sábado, 20 de febrero de 2010

AVATAR

James Cameron batió su propio récord con esta película, la más taquillera después de Titanic.

Con nueve nominaciones al Oscar de la Academia, Avatar se perfila como la siguiente ganadora de los premios Oscar. Y es que debemos estar claros: las grandes superproducciones seguirán estando en manos de Holywood durante mucho tiempo, por más que las voces agoreras prediquen su muerte cercana.

¿Qué hace al cine norteamericano tan exitoso? No es sólo la enorme inversión que arriesgan al producir películas. No. Hubo unas cuantas de presupuestos reducidos que también han alcanzado la fama y récords de taquilla. Creo que es la absoluta entrega en cada parte de sus componentes, el perfeccionismo y la vanguardia en la tecnología.


Una muestra de ello es Avatar. Reconozco que empecé a verla con cierto escepticismo. No soy muy aficionada a las películas de ciencia ficción, no comprendo bien por qué, ya que he visto con placer La guerra de las galaxias, Encuentros cercanos, y hasta he escrito una novela de ciencia ficción. Tal vez sea que el despliegue de naves intergalácticas y las batallas en el espacio no me atraen demasiado.

Pero Avatar es una historia cuya simbología tiene mucho que ver con nuestras creencias tribales más arraigadas, entendemos perfectamente al verla cuál es la fuerza que mueve al cosmos, y por un momento nos sentimos en comunión con la raza universal. No me avergüenza decir que me emocioné hasta las lágrimas en algunos pasajes, y que reconocí las similitudes de las milenarias leyendas de nuestras religiones.

Un enviado, un elegido, es el personaje principal de la historia, que transcurre en un planeta llamado Pandora, cuyos habitantes tienen mucho en común con los terrícolas. La lucha entre el bien y el mal, la ambición y la razón, el amor a la naturaleza de ellos y el afán destructivo del ser humano de la Tierra, se enfrentan en este mundo raro y al mismo tiempo familiar en muchos aspectos.

Avatar me emocionó tanto como El rey león. La recuerdo porque también fui a verla casi a empujones y terminé llorando con todas mis ganas de la pura emoción.

Es la combinación de buenas actuaciones, personajes inolvidables, y un tema trascendente. Igual a lo que ocurre con las novelas.

Y hablando de novelas, los dejo, porque voy a seguir escribiendo, que mi nueva novela me tiene completamente atrapada. Siempre digo que será la mejor que haya escrito, por lo menos hasta ahora es lo que pienso, ya veremos.

B. Miosi

25 comentarios:

  1. Yo la ví y me gustó mucho...lo reconozco....no la repetiría...pero sí creo que es un alarde de ciencia ficción. Besos Blanca y ¡a escribir!

    ResponderEliminar
  2. en cuanto a ciencia ficción es fantática...y no del todo, pero el resto de la película me pareción u tostón.
    En cualquier caso me hace gracia que hayamos coincido el mismo día en la misma película.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Blanca. La cuestión es que casi podría suscribir tus palabras. He tardado en verla, incluso creía que ya no estaba en cartelera (fuimos el sábado pasado), tampoco soy aficionada al cine de ciencia ficción y me producía un cierto rechazo la historia aun sin conocerla, pero me gustó en términos generales, supe extraer el mensaje, disfruté del cine 3D, de los maravillosos paisajes, del bosque nocturno iluminado... Y sí, también lloré. Los últimos veinte o treinta minutos los catalogo de "muy americanos", pero es lo típico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Con Avatar, me pasa lo mismo que con Titanic, me negué a verla. Sé de algunos que la vieron varias veces y no se cansaron de repetir. Conociendo el final tan dramático, nunca me vi tentada de verla por mucho que intentaran convencerme. Sé que algún día la veré por casualidad y es muy posible que me guste. Con Avatar, creo que me voy a resistir un poco también. A mi tampoco me gustan las películas de ciencia ficción. No sé si hacerte caso.

    Enhorabuena por tu blog. Me gusta.

    ResponderEliminar
  5. Es una película de mucha imaginación y ciencia ficción pero a mi me dolía la nariz de las gafas, demasiado larga para unas gafas tan pesadas y unos niños tan folloneros.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo también vi Avatar casi obligado y muy escéptico y luego me terminó gustando. Nunca los tópicos más conocidos se utilizaron tan bien.

