jueves, 20 de febrero de 2020

Lo mismo de siempre: Libro digital o de papel.

Acabo de ver dos debates en Facebook acerca de las preferencias entre el libro de papel y el libro digital.

Lo interesante del caso es que los que leen en papel suelen poner avisos despectivos respecto a los libros digitales, y las razones usuales son: "Me encanta el tacto"; "el olor del papel"; "pasar las páginas"; "Guardarlos" y otras similares.

A mí lo que me gusta es leer. Y cuando lo hago no me distraigo tocando el papel, oliendo las hojas ni pasando las páginas, esto último lo hago de manera automática, por estar abstraída en el contenido. ¿Qué importa en qué dispositivo lea? Creo que eso de discutir y preguntar o pregonar en público que el libro de papel es mejor, es una tontería. Tal vez necesitan hacerlo porque desean reafirmarse. ¿Inseguridad? 

Conozco muchas personas que prefieren el papel y otras tantas que han elegido el digital por razones prácticas. Lo cierto es que los estantes de mi biblioteca se estaban viniendo abajo y decidí hace un par de semanas ir a una librería que conozco, donde se hacen muchas presentaciones de libros. Le

propuse al dueño dejarle 34 libros en excelente estado, a consignación. Él aceptó gustoso.

-De la única manera como conseguimos libros importados ahora es esa -dijo. 

La próxima vez iré al parque donde suelo caminar e iré dejando cada vez un libro. Digo esto porque cuando uno deja algo a consignación, lo más probable es que nunca vea la paga. Si los regalo al menos lo haré con la satisfacción de pensar que a alguien le interesó el libro y tal vez sea feliz por unas horas. 

A lo largo de la vida uno compra muchos libros, y soy de las personas que no guardan cosas por mucho tiempo, no soy apegada a los objetos materiales. Si es ropa que no uso prefiero regalarla a quien mejor le quede, y generalmente es a alguna amiga. Mis armarios y closets guardan lo indispensable. No me gusta el desorden y el amontonamiento de cremas, cosméticos, recuerdos, adornos, que no tienen motivo para estar guardados. Respecto a los adornos, soy enemiga de los muebles cubiertos de adornos o las vitrinas llenas de objetos lindos pero inútiles. Tengo los necesarios para una decoración simple y elegante. Y ahora que veo los estantes de mi biblioteca, los libros están mejor distribuidos. Solo conservaré los que pienso releer o los que tienen lomos de lujo como los que vienen con letras doradas, son bonitos y decorativos, el resto los tengo en mi Kindle. 

Los libros de papel son piezas hermosas. Vale la pena conservar algunos libros para releerlos, obviamente. Para fines prácticos personalmente prefiero el libro digital, pero respeto a los que les sigue gustando el olor del papel. 

miércoles, 5 de febrero de 2020

¿Suerte o talento? ¿Por qué se venden los libros?

Parece que la publicación a través de editoriales y también la autopublicación o publicación independiente es cada vez más complicada o difícil. Con esto me remito a algunas conversaciones con amigos, siempre en los mismos términos, con ligeras variaciones:
"La gente no lee"; "las editoriales no están recibiendo manuscritos"; "las agencias tampoco"; mandé mi manuscrito y no he obtenido respuesta". "Publicar en Amazon es difícil, hay demasiados libros para sobresalir".

Y cuando les digo que yo no tuve mayores problemas para publicar a través de editoriales reconocidas, la respuesta invariablemente es: "En la época que publicaste la cosa era más fácil"; o "Cuando publicaste en Amazon estaba empezando la autopublicación, por eso tuviste suerte".
Y entonces no sé. Me siento infravalorada.
¿Será que ellos escriben mejor que yo, y que mis libros se vendieron y se siguen vendiendo por pura suerte?
¿Será que las editoriales en 2007, 2008, 2010 y 2012 tenían las puertas abiertas a toda clase de manuscritos por malos que fuesen?
¿Será que la agente Antonia Kerrigan aceptaba representar a cualquier escritor en esa época?


