domingo, 30 de octubre de 2011

¿Quién desea ser un autor anónimo?


En el tiempo que llevo frecuentando los blogs y foros de literatura, me he encontrado con algunas situaciones difíciles de asimilar.  Una de ellas es el uso de un “nick” o sobrenombre.  Esto no me llamaría la atención si se tratase de alguna red social como Twitter, pero es curiosa la manera cómo los que tienen intenciones de dedicarse a la escritura, se esconden tras un nombre que nada tiene que ver con sus deseos de publicar.

Siempre me ha parecido incongruente el que un escritor no se conozca por su nombre de autor. Están los casos en que algunos escritores utilizan de manera habitual un seudónimo; es una estrategia muy diferente. Un autor debe ser conocido por nombre y apellido, de manera que se le pueda ubicar en la red con facilidad, si su intención es hacerse de un nombre, claro.  Para el que quiera escribir para sí mismo no cuenta lo que acabo de decir.

Me he tropezado con casos en los que me dejan mensajes y no recuerdo el verdadero nombre. Cuando voy a su blog sigue utilizando el nick, y sin embargo desea publicar y de hecho, lo hace en su blog, pero siempre bajo el susodicho nick.

Yo les recomendaría que faciliten la tarea a sus probables o posibles lectores, y utilicen sus nombres y apellidos; es mucho más sencillo para reconocer su obra, que un “Julio P”. o un “Rositadelcamino” o un “ángeldelaguarda”.  Es mucho más fácil dar con un Teo Palacios, un Guillem López, una Lola Mariné, una Marta Querol Benech, una Maribel Romero un Blas Malo, un Armando Rodera, un Fernando Trujillo Sanz, un Alejandro Laurenza, un Fernando Hidalgo,  un FranciscoGijón o una Arlette Geneve (estos últimos son seudónimos bajo el que salen todos sus libros) y si es posible una foto, para que su rostro se haga conocido.  Creo que ya que tenemos al alcance tantas herramientas que nos facilitan la difusión, deberíamos utilizarlas al máximo.  Y, por supuesto, nunca está demás decirlo: hacerse presente en la red, porque en estos tiempos de memoria rápida es muy fácil olvidarse de los nombres cuando no se ven con frecuencia.

Recuerdo que este debate se dio en el foro El Recreo, hace ya tiempo, cuando ese sitio estaba en su apogeo, y la mayoría de los que deseaban publicar utilizaban un nick.  Algo incomprensible, completamente fuera de lógica. Entiendo que se utilice un nick en el caso de que se quiera pasar inadvertido o se desee ocultar su identidad, (no sé con qué intenciones, la verdad) pero en una de las redes sociales más importantes, como es Facebook, todo el mundo o casi todos usan sus nombres y apellidos, ¿por qué entonces utilizar un apodo?

Espero no haber ofendido a nadie con esta entrada; creo que los aficionados a los nicks deberían pensárselo un poco si desean ser escritores y llegar a publicar, que el camino se hace andando y cuando más “suene” el nombre, mejor será para el autor.

¡Hasta la próxima!

B.Miosi


50 comentarios:

  1. Blanca, hay otra posibilidad (que fue lo que me ocurrió a mí, por ejemplo).Yo tenía mi cuenta creada con un nick que usaba en los foros literarios (antes de dar a conocer mi interés por publicar): Deusvolt. La verdad, a uno le cuesta quitarse el nick, porque le coge estima, pero te doy toda la razón: es incongruente con hacerse un nombre publicable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo contiggo Blanca...Yo es que no tengo las cualidades para llegar a ser escritora..que si las tuviera mi nombre y apellido por delante jaja Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Algunos utilizamos sobrenombre porque en el fondo creemos que nuestro yo real quizá no merezca dedicarse a esto. Vaya, esto que acabo de decir hace que mi codiciosa terapeuta se frote las manos.

    ResponderEliminar
  4. Sí recuerdo tu nick de entonces, Sergio, y fue una buena idea cambiarlo. Pero tu ausencia hace que se te olvide. Ya ves que no te incluí entre los autores, a pesar de que has reiniciado tu frecuencia en Internet.

