jueves, 7 de abril de 2011

Doctor Zhivago, por Boris Pasternak

Estoy leyendo la novela, aquí les dejo un vídeo con el tema de la película "Doctor Zhivago", una pincelada de la época de la Rusia romántica, espero que lo disfruten...

B. Miosi

22 comentarios:

  1. ¡Hola Blanca!

    No he leído el libro, pero habré visto la películo unos 4 veces, y no me cansa.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Leido el libro y vista la peli hace años...¡me encantaba! Qué historia tan maravillosa....
    Un beso Blanca

    ResponderEliminar
  3. Hola, Blanca.

    Por el vídeo se nota interesante, no te miento, no he leído el libro pero no dejan de interesarme los temas históricos y más cuando hay guerras de por medio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Magnífico libro y preciosa película. Una anécdota. Parte de la peli se rodó en España. La escena del tren recorriendo la Estepa rusa es Granada y la estación de ferrocarril es la de Atocha en Madrid. Puedes imaginarte, en tiempos del dictador Franco, los rodajes nocturnos en aquella gigantesca terminal de tren repleta de extras contratados entre los ciudadanos de Madrid con decenas de banderas de la hoz y el martillo y un montón de figurantes vestidos de bolcheviques. !Un trauma!... y una de las muchísimas contradicciones de nuestra dictadura.

    ResponderEliminar
  5. No recuerdo haber leido el libro, pero la peli la he visto unas cuantas veces, y me sigue gustando.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Vaya. Francisco me ha pisado la anécdota. Es cierto. Mi madre tiene como una de esas imágenes grabadas en la memoria como a fuego al bueno de Omar Sharif firmándole un autógrafo que por desgracia perdió. Muchos de los secundarios que aparecen en la película son actores españoles más o menos desconocidos.

    Doctor Zhivago es uno de los pocos casos, muy escasos por cierto, en los que la versión cinematográfica supera con creces al libro. De hecho el libro me decepcionó, pero para los gustos se hicieron los colores.

    Un abrazo. Ya nos contarás cuando lo acabes.

    ResponderEliminar
  7. Hola Miguel Ángel, tengo ganas de ver la película otra vez, voy a ver si la consigo.

    La novela es un poco pesada para leer, pero no me doy por vencida.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  8. Querida Winnie: La historia. Esa es la clave. Es una historia formidable.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Antony, no te diría que leyeses el libro, pues es lento en comparación de la película, bájate la peli y la podrás disfrutar enormemente.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Francisco: Como siempre nos traes unas anotaciones super interesantes, nunca habría imaginado que la película hubiera sido rodada en España, y mucho menos con Franco allí, él que era pronazi, ja, ja,
    su´pongo que se vería todo tan surrealista...

    Gracias por tu aporte, amigo,
    Besos,

    ResponderEliminar
  11. Hola Lolita de mi corazón, qué bueno verte por esta casa, yo veré la peli estos días, ya verás. el libro me está pareciendo un poco cansón, pero debe ser que las letras son muy pequeñas.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  12. Hola Félix, así que Francisco te madrugó la noticia, pero lo del autógrafo a tu mamá es auténtico! ¡qué pena que lo haya perdido!

    Ustedes dos siempre tienen auténticas anécdotas, en lugar de aparejador deberías ser periodista, je, je,

    Gracias por pasar y dejar tu contribución, FéliX!

    Bezos,:)
    Blanca

    ResponderEliminar
  13. Es que mi papá fue uno de esos figurantes. Algún día os contaré el susto que se llevó cuando vio la estación de Atocha decorada con toques soviéticos y el miedo que pasó al salir con la policía que estaba en la puerta custodiando el recinto durante el rodaje para QUE NADIE VIESE LA QUE TENÍAN MONTADA.

    Je je je...

    Siento el pisotón, Felixón, pero con la aclaración que acabo de hacer, seguro me comprenderás.