Lo cierto de todo es que todavía hoy, me escriben agentes y editoriales. No voy tras ellos. Sea porque ven mis libros entre los más vendidos o porque tengo suerte, como dicen.
Pero la suerte no lo es todo, aunque tal vez sea un componente importante, como todo en la vida. Escribir libros no es tarea fácil. Y escribir buenas historias menos. No seré una gran literata pero mis libros se venden no por pura suerte, o porque estuve antes que otros o porque las editoriales fueron magnánimas conmigo, o porque una gran agencia quiso representarme sin poner reparos. Deben tener algo bueno, digo yo.

Claro que escribir no lo es todo. Debo promocionar mis libros, hacerlos conocidos, hacerme conocida yo, esto quiere decir estar presente en las redes sociales, en mi blog, en Facebook, en Twitter, en Linkedin, tener una Página de Autor en Amazon, una página Web, publicar mis anuncios con imágenes atrayentes y frases convincentes.

Lo que no me parece efectivo son las presentaciones de libros. Solo tuve una en toda mi vida con la trilogía El manuscrito en la librería Kalathos el año pasado, 2019, y no se vendió un solo libro. No sé si fue porque en el país en el que vivo menosprecian mi escritura, porque no me conocen, o porque sencillamente comparar mi libro con Harry Potter fue una deficiente manera de hablar de él. Agradezco las buenas intenciones, pero eso no estuvo bien. La trilogía, uno de los libros más vendidos de Amazon, no tiene nada que ver con ese niño mago. Es absolutamente otra clase literatura. El caso es que un año después, pregunté a la librería y habían vendido solo cuatro ejemplares. Así que mandé a retirarlos, porque no quiero que sigan cogiendo polvo en un sitio donde no me aprecian.
Aquí en Venezuela desprecian a los que publicamos en Amazon. Y en la parte de abajo en la portada de la trilogía dice: "Amazon Publishing".

¿Qué quiere decir Amazon Publishing? que está publicado a través de la editorial de Amazon, una editorial al uso como otra cualquiera, no es autopublicación. Si estuviera autopublicada no saldría el nombre del sello.

Amazon Publishing tiene varios sellos: "Litle A", ""Two Lions" "Amazon Original Stories", "Amazon Publishing", "Amazon Crossing" "Amazon Encore"; "Thomas & Mercer" entre otros más, que no son de autopublicación (Kindle Direct Publishing) o KDP como lo llamamos nosotros. Esta editorial paga un anticipo, se encarga de la corrección (excelente, por cierto) de la maquetación, de la portada y lo más importante: de LA PROMOCIÓN. No hay mes en que uno de mis libros bajo su sello no sea promocionado de alguna manera. Y algo que también es importante: Los pagos por las regalías son MENSUALES el mismo día, con una puntualidad británica. Bueno, en KDP también sucede igual. Amazon Publishing se interesó por mi novela El manuscrito y la tradujeron al alemán.
Das Geheimnis des Manuskripts ¿Suerte?
En Venezuela hay muchas editoriales de autopublicación, en las que se paga para que los escritores puedan ver sus libros publicados, pero dudo mucho que con la misma efectividad que en Amazon.
Sin embargo esos escritores miran con aires de superioridad a los que publicamos por Amazon.
Mis libros están en esa plataforma en papel, en digital y en audiolibro. Y no he pagado un centavo para ello. Obviamente Amazon retiene un porcentaje por la venta de cada libro pero las regalías son superiores de las que da cualquier editorial: el 70%.

Y debo decir que la firma Audible de Amazon es quien elige a los autores que desea grabar, en mi caso, como dirán algunos tuve la "suerte" de que se interesaran por TODOS mis libros y me pagaron un anticipo por todos ellos. Cada nuevo libro que publique en adelante saldrá bajo esa firma de audiolibros, previo anticipo, por supuesto.

También tuve la "suerte" de que todos mis libros interesaran a una editorial francesa, y compraran los derechos de traducción.