    Un abrazo y mucho éxito con tus dos publicaciones!

    Blanca

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón, Winnie, (Elena) y deberías incluir también tu foto con más frecuencia, porque eres una mujer muy hermosa. Me encantaron tus fotos en N. York!

    Besos1
    Blanca

    ResponderEliminar
  6. En tu caso utilizas un seudónimo que es bajo el cual publicas, así que me parece muy bien, el problema lo tendrías si te llamases Josep Martin Brown y publicase bajo el nombre de "Agapito Mondefuá", por poner un nombre cualquiera.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Blanca. Muy buen consejo, pienso que tienes toda la razón, lo tendré en cuenta cuando publique (o quieran publicarme) alguna cosa.
    Solo quería saludarte y mandarte un gran beso.

    ResponderEliminar
  8. Querida blanca, no sólo no me has ofendido, sino que me has hecho un favor ocn esta entrada: no me había dado cuenta de que,cuando abrí mi blog hace ya 5 años, creyendo en mi ignorancia que debía poner un seudónimo, me puse isabel romana y así continuaba... Apenas he leído tu post he caído en la cuenta, he hecho una comprobación (seguía teniendo el seudónimo) y lo he cambiado rápidamente. Te estoy muy agradecida. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Estás en lo cierto,querida amiga, ¿para qué ocultar nombres y rostros si al final de cuentas queremos darnos a conocer?

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Supongo que todo llega cuando tiene que llegar, y que en algunos casos la cosa se quedará en una pasión inconfesable incluso ante uno mismo. El aprendizaje es lento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que los que publican bajo un nick no tienen más pretensiones que ser leídos a través de sus blogs, no aspiran a publicar un libro ni a ser conocidos como escritores, los que sí aspiramos a ello, el nombre por delante, por supuesto, que además es un derecho de todo autor protegido por la Ley de Propiedad Intelectual.

    Un abrazo.

    Ah, estás muy guapa en la nueva foto del perfil.

    ResponderEliminar
  12. MJesus, querida amiga, cuánto tiempo sin verte! me alegra mucho que des una vuelta por estos lares, y ya sabes: si quieres publicar, desde ahora usa tu nombre completo.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  13. Isabel Barceló:

    amiga, yo te estaba siguiendo pero de un momento a otro no recordaba tu nombre, y así se van perdiendo las pistas. Sé que tienes un blog de historia de Roma, ¿no? pues hiciste muy bien en colocar tu nombre y apellido verdaderos, me alegra que te haya servido de algo.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  14. Es lo que digo, Antony. Entonces empieza a quitar eso de Ansape, ja, ja, ja!!!

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  15. Hola Begoña, es únicamente para los que tienen intenciones de publicar, los que no, pues si siguen usando un nick, bienvenido sea!

    Besos
    Blanca

    ResponderEliminar
  16. No te creas, Maribel, sé de muchos que usan nicks y desean publicar. Es todo un acertijo, ja, ja, ja!
    Disculpa que no te haya incluido entre los autores publicados, ya mismo voy a subsanar mi error (deben haber otros)

    ¡Gracias por fijarte en la foto! últimamente estoy coleccionando fotos, pues dentro de poco serán solo un recuerdo de lo que fui.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  17. Blanca:
    estoy deacuerdo contigo¡la mayorìa quiere dejar de ser anònimo.
    No podrìa llevar un sobrenombre, aunque me lo han solicitado¡
    Me gusta la foto, se te ve alegre.
    besos amiga

    ResponderEliminar
  18. Claro, Normita, el nick es para el que no quiere ser conocido. Es incomprensible que un escritor use un nick, a menos que publique bajo ese apodo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Tienes toda la razón, Blanca. Yo empecé a usar "Magnus Ingaldsen" por necesidades de anonimato (soy profesor de secundaria con hijos adolescentes), pero ahora se me conoce más por ese nombre. Estoy en un dilema: no sé si terminar cambiando el nick por el nombre verdadero en las redes sociales o (si llego a publicar) hacerlo bajo el seudónimo del nick. La verdad es que has conseguido que me ponga a darle vueltas al asunto...

