miércoles, 25 de noviembre de 2015

AMAZON en la FIL 2015 ¡Descarga el programa!

Amazon estará en el stand 117 de la zona Internacional, descarga el programa para que puedas asistir a los interesantes eventos que se llevarán a cabo durante los días 28 de noviembre al 6 de diciembre.
Habrá talleres para escritores, Booktubers en vivo, obsequios de libros impresos, firma de los topsellers, ¡y muchas actividades más!
Descarga el programa aquí >>>>>>PROGRAMA


martes, 17 de noviembre de 2015

¡Atención México, los escritores independientes presentes en la FIL 2015!

Este año 2015 por primera vez Amazon estará presente en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).
El stand que ocupará será el #117, en el Área Internacional entre las avenidas Ensayistas y Cronistas.
Estará dedicado a los Escritores Independientes, y todos los libros en papel que se exhiban serán obsequiados a los lectores. Una muestra más del apoyo que Amazon da a sus escritores KDP.

Los escritores Kristel Ralston, Favio Ayala, Susana Mohel y Fernando Trujillo firmarán libros y participarán de la agenda de actividades: 

· Firma de libros con top autores KDP: Fernando Trujillo Sanz, Favio Ayala, Kristel Ralston y Susana Mohel

· Cursos sobre nuestra plataforma de autopublicación: KDP (Kindle Direct Publishing)

· Booktubers en vivo

· Sesiones:

o Experiencias de autores KDP

o Mayor visibilidad, mayores ventas: La tecnología y redes sociales son tus aliados

o Kindle Unlimited: sesión para sacar el mayor provecho de este plan

o Aprender inglés con el método Vaughan, ahora en digital

· Actividad: Escribe con los 5 sentidos

· Trivia literaria: Participa para ganar un Kindle Paperwhite o cupones de regalo para comprar en Amazon.com.mx


¡Muchas gracias a Amazon por hacernos visibles!

Ahora no hay tiempos muertos. Hay tiempos Kindle

sábado, 7 de noviembre de 2015

¿Por qué Amazon tiene autores preferidos?

Antes y después del encuentro de escritores en Madrid organizado por Amazon he leído y me he enterado a través de otras personas, porque no acostumbro ir de muro en muro en Facebook, que siempre hay personas insatisfechas. Unos porque no fueron invitados al evento, otros porque piensan que Amazon me eligió como la autora que más vende en español porque sí, porque me tienen algún tipo de preferencia.

Amazon invitó a quienes tenía que invitar. Por otro lado el aviso salió en muchos perfiles de Facebook y yo misma me encargué de publicarlo varias veces al día en Twitter y Google+ y muchas otras personas, tan es así que hasta los que no eran escritores asistieron al evento.

En cuando a ser yo la primera en ventas, estuve hablando con Rex Czuba quien es la autoridad en esa empresa en lo que respecta a la autopublicación en nuestro idioma, y me confirmó que es así, porque le pregunté si era cierto. A mí me parecía increíble porque he visto autores que promocionan sus libros indicando cifras extraordinarias a las que yo no he llegado, a pesar de haber ocupado durante mucho tiempo el N°1 en el top general. Es verdad que la mayoría de mis obras llegaron a ese sitial en el ranking y por lo general se quedan un buen tiempo allí o entre los primeros, pero de ahí a ser la que más vende no me lo podía creer.

Me explicó que no se trataba de que él o un grupo de Amazon me hubiese elegido porque les parecía que debían hacerlo, fue porque los algoritmos indican eso, aparte de ser "La búsqueda" la novela más vendida en español de todos los tiempos, mis doce novelas vendían lo suficiente como para que en total, las que publico por Amazon como independiente incluyendo a las que publica la editorial por Amazon (El manuscrito I" y La última portada") soy la escritora que más vende en Amazon en español. Y recalcó que el o la escritora que está en segundo lugar está muy lejos de acercarse a mis cifras de venta. Lo cual me asombró más todavía.