Bueno, como decía mi querido Waldek, personaje principal de mi novela  La búsqueda: "Blanquita, no he visto a una persona que tenga tanta suerte como tú". Claro que algo de aquello debo tener, pero no todo lo dejo al azar. Cuando hago algo me dedico en cuerpo y alma a ese algo, sea ser secretaria ejecutiva, tener un taller de costura, representar a una empresa taiwanesa de maquinarias o ser escritora. Todo lo hago con pasión, y disfruto mucho, no considero pesado o trabajoso promocionar. Escribir para mí es una delicia, corregir me entretiene y aprendo mucho, diseñar los banners o las portadas de mis libros me emociona, maquetar un libro para papel me encanta, y bueno, creo que voy a terminar dándoles la razón: Tengo mucha suerte de que me agrade muchísimo todo lo que hago. Y si con ello gano dinero, mucho mejor.

¡Hasta la próxima, amigos!

lunes, 3 de febrero de 2020

Los beneficios de las promociones en Amazon


Las promociones de Amazon son la manera más efectiva de aumentar las ventas. Es cierto que ayudan los avisos que uno pueda poner en Facebook, Twitter, hasta en Instagram (lo considero un lugar más apropiado para publicar fotos, aunque esas fotos no interesen a nadie sino tal vez a un grupo de seguidores generalmente conocidos de las mismas redes sociales que solemos frecuentar, de manera que es un círculo vicioso. Igual sucede con Linkedin. Todos nos vemos y somos las mismas caras, a excepción de que en este último sitio, tal vez se interese por uno alguien relacionado a una editorial, una productora de cine o televisión o algún que otro que desee ofrecer servicios de promoción, lo que es lo mismo que nada. Está comprobado que los famosos promotores de libros hacen exactamente lo mismo que uno pero en menor medida y sin absoluta empatía por nuestros seguidores, excepto una página que se llama Ebrolis. La recomiendo.

Bueno, decía que las promociones de Amazon son las más efectivas y me alegra mucho cada vez que recibo un correo en el que me informan que una, dos o tres de mis novelas entrarán en Kindle Monthly Deal, Kindle Flash o en ofertas especiales por el día del libro, Prime Reading, o las muchas temporadas promocionales como Black Friday, El día del Libro, etc. 

Esta vez recibí algunos correos al respecto, y mi sorpresa fue mayor cuando se juntaron varios Kindle Flash, Kindle Monthly Deal y ofertas al 50% de mis libros Hijo del pasado, El sustituto, El Secreto, El coleccionista y El retorno.

Actualmente y durante todo el mes de febrero cada una de las novelas que componen La trilogía El manuscrito está al 50% de su precio normal que es US$ 3,99; es decir: ¡a US$ 1,99 ! al igual que en las tiendas Amazon USA, en Amazon España estará a EU 2,49 y me acabo de enterar, también en Amazon México a $32 pesos, aquí dejo los títulos. Haciendo clic, pueden acceder a cualquiera de las tres tiendas, USA, España y México: El secreto 
El coleccionista El retorno  ¡Una verdadera ganga!

Hijo del pasado estará todo el mes de febrero al 50% en Amazon España: de EU 4,99 a EU 2,50.


El sustituto también está al 50% de su precio en Amazon España: de EU 4,99 a EU 2,50. 


Hijo del pasado tuvo un Kindle Flash el 1 de febrero de este año que empieza para Amazon USA, lo cual agradezco infinitamente, aunque se ha mantenido en en el top desde hace 10 meses, pero una ayuda nunca está demás. ¡Y durante el mes de febrero estará en España al 50%! 

¿No es genial?  Así como con mis libros, muchos otros se benefician con las promociones amazónicas, una manera que nos brinda Amazon de hacer nuestras obras visibles en la librería más grande del mundo, y que  no se pierdan entre los millones de libros que allí se exhiben diariamente.

No me queda sino invitarlos a entrar en los enlaces y aprovechar las magníficas oportunidades que brinda Amazon.

De última hora: me acabo de enterar de que hoy martes 4-2-2020 la trilogía aparece entre los Ebooks del Kindle Flash: 
https://www.amazon.com/gp/browse.html/ref=pe_1763910_472318490_pe_button/?ie=UTF8&node=17692692011

¡Hasta La próxima, amigos!