta dirigiéndome a Jeff Bezos que para eso tiene su correo, para comunicarse con quien necesite decirle algo importante, y esto es IMPORTANTE. La prueba a de lo que acabo de relatar es esta:

Y tanto afecta este comentario a Isabel como a mí, que desde esa fecha, 29 de enero, mi novela salió de la lista de España. Y hay un par de incautos que opinan que esa opinión es útil para ellos, como pueden observar, pues la gente siempre se deja llevar por lo malo.

Siento muchísimo que toda esta confusión se haya generado con una de mis novelas, y también agradezco las muestras de apoyo que he recibido por quienes pensaron que era cierta. 

Alerto a los escritores y amigos de escritores a que si ocurre algo parecido, se comuniquen directamente con el afectado y no dejen pasar un mes antes de dar el primer paso, que fue lo que sucedió en este caso. Yo no suelo visitar muy a menudo las listas de España porque me centro en la de Amazon USA. Leí el comentario de casualidad.

Hasta la próxima, amigos!
Blanca Miosi

sábado, 22 de febrero de 2014

Cuando una amiga hace un comentario terrible de tu novela en público ¿Qué hacer?

Estoy un poco desalentada por los acontecimientos que están sucediendo en el país que escogí para vivir: Venezuela. Es inevitable, vivo aquí el día a día y sé de primera mano cómo están las cosas.

Pero no deseo aburrirlos con una disertación política. Hoy voy a hablar de la sinceridad de las personas.

Hay quienes son tan sinceras que llegan a lastimar. Sobre todo cuando dicen cosas que pudieran expresarlas en privado y las hacen públicas, como en el caso de los comentarios de libros.

Como algunos de ustedes saben porque lo he dicho en varias oportunidades, tengo diez libros en Amazon, uno de ellos traducido al inglés del original "La búsqueda, en niño que enfrentó a los nazis". En inglés se llama: "Waldek, the boy who defied the nazis". Un subtítulo que no tiene nada de engañoso, pues Waldek existió y fue a parar a Auschwitz justamente por enfrentarse a ellos ayudando a pasar armas y comida a la los judíos del Guetto de Varsovia y colocando bombas en las vías de los trenes. Lo agarraron cuando hacía prácticas de guerrilla pues pertenecía a un grupo de resistencia llamado Armia Krajowa en el bosque Chojnów y a partir de allí su vida cambió para siempre. Él ya tenía entonces 14 años.

Pero esta persona hizo comentarios hirientes, en los que además de decir que es una falsa propaganda, afirma que cuento demasiadas mentiras, que es insulsa, y en fin... que no le gustó nada. Creo que tiene todo el derecho de expresarse bien o mal, eso no se lo quita nadie. Pero al tratarse de una persona a la que considero una amiga especial, ello sienta como un jarro de agua fría. No porque no le haya gustado mi novela, pues como digo tiene todo el derecho de dar su opinión. Es por cómo lo dijo. Si hubiera estado en su lugar le hubiera comunicado en privado mi opinión.  Es lo que acostumbro hacer cuando una novela me parece que no es muy buena o que tiene fallas de estructura o simplemente no me gusta. Claro, los que no venden mucho se pondrán de su lado y dirán que yo solo deseo buenas opiniones.

No se trata de eso, se trata de humanidad. Puedo aceptar las peores opiniones de personas que no conozco, pero es diferente cuando conoces a alguien y te deja un comentario tan... pero tan nefasto. Está bien, acepto el comentario e inclusive lo he publicado en Facebook como acostumbro hacer con los que me dejan, sean buenos o malos. Yo también le he dejado un comentario a su novela, pero es de cinco estrellas porque creo que su libro se lo merece. Es una gran escritora y ojalá algún día yo escriba como ella.

Este mundo de Internet que me permite contactar con personas de diversas partes del mundo me ha enseñado que el alma se deja traslucir por las acciones y las palabras que cruzamos a diario. Le deseo a ella y a todos los escritores a quienes promociono diariamente en Twitter que lleguen a los primeros lugares; seré la primera en alegrarme, porque no hay nada mejor que ver a un amigo o una amiga que tras una ardua lucha por escalar posiciones finalmente logra su anhelo. No es mi culpa que algunos no puedan subir, a pesar de todos sus esfuerzos.

Este es el comentario de mi amiga.
Me pregunto ahora: ¿Cuántos de aquellos llamados amigos o amigas que normalmente me tratan tan bien, a mis espaldas se ríen de mí o piensan que mis novelas no valen y que están en los primeros lugares únicamente por el ENORME marketing que hago?  ¿Y cuál es ese marketing? De vez en cuando hago Tweets con mis novelas, aunque la mayor parte del tiempo promociono a otros, ya que a mí no me hace mucha falta. Es más, hay días en los que no entro a Twitter y mis novelas suben en el ranking.

Pero así es. La gente es libre de sentir y desear lo que quiera, yo sigo contenta y optimista, a mi libro en inglés no le puede ir mejor, empieza a figurar en las listas de Amazon en inglés y ojalá tenga la misma acogida en ese idioma como la tiene Amazon.com en español, porque en Amazon de España ya salió del top 100, supongo que después de un comentario de esa categoría las personas sienten cierta influencia y dejan de comprarlo. Está bien, ya volverá a entrar, como siempre sucede. Mientras, tengo otras novelas en esa lista.