    ResponderEliminar
  20. Blanca, yo solo utilizaré mi verdadero nombre cuando me publiquen en infantil-juvenil, que es una meta que he me he puesto a largo plazo. (Es un género que adoro, pero no me atrevo todavía)
    Para el suspense-terror, pienso utilizar un nombre masculino tan visceral como Stoker Cook (confío que nadie se lo agencie, heeee). Me encantan las autoras best sellers que utilizan diferentes seudónimos según el género literario, y respeto a los autores que abanderan su escritura con su nombre por delante. Sigo investigando la autora española que escribió una novela de corte romántico con seudónimo, y está tan avergonzada que no lo ha confesado jamás. Si alguna la conoce, le estaré inmensamente agradecida.
    Por cierto, estás muy guapa en la foto.

    ResponderEliminar
  21. Ups, se me ha colado una palabra repetida, sorry.

    ResponderEliminar
  22. Hola Blanca,

    Ya sé que te refieres al NICK y no al PSEUDÓNIMO. Yo hablaré de lo segundo. Tengo uno para España y otro para fuera de España (pseudónimos). La verdad es que el tema del pseudónimo surgió de casualidad. Todo el mundo que me conoce más o menos (incluso "menos") sabe que me llamo Ricardo, tampoco se trata de ocultarlo ni mucho menos. Pero muy pronto me dí cuenta de la utilidad de separar la vida privada de la otra que te puede sobrevenir en este mundillo, y la verdad lo encuentro útil (especialmente si tienes varias especialidades como escritor, trabajas también como ghost writter, te dedicas a otras cosas... o simplemente quieres mantener una cuenta de correo electrónico privada al margen de la escritura). Casos hay: Terenci Moix se llamaba Ramón, Ana Belén se llama Pilar, Lina Morgan se llama Ángeles López Segovia... Y, a modo de anécdota, cuando participas en un concurso puedes usar tu nombre auténtico como pseudónimo en un momento dado. No es tanto un tema de anonimato como de sacarle partido a las posibilidades del pseudónimo - especialmente si no te apasiona la idea de que tu privacidad se confunda con el oficio.
    Besos,
    RICARDO

    ResponderEliminar
  23. Con permiso, y perdón, se me olvidó comentar un factor que justifica el pseudónimo: LA TIMIDEZ. Ya sé que éste es un mundo muy vanidoso, pero también hay gente tímida a la que le da horror la idea de que se les asocie lo personal con lo profesional. Ejemplos: Jack Babiloni (magnífico pintor cuyos escritos ganan premios donde se presentan y luego no deja que nadie los lea) y yo mismo (mediocre escritor en ciernes que espera vivir de esto sin pena ni gloria)

    Ya

    ResponderEliminar
  24. Querida Blanca. Una buena reflexión. Supongo que hay diversas motivaciones para el uso de un nick. Cuando la mayoría de los foros en los que he estado estaban en su auge, no existía Facebook. Después todos comenzamos a abrirnos blogs, y ya utilicé "Margarita" porque era el nick por el que era conocida en ellos. Y también existe otra razón, y es que nunca he pensado que mis escritos merezcan ser publicados. Pero en el improbable caso que lo hiciera creo que convertiría "Margarita" en un seudónimo, añadiéndole un apellido, por puro pudor y porque ya me acostumbré a utilizarlo. Así que admiro a los que vais caminando por este mundillo desde los inicios con vuestro propio nombre. Aunque hace tiempo que ya me pongo mi foto, ya es algo, jaja.

    Un beso, amiga,

    Margarita

    ResponderEliminar
  25. En realidad, Magnus, tú eres bastante partidarios de los seudónimos, pues te conozco otro que empieza por Jonas... Y te diré que me gustan ambos. Pero una cosa es un nick y otra un seudónimo.

    Un nick es un apelativo bajo el que se oculta tu identidad de escritor o de participante en cualquier red social.

