miércoles, 17 de octubre de 2018

El mundo de los lectores digitales

Para todos los que publicamos (y autopublicamos) en Amazon o en plataformas similares es natural que pensemos que nuestros libros son muy conocidos en el mundo de la literatura, en el de los lectores, y también en el mundo editorial, y no es así. Vivimos dentro de una burbuja llamada Amazon. Solo tienen acceso a nuestros libros los que saben cómo comprar en línea, es decir, los que poseen una tarjeta de crédito o débito internacional y, obviamente, los que están familiarizados con las compras a través de Internet. Por eso, algunas veces cuando damos una noticia acerca de que alguno de nuestros libros ocupa el primer lugar en la lista de bestsellers, alguien salta diciendo que eso no es verdad. Que no somos bestsellers porque en su país ni siquiera conocen el título del libro. No sé si a ustedes, pero a mí me ha sucedido.

Creo que en parte tienen razón al pensar así. Ser bestseller significa ser el más vendido, pero los que publicamos por Amazon olvidamos que solo somos los más vendidos allí y en formato digital, pues a pesar de que publicamos también en papel, son las ventas digitales las que más cuentan. No cuentan las librerías ni otras plataformas. 


También publicamos nuestros libros en papel, pero el coste y el envío para algunos países hacen la compra prohibitiva, lo cual es una pena. Creo que con el tiempo mucha más gente se irá sumando a las compras por Internet y tal vez muchos de ellos lleguen a enterarse de que también pueden comprar libros a través de ese medio y quizá algunos lleguen a comprarse un lector electrónico. No será la mayoría, pero sí habrá algún avance al respecto. 


Mientras tanto debemos estar claros que los que nos leen son personas de avanzada, que se atrevieron a lanzarse a navegar en esta era digital y reciben las nuevas tecnologías con mente abierta. ¿Qué nos dice eso? Algo muy importante: escribimos para un segmento muy especial y dinámico de la población mundial, en este caso no hablo de edades, porque sé de personas octogenarias que prefieren la lectura digital por la comodidad, hablo de la mentalidad de nuestros lectores. Y lo que puedo decir es que me siento orgullosa de escribir para ellos.

4 comentarios:

  1. Hace un tiempo pensaba en esto mismo, Blanca. En Sudamérica hay mucha gente que me pregunta: "¿Amazon? ¿Qué es eso?"
    Creer o reventar
    Excelente post!!

    ResponderEliminar
  2. Así es, Fede, hay muchos lectores que no tienen idea de que existe la publicación digital. ¡con lo bien que se lee y con la plata que se ahorra!

    ResponderEliminar
  3. Tienes claro quienes compran tus libros, qué quieren. Qué bueno es tener esa claridad, en medio de tanta confusión que genera el mundo digital.

    ResponderEliminar
  4. María Angélica: Los que vendemos libros digitales tenemos claro quiénes compran nuestros libros. Aunque debo aclarar que también todos nuestros libros salen a la venta en versión impresa, y los míos al igual que de algunos otros en audible.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.