jueves, 1 de septiembre de 2016

Múltiples opciones para autopublicar.

Existen muchos lectores y escritores confundidos cuando en alguna conversación se menciona a Amazon, sobre todo en una sociedad tan limitada en alcances tecnológicos como la venezolana pues tenemos más de una década de restricciones en el uso de divisas extranjeras, lo que hace imposible la compra por Internet, que es en la que se basan los métodos de lectura y publicación digitales.

La gente aquí conoce Amazon, claro que sí. Pero la conoce porque compraba todo tipo de mercancía; libros, incluso. Pero la mayoría de escritores no sabe que en esa plataforma puede publicar sus libros gratis a través del sistema Kindle Direct Puiblishing o KDP como se lo conoce en el argot de escritores. Algunos tienen una vaga idea de qué se trata, pero la información que les llega es sesgada, dando como resultado que nos miren como una “subespecie”: escritores que al no tener otra opción para ser publicados recurrieron a Amazon. Y no es así. Al menos no en mi caso. Fui publicada sin ningún contratiempo por editoriales de prestigio pero decidí hacerlo por Amazon por mi cuenta.

¿Fue porque mis libros no tuvieron acogida? ¿Por qué eran muy malos? ¿Por qué no se vendían? No.

Si así hubiese sido mis libros La búsqueda y El legado todavía podrían encontrarse en las librerías y la realidad es que están agotados. Me consta que se vendían a través de cadenas de librerías en Argentina, Uruguay, México, Colombia, Perú… pero una vez agotados los ejemplares no había reposición. Y si se buscaban en España, el país donde fueron editados, ocurría igual. No tuvieron la oportunidad de una segunda edición, no porque fuesen muy malos, es porque las editoriales están saturadas de nuevos lanzamientos y no se dan el tiempo necesario para promocionar los libros y esperar los resultados. Si un libro no se convierte en la primera semana de lanzamiento en un boom corren a buscar a otro que sí parece tener las cualidades de convertirse en el próximo gran bestseller.

Cuando los publiqué en Amazon empezaron a venderse por miles, tanto en formato digital como en papel. Aquí debo aclarar algo: Los autores que publicamos a través de KDP podemos vender nuestros libros en formato digital y también en papel, como cualquier escritor publicado por editorial. Y también en audible, como la mayoría de mis libros. Lo aclaro para quienes piensan que solo publicamos libros digitales.

¿Cuánto cuesta publicar en Amazon?

La publicación es gratis. Sea en papel o digital. Amazon cobra por la venta de cada libro como lo haría cualquier editorial, la diferencia consiste en los porcentajes:

Una editorial paga al autor entre un 8% a un 12% (en el mejor de los casos) por la venta de cada libro.

Amazon paga el 70% si el libro es digital y está arriba de US$ 2.99 como precio de venta al público, y el 30% si el libro digital está por debajo de ese precio. En cualquier caso la ganancia que se lleva el autor es mucho mejor comparada con la publicación a través de editoriales.

Por eso me asombra saber que todavía existen “editoriales” de autopublicación y me asombra más saber que hay escritores que pagan para ser publicados. Creo que los motivos son engañosos, pues piensan que la editorial de autopublicación correrá con todos los gastos de presentación, promoción y demás ofertas que hacen para captar al escritor y a la larga eso se diluye en nada; promoción cero y lo más importante: la edición absolutamente nula. He leído libros con fallas ortográficas y de estructura que dan vergüenza.

Cuando voy a reuniones de escritores aquí en Caracas que es donde resido y se enteran de que publico en Amazon, capto miradas de conmiseración. Y si se enteran de que soy una de las escritoras que más vende en Amazon muestran un gesto de amable comprensión. “Ah, claro, en Amazon”, sin saber que mis libros se leen en todo el mundo en varios idiomas y no solo en digital; también en papel y en audible.