A los que terminaron de leer esta pequeña nota, agradezco su paciencia y les deseo toda la fortuna del mundo en lo que emprendan, eso sí, la mejor manera de conseguirla es deseando el bien a los demás, siempre de corazón y con mucho amor, sin falsedades ni malos deseos hacia nadie.

¡Hasta la próxima, amigos!
Blanca Miosi

sábado, 15 de febrero de 2014

FREE! "WALDEK, the boy who defied the Nazis", http://myBook.to/Waldek Saturday & Sunday February 15 & 16

Y bueno, por fin ha llegado el momento tan ansiado por mí. "La búsqueda", la novela que me ha dado y me sigue dando tantas satisfacciones ahora traducida al inglés. Su nueva cara y su nuevo título:


WALDEK, The boy who defied the nazis


Está a la venta desde hace quince días en todas las tiendas Amazon en versión digital, y para celebrarlo, hoy y mañana (15/16 Febrero) estará GRATIS! http://myBook.to/Waldek

Grab the exciting new book by Blanca Miosi while it is free this weekend...fascinating story based on the real life (Directory of Published Authors).

Here's the link for the English version: WALDEK, the boy who defied the Nazis (English Edition) http://myBook.to/Waldek Amazon FREE Saturday & Sunday



Thank you very much to my friends around the world!


Soon the print edition!



lunes, 3 de febrero de 2014

¿En qué ciudades de Estados Unidos se lee más?

Como escritores independientes y promotores de nuestros libros estamos en la obligación de saber algunos datos que faciliten nuestra labor, como cuáles son nuestros "nichos", es decir, quiénes son o podrían ser nuestros potenciales compradores. No todos los lectores tienen los mismos gustos, y en algunos casos no se dejan llevar por las tendencias de moda. Razón de más para saber dirigir nuestros Tweets al segmento apropiado. 
Por ejemplo, si escribimos novelas de aventuras es mejor no ser seguidores en Twitter de autores de novelas románticas, pues no encontraremos el público que leería nuestras novelas. Hasta es posible que nos dejen de seguir. Al menos a mí me ha sucedido. Raramente yo inicio el seguimiento de alguien, generalmente son otros quienes me siguen y actúo en consecuencia. De pronto veo que en ese mismo día un determinado número de personas han dejado de seguirme, cuando voy a ver (en Whounfollow se pueden enterar al detalle), se trata de gente que no tiene nada en común conmigo, como cantantes de rock, escritores de novela romántica o fantasía, agencias de viajes, o alguno que tenga un blog de reseñas -existen blogs especializados en reseñas-, y ya saben que no soy muy amiga de muchos de sus administradores, por algunos comentarios generados a raíz de una reseña absurda e inútilmente degradante que hicieron de la novela de un amigo. Pero ese es otro cuento.
Al utilizar el hashtag (#) dirigido a determinadas ciudades, asegúrense que en esos sitios habrá receptividad de sus novelas, de nada sirve poner #NYC #LosAngeles #SanFrancisco, cuando allí no hay muchos lectores. Las ciudades donde más se lee en los Estados Unidos según estadísticas de Amazon son:
1. Alexandria, Virginia.
2. Cambridge, Massachussets
3. Berkeley, California
4. Ann Arbor, Michigan
5. Boulder, Colorado
6. Miami, Florida
7. Arlington, Virginia
8. Gainesville, Florida
9. Washington, D.C.
10. Salt Lake City, Utah
11. Pittsburgh, Pennsylvania
12. Knoxville, Tennessee
13. Seattle, Washington
14. Orlando, Florida
15. Columbia, Carolina del Sur
16. Bellevue, Washington
17. Cincinnati, Ohio
18. St. Louis, Missouri
19. Atlanta, Georgia
20. Richmond, Virginia
Y como creo que no hay quienes estén mejor informados que los de Amazon, sería bueno que prestáramos atención a estas ciudades (no a los estados); para de esta manera enfocarnos en los lugares que nos interesa. Es probable que sean ciudades en los que exista mayoritariamente personas de habla inglesa, en ese caso,  recomendaría la lista a los que publican en inglés. Miami sigue siendo una de las ciudades con mayor índice de hispanos y figura en el número 6 de la lista.
Aquí les presento una lista de estados donde existe mayor cantidad de hispanos, el asunto es que probablemente no sean los que más lean:


11.423,146  California
7.951,193 Texas 
1,657,668 en Arizona 
1,602,403 en Illinois
757,181 en Colorado
Les siguen en número los puertorriqueños, que se localizan mayoritariamente en Nueva York 1,070,558 
Florida 847,550
Nueva Jersey 434,092
Pensilvania 366,082
y Massachusetts 266,125
Los cubanos, la tercera comunidad latina de EEUU, continúan concentrados en Florida 1,213,438, aunque están presentes también en otros estados como California, Nueva Jersey, Nueva York y Texas.

Así que tomemos nota y actuemos en consecuencia.

¡Hasta la próxima, amigos!
Blanca Miosi

Estadísticas de Amazon: Univisón

Fuente del último censo: Univison Noticias