Es cierto que en España no vendo tanto, no es mi mercado natural y deben ser pocos los lectores que me conocen o los escritores que deseen leer mis novelas exceptuando a mis amigos colegas, o a algunos lectores, pero el mercado formado por USA y México es muy extenso, y es allí donde mis novelas se compran. Sea por los temas que suelo escribir que no me encasillan dentro de un ámbito regional específico, o sea porque aquí están más acostumbrados al tipo de lenguaje que utilizo (aunque procuro españolizar en lo posible algunos términos),  esa es la realidad.

¿Qué quiero decir con todo esto?

Que es Amazon quien se ha fijado en las métricas de los resultados de mis novelas y es por ese motivo que de vez en cuando aparezco en las ofertas, promociones y Kindle Flash, No es porque Amazon me haya llevado arriba a fuerza de promocionarme. El asunto es al contrario. Tuve que ganarme ese privilegio. Primero vendí mucho y después Amazon empezó a promocionarme.

La otra pregunta sería: ¿Por qué vendo tanto? Si soy sincera con ustedes. No lo sé con exactitud. Algunos pueden creer que es porque me he creado una imagen ( una foto bastante atractiva con una flor) o porque escribo en mi blog sobre asuntos que interesan a los autores que están empezando, o a los que les interesa leer los temas que publico. También puede ser por la enorme promoción que hago a otros autores en Twitter y donde se me ocurra. Pero muchos hacen lo mismo y no pasa nada. Sinceramente no creo que sea porque soy una luminaria de las letras, porque me consta que hay escritores que lo hacen mucho mejor que yo. Y ahora que me han conocido en persona, muchos de los que me admiraban deben de estar desencantados al toparse en persona en el evento con una pequeña señora de anteojos que no tiene nada de especial.

He llegado a pensar que no es porque sea una gran literata. Aunque procuro que mis libros estén escritos de la mejor manera posible, tal vez sea porque toco temas diferentes y originales, no me repito ni copio el estilo de nadie, lo que escribo lo hago porque me gusta y siempre pensando en mis lectores, en lo que ellos sentirán al leer esas páginas. No me enconcho tras la caparazón de una tortuga creyéndome una gran escritora a la que tengan que entenderle sí o si, y los que no, pues allá ellos. Siento respeto por los lectores y trato de darles lo que intuyo podría gustarles, lo que no es escribir a pedido, de ninguna manera, porque no lo sabría hacer. Debe existir una simbiosis entre el tema que he decidido escribir y lo que sospecho podría interesar a un público saturado de erotismo, templarios, sectas secretas y zombies. Y no es que denigre de estos temas, pero hay un amplio público lector que dice que ya no leerá más de lo mismo.

Tal vez sea ese el motivo por el que el lector que empieza con uno de mis libros y le gusta, continúa leyendo los demás y tengo doce. Es otro punto importante para vender. Cuantos más libros se ofrecen más se venden.

Dicho esto creo que dejo aclarada la duda. No es que Amazon me prefiera y me ayude a vender. Yo me gané ese privilegio porque mis libros se vendían, y ellos como empresa de libros deben asegurarse de ofrecer lo que parece que más gusta a sus clientes lectores. ¿Que son una empresa que lo que le interesa es ganar dinero? Cierto. A nosotros también nos gusta cobrar por nuestros libros y ganar dinero

Claro que siempre existen excepciones y algunos lo hacen por el simple placer de ser leídos pero no son los casos que más abundan.

Agradezco una vez más a Amazon por darme la oportunidad de esparcir mis libros en la geografía mundial.