    Me encanta eso que dices de estar sumergida por tu nueva novela. Espero que sea contagioso!!

    ResponderEliminar
  7. Creo que el punto fuerte, independientemente de los efectos especiales y la acción, es el trasfondo espiritual del que hablas. Es evidente que una consciencia nueva despierta en el espectador común. Es un tema que veremos repetido en el futuro.
    ¿Otro proyecto? Enhorabuena, Blanca! Mis mejores deseos en este nuevo sendero.

    ResponderEliminar
  8. No la he visto, pero tendré que hacerlo, con todo esto que anotas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Argumentalmente Avatar no es nada del otro mundo. Repite la fórmula de Bailando con lobos o El último samurai; ahora bien, no estoy de acuerdo con quienes la critican con la excusa de ser "otro producto comercial". En primer lugar no debemos olvidar que el cine es un espectáculo, un entretenimiento; comparándolo con la literatura, su primera función es, como digo, entretener; ¿es que acaso hay un mensaje profundo en Star Wars?; no más que en Avatar, pero nadie la critica por ello. Y como entretenimiento Avatar es una maravilla. Algunos con los que he discutido asumen que es un producto fácil, poco arriesgado. Tampoco estoy de acuerdo. ¿Alguien sabe realmente la cantidad de horas y esfuerzo tras una película así? Y aún es poco comparado con, por ejemplo, lo que supuso el rodaje de El Señor de los Anillos, que llevó más de 5 años. ¿Y el riesgo que corre un director como James Cameron, del que se espera siempre lo máximo? Aún recuerdo el fiasco de Waterworld, de Kevin Costner; tenía todos los ingredientes para ser un éxito, tenía el dinero y la promoción; pero no salió, y casi deja en bancarrota al actor-director. No olvidemos que, a diferencia que en España, las películas americanas no están subvencionadas; los productores se juegan su dinero. ¿Acaso hay algo más arriesgado? Yo me conformo con que, cuando acabe la sesión en el cine, me quede la sensación de que me he divertido y de que la entrada no me haya resultado cara. Y eso, al menos en mi caso, Avatar lo consiguió con creces.
    Un abrazo, Blanca!!

    ResponderEliminar
  10. Querida Blanca,yo soy un cinéfilo perdido. De las diez nominadas al Oscar ya vi nueve.Tambíén vi las cinco películas extranjeras que compiten. Cuál me falta? Avatar. Como sé que es la que va a ganar la dejé para el final. Con lo que contaste me diste el empujón final para que mañana vaya a verla.
    Mi opinión es que Avatar gana a mejor película y mejor direcor, pero tengo mis dudas que arrase con todos los premios. La película alemana (te la recomiendo) "La cinta blanca" se alza con el Oscar a mejor película extranjera. Es una obra de arte.
    Ya veremos. Continúa con tu maravillosa tarea de creación.

    BESOTES HERMOSA Y BUEN FINDE!!!

    ResponderEliminar
  11. No me extraña que batiera records, Blanca. A mí me encantó. No entiendo las reticencias de parte de la crítica “seria” porque sea un producto de la meca del cine. La verdad es que muchas de las cosas que recomiendan me parecen unos auténticos tostones. El cine es entretenimiento y esta películas es de las mejores que recuerdo en ese sentido. Tengo que decir que a mí la Ciencia Ficción sí me gusta, y mucho, quizá por eso, mi comentario a favor.

    Pero, para mí, no solo es una película de efectos especiales increíbles y fascinantes, que te sumergen en un mundo nuevo en 3D, sino que hay una historia de trasfondo, como dices, nada desdeñable. Por no hablar de los humanos, que amparándose en los militares están dispuestos a masacra a los pacíficos habitantes de Pandora, que son seres más espirituales y respetuosos con sus semejantes y la naturaleza. Y todo por avaricia de éstos, para hacerse con un mineral con el que se enriquecerán unos pocos. ¿A qué me suena? La verdad es que veo un medio muy valido para explicar este tipo de hechos, presentado en un hermoso y entretenido envoltorio; seguramente que los niños le prestan más atención que a muchas lecciones de historia, luego es fácil de identificar el mensaje.

    Como ves me gustó la peli, jajaja, y tu entrada, amiga. Fíjate lo que ha dado que hablar y pensar la película, algo como para tener en cuenta.