¿Por qué el rechazo a los escritores que, como yo, son independientes? Por ignorancia. Para el mundo intelectual ser independiente es sinónimo de fracasado. Es no haber sido aceptado por ninguna editorial y tomar el camino de la autopublicación como último recurso porque no queda otro camino. ¡Qué equivocados están! Y me encanta bajarlos de su pedestal cuando les digo que he publicado y, de hecho, sigo haciéndolo a través de prestigiosas editoriales, porque ser independiente es eso: poder escoger con quién publicar y en qué términos, pues somos nuestros propios agentes literarios y elegimos lo que más nos conviene.

Autopublicar en Amazon no es motivo de vergüenza. Si se hace por las razones correctas es motivo de orgullo; nuestros libros llegan a rincones de la Tierra a los que jamás los llevaría una editorial y ganamos mucho más que con ellas, eso está clarísimo, sin embargo hay críticos de esta forma de publicación y sus razones son valederas: al tener la facilidad de publicar se lanzan al mercado libros sin corregir y en muchos casos mucha basura. Y tienen razón. Pero todo tiene su público. El lector acostumbrado a buenos libros desechará los malos, así de simple. En esto rara vez hay segundas oportunidades. Si un escritor por el apuro de ver su obra publicada pasó por alto la corrección ortotipográfica y de estilo tan necesaria para el estándar al que están acostumbrados los consumidores de libros, tendrá como consecuencia el ser borrado de la preferencia de los lectores aunque ponga en letras grandes: “Edición corregida”. Nadie lee un libro por segunda vez para verificar las correcciones, a menos que tenga alguna afinidad directa con el escritor.

El escritor independiente es libre de escoger en qué plataforma desea publicar. Hoy en día hay muchas además de Amazon, que es la más importante:

CreateSpace (papel)
Lulu 

¡Hasta la próxima, amigos!



18 comentarios:

  1. Mi querida Blanca. ¿te acordaras de mi? Sali hace un par de años de la magia de la blogosfera. Soy Winnie. En ella vivi una etapa preciosa en parte gracias a descubrir a escritores maravillosos como tu. ¡madre mia! Como disfrute lryenfo La busqueda y El legado. Primeras novelss q compré en pspel dd blogurros conocidos.
    En cualquier caso leerte hoy y recuperarte allende los mares es un placer. Un fuerte abrazo. Winnie0 (Antes Lo que se ve es lo que hay. Ahora Mis primeros 50).

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría verte por aquí después de tanto tiempo querida Winnie, visitaré tu nuevo blog. ¡Un abrazo, amiga!

    ResponderEliminar
  3. Yo trabajo con lulu y no me va mal, al menos con uno de mis libros, que se vende bastante bien.

    (Fdo.: Félix Díaz)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Felix! Lulu es una editorial con experiencia, me alegra mucho de que te vaya bien con ellos.

      Eliminar
  4. Tienes toda la razón Blanca, en especial a que el "mundo intelectual" desprecia a los autores independientes. Creo que esta apreciación irá perdiendo peso paulatinamente porque cada vez son más los autores que optan por esta vía, y aunque algunas ediciones pecan de "poco cuidadas", creo que en general, se pueden encontrar muy buenos autores y obras. El mundo editorial ha dado un salto: ya nada será lo mismo. Saludos, Blanca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Martikka, los escritores tenemos ahora múltiples sitios para publicar gratis, y en algunos casos somas más eficaces en la promoción que las editoriales.

      Eliminar
  5. Hay una opción más que yo pienso intentar en poco tiempo: la venta directa a través de mi blog con intermediarios como Gumroad o Selz. Sobre todo considerando que a veces los sitios de venta hacen cosas con los precios que no me gustan; por ejemplo, Google Play hace descuentos y luego Amazon se entera y le baja el precio al libro correspondiente, y luego está la cuestión de que Amazon está promocionando mucho más a los libros que tiene en exclusividad, ha bajado el pago por página en el sistema de préstamos e incluso ha bajado el número de páginas de muchos libros con el sistema KENPC 2.0. De Lulu me borré porque ya he oído a mucha gente dar testimonio de que falsean las cifras de venta. Los sitios de venta van a velar por sus propios intereses tal como hacen las editoriales, y no lo encuentro mal porque es su negocio, pero los escritores tenemos que estar al tanto para que no nos aplasten (o engañen) en el proceso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según tengo entendido Amazon promociona muchos libros, no tienen preferencia, a menos que la promoción sea contratada, que también hay esa opción. De las demás plataformas no sabría informarte porque nunca he publicado en otro sitio porque siempre me ha ido muy bien con Amazon.