¡Hasta la próxima, amigos!

domingo, 1 de noviembre de 2015

La crónica de mis días en España

Para Europa Express
Pasé como una tromba por la puerta principal del COAM, (Colegio de Arquitectos de Madrid) y alguien se dio tiempo de ensartarme por la cabeza el collarín oficial con mi nombre y Amazon Academy, al tiempo que me decia que debía sentarme frente a unas cámaras, luces y acción de una televisora para contestar las preguntas de rigor. Y todo fue porque el reloj de la habitación del hotel tenía una hora cuarenta de retraso. ¿Qué tal? Fue la primera queja que hice cuando el hotel me envió el cuestionario para saber qué me había parecido mi estadía allí.
Pasado ese primer susto saludé como debe ser a Rex Czuba quien demostró una vez más tener un don de gentes inigualable. Después de las alocuciones de Koro Castellanos y Rex Czuba me tocó el turno, y viendo lo bien que lo habían hecho tuve que tratar de ponerme a la altura, no sé si quedaría bien, amigos, pero hice lo mejor que pude. La primera parte fue una improvisación según las directrices de Rex, porque yo no pensaba hablar de “La búsqueda”, pero él insistió en que debía hacerlo, así que ya ni recuerdo lo que dije. Lo demás sí porque lo llevaba anotado.
Con nuestro grandes: Rafael Costa,
Mercedes Pinto,
Kristel Ralston

Javier Valverde y Lola Mariné
Mi intervención
Después de aquello hubo una serie de eventos que ya todos deben saber por la agenda que Amazon hizo llegar a los invitados, lo único que puedo decir es que conocí en persona a tantos chicos y chicas con quienes me unía desde hace años una amistad virtual.
Mi guardaespaldas Italo Zanin

El evento solo sirvió para vernos las caras y darnos el ansiado abrazo, porque mi corazón ya los conocía. Eché en falta a Francisco Gijón, Enrique Laso, José Enrique Serrano, Jonas Cobos… y otros más ¡Cuánto me hubiera gustado conversar con ellos! También a nuestra lectora favorita Mercedes Añoto, pero las otras Mercedes,
Pepa Frayle, Antonia Corrales y Lola Mariné

Los desenfrenados de Amazon, incluyendo a Rex Czuba

Aquí Rocío Castrillo y Pepa Frayle tramando algo

El grupo de lectura más loco que conozco

Con Kristel, las únicas escritoras de estos lados

Jorge Magano, el ganador del año anterior y Myriam Millán, la ganadora actual, el otro guapo es Armando Rodera.

Con Delmi Anyó y su amiga


Del grupo de lectura: "Tardes en Sepia"

Aquí Manuel Navarro preguntando por una foto perdida.

Con Melody Ann la autora norteamericana millonaria en ventas 

Rafel Costa bien acompañado de Rocío Castrillo

Aquí todas arrejuntadas

Antonia Corrales y su inseparable paraguas rojo.
Con el guapo Lucas Barrera y mi queridísima Marlene Moleon

