Mi página web:

jueves, 10 de agosto de 2017

En cuestión de libros: ¿Eres barato o eres diferente?

Cuando en 2011 empecé a publicar en Amazon puse los precios de mis libros a US$ 0.99 porque era una práctica extendida entre los que empezaban a utilizar esa plataforma. Tomábamos el ejemplo de los norteamericanos que vendían enormes cantidades al precio mínimo y en buena cuenta, para ese momento fue una buena idea, porque yo deseaba que me leyeran, que mis libros se conocieran y logré mi objetivo.

Los tiempos han cambiado. Hoy vender a US$ 0.99 es un error de táctica. Hoy el precio mínimo se está situando en US$ 2.99 y la explicación es muy simple y abarca varios parámetros:
  1. Los lectores se han acostumbrado a que la lectura digital es tan valiosa (siempre y cuando el libro lo amerite) como el libro impreso. Es decir, tiene el mismo número de caracteres, la misma historia, no es una edición reducida como algunos pensaban, por lo tanto están mejor dispuestos a invertir un par de dólares más en la compra de un contenido digital.
  2. Debido a la enorme cantidad de obras subidas a Amazon hay mucho dónde escoger, incluyendo libros gratis, que en su mayoría no son muy buenos, con honrosas excepciones como los primeros números de las sagas que están tan de moda y que sirven para enganchar al lector. Esta variedad de títulos hace difícil dilucidar cuál libro puede ser mejor que otro. El lector entonces, opta por el camino más conocido: "Es barato, sí. Pero debe de ser malo". 
  3. Para este momento ya hay muchos lectores defraudados, incluyéndome.  Ahora prefiero comprar libros que ronden los US$ 4.00; o lo que es lo mismo en idioma gringo: US$ 3.99.
  4. Existe otro criterio o diría mejor, percepción: "Si el libro de un autor conocido tiene un precio demasiado bajo es porque: la edición no es muy buena, o es el peor de sus libros, o quién sabe qué misterioso motivo llevó a que lo ponga con un precio tan bajo". A lo largo de estos años los lectores ya tienen experiencia en la compra de libros, conocen más a los autores y han leído sus obras, y el próximo libro que lance, aunque esté con un precio un poco más elevado, lo comprarán, tomando en cuenta la brecha diferencial que aún existe entre un contenido digital y uno impreso.
  5. Por último está el factor económico: ¿a quién no le gusta ganar al menos dos dólares por libro vendido? Escribir, promocionar, y estar presente en las redes es un trabajo como cualquier otro, por lo tanto esperamos recibir alguna compensación. El que unos lo hagan mejor que otros, como en todo oficio, ya es cosa de cada cual y serán los lectores quienes decidirán si vale la pena comprar más libros del mismo autor.
Los lectores rara vez se fijan o les interesa si el escritor ha publicado a través de una editorial o si es independiente. Es más, creo que ni siquiera saben que en Amazon se venden libros publicados directamente. Ellos lo que buscan es un buen libro para leer, y si tienen un Kindle, un libro para descargar. El atractivo del formato digital es que en comparación de un libro impreso el precio juega un factor determinante, pero no debe ser tan barato que despierte sospechas, ni tan alto que se equipare a la versión impresa. Así que mi mejor consejo después observar el mercado literario digital, es evitar en lo posible vender los libros al precio mínimo permitido.

Hay un artículo muy interesante AQUÍ al respecto.

¡Hasta la próxima, amigos!

10 comentarios:

  1. Como lectora te puedo decir que ciertamente aparecen las dudas cuando ves el precio del libro, comparas su tamaño, lees la sinopsis y por supuesto miras la portada. Aparecen las suspicacias y las dudas, como tu bien dices, cuando peca de exceso o todo lo contrario. Personalmente no creo en las descargas gratuitas que ofrecen muchos escritores en Amazon, todo ello para posicionarse y verse en la lista de los más descargados. Como bien dices, escribir además de ser una vocación, una pasión y una asociación de emociones e historias del escritor, también es su trabajo, un esfuerzo que no sólo requiere de su imaginación, de su inspiración, sino además de su tiempo robado muchas veces a sus horas de sueño, a su familia, a su tiempo libre; y en muchas ocasiones no es ponerse delante de una hoja en blanco, es trabajo de documentación, corrección y mucho más. Por desgracia, el mundo gira en torno al dinero, y creo que se debe valorar un trabajo tan apasionante como es la del escritor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco estoy muy de acuerdo con las descargas gratuitas y los precios de oferta, a menos que sea a través de un Kindle Flash, porque los lectores las perciben como ofertas debido a su calidad dudosa. Las ofertas deben de tener un buen motivo: Día de la Madre, Navidad, etc. para que se justifiquen. Los precios que he indicado arriba son los que más se venden. Hoy por hoy una novela de 0.99 no es tomada en cuenta.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo. La primera apreciación de un libro no solo está en portada+sinopsis+tamaño, también está en el precio, y si este es demasiado bajo algunos lectores pensarán que es malo y no que lo tenemos en promoción. A veces hemos de pensar como lectores "externos", no como lectores "indies" que compramos a otros "indies", por lo que vemos lógico el precio de 0,99. Hemos de pensar como el lector que elige entre una gran oferta. ¿Acaso no se venden por millones los Iphone, tan caros, o los bolsos de marca? A veces la diferencia en calidad es poca con otras marcas y, en cambio, determinados tipos de comprador prefieren la mercancía "cara", porque le dan más "valor". Así pues, debemos dar a nuestro trabajo el valor que le corresponde. Valoremos nuestro trabajo y nos lo valorarán. Saludos, Blanca :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lector está dispuesto a pagar 4 euros por un buen libro digital. Creo que es un precio justo y enaltece al escritor. Un abrazo, Martha.

      Eliminar
  3. Muy interesante la perspectiva. Hay tantos factores a considerar para los autopublicados además de escribir! Diferenciarse y no morir en el intento es la clave; pero la pérdida de subcategorías en Amazon no parece colaborar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las subcategorías en amazon solo las ven los escritores. Los lectores rara vez entran a esas listas, menos ahora que casi todas las compras se hacen a través de móviles o celulares. Lo importante es escribir buenos libros y procurar mejorar cada vez más en beneficio de los lectores.

      Eliminar
  4. Completamente de acuerdo con todo lo expuesto aquí. Excelente artículo pues abre mucho nuestros ojos a una realidad que no deseamos admitir. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay autores que venden sus libros al precio mínimo en la creencia de que venderán más. Ya no es así.

      Eliminar
  5. Querida Blanca, esta vez difiero con tus explicaciones. Yo, novata en este gremio, he conseguido copar las primeras posiciones en las listas durante un año con un precio de 0.99 euros. Todo ello cómo estrategia de marca y consiguiendo grandes reseñas. No se decir cuál es el éxito de un libro pero a mí me funcionó bien. He de decir que simplemente intento facilitar el acceso a la lectura de mi libro en decremento de las ganancias, de las que no vivo. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No refuto lo que dices, Andrea. Siempre existen excepciones, también hay novelas románticas que se venden a ese precio y están en los primeros lugares de la lista general de bestsellers de ambos continentes. Sin ir más lejos una de mis novelas estuvo a ese precio durante año y medio ocupando el primer lugar en la lista general de bestsellers, pero de eso hace tres años. Me alegro muchísimo por ti si te ha funcionado esa estrategia, de verdad, querida amiga.

    ResponderEliminar


Me interesa saber tu opinión. Los comentarios anónimos serán anulados.