      Eliminar
    2. Pues mira, hay gente que ha hecho el experimento de retirar los libros de Select y de pronto se les desploman las ventas; los vuelven a poner en Select y las ventas suben. O sea, algo pasa con los algoritmos. No discuto que a ti te esté yendo bien con Amazon (y me alegro por ello), pero Amazon es una empresa y puede asestarnos una puñalada en cualquier momento, de ahí que bastante gente que se gana la vida escribiendo no ponga todos los huevos en la misma canasta (dato real, no lo estoy inventando). He estado en los foros de Amazon y al parecer es mucha la gente que está vendiendo menos a pesar de que tienen MÁS libros publicados en Amazon. Cierto, la competencia es dura. Puede que esto colapse en algún momento. Por eso no me parece mala idea que cada escritor tenga al menos un resguardo en forma de un sitio de venta que pertenezca lo menos posible a terceros, y donde el consumidor no se distraiga con "productos" de la competencia. He preguntado a la gente y me han dicho que sí, que comprarían mis libros directamente desde mi blog, sobre todo si les pongo extras (cosa que NO puedo hacer en Amazon; por ejemplo, ofrecer fondos de pantalla con ilustraciones de mis libros, o minilibros de regalo). Ya contaré cómo va el experimento :-) Si funciona, compartiré los resultados por si la información le sirve a alguien más (tengo la opinión de que los escritores tenemos que ayudarnos mutuamente por todos los factores que nos juegan en contra).

      Eliminar
    3. La verdad, no tengo noticias de lo que dices. No he intentado sacarlos de Select porque gano más con los préstamos que con las ventas fuera de Amazon, y como siempre me ha ido bien allí, pues, no quiero complicarme. Hasta publico por Amazon Publishing, que es la editorial de Amazon, y me han traducido al alemán y convertido todos mis libros a Audible bajo contrato y pagando anticipo. Creo que mejor no podría estar. Por suerte mis libros se han estado vendiendo bien. Próximamente bajo su sello editorial lanzarán la trilogía de Los Manuscritos, lo que me tiene muy entusiasmada.

      Eliminar
    4. Pues yo te deseo que las cosas sigan así, pero me sentí obligada a largar el "caveat emptor" para los escritores que recién estén empezando a autoeditarse. Nunca está de más mencionar las experiencias de otros, por las dudas.

      Eliminar
    5. Por supuesto, Gissel, lo comprendo y siempre es bueno no guardar todos los huevos en una sola canasta, tienes razón.

      Eliminar
  6. Excelente artículo!! Muy intructivo e interesante! Un beso grande, Blanca.

    ResponderEliminar
  7. Absolutamente de acuerdo contigo, Blanca! Yo publiqué con editoriales mis dos primeras novelas. A finales de 2015 recuperé los derechos digitales de la segunda, Ellas y el sexo. La autopubliqué en Amazon, se posicionó muy bien en el Top Ventas de Humor y empezó a darme beneficios desde el primer mes. Conocido el panorama, no envié el manuscrito de la tercera a ninguna editorial. "En el fin de la Tierra" fue en directa a Amazon. Estoy encantada de haber tomado esa decisión. En absoluto me considero una autora de segunda fila por publicar en Amazon, como sugieren algunos por ahí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consta que tus novelas estás bien posicionadas en Amazon, llegan a muchos más lectores y también puedes venderlas en papel. Son todos beneficios, si lo comparamos con la publicación editorial.

      Eliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.