    Besos!

    Margarita

    ResponderEliminar
  12. Es buena, muy buena, sea por los efectos especiales, sea por la trama, los planos, por el tipo de animación... porque es creíble, si no hilamos demasiado fino, claro.
    Entretiene, conciencia con un mensaje muy poderoso, y deleita a la vista.
    Lo mejor, para mí, el paisaje imaginario de la selva; todo un alarde de creatividad. También el amor por la tierra, la naturaleza, muy parecido filosóficamente al de algunos pueblos indígenas de suramérica, quid pro quo.
    Abrazos, Blanca
    Nelo

    ResponderEliminar
  13. Hola Blanca,
    La vi en 3D, para mi lo mejor es el mundo que Cameron creó, y por supuesto su mensaje. Sin embargo como escritor para mi lo más importante de una película es su guión, y el guión de Avatar no me pareció gran cosa, por no decir que dejaba mucho que desear.
    Buen cine y con un buen trasfondo, sin embargo el señor Cameron debería haber contratado a algún escritor de la Generación del siglo XXI para escribir el guión, de esta forma habría conseguido un producto redondo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. La vimos en familia y casi no pude parpadear para no perderme nada. Me encantó, el tiempo se fue volando y la disfrute mucho.
    ¿El lamento? Que no pude verla en tres dimensiones porque la sala estaba completa.

    ResponderEliminar
  15. Hola Blanca, si te entusiasma tu nueva historia es una gran señal. Lo mismo puedo decir de mi tercera novela: ¡estoy encganchadísimo! Y voy a tener que abandonarla un tiempo, por un motivo importante (ya lo sabes) :)

    Avatar a mi dejó una sensación extraña. La historia y argumento me parecieron muy flojos, es decir, no era muy original que digamos. Elfos azules correteando como indios sioux en la luna de Endor. Lo que me dejó boquiabierto fue el despliegue técnico y la tecnología 3D. Boquiabierto dos horas, vamos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. No sé si lo sabes, Blanca, pero Avatar ha provocado una división de opiniones en España. Yo me postulo en el lado de los detractores, querida amiga, pero con matices. No considero que sea un fiasco, ni una porquería de película. Reconozco que entretiene y que para ser tan larga se puede ver medianamente bien. La tecnología, a mi parecer, del 3D funciona mejor en escenarios con humanos, por ejemplo al principio de la peli, donde las dimensiones y profundidades se perciben mejor. Creo que Avatar es un paso hacia un nuevo tipo de cine, pero argumentalmente es floja, muy floja. Creo que los ojos de los espectadores "notan" los personajes azules y creo que, dentro de unos años, cuando se revisiona la película se percibirá que no era para tanto. El tiempo pone cada cosa en su sitio.
    Yo me quedo con la sensación de que pudo ser mejor de lo que fue.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Já, pues entonces creo que pueden adivinar mi opinión, en vista de que vivo y participo plenamente en esta mítica tierra de energúmenos incúlturos enajenados vulgares: en los EE.UU.

    Yo ví la película en 3D, en IMAX. Y también en real3D en 35mm.

    ¿La trama? Bueno, pues no hay nada nuevo bajo el sol, dijeron hace dos mil quinientos años, háganme el favor…

    Pero, ¿el arte? ZOMG!, como dijéramos en la virtualidad. Eso de que se tomó once años en desarrollar la tecnología necesaria para poder rodar esta película en 3D y en IMAX, en formato digital es algo impresionante. Y también el hecho de que la mayor parte de la película no existe en ningún sitio, excepto adentro de una pila de ordenadores me parece fabuloso.

    Es casi como el negativo de Star Wars: esa película usó motivos y arquetipos culturales universales para desarrollar su trama, basándose en la sensibilidad japonesa de Kirosawa, pero se realizó con un presupuesto minúsculo, con actores desconocidos y con un director novato que lo único que sabía decir era "más rápido, más rápido".

    En contraste, Avatar apenas si se molestó en desarrollar la trama y se apoyó por completo en la idea mítica del "salvaje noble", pero gozando de todo lo que quinientos millones de dólares pueden comprar.

    El resultado, la verdad, me hizo que se me cayera la baba de la admiración y de la sobrecarga sensorial.