    Abrazos a todos

    ResponderEliminar
  14. Ja, ja, Francisco, espero que Félix no vea este acápite, aunque ya me ha dicho que tus comentarios le gustan mucho, pues son muy inteligentes e interesantes. Pregúntale.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  15. ja, ja, ja, Francisco, chapeau, me has ganado por la mano, pero con todo merecimiento. Tuvo que resultar muy emocionante tanto color rojo en aquellos años grises de nuestra historia. Seguramente los policías vigilaban para que nadie pudiera entrar, y para que los que estaban dentro no pusieran demasiado entusiasmo a la hora de cantar la "Internacional".

    Lo del cine extranjero rodado en España daría para un artículo muy, pero que muy extenso. Yo tengo un trauma muy concreto: cuando vi al entrañable Dionisio, de "Crónicas de un pueblo" (¿no la concéis?...!!Dios mío, qué viejo soy!!!), torturando sin ninguna misericordia a Peter O´Toole en Lawrence de Arabia, junto al gran Fernando Sancho, sentí que algo se rompía en mi joven corazón...

    Blanca, querida amiga, no sé lo que es un acápite.

    Un bezo muy grande

    ResponderEliminar
  16. ¿Qué me dices? ¿Dionisio torturando a Peter O'Toole? Ja ja ja ja! ESTA MISMA TARDE ME PONGO LA PELÍCULA PARA BUSCAR LA ESCENA!!!!

    No eres tan viejo, que de Crónicas de un Pueblo me acuerdo hasta yo (cielos, qué viejos somos los dos...!!)

    Con respecto al rodaje de la estaciónd e Atocha, lo que mi padre me cuenta es que él había pasado muchas noches repartiendo octavillas del Partido Comunista con Nicolás SArtorius antes de aquel día y que cuando acudió al sitio y vio a la policía rodeando el lugar y entró... al ver las banderas comunistas y figurantes vestidos de bolcheviques casi le da un infarto. Pasó tanto miedo - porque le controlaban al salir para que no sacase insignias ni cosas por el estilo del set de rodaje - que ya no volvió a repartir octavillas.

    ¡Cuántas historias tiene España dentro de sí misma! ¡Cuántas anécdotas podríamos reunir entre los padres y abuelos de todos!

    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  17. Buff... Francisco, me pongo en el lugar de tu padre en aquel momento, y me entran los sudores. Mi padre también me cuenta anécdotas que te ponen los pelos de punta. Más de una noche la pasó en comisaria por alguna gamberrada sin importancia, y más de una vez ha aparecido el típico guardia del Retiro carraspeando por detrás de un seto, con su uniforme de pana marrón (imagínate el glamour), cuando mi padre le estaba dando a mi madre (o a alguna previa, supongo), un casto beso en la mejilla).

    Tienes razón. Existen innumerables anécdotas de nuestros mayores, de su inocente rebelión a la pacatería y mojigatería de la época. No tienes más que juntar a un par de ellos... y surge la historia de España revisitada.

    Un placer leerte, Francisco. No he podido evitar meterme en tu perfil, y todavía me estoy riendo de la definición que haces del tenor de ópera. Me parece fantástica, y la comparto. Buen fin de semana, y que disfrutes con los sadismos del Dionisio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Hola Blanca, aquí estoy otra vez ha hacerte una visita y me encuentro con esta preciosa melodía que nos has puesto, el libro no lo he leído, la película la vi hace unos años y me gustó mucho.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  19. Al libro no lo leí, pero a la película la vi la semana pasada! Una maravilla! Omar Shariff y la bellísima Julie Christie!!Me fascinó!!

    BESOTES BLANCA Y BUEN FINDE!!

    ResponderEliminar
  20. Erika, Hola! yo voy a ver la película otra vez :)

    Stanley: parece que estamos en la misma onda, je, je, yo la veré esta semana...

    Un beso!
    Blanca

    ResponderEliminar
  21. En esta película hace poco que me enteré que salió un tío mío, claro que como extra, ¡fíjate! Pero no la he visto y el caso es que tengo ganas.
    Un abrazo, Blanca.

    ResponderEliminar
  22. Voy a empezar a creer que me codeo solo con artistas y escritores de lujo, Jesús, detrás de Doctor Zhivago hay más de lo que parece. Muchas historias, muchas vidas, ¡qué cosas!

    Muchas gracias por comentar, amigo,
    Besos
    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.