    Un seudónimo puede ser el nombre bajo el que escribes y con el que te conoce todo el mundo, ejemplos de ello: Arlette Geneve o Francisco Gijón, de manera que todos saben quiénes son y qué escribieron.

    Los que escriben en sus blogs con un nick y desean publicar con otro nombre sí lo tienen difícil, tanto par el público que desee ubicarlos y buscar sus novelas, como para los que los conocemos, que no siempre nos acordamos quiénes son exactamente porque hay algunos repetidos. Por ejemplo, hay varios "Jesús" que no sé exactamente a quién corresponden, y en ocasiones me he equivocado.

    ¿No es más sencillo usar el nombre y apellido para todo, sea o no un seudónimo?

    ResponderEliminar
  26. Querida Arlette:

    Tu caso es diferente porque siempre haz utilizado Arlette Geneve y es así como la gente te conoce y conoce tus novelas. Hay muchos casos de escritores famosos que usaban seudónimos, entre ellos la famosa George Sand, la amante de Chopin.

    Si decides publicar bajo otros nombres como estrategia es válido, así como también lo es desear guardar el anonimato.

    Pero en el caso de los escritores que desean ser conocidos y siguen usando un nick, es incomprensible.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  27. Sí, Francisco, a veces el seudónimo llega a ser más famoso que el nombre propio, ja,ja! Ahora no me digas que lo haces por timidez que no me lo creo.

    Una persona como tú que se para delante de un auditorio para dictar charlas y conferencias no me parece precisamente muy tímido.

    El nombre Francisco Gijón es muy atractivo, (aunque te digo que hay un pintor con ese nombre) y dado el caso podrían confundirte, lo único que el otro es mayor y tu no llegas a los 40.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  28. Sí que soy tímido, Blanca, más de lo que crees (y cada día in crescendo).

    Francisco Gijón es un personaje más que hace lo que tiene que hacer (porque le pagan). Que esa es otra: si no te pagan... ¿para qué?

    Y ya refiriéndonos, si yo tuviese un nombre tan evocador como el tuyo difícilmente encontraría un pseudónimo y para nada querría un nick.

    ResponderEliminar
  29. Margarita, qué alegría verte por aquí!

    Yo creo que si tu decisión es tomar tu nombre como seudónimo y todo el mundo te conoce como Margarita dentro y fuera de los foros, no hay problema. Si te dedicases a la escritura sería recomendable que buscases un apellido para Margarita. Ahora que eres una fotógrafa camino a la fama y todos te conocen como Margarita, sería poco práctico cambiarlo. Yo te identifico más con Margarita que con tu verdadero nombre.

    Besos, y muchas gracias por decirme lo de la foto. ¡Creo que de ahora en adelante andaré con gorrita!

    Blanca

    ResponderEliminar
  30. Francisco: Confieso aquí delante de todo el mundo que el que yo haya empezado con mi nombre y continúe con él, se debe a que tengo mala memoria. Podría llegar un momento en que yo misma no me reconociera... ¿entonces qué? ja,ja,

    Creo que es más por cuestiones prácticas, porque cuando me inicié en los foros no sabía a ciencia cierta si algún día publicaría algo. Fue después que caí en la cuenta de que era importante tener un nombre e ir con él por el mundo.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  31. Blanca,

    Supongo que el nick, en algunos casos, se utiliza como un escudo, dado que la condición de escritor (o de aspirante a escritor, según cada uno lo entienda) no se encuentra del todo aceptada por la persona misma, causando aún algo de vergüenza reconocerla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Ansape nació cuando entré en Prosófagos, era un novato en esto y pensé que exigían identificarse con seudonimo, y fíjate que desde el principio usé mis nombres y foto en el blogs,y hasta llegué a pensar que eso era contraproducente o peligroso al notar a la mayoría usando nombres quijotescos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Es posible, Alejandro, tal vez sea por eso. Pero cuando un escritor decide publicar y sigue usando un nick...

    Bueno, hay de todo en esta vida.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  34. Te felicito, antony que empieces a usar tu nombre como debe ser, ja, ja, sí, a veces nos dejamos llevar por algunas directrices que nos parecen correctas.