    El cine, como espectáculo, pocas veces se ha expresado tan bien como en "Avatar".

    Quizá vaya a verla de nuevo en IMAX 3D a partir de haber leído esta entrada… Supongo que tendré que dejar pendiente alguna factura de mis deudas con tal de solventar el costo de las entradas, pero en fin…

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Blanca!

    Estás muy guapa con tus dos novelas.

    No he ido a verla, no me seduce un pimiento. Así que me lo pierdo.

    ¡Un besote!

    MIGUEL

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias, amigos, por todas sus opiniones, interesantes todas, vistas desde diferentes perspectivas, yo pasé un rato muy agradable viendo la película, creo que es una muestra de entretenimiento llevada a lo máximo, por los efectos especiales, por la música, el elemento fantástico, la imaginación en la ambientación. ¿Recuerdan la cascada flotante? es que parecía salida de un cuadro de Dalí!

    Bueno, me alegra que muchos de ustedes la hayan visto, creo que no podemos apartarnos de los avances tecnológicos, son experiencias irrepetibles.

    Un gran abrazo a todos, amigos, he disfrutado enormemente leyendo sus comentarios!

    Blanca

    ResponderEliminar
  20. Hola Blanca,

    Como cineasta, te doy mi opinión.

    Cuando presentaron el trailer de Avatar, no me llamó la atención; sentía que vería una película con matices cercanos a los videojuegos. Una vez estrenada y con la avalancha de dinero en recaudación, decidí verla en 3D.

    Aunque la historia es floja, las emociones que transmite Avatar, me recordaron la experiencia que sentí en 1977 con “Star Wars” y nuevamente en 1997 con “Titanic.”

    El cine se está reinventado al emplear la nueva tecnología; así podrá sobrevivir.

    Un beso,

    Daniel DC

    ResponderEliminar
  21. ¿Qué tal estás, Blanca? Me alegro que coincidas conmigo en lo que se refiere a Avatar. Es todo un espectáculo. Dices una cosa en tu entrada que es la pura realidad: a los yankies, aunque nos pese, se les nota de lejos la profesionalidad a la hora de hacer películas. Estoy completamente de acuerdo. Son capaces de hacer todo un espectáculo de cualquier tema que despierte su interés, aunque en ocasiones sean un poco infantiles a la hora precisamente de elegir temas.

    Esa comparación que haces con El rey león me parece perfecta, y también estoy de acuerdo con ella. Son películas de las que no esperamos nada y que sin embargo nos llegan al corazón. La lucha de la inocencia contra el poder absoluto tiene siempre algo que emociona al espectador, y en los dos casos se trata de algo de eso.

    Qué se le va a hacer. A los niños grandes como nosotros nos siguen fascinando estas historias de lucha por mantener la propia identidad. Es que no tenemos remedio.

    Félix

    ResponderEliminar
  22. Dear Miosi... Avatar me pareció una autocritica de la sociedad del siglo XXI por lo la mentalidad y acciones de quienes llevaron a cabo toda esa funesta época de la invasión y coloniaje de las tierras por descubrir, en donde su base ideológica era el racismo, para sustentar al naciente Imperialismo.
    El gran respaldo del público a esta alegórica ficción nos hace ver lo poco "simpático" que resultan quienes controlan hoy en día el Mercado con las mismas medidas mostradas de la “ficción”… También se entiende el por qué no ganó el codiciado premio del Oscar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Qué bárbara, entro a este tema después de un tiempo.

    Daniel: la historia en sí no tiene muchos matices, pero lograr despertar emociones, y los efectos especiales hacen el resto. En eso te toy la razón.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  24. Felix, sé que eres un niño grande y que te gustan estas historias, para muestra basta entrar tu blog de cine, me alegra que coincidamos en muchas cosas, y no te pierdas ¿eh? que ya pareces el fantasma Gasparín.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  25. Michelangelo, pero qué sorpresa verte por aquí, y en una entrada tan pasada, amigo, eres bienvenido.

    Creo que te voy a decir que estoy de acuerdo desde ese punto de vista. Todos los colonizajes son parecidos, y creo que se han dado en América, en Europa, en todos lados. En el caso de Avtar, la simbología es muy clara, no sé si haya sido suficiente para que no le dieran el Oscar, pero puede que tengas razón.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.