jueves, 20 de febrero de 2020

Lo mismo de siempre: Libro digital o de papel.

Acabo de ver dos debates en Facebook acerca de las preferencias entre el libro de papel y el libro digital.

Lo interesante del caso es que los que leen en papel suelen poner avisos despectivos respecto a los libros digitales, y las razones usuales son: "Me encanta el tacto"; "el olor del papel"; "pasar las páginas"; "Guardarlos" y otras similares.

A mí lo que me gusta es leer. Y cuando lo hago no me distraigo tocando el papel, oliendo las hojas ni pasando las páginas, esto último lo hago de manera automática, por estar abstraída en el contenido. ¿Qué importa en qué dispositivo lea? Creo que eso de discutir y preguntar o pregonar en público que el libro de papel es mejor, es una tontería. Tal vez necesitan hacerlo porque desean reafirmarse. ¿Inseguridad? 

Conozco muchas personas que prefieren el papel y otras tantas que han elegido el digital por razones prácticas. Lo cierto es que los estantes de mi biblioteca se estaban viniendo abajo y decidí hace un par de semanas ir a una librería que conozco, donde se hacen muchas presentaciones de libros. Le

propuse al dueño dejarle 34 libros en excelente estado, a consignación. Él aceptó gustoso.

-De la única manera como conseguimos libros importados ahora es esa -dijo. 

La próxima vez iré al parque donde suelo caminar e iré dejando cada vez un libro. Digo esto porque cuando uno deja algo a consignación, lo más probable es que nunca vea la paga. Si los regalo al menos lo haré con la satisfacción de pensar que a alguien le interesó el libro y tal vez sea feliz por unas horas. 

A lo largo de la vida uno compra muchos libros, y soy de las personas que no guardan cosas por mucho tiempo, no soy apegada a los objetos materiales. Si es ropa que no uso prefiero regalarla a quien mejor le quede, y generalmente es a alguna amiga. Mis armarios y closets guardan lo indispensable. No me gusta el desorden y el amontonamiento de cremas, cosméticos, recuerdos, adornos, que no tienen motivo para estar guardados. Respecto a los adornos, soy enemiga de los muebles cubiertos de adornos o las vitrinas llenas de objetos lindos pero inútiles. Tengo los necesarios para una decoración simple y elegante. Y ahora que veo los estantes de mi biblioteca, los libros están mejor distribuidos. Solo conservaré los que pienso releer o los que tienen lomos de lujo como los que vienen con letras doradas, son bonitos y decorativos, el resto los tengo en mi Kindle. 

Los libros de papel son piezas hermosas. Vale la pena conservar algunos libros para releerlos, obviamente. Para fines prácticos personalmente prefiero el libro digital, pero respeto a los que les sigue gustando el olor del papel. 

8 comentarios:

  1. Yo suelo alternarlos. Como a ti, lo que me gusta es leer y no me importa el formato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando una persona tiene el hábito de la lectura no importa en qué formato lea, Cándido.

      Eliminar
  2. Hola, Blanca.
    Coincido con vos en todo.
    Hay dos razones tan simples como obvias.
    Primero, son pocos los que pueden tener una biblioteca astronómica para guardar libros físicos. Ocuparía un salón enorme.
    Segundo, rara vez releo una novela. Por supuesto hay exceciones. Pero lo excepcional es escaso, así que no demanda demasiado espacio de guardado.
    El líbro digital es un gran invento.
    Beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo, Fede, hay pocas novelas que merecen una segunda lectura. Tengo muchos libros, antes los compraba en papel, ahora leo en digital.

      Eliminar
  3. Cuando veo esos debates de "libros físicos o digital" me dan la sensación de que quieren demostrar que leen más de lo que realmente leen. Lo importante es la metafísica de la lectura, el contenido. También concuerdo con Federico, difícil de mi parte leer una novela dos veces, en especial cuando suelo leer suspenso. Las únicas lecturas que repito son las académicas, cuando me ataca la curiosidad de un tema y lo investigo en internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son debates sin sentido. No sé si sea la forma de demostrar que leen más de lo que leen, lo que me asombra es la manera de aferrarse que tienen algunas personas a determinadas costumbres. Los seres humanos nos hemos caracterizado por nuestra adaptabilidad. Cuando leo lo que me interesa es el contenido.

      Eliminar
  4. Para gustos, los colores.
    Personalmente, me gusta más (por ejemplo) tocar físicamente "el secreto" que tocar la pantalla del e-reader para leerlo (lo he tenido en tapa blanda y ahora lo tengo en mi e-reader).
    Por cuestiones prácticas, al digital no le gana nadie; a efectos sentimentales...dadme el papel.
    Y la gozada que uno siente cuando puede presumir de llevar a Cervantes, a Tolstoi, a Dowstoievsky o a Platón en el bolso? Todos juntitos sin molestarse...

    saludos, Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, cada persona que elija lo que más le guste o con lo que se sienta más cómoda. Lo malo es cuando empiezan a denostar contra uno u otro formato.

      Eliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.