La Pinto y la insustituíble Gallego me hicieron sentir como en casa.
Mercedes Gallego no solo fue a recogerme al aeropuerto con su hermano Paco, sino que me invito a comer a su casa (almorzar), en donde mantuvimos una charla que aún llevo grabada en el alma. Es que es verdad lo que se presiente a distancia, cuando se conoce en persona a la gente solo es una confirmación de lo que ya se siente. También mi agradecimiento a Julio García Castillo y su esposa Mayte, con quienes junto a Mercedes Gallego pasé una preciosa velada en mi cumpleaños, el 29, aún tengo en el paladar el exquisito sabor de las gambas con alubias verdes hecha por Mayte y la espectacular tortilla de patatas española que nunca antes había probado. Y después de un vermouth, una copa de vino rojo y una de vino blanco, esa noche cerré con broche de oro mi cumpleaños con José Luis Palma, después de caminar por las calles de Madrid, una ciudad que nunca duerme, fuimos a brindar por mi natalicio. Nunca un cumpleaños más exquisito. Además comprobé que soy resistente a los tragos.
Con Rex Czuba en el Metro, Línea 1
Mi anfitriona, Mariana Diekmann también es una de las personas a quien debo agradecer el que mi estancia en Madrid haya sido estupenda, ¡gracias, Heberto e Iris Gamero por presentarme gente tan espectacular!
Los días se me fueron volando y apenas tuve tiempo de salir unas cuantas horas con Kristel Ralston, a quien le debo enseñarme las tiendas más espectaculares de la Gran Vía y el piso 9 de El Corte Inglés, desde donde hay una vista preciosa, y venden unas delicatesses exquisitas; también asistí al 24 Aniversario de el Diario El Siglo de Europa, por cortesía de Julio García Castillo, quien es articulista en su revista. Gracias a él obtuve una entrevista importante.
Estos días fueron vertiginosos, me vi en la tele, en los diarios, en las revistas, salió un artículo en El Economista de México (obra de la gente de Amazon) y vi que en un anuncio decían que había vendido en Amazon más que Ken Follet, ¡Qué barbaridad! Quién lo hubiera creído. Pero también tuve que callejear buscando los remedios y los encargos de los amigos, para lo cual me tomé unas horas de mi quinta mañana, así que salí sin rumbo fijo a perderme en esa gran ciudad. Pude conseguir la mayoría de las cosas, en otros casos quedé en regresar porque no contaban con la cantidad suficiente. Y lo de la tienda de mascotas fue alucinante, solo las abrían a partir de las 6 de la tarde. Pero gracias a mi empeño encontré una que me indicó una anciana que paseaba a su perrita y pude comprar las ampolletas contra las garrapatas para mi hijo Enrique. Es decir, para Ray, su perro.
Mi último día disponible lo pasé desayunando con Rex Czuba en el Café Gijón, un sitio emblemático, para después irnos a recorrer el metro hasta la Línea 1, en donde estaban los avisos que Amazon por primera vez en su historia autorizó para promocionar libros. En Estados Unidos es normal que todos sepan qué es Amazon y qué vende, es decir: de todo. Pero en España había que dar a conocer los productos, especialmente los libros, así que él sacó una selfie en donde salimos felices y satisfechos de que todo hubiera quedado perfecto.  Después fui retirar las medicinas pendientes en la farmacia y al mediodía ir a Alcalá de Henares con José Luis Palma.
Con mi galante caballero José Luis Palma

Una amiga espectacular: Marina Collazo.
Aquí debo hacer un aparte para referirme a José Luis. Tuve el privilegio de pasar muchas horas al lado de un hombre que conoce la historia de España desde los romanos hasta nuestros días, me hizo saber de qué clase de fibra están hechos los españoles, y comprenderlos mejor, un pueblo forjado a base de conquistas y conquistados, miles de años de historia apasionante, apabullante y admirable. Fue emocionante conocer la casa de Cervantes, la Universidad Complutence, (la verdadera) no la que se llevaron a Madrid; las antiguas iglesias y las calles empedradas, todas con mucha historia y un grado de conservación impresionante.
Esa noche a las 7:30 me esperaba Mercedes Gallego con un grupo de chicas lectoras en el Café Ruiz, cerca de la Glorieta de Bilbao, obviamente me perdí, porque es una zona donde no todo es lo que parece, pero fueron a mi rescate y al final me acompañaron casi hasta la misma puerta de la casa en la que me alojaba. Mi agradecimiento especial a Marina Collazo por el espectacular regalo que elaboró con sus propias manos: dos libretas con las carátulas de La búsqueda y El rastreador, y unos marcapáginas de tres de mis novelas, que alguien del grupo llamó marcapasos, y eso que solo había tomado una cerveza.
Obviamente esa noche no dormí. Tenía que dejar pasar las horas hasta las 4:30am, hora en que pasaría el taxi a llevarme al aeropuerto, así que me entretuve en Internet y terminé de arreglar como pude todo lo que cabía en mis maletas.

Muchas gracias, Amazon, muchas gracias España, muchas gracias amigos, los españoles son increíbles.
¡Hasta la próxima, amigos!