jueves, 28 de agosto de 2008

PLAGIO O INSPIRACIÓN


¿Alguna vez han tenido un libro en las manos y de repente una línea salta a la vista como un aviso de neón? Cuando sucede, de inmediato nuestra imaginación se dispara y corremos a desarrollar una idea que la bendita línea inspiró. No sé si les sucede a todos, pero en mi caso sí, algunas veces. También me he encontrado leyendo palabras o pensamientos muy similares a los míos, pero suelen ser toques fugaces, dentro de un contexto similar en el que no queda más remedio que coincidir. Cuando encuentro una frase que bien podría habérseme ocurrido, me cercioro de lo fácil que es redundar en literatura.

Pero es un motivo más para tratar de ser siempre originales, de que nuestras obras sean únicas, interesantes, inauditas, raras, extremas, y yendo más lejos: excepcionales. Es el íntimo deseo de cada escritor, ser recordado por la huella que dejó en un camino tan trillado donde muchos dicen que ya no hay nada más que inventar.

Uno de esos seres excepcionales fue José Asunción Silva. Poeta colombiano y escritor controversial como suelen ser los seres inteligentes. Su obra póstuma: “De sobremesa” marcó un hito en la literatura de su país, y en las letras sudamericanas. Tanto así que muchos años después, su obra sigue editándose y su paisano Gabriel García Márquez prologó una edición con un brillante estudio que empezando por el título, En busca del silva perdido, fue tan controversial como el mismo autor de “De sobremesa”.

Si José Asunción se levantase de su tumba vería que la polémica que levantó el título de su obra fue resuelta por un peculiar personaje chileno: JP Sánchez. Él simplemente se limitó a cambiarle el nombre.

Hoy “De sobremesa” se llama “La rosa africana”. Así de simple. Lo demás sigue igual.

Tal vez suene atorrante, pero es así. Una de las novelas más importantes de la literatura colombiana del siglo XIX, precursora en muchos aspectos de insignes autores de esta tierra de gracia, que es América, ha sido plagiada por un señor que se autodenomina escritor, y tiene cerca de una veintena de libros escritos no sé si por él, ya que sus blogs estaban repletos de cuentos plagiados, (uno de ellos a mí).

Pero como bien dice la editorial Bubok, el libro escrito por José Asunción Silva, pertenece ahora a JP Sánchez, pues según ellos el susodicho ha registrado la obra a su nombre.

Y para aclararme el panorama pusieron como ejemplo en el foro:

Queríamos comentaros también que, por poner un ejemplo concreto, el libro del Quijote puede publicarlo en Bubok cualquier autor, eso sí, sin cambiarle el título ni el nombre del autor, ya que debido a que el autor lleva más de 80 años muerto la obra está libre de derechos. No es posible, como hemos leído en este mismo post, cambiar el título a la obra.

No comprendo bien la aclaratoria, pues el caso es diferente, JP Sánchez sí cambió el título. Pero respeto muchísimo ese raciocinio, ya que procede ni más ni menos de gente que publica. Se supone que ellos son los que saben.

Lo triste de todo esto es que los que escribimos lo hacemos por amor, entregamos nuestra vida, nuestros momentos de ocio, nos convertimos en ermitaños, muchas veces lo único que vemos cuando logramos mantener los ojos abiertos tras largas horas de insomnio es la pantalla, y nuestra mente divaga entre historias, diálogos, trama, vidas ajenas, esperando dejar un rastro en el camino, la huella a la que me referí al empezar este artículo. Y a José Asunción Silva le borraron la huella de un solo plumazo.

Tal vez Gabriel García Márquez desee prologar “La rosa africana”. Le preguntaré. Y esto es literal.

Y por último, dejo parte del contrato que hace firmar Bubok a sus clientes:

OCTAVO.- FACULTADES DE REVISIÓN DE BUBOK: BUBOK podrá,
libremente y en cualquier momento en que lo decida, a iniciativa propia o a instancias de terceros, llevar a cabo una revisión de la OBRA y de sus contenidos para verificar que éstos no conculcan ni lesionan derechos de terceras personas ni valores ni principios éticos y morales esenciales.
En el supuesto de que BUBOK verifique que la OBRA y sus contenidos violan derechos de terceros o atentan contra derechos, valores y principios éticos y morales esenciales, podrá llevar a cabo la retirada de la OBRA de su plataforma on-line.
El AUTOR no podrá reclamar a BUBOK ningún tipo de indemnización por esta retirada.


Pero Bubok dice que ellos nada pueden hacer sin que exista una demanda de por medio.


Blanca Miosi

4 comentarios:

  1. Blanca, ni Bubok, ni Lulú... se molestaran nunca en revisar las obras que ponen a la venta, son demasiadas.

    si les haces cosquillas para que retiren algo te contestan chorradas, ya lo has visto.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Blanca!

    Ufffff! JP Sánchez es un sinvergüenza y un ladrón.

    Respecto a BUBOK y su "lavado de manos", escudándose en la falta de aplicación de justicia o un fallo legal al respecto, me permitiré "plagiar" una cita que no sé de quién es, pero que es una verdad como un templo: "La ley nos permite hacer lo que la conciencia, no"

    De todas formas, BUBOK está actuando con poca inteligencia. No sé si se habrán planteado el número de clientes que van a perder y segurián perdiendo. Yo desde luego no les voy a comprar ni un clavel, y a todo quien yo conozca o pueda acceder a darle mi opinión, le recomendaré que no les compre nada.
    Y no me sentiré mal por ello, porque para mí no tienen ningún respeto quienes sabiendo que JP Sánchez es un ladrón, no le retiran de su editorial. Es fácil corroborar que este señor ha plagiado no sólo obras tan conocidas como la que destacas, sino a través de los atropellos de los que habéis sido víctimas personas como tú, Blanca, y de quienes podemos dar testimonio de ser personas honradas.

    Yo también pondré un aviso en mi blog, para que todo el que entre, sepa que JP Sánchez es un plagiador, y que la editorial BUBOK conocedora de los hechos, no hizo nada al respecto.

    Besos, y ánimo!
    pepsi

    ResponderEliminar
  3. Hola!

    Vengo a rectificar mi comentario.Acabo de leer en: http://elkaos.bubok.com/libros-autor/pagina_8

    que BUBOK rectifica y le ha retirado su confianza a JP Sánchez.
    Por lo tanto, agradezco a esta editorial su proceder. Y me alegro mucho de que todo se vaya resolviendo.

    GRACIAS EDITORIAL BUBOK

    ResponderEliminar
  4. Es una gran noticia, Pepsi, ya dejé mi comentario más reciente aquí y en Proso.

    Mamen: no debemos perder las esperanzas, en la unión está la fuerza, y parece que Bubok es una editorial que está marcando pauta.

    Besos,

    Blanca

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.