    Desde que empecé a frecuentar foros hasta ahora yo siempre lo hice con mi nombre y apellido. Pensándolo bien, en Prosadictos y LEA uso el B. Miosi, para que no sea muy largo, pero siempre firmo como Blanca.

    Besos,

    ResponderEliminar
  35. ¡Ouch...directo al estómago, que yo soy muy de Jesús F.!
    En fin, compañera Blanca, reflexionaré sobre lo que hablas, que tal vez ya va siendo hora de cambiarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Lo de los nicks era habitual al principio en los foros y chats porque era uno de los "encantos" de Internet: preservar el anonimato.
    Pero no tiene sentido cuando un@ quiere abrirse un camino profesional y tiene en sus manos este magnifico "escaparate".
    A mi me encanta mi nombre, jeje. Y más, cuando lo veo impreso en un libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Nunca me había planteado esta cuestión. La verdad que lo mío parece un nick, aunque nada más lejos de la realidad, ya que Mián Ros, escande realmente mi nombre pero abreviado.

    Por tanto no me importaría publicar bajo este diminutivo que ya forma parte de mí como el verdadero.

    Muchos besos,
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  38. A mí nunca me ha dado vergüenza dar a conocer mi nombre, ni en mi blog ni en mis libros. Creo que gente como Manolo García tienen un nombre tan común como el mío y mira dónde han llegado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. ¿Me creerías si te digo que escribí esta entrada pensando en ti, Jesús F? siempre que recibo tus comentarios me pregunto: ¿Cuál de los Jesús que conozco será? ja,ja,


    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  40. Tus dos nombres forman uno precios: Mián. Y ese apellido... vale la pena! ja,ja, "Mián Ros". Excelente!

    Besos, Mián!
    Blanca

    ResponderEliminar
  41. Ahí lo tienes, José Antonio, bonitos nombres y apellidos. ¿Para qué inventar?

    Un beso,
    Blanca

    ResponderEliminar
  42. Interesante entrada, Blanca. En foros no he participado demasiado, aunque sí lo hacía utilizaba algún nick, pero no va demasiado conmigo. Después abrí el blog y perfil en redes sociales con mi propio nombre, y nunca me plantée otra cosa.

    Lo del seudónimo es otra cosa, alguna vez lo he pensado, no voy a negarlo. Sobre todo para intentar entrar en el mercado americano con un nombre anglosajón para alguna obra determinada. Conozco autores que les va muy bien con su seudónimo, como Megan Maxwell o Patrick Ericcson, por lo que entiendo eprfectamente su postura.

    Pero estoy de acuerdo contigo en que intentar publicar con tu nick es algo que no se entiende demasiado. Pero ya sabemos, para gustos están los colores.

    Gracias por tan interesante debate. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Armndo:
    En realidad no hablaba de publicar con un nick, sino de conservar el nick siendo un autor publicado.
    Se trata de que si deseas publicar algún día, desde un comienzo debes tener un nombre e ir trabajándolo, para que llegado el momento todos te puedan identificar con facilidad, sin misterios, como no sea alguna estrategia publicitaria.
    Los seudónimos son muy válidos, siempre se han utilizado, y los anglosajones dan mucha importancia, siempre y cuando, claro, sepas hablar perfectamente el idioma, de lo contrario se vería extraño.
    Los mejores escritores que conozco de cerca salieron de los foros literarios, y mira tú que cosas: generalmente utilizaban sus nombres y apellidos, excepto Elisabet, o Montse de Paz, que no sé bien con cuál de los dos nombres dirigirme a ella.

    Un abrazo, amigo, y muchas gracias por participar!
    Blanca

    ResponderEliminar
  44. Tienes mucha razón. Sin embargo, respecto completamente a aquellos autores que desean usar un sobrenombre todo el tiempo. Lo importante es no dejarlo a última hora, cuando ya todos te conocen, para sustituirlo por tu nombre.

    Es un arma de doble filo.

    ResponderEliminar
  45. Coincido contigo, Blanca. Además, para ser escritor se necesita tener las ideas claras. ¿Qué pensamos, qué defendemos, por qué luchamos, en qué creemos? Eso estará en nuestros personajes, en nuestro artículo de opinión.
    Ser escritor significa exponerse de muchas maneras:literariamente, socialmente, políticamente...
    Saludos, Blanca.

    ResponderEliminar
  46. Hola Deigar, los sobrenombres o seudónimos siempre han existido y se siguen usando, hay autores a los que no se les conoce con otro nombre sino con el que ponen en sus libros. Otra cosa muy diferente es el nick que se utiliza en las redes sociales, de manera que nadie se entera que el nick tal es un escritor ni cómo se llama. Me parece contraproducente para dar a conocer un libro y a su autor.

    ResponderEliminar
  47. En pocas palabras, Pilar: Dar la cara al mundo. No se puede ser un autor publicado con un nombre y seguir utilizando un nick, no le veo sentido.

    Besos, amiga, y gracias por tu visita!

    Blanca

    ResponderEliminar
  48. Yo también empecé con un nick y en muchos foros todavía estoy con él porque no sé cambiarlo. Además, es mucha la gente que me conoció cómo Malube e incluso algunos escritores que me conocen en persona me siguen llamando así. Usé el nick porque vi que era lo que hacía todo el mundo y pensé que era obligatorio, y también por pudor, porque entonces ni había publicado ni sabía si lo lograría, y me daba cierta vergüenza decirlo no sabiendo nadie que escribía (de mi entorno). Pero la verdad es que en cuanto publiqué empecé a firmar con mi nombre aunque estuviera el nick, porque como bien dices otra cosa es absurda y lleva a la confusión. Pero le tengo mucho cariño a ese Malube que también usé como pseudónimo.
    Y en cuanto a los pseudónimos, justo cuando iba a publicar un amigo me dijo que usara otro nombre, que con el mío no iría a ningún lado. Me dijo que como Martha Benett me haría de oro, jaja, no lo probé pero igual tenía razón.

    ResponderEliminar
  49. Vamos a ver, a mi no me ofende en absoluto. Cada quien tiene su forma de pensar. Sin embargo contestando a tus dudas.
    Yo soy escritor. Anonimo. Y a pesar de eso he ido escalando el mundillo y publicando con mi pseudonimo. El pseudonimo que he elegido es lo suficiente llamativo para no quedarse en el olvido. Hablo y escribo en varios idiomas. Y a lo unico que me he ido enfrentando es al temor de que un hacker encuentre mi identidad.
    Que por que prefiero guardar mi anonimato una vez publicando?
    Las razones son varias:
    Le he cogido tirria a que las personas se metan - y se meten - en mi vida privada. Lo que significa que con mi anonimato puedo decidir quien entra y quien no a una vida mas intima. Solo 5 personas saben que escribo y son las que mas aprecio, mas tengo confianza y menos me agobian.
    Soy de las personas que aprecia enormemente su privacidad.
    Aparte de apreciar mi privacidad, considero egocentrico, y hasta de muy mal gusto andar por el mundo exhibiendose para que le aplaudan. Lo he intentado, y me he sentido como mono de circo. Faltaria decir que no me gusto en absoluto.
    La presion social a la que se somete a alguien por que termine una novela, por saber en que capitulo esta, de que va la novela, que mas hara con su vida... etc. Es insoportable. Mi anonimato me da libertad de moverme a mi antojo.
    Mi rostro es reconocido con otro nombre por otro tipo de publico.
    La mas importante. Todos mis pseudonimos me permiten tener bien separados y ordenados mis mundos. Sin confusion.

    ResponderEliminar
  50. Escritor Anónimo: Obviamente esta entrada no era para las personas que, como usted, desean publicar bajo seudónimo. Es comprensible que le guste su privacidad porque de esa manera vive tranquilo, sobre todo si como sospecho se trata de un autor de mucho éxito. ¡Felicitaciones!, y muchas gracias por